Prohibición fumar en lugares públicos

Salud pública. Fumadores pasivos. Tabaquismo

  • Enviado por: Vanesa Múgica.
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


¿se debe prohibir el fumar en lugares públicos?

Hoy en día se plantea en muchos lugares y en muchos momentos de la vida social , el prohibir fumar en lugares públicos. De algunas de estas personas que opinan acerca de este dilema , las hay que apoyan la libertad para poder fumar en cualquier lugar y en cualquier momento.Es verdad que todos defendemos nuestro derecho a ser libres y que uno se siente ofendido e incluso en algunos casos marginado, si no se le respeta la propia libertad. Por ello, porque cada ser es libre y el acto de fumar en sí es personal e individual, se puede considerar en un remoto caso de consideración, como algo personal y que no atañe a nadie más que a cada fumador, de forma individual. Por otra parte también esta postura puede basarse en que los lugares públicos son para cualquier tipo de persona, y que por ello teóricamente los fumadores deberían poder estar presentes.

No obstante, retomando la idea de la libertad que a todos nos pertenece , hay que recalcar que la libertad no existe si no se respeta la del otro. Si el obrar de forma libre hace que no respete la libertad del otro ser no existe entonces el concepto de libertad. En otras palabras, y ajustándome al tema del tabaco , lo que quiero decir es que por el hecho de que yo fume en un lugar público obligo a la persona de al lado a fumar de forma pasiva. Por ello , porque estoy obligando a alguien a hacer algo que no quiere ,estoy privando a esa persona de su liberta; algo lo cual no nos gustaría nadie ver perder de forma automática cada vez que una persona fumase en nuestra presencia. De esta forma la libertad es para algunos eventual y carece de la importancia que la caracteriza ,ya que las personas fumadoras no valoran lo suficiente la importancia de los demás.

Anteriormente también he citado lo que se podría definir como lugar público . Retomando lo dicho se deduce que puede permanecer en ellos cualquier fumador pero también es cierto que lo puede hacer cualquier otra persona no fumadora y con todo el derecho a pedir que no se fume e ese lugar. Lo que defiende el fumador pasivo en este caso, no es algo para su propio provecho sino que es para hacer que se respete tanto la libertad de las personas como la propia integridad física de cada uno. Si el intento de abstenerse de fumar es difícil ,el curar a una persona enferma de cáncer por ser fumador pasivo es casi imposible por no decir del todo imposible. En algunos casos bastante abundantes desgraciadamente el final de esa vida humana es inevitable. Está científicamente demostrado que el ser fumador pasivo es nocivo. Por su parte las Autoridades advierten de diversas formas que el tabaco perjudica seriamente la salud. Claramente está probado que el tabaco perjudica de igual manera individualmente y conjuntamente a otras personas no fumadoras. Por ello , de igual manera que se castiga a una

persona por envenenar la comida de otra, ¿por qué no castigar prohibiendo fumar en los lugares públicos , a los fumadores que contaminan la vida de los pasivos?

De cualquier manera el prohibir fumar en lugares públicos, más que un castigo , como se podría interpretar en un primer momento partiendo de previas frases, es algo beneficioso para todos , sanitariamente hablando,. Sería de agradecer tanto para fumadores como para no fumadores.Por una parte los fumadores pasivos respirarían en este tipo de.lugares el aire limpio que necesitan para dar salud a su cuerpo. Y por una segunda parte los fumadores activos disminuirían las dosis de nicotina y de otras substancias que sus cuerpos deben asimilar. Seguramente no se erradicaría el consumo masivo de tabaco , pero de alguna manera el prohibir fumar en lugares públicos , que son muchos, lo que se estaría haciendo es obligar al fumador a bajar su consumo diario de tabaco.De la misma forma el fumador se estaría beneficiando de no sufrir muchas enfermedades ,y poco a poco se libraría de una salud de baja calidad y de su dependencia que no es más que otra enfermedad psicológica.

Por todo ello y en especial porque nos beneficiaría a todos , se tiene que aprobar una ley o se debe de tomar una medida que no permita fumar en ningún lugar público.