Producción

Economía. Comercio. Comunidad primitiva. Modo asiático de producción. Capitalismo. Mercancías. Libre competencia. Imperialismo. Socialismo. Desarrollo. Subdesarrollo. Dependencia. Atraso

  • Enviado por: Jorge Gustavo Galicia Jarrin
  • Idioma: castellano
  • País: Estados Unidos Estados Unidos
  • 13 páginas
publicidad
cursos destacados
MBAi- Máster en Dirección de Empresas de Internet
IEBS
Adelanta el mercado laboral y desarrolla los conocimientos para la nueva realidad. Hoy día, pocas empresas pueden...
Solicita InformaciÓn

Especialista en Marketing Estratégico
CCC Online
CCC ha desarrollado en colaboración con CESDE (Centro de Estudios Superiores de la Empresa) el curso de Marketing...
Solicita InformaciÓn

publicidad

MODOS DE PRODUCCIÓN

Comunidad primitiva

La mayoría de los científicos que han estudiado el tema afirman que el Sistema Planetario Solar y, por lo tanto, la Tierra, tienen una edad aproximada de 4 600 millones de años y que la vida empezó hace apenas 600 millones de años

Pero, ¿cuándo surgió la vida humana?

Se calcula que hace 600 000 anos apareció el Horno Sapiens~ aunque la existencia de vida humana se calcula en 25 000 años. Este periodo representa la historia del hombre, a pesar de que hace sólo unos 5 000 años, 105 seres humanos inventaron la escritura, con lo que comenzó

la historia escrita y la civilización tioreció considerablemente, por lo menos en algunas

Partes del mundo.

La comunidad primitiva es precisamente la primera forma en que los hombres se organizan para satisfacer sus necesidades. La comunidad primitiva surge con el hombre mismo.

Cuando empieza a desarrollarse la sociedad, también aparece la comunidad primitiva que va a durar miles de años, hasta que los hombres desarrollen sus fuerzas productivas y sus relaciones sociales de producción (y con ello alcanzarán un nivel de vida superior.

En el comienzo, los hombres eran semisalvajes y se hallaban indefensos ante las fuerzas de la naturaleza. Se alimentaban principalmente de los vegetales que encontraban en el naturaleza, tales como raíces, frutos silvestres, nueces, etcétera.

El hombre fue nómada al principio porque dependía directamente de lo que la naturaleza le proporcionaba; se dedicaba a la recolección de frutos y a la caza y pesca, siguiendo el curso de los ríos (ya que también necesitaba agua).

La estructura económica (conjunto de relaciones sociales de producción) de la comunidad primitiva era, como su nombre lo dice, atrasada y primitiva; como los hombres todavía no dominaban la naturaleza, dependían mucho de ella.

En esta sociedad de comunidad primitiva existía propiedad colectiva de los medios de producción, por lo que la producción también se realizaba en forma conjunta (trabajo comunitario. Todo esto trajo como consecuencia la distribución comunitaria de los bienes.

El párrafo anterior es, de hecho, la ley económica de la comunirlad primitiva que representa las características fundamentales de dicho modo de producción.

Al no existir la propiedad privada de los medios de producción, tampoco existen las clases sociales y, por tanto, las relaciones sociales de producción de la comunidad primitiva son relaciones de cooperación y ayuda mutua, relaciones armónicas; es decir, no existe la explotación del hombre por el hombre.

Y no cxiste la explotación del hombre por el hombre porque se produce apenas lo nccesario para satisfacer las necesidades de la sociedad; es una sociedad de autoconsumo (todo lo que produce lo consume), de autosubsistencia.

Esta sociedad produce sólo bienes que se consumen casi inmediatamente, no ~ produce excedente económico; por tanto, no hay explotación ni clases sociales.

Los instrumentos de producción van desde la simple piedra en estado natural (Eciic; de piedra), luego tallada y pulida; posteriormente se utilizan los metales (Edad de ~ metales): cobre, bronce y hierro, hasta llegar a elaborar hachas, arcos, cuchillos y otro~ instrumentos.

Al mejorarse los instrumentos de producción se crea la división natural del trabaj~ determinada por el sexo y la edad. Las mujeres hacían ciertos trabajos, los niños otros v desde luego los hombres el suyo.

La mujer juega un papel importante en esta sociedad ya que es la encargada de distribución de la producción, lo que le da una importancia económica y también política. Y esto nos lleva al matriarcado, característica decisiva y fundamental en los asunto de la sociedad.

Esta sociedad sigue su desarrollo hasta que aparece la primera división social de trabajo: los que se dedican a la caza y la pesca y los que se dedican a la agricultura pastoreo (aunque siguen siendo nómadas, ya que dependían del abasto de agua, y la agricultura era muy rudimentaria). Sin embargo, esta división social del trabajo permite el aumento de la producción y de la productividad, como se aprecia en este esquema:

Al continuar la sociedad su desarrollo, se va produciendo más de lo que ésta necesit para su subsistencia, y se crea así el excedente económico. Esto va a hacer posible el intercambio (trueque) y surgen los mercaderes, lo que representa la tercera división social del trabajo.

Al mismo tiempo, la propiedad colectiva de los medios de producción va evolucio-nando y pasa de la propiedad colectiva a la familiar, llegando hasta la propiedad privado de los medios de producción.

No hay que olvidar que la sociedad está en consiante desarrollo, cambiando y evolucionando hacia forrn& dc urganización superiores, por lo cual ciertas caracterislicas van desapareciendn para dar paso a otras.

Esta tercera división social del trabajo se da ya en el esclavismo.

Se ha remarcado insistentemente que se trata de propiedad sobre medios de produc-ción, lo cual es muy diferente de la propiedad personal, destinada a satisfacer necesida-des personales de consumo. Por tanto, no hay que confundirlas.

A cada modo de producción le corresponde también una superestructura; es decir, un conjunto de concepciones (políticas, religiosas, ideológicas) que el hombre tiene de sí mismo y del universo. La superestructura no la analizaremos aquí, debido a que sólo nos interesan las características de la estructura económica de cada modo de producción.

A cada modo de producción le corresponde también un periodo de transición, don-de las características del antiguo modo de producción van desapareciendo al mismo tiempo que aparecen las nuevas características de un modo de producción más desarro-llado.

El periodo de transición puede durar un tiempo largo según se vayan desarrollando las fuerzas productivas y las relaciones sociales de producción. La importancia dc este periodo está en la desaparición de formas atrasadas y la aparición de formas sociales más desarrolladas.

Así, al incrementarse la producción debido a la división social del trabajo y la espe-cialización del mismo (que aumenta la productividad) surge el excedente económico. En la comunidad primitiva es posible apropiarse de él y de intercambiarlo. Nacen así las clases sociales, dando paso a nuevas relaciones sociales de producción, todo lo cual representa el periodo de transición de la comunidad primitiva al esclavismo.

Modo asiático de producción

Antes de que hablemos de esclavismo es necesario dedicar algunas líneas al modo asiá-tico de producción, también llamado por algunos régimen despótico-tributario, que se desarrolló en algunas regiones de Asia (Egipto, Persia, Indostán, etc.) a consecuencia de la desintegración del régimen de comunidad primitiva.

La importancia dcl modo asiático de producción radica en que es un sistema precapitalista con rasgos similares a varios modos de producción, siendo sin embargo diferente a ellos.Algunas de sus características las encontramos en la América prehispánica, concretamente en los aztecas, por lo que aumenta su importancia.

En las comunidades que vivieron bajo el modo asiático de producción se da la propiedad común de la tierra y otros instrumentos de producción. Sin embargo:

El modo de producción asiático no se confunde con la comunidad primitiva, puesto que su funcionamiento implica y desarrolla la explotación del hombre por el hombre, la formación de una clase dominante, y aparece más bien como una forma de evolución y de disolución de las comunidades primitivas ligadas a nuevas formas de producción como la agricultura se-dentaria, la intensificación de la ganadería, el uso de metales, etcétera.

Aquí encontramos ya algunas características que lo diferencian de la comunidad primitiva. ¿Cuáles son esas características?

a) Existe la explotación del hombre por el hombre.

b) Existe una clase dominante (por tanto, habrá clases dominadas).

c) Está ligado a formas de producción más desarrolladas: agricultura y ganadería, etcétera.

Otra característica importante del modo de producción asiático es que una comunidad explota colectivamente a otra comunidad. Marx llamó esclavitud general" a esta forma de explotación que se diferencia del esclavismo porque en la esclavitud general no hay dependencia personal, existiendo la libertad personal del individuo. Entonces, ¿por qué se da la explotación de una comunidad por otra?

Principalmente por la guerra, la comunidad vencedora explota a la comunidad ven-cida por medio del pago de tributos o bien esclavizando a sus miembros para que traba-jen las tierras de los vencedores.

Pero el esclavo o siervo no trabaja las tierras de alguien en especial, trabaja las tierras de la comunidad ya que éstas se explotan en forma colectiva.

En este modo de producción existe un soberano, que es el representante de toda la Co-munidad y recibe el nombre de déspota el cual personifica a todos los miembros de la comunidad y se encarga de cobrar los tributos y exacciones que las comunidades sometidas deben pagar. Por eso también se le llama régimen despótico tributario.

No hay que olvidar que la existencia de este modo de producción se basa en la

producción generalizada de excedente y que, aun cuando existe explotación del hombre por el hombre, ésta no es personal, sino colectiva con base en la forma de propiedad de la comunidad.

Desintegrada la sociedad de comunidad primitiva, las fuerzas productivas crean las con-diciones para que se modifiquen las viejas relaciones sociales de producción. Ello da origen a una nueva organización social con rasgos propios y que se conoce com esclavismo

Muchas culturas se desarrollaron bajo el modo de producción esclavista como la egip-cia, babilónica, fenicia. Aunque sin lugar a dudas las más importantes fueron la griega y la romana por todos sus aportes culturales a la humanidad.

Aquí sólo señalaremos los rasgos económicos fundamentales y más generales del modo de producción esclavista que nos permitan una mayor comprensión de su funcio-namiento.

En el esclavismo aparece y se desarrolla la propiedad privada de los medios de producción. La propiedad se da sobre el producto total y sobre el propio productor (es-clavo).

Aparecen dos clases sociales fundamentales y antagónicas: los esclavistas que son los dueíios de los medios de producción y los esclavos que no son propietarios de los medios de producción.

¿A qué se debe la aparición de estas dos clases sociales? Se debe a la producción y desarrollo del excedente económico del cual se apropia una clase social, convirtiéndose en poseedora de los medios de produccion.

Esta apropiación de los medios de producción permite la explotación del hombre por el hombre y el aumento de la producción y productividad.

La base de la producción es el esclavo que realiza las actividades productivas.

La existencia de esclavos que se dedican a las labores productivas propiamente dichas permite la existencia de ciertas clases que cultivan la filosofía, la astronomía, las matemá-ticas y otras ciencias, por lo que el florecimiento cultural de esta época es muy vasto.

Las fuerzas productivas se desarrollan ampliamente durante el modo de producción esclavista; como prueba de ello tenemos:

a) El desarrollo de la agricultura en Egipto alcanzó niveles muy altos, establecién-dose nuevos cultivos como el trigo, la avena y el mijo.

h) La construcción alcanzó grandes niveles; prueba de ello son las pirámides y tumbas egipcias.

c) Se desarrolla la ganadería, cobrando auge la curtiduría de pieles usadas para vestir, como ornamento y auxiliar en la construcción.

d) Es notable la utilización de piedras preciosas como rubíes y diamantes para producir taladros y otros instrumentos para cortar y perforar.

e) Los sistemas de riego fueron muy importantes en la época, abarcando la capta-ción, conducción y distribución del agua para la agricultura y la ganadería.

El comercio se desarrolló ampliamente en el esclavismo, apareciendo un grupo de gente que se va a dedicar a esta actividad: los mercaderes. Asimismo, apareció y se desarrolló la moneda que facilita el intercambio de productos.

Las relaciones sociales de producción esclavas fueron de explotación, basadas en la propiedad privada de los medios de producción, del producto total y del productor.

La sociedad esclavista alcanzó su máximo esplendor en Grecia y posteriormente en el Imperio Romano. (El esclavismo duró hasta la desintegración del Imperio Romano, aproximadamente hacia el siglo v de nuestra era.)

El trabajo de los esclavos no era altamente productivo debido a su escaso interés por el trabajo y porque nada les pertenecía. Se requería, pues, una gran cantidad de esclavos (los cuales escaseaban) para que fuera rentable su explotación. Todo esto originó rebeliones de esclavos que no estaban de acuerdo con su posición y querían cambiar para mejorar. En esta etapa se da el periodo de transición del esclavismo al feudalismo.

'Surgió entonces la necesidad histórica de sustituir las relaciones de producción esclavistas por otras que modificasen la situación de los esclavos, la principal fuerza productiva de la sociedad.

Muchos esclavos fueron liberados, repartiéndoseles la tierra para que la cultivasen a cambio de un tributo. Estos esclavos liberados son los colonos, que son el antecedente de los siervos feudales.

En tales circunstancias los colonos fueron los antecesores de los campesinos siervos medievales. Así, en el seno mismo del régimen esclavista comenzó el modo feudal de producción.

La desintegración del esclavismo básicamente tiene dos causas principales:

La descomposición interna del régimen esclavista por sus contradicciones. La invasión de los pueblos bárbaros del norte de Europa al Imperio Romano.

Estos elementos traen como consecuencia la implantación del modo de producción feudal.

El feudalismo es el régimen característico de la Edad Media europea. Su importancia ahí radica en que constituye la forma de la que nacerá el sistema predominante hoy en la mayo. parte del mundo, el capitalista...

Los jefes militares de los pueblos conquistadores fueron repartiendo la tierra a sus súbditos leales, a sus incondicionales que en esta forma llegaron a dominar importantes

porciones de tierra Al mismo tiempo, muchos pequeños campesinos libres se fueron reuniendo alrededor de un gran señor para que les diera protección.

Surgen así dos instituciones fundamentales del desarrollo feudal:

a) El feudo.

b) La servidumbre.

El feudo es una porción de tierra más o menos amplia que le pertenece hereditariamente a un señor a cambio de que preste servicios militares al rey o a los jefe':

militares de más alta jerarquía. Este señor feudal ejerce un gran poder económico \ político sobre sus tierras.

El señor feudal entrega porciones de tierra a los siervos para que la cultiven a cam-bio de una rento o tributo.

La servidumbre es la forma que asumen las relaciones sociales de producción du-rante el feudalismo. Se basa en la existencia de dos clases sociales fundamentales \ antagónicas:

a) Los señores feudales, dueños de los principales medios de producción: la tierra. el molino, etcétera.

b) Los siervos, que sólo son dueños de sus instrumentos de labranza y que tienen que pagar una renta al señor feudal.

La servidumbre es una relación diferente al esclavismo, si bien el siervo no es un hombre completamente libre, tampoco es un esclavo. Más que pertenecerle al señor feudal, el siervo está sujeto a la tierra y, cuando las tierras pasan a ser propiedad de otro señor feudal, los siervos siguen en sus tierras.

La servidumbre implica una relación de explotación basada en la propiedad privada de los medios de producción. La forma que asume la explotación en el feudalismo es la rv'i'ía de ¡u tierra que se da en tres formas:

En especie, entregando una parte de la cosecha al señor feudal; también se le llama censo de frutos.

En trabajo, cuando los siervos van a trabajar durante algunos días de la semana a las tierras del señor feudal.

En dinero, cuando los señores feudales empiezan a cobrar a sus siervos la renta en dinero, cosa que ocurre ya en la transición del feudalismo al capitalismo. También existe una combinación de las tres cosas.

En esta forma, la base del desarrollo del sistema feudal la encontramos en el trabajo de los siervos.

El tiempo dc trabajo del campesino siervo se dividía en dos partes: trabajo necesario y trabajo adicional. Durante el tiempo de trabajo necesario, el campesino producía el producto indispensable para su propia existencia y la de su familia. Durante el tiempo de trabajo adicional producía el plus producto, del cual se aprupiaha el señor feudal en calidad dc renta del suelo (renta en trabajo, renta en especie y dinero). La explotación de los señores feudales bajo cl sistema dc renta del suelo constituyó el carácter fundamental del feudalismo en la historia de todos los pueblos.

Algunas otras características importantes del feudalismo son:

El feudalismo era un sistema natural, cerrado: se producía para satisfacer las necesidades del feudo, no para negociar o comerciar.

Era una economía rural: la actividad principal era la agricultura alrededor de la cual florecieron los oficios (que muchas veces realizaban los propios campesi-nos siervos).

En la sociedad medieval, y sobre todo en los primeros siglos de ella, la producción estaba destinada principalmente al consumo propio, a satisfacer sólo las necesidades del productor y de su familia. Y allí donde, como acontecía en el campo, subsistían relaciones personales de vasallaje, contribuía también a satisfacer las necesidades dcl señor feudal. No se producía. pues, intercambio algtiiio, ni los productos revestían, por lo tanto, el carácter de mercancías. La familia dcl labrador producía casi todos los objetos que necesitaba: aperos, ropa y víveres.

No se producían mercancías (bienes para intercambiarse) en el feudalismo, por lo que casi no se desarrolla el comercio en esta época. El comercio y el uso del dinero vuelven a ser importantes en la época de transición del feudalismo al capitalismo.

Las ciudades surgen cuando se desarrollan los burgos a orillas de los feudos, repre-sentando centros comerciales y artesanales.

La producción artesanal de los burgos se realiza en los talleres artesanales, los cuales están organizados jerárquicamente en maestros, oficiales y aprendices.

Además los oficios están organizados en gremios representados por un santo pa-trono. El comercio está organizado en gildas.

El sistema feudal dura aproximadamente lo que dura la Edad Media, del siglo v al Xv de nuestra era.

Las formas feudales van desapareciendo gradualmente para dar paso a relaciones sociales de producción más desarrolladas y que darán paso a un nuevo modo de produc-ción: el capitalismo. Este periodo es el de transición del feudalismo al capitalismo.

En la época del feudalismo se fomentó poco a poco la producción mercantil simple, es decir, la producción de mercancías para el cambio. Producción que se basaba en la propiedad privada de los medios de producción y en el trabajo personal. Entre los productores de mercancías tenía lugar una encarnizada lucha de competencia, que producía la diferenciación en pobres y ricos, tanto en la ciudad como en el campo. Al ampliarse el mercado, los productores más o menos importantes pasaron a emplear más y más campesinos y artesanos arruinados. Así fue-ron cristalizándose las relaciones capitalistas en las entrañas del feudalismo.

Capitalismo

En los últimos siglos del feudalismo se dio una serie de cambios importantes que susti-tuirían la estructura feudal dominante por una nueva, la capitalista.

Algunos de estos cambios fueron:

Ampliación de la producción y productividad en los centros artesanales: los burgos, antecedente de las ciudades.

Amplio desarrollo del comercio basado en la producción de mercancías que ya se realizaba en las ciudades.

Desarrollo del capital comercial que concentra recursos para ampliar la produc-ción y el comercio.

El desarrollo en Inglaterra de lo que Marx llamó acumulación originarla del capital. E Desarrollo de mercados locales y regionales hasta llegar a la formación de merca-dos nacionales.

Los descubrimientos geográficos permitieron el ensanchamiento del comercio y, por lo tanto, la producción de mercancías se amplió, ayudando a la formación del mercado mundial. Se desarrolló el sistema colonial.

Todo el desarrollo cultural de los siglos xv, xvi y parte del xvii, llamado Renaci-miento, y que contribuye junto con los movimientos religiosos al desarrollo del nuevo sistema económico.

Un elemento importante para entender la transición del feudalismo al capitalismo lo constituyen las revoluciones burguesas que acabaron con el poder de los señores feudales, instaurando el poder de la burguesía.

Producción y mercancías

La producción generalizada de mercancías es una condición indispensable para el desarro-lío del capitalismo. La producción de mercancías ha tenido tres formas históricas básicas:

La producción mercantil simple. Es la producción de mercancías basada en la propiedad privada de los medios de producción y en el trabajo personal. No hay que olvidar que la mercancía es un bien que se produce para el intercambio y no para el consumo directo del productor. La producción artesanal que se da en la transición del feudalismo al capitalismo es producción mercantil simple y es la pri-mera forma histórica de la producción de mercancías.

La manufactura. La producción netamente manufacturera (etimológicamente, ma-nufactura quiere decir "hecho con la mano"), ocurrió al comenzar a desarrollarse esta forma productiva. La producción manufacturera es el paso intermedio entre la producción mercantil simple y la producción maquinizada. En la manufactura, el trabajador se va a encargar de un solo proceso o fase de la producción, lo que trae como consecuencia una mayor especialización y habilidad de los trabajadores. Esto a su vez hace aumentar la productividad y disminuir los costos del producto final. La manufactura crea la división social del trabajo dentro de una misma espe-cialidad o rama productiva. Otra consecuencia importante de la manufactura es la concentración de los medios de producción (capital) en el capitalista.

Producción maquinizada. Cuando los trabajadores se dedican a un solo proceso o procesos conexos de la producción, aumenta la especialización del trabajador y de las propias herramientas. Algunos autores hablan de producción automatizada como cuarta forma de producción.

La aplicación de operaciones repetitivas del trabajador y de las herramientas trae como consecuencia la máquina, que se va a encargar precisamente de realizar dichas operaciones repetitivas. El desarrollo de la máquina se da sobre todo a partir de la Revo-lución Industrial (siglos XVIII y Xix).

La máquina ha seguido evolucionando hasta llegar a la automatización y la computan-zación en los procesos productivos que siguen basándose en el principio de la maquinaria:

realizar operaciones repetitivas.

Fases históricas del capitalismo

El sistema capitalista ha atravesado por dos fases históricas:

Premonopolista o de libre competencia que abarca del siglo XVI al último tercio del siglo xix.

Imperialista o monopolista, que abarca del último tercio del siglo xix a nuestros días.

LIBRE COMPETENCIA

La fase premonopolista o de libre competencia, como su nombre lo indica, se basa en la

competencia entre capitalistas. En un principio los capitalistas tenían su capital en la es-fera del comercio; por eso muchos autores lo llamaron capitalismo comercial.

Este capital comercial fue ampliando sus funciones hasta abarcar la esfera de la producción propiamente dicha.

Las formas de producción de mercancías en esta fase fueron la producción mercantil simple y sobre todo la manufactura. A fines del siglo XVIII, la producción maquinizada cobró gran auge.

La competencia entre capitalistas se basaba en el costo de los productos y la calidad de los mismos. En este periodo predominan las sociedades anónimas como forma de organización capitalista.

El capital se concentra y acumula en pocas manos, llegando incluso hasta la fusión de empresas que no podían mantenerse en la competencia. En esta forma las empresas fueron creciendo, lo mismo que los capitales, hasta llegar a formar grandes corporacio-nes con gran capital manejadas por unos cuantos capitalistas.

Hemos venido hablando de capital, pero no lo hemos definido.

¿Qué es el capital? El capital es la característica principal del sistema capitalista. Es todo aquello que se puede producir desde el punto de vista económico. Pero el capital no es solamente un objeto económico. El capital es ante todo una relación social de producción.

El capital es:

una relación entre la clase de los capitalistas, que poseen los medios de producción, y la clase obrera, que carece de dichos medios y, en consecuencia, se ve obligada a subsistir vendiendo su fuerza de trabajo a los capitatistas, a los que de este modo enriquece.

IMPERIALISMO

La fase imperialista abarca del último tercio del siglo XIX hasta nuestros días. El impe-rialismo fue llamado por Lenin "fase superior del capitalismo.

Lenin fue precisamente uno de los estudiosos del fenómeno imperialista. Los cinco rasgos que definen el imperialismo, según él, son:

1) La concentración de la producción y del capital llegada hasta un grado tan elevado de

desarrotlo, que ha creado tos monopolios, que desempeñan un papel decisivo en la vida económica;

2) La fusión del capital bancario con el industrial y la creación, sobre la base de este capital financiero, de la oligarqula financiera;

3) La exportación de capital, a diferencia de la exportación de mercancías, adquiere una importancia particular;

4) La formación de asociaciones internacionales monopolistas de capitatistas, las cuales se reparten el mundo; y

5) La terminación del reparto territorial del mundo entre las potencias capitalistas más importantes."'5

Por tanto, una definición del imperialismo según el propio Lenin es:

'El imperialismo es el capitalismo en la fase de desarrollo en la cual ha tomado cuerpo la dominación de los monopolios y del capital financiero, ha adquirido una importancia de primer orden la exportación del capital, ha empezado el reparto del mundo por los trusís internacionales y ha terminado el reparto de todo el territorio del mismo entre los paises capitalistas más importantes.

En la fase imperialista los monopolios dominan la vida económica, con lo cual se incrementa notablemente la concentración del capital y el dominio de las fuentes de materias primas. Al mismo tiempo, las inversiones extranjeras y la deuda externa siguen creciendo (exportación de capitales).

El imperialismo implica también una nueva forma de dominación de unos países sobre otros, lo que puede ser considerado como neocolonialismo.

El capitalismo durante la fase imperialista se sigue desarrollando ampliamente, aun-que es un desarrollo cada vez más desigual, ensanchándose la brecha entre países desa-rrollados y atrasados (subdesarrollados).17

Características del capitalismo

En este apartado vamos a exponer las principales características económicas del sistema capitalista, aunque sin detenernos en ellas, ya que a lo largo del texto analizaremos el funcionamiento del sistema capitalista.

Las características principales del capitalismo (que operan en las dos fases históricas: libre competencia e imperialismo) son:

Existe propiedad privada sobre los medios de producción (igual que en el esclavismo y feudalismo).

Existen dos clases sociales fundamentales y antagónicas: la burguesía y el proleta- riado. La primera es la dueña de los medios de producción y la segunda tiene que vender su fuerza de trabajo a la primera para poder subsistir.

De la relación de ambas clases surge y se desarrolla el capital que poseen los capitalistas o burgueses.

Las relaciones sociales de producción son de explotación con base en la propiedad privada de los medios de producción.

La forma de explotación es la plusvalía extraída del trabajo de los obreros y de la cual se apropia el capitalista por ser el dueño de los medios de producción.

En el capitalismo existe la producción generalizada de mercancías y, por tanto, el desarrollo del comercio, del mercado y de una economía monetaria.

El fin del capitalista es la obtención de ganancias y no la satisfacción de necesida- des sociales.

Existe anarquía de la producción porque cada capitalista decide qué, cuánto y dónde producir e invertir.

La propia anarquía de la producción crea crisis periódicas. La economía capitalis-ta fluctúa en ciclos económicos.

La inflación y el desempleo son inherentes al funcionamiento del sistema capita- lista, aunque también existen periodos de estabilidad relativa.

El desarrollo económico de la ciudad y del campo es desigual.

La contradicción principal del capitalismo se da por el carácter social de la pro- ducción y la apropiación privada de las ganancias.

Capitalismo de Estado y capitalismo monopolista de Estado

En el capitalismo la intervención del Estado en la economía por medio de la política económica es fundamental para tratar de detener las crisis que afectan al sistema, sobre todo después de la crisis de 1929.

Debido a que el sistema capitalista necesita para su funcionamiento la intervención económica del Estado, el sistema fue evolucionando hasta convertirse en capitalismo de Estado.

El capitalismo de Estado es la intervención directa del Estado en la economía a través de múltiples modalidades como son: la propiedad del Estado de ciertas empresas, asociación con capitales privados nacionales, asociación con capitales privados extranje-ros, etcétera.

Es decir, la función principal del Estado dentro del capitalismo de Estado es la protección del capital en general.

Las empresas estatales dentro del capitalismo de Estado no son las más importantes del país, sino que simplemente complementan y refuerzan las empresas en manos de los capitalistas privados.

Cuando el capitalismo monopolista se ha desarrollado y los monopolios dominan la vida económica, el capitalismo de Estado evoluciona hasta convertirse en capitalismo monopolista (le Estado.

El capitalismo monopolista de Estado es la intervención directa del Estado en la economía en la fase del capitalismo monopolista (imperialista). Es la fusión dc monopo-lios privados con monopolios estatales.

La intervención estatal favorece directamente a los grandes monopolios privados. tanto nacionales como extranjeros. El mismo Estado posee grandes monopolios que do-minan las actividades económicas importantes del país.

En el capitalismo monopolista de Estado hay una fusión de intereses de los monopo-lios privados y los monopolios estatales a través de las políticas económicas que cl Esta-do lleva a cabo. La política económica beneficia a los monopolios privados y estatales.

Socialismo

El socialismo es el modo de producción que se desarrolló en el siglo xx como consecuencia del rompimiento de las relaciones sociales capitalistas. En efecto, en 1917 surgió la primera nación que se desarrolló bajo este nuevo modo de producción: la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas).

Antes de seguir explicando las características de este modo de producción, es necesario tener presente dos cosas:

Primero: aquí estamos hablando de modos de producción, que son conceptos con un alto grado de abstracción, que no corresponden exactamente a la realidad; únicamente marcan las características generales de cada modo de producción. Si queremos hacer un análisis concreto, por ejemplo de un país socialista, tenemos que recurrir a la categorta histórica de formación social y hablar de la formación social soviética, la formación social china, la formación social polaca, la formación social cubana, etcétera.

Sin embargo, es necesario comparar las características generales del modo de producción socialista con las características que se observan en los llamados países socialistas, para saber si realmente son socialistas. Aquí no nos interesa defender un sistema económico, sino ser lo más objetivos que se pueda.

Segundo: no existen países comunistas, como muchos pretenden hacernos creer; se trata de países socialistas que no han llegado a un modo de producción superior que sería el comunismo, con características muy diferentes al sistema socialista.

Las principales características del modo de producción socialista son:

Existe propiedad social sobre los medios de producción. Puede ser propiedad estatal, cooperativa o asumir otra forma; pero ya no será privada aunque sigue existiendo la propiedad personal, la que da derecho al uso y disfrute de los objetos personales.

Siguen existiendo diferencias entre las clases sociales, aunque éstas ya no serán antagónicas. Las clases sociales tienden a desaparecer.

Las relaciones sociales de producción son de cooperación y ayuda mutua, basadas en la propiedad social de los medios de producción y en un gran desarrollo de las fuerzas productivas.

Desaparece la explotación del hombre por el hombre, aunque se sigue desarrollando el excedente económico que se distribuye a la sociedad en su conjunto o incrementa la inversión social.

En el socialismo se producen satisfactores (bienes producidos para satisfacer necesidades humanas). Dejan de producirse mercancías.

El fin de la producción socialista es la satisfacción de necesidades sociales y no la obtención de ganancias.

Existe planificación central de la producción, desapareciendo la anarquía que

privaba en el sistema capitalista. La planificación hace posible la producción de aquellos bienes y servicios que hagan falta para satisfacer necesidades sociales. En el socialismo no hay crisis económicas, precisamente porque se planifica de acuerdo con lo que se necesita.

La propia planificación permite la desaparición del desempleo y la inflación, aunque ésta sí existe, pero en menor proporción que en los países capitalistas. La inflación se da precisamente por las relaciones de intercambio entre países socialistas y capitalistas.

El desarrollo de la ciudad y del campo y las diferentes zonas y regiones geoeconómicas tiende a la armonía gracias a la planificación. Desaparece la contradicción capitalista de producción social y apropiación privada, porque aquí existe producción social y apropiación social de lo produ-cido.

Se supone que el socialismo representa la transición hacia un modo de produc-ción superior que sería el comunismo, aunque hasta ahora, históricamente, no han existido cambios que nos permitan afirmar que algunos países van hacia el comunismo.

socialistas atraviesan por una transición de la estructura económica que conlíeva cambios y transformaciones en la esfera política, social y cultural. Algunos autores hablan del cambio de una economía centralmente planificada a una economía de libre mercado; otros plantean la existencia de economías de mercado socialista.

Lo cierto es que los cambios y apertura de los países socialistas han sido impresio-nantes, en cinco años han modificado estructuras intocables durante muchos años; entre los cambios destacan:

Desarrollo de la propiedad privada sobre los medios de producción.

Fomento a la inversión privada incluyendo la apertura a la inversión extranjera.

Los precios se rigen por las leyes de la oferta y la demanda, existe libertad de mercado aunque con algunas restricciones.

Problemas como inflación y desempleo se han incrementado en forma notable. lo que ha repercutido en disminución del nivel de vida de muchas personas.

Desarrollo y subdesarrollo

Una vez analizadas las características generales de los diferentes modos de producción que han existido históricamente, es necesario estudiar ahora dos categorías históricas que son importantes para la mejor comprensión de la economía nacional: desarrollo y subdesarrollo.

Desarrollo

Tradicionalmente se ha llamado países desarrollados a todos aquellos que han alcanzado un elevado nivel de industrialización; es decir, aquellos que producen todo tipo de bienes industriales con una planta industrial muy teenificada y diversificada. Se les llama tam-bién países industrializados.

El desarrollo es un nivel socioeconómico alcanzado por algunos países. El desarro-lío económico implica algunas características que se refieren tanto a cambios cuantitati-vos como, sobre todo, a cambios cualitativos.

El desarrollo económico representa mejores niveles de vida para la población en su conjunto. Implica que los niveles de vida se van mejorando día con día, lo que representa cambios cuantitativos y cualitativos.

No se debe confundir crecimiento económico con desarrollo económico, ya que el primero se refiere solamente a cambios cuantitativos: crectmtento de la producción, cre-cimiento del ingreso, crecimiento del empleo, etc. Sin embargo, el crecimiento económico es la base del desarrollo. No puede haber desarrollo si antes no se da el crecimiento.

El desarrollo económico implica no solamente incrementos cuantitativos sino mejo-ras en las condiciones de vida para la población en su conjunto: crecimiento del ingreso nacional con un mejor reparto de la riqueza entre los habitantes del país; crecimiento del empleo con mejores ingresos reales para los trabajadores; más y mejores escuelas para mayor número de personas, etcétera.

Lo anterior implica que muchos países han crecido (a veces en forma importante. otras, su crecimiento ha sido bajo) pero no se han desarrollado; es decir, las condiciones

de vida para la mayoría de la población no han mejorado, en algunos casos, hasta tienden a empeorar, aunque siga existiendo crecimiento económico.

Sin embargo, todos los paises están en proceso de desarrollo, en virtud de que se pretende mejorar las condiciones de vida de la mayor parte de la población (aunque muchas veces no se logra). Incluso los países llamados desarrollados se siguen desarro-llando, ya que no se puede concebir el estancamiento y menos el retroceso.

En muchos países el crecimiento económico llega a ser muy importante, pero los beneficios derivados del crecimiento sólo los disfrutan unos cuantos privilegiados. A esto no se le puede llamar desarrollo económico, sino más bien crecimiento desigual.

En síntesis, podemos afirmar que el desarrollo económico es una categoría histórica que se refiere a la satisfacción de las necesidades básicas de la sociedad, que dicha satisfacción y necesidades se van incrementando a medida que se sigue desarrollando la sociedad.

Uno de los principales problemas del desarrollo económico lo constituye el progre-so económico que ocasiona muchas consecuencias para la sociedad; entre ellas destacan:

conglomerados humanos en pequeñas áreas geográficas (concentración de población); contaminación de aire, agua y tierra; enajenación y mecanización de las actividades humanas; destrucción de los ecosistemas, etcétera.

Todas estas consecuencias del progreso son negativas, por lo que tampoco se puede confundir progreso económico con desarrollo económico; pero hay que aclarar que ac-tualmente ambos conceptos son puestos en tela de juicio por algunos investigadores y estudiosos críticos de la realidad económica.

Sin embargo, muchos autores están de acuerdo en que las principales manifestacio-nes del desarrollo son:

Un proceso continuo y sostenido de industrialización.

Alto ingreso per cápita para la mayoría de habitantes del país.

Bajo porcentaje de la población económicamente activa ocupada en actividades primarias.

Elevados niveles de producción y productividad.

Diversificación del aparato producttvo.

Altos niveles de consumo de bienes y servicios.

Desarrollo elevado de la ciencia y la tecnología.

Exportación de bienes manufacturados y de capitales.

Altos niveles de vida para la población en su conjunto que se traducen en: altos niveles educativos, alto consumo de calorías y proteínas, buenos programas de salud y asistencia social; viviendas cómodas y con servicios, etcétera.

Como se puede apreciar, el desarrollo es un término muy polémico y se tiene que precisar claramente su significado cuando se habla de él para no causar confusiones, ya que es un concepto al que hay que referirse en forma comparativa y que debe estudiarse constantemente, ya que las condiciones del desarrollo van cambiando constantemente y hay que ajustarse a ellas.

Subdesarrollo

Hemos oído hablar de países subdesarrollados para referirse a países como México. Cuando se habla de subdesarrollo se hace mención principalmente a los países de América Latina y algunos de Asia y África.

Etimológicamente, subdesarrollado quiere decir "abajo del desarrollo", es decir, se da la connotación de que el subdesarrollo es una etapa para llegar al desarrollo, pero, ¿cuáles de los paises desarrollados han sido subdesarrollados?...

El capitalismo es un sistema mundial cuyo crecimiento es desigual y contradictorio; en este sistema se han desarrollado países con características específicas que los sitúan en el desarrollo o el subdesarrollo, pero dentro del capitalismo.

Así, encontramos países capitalistas desarrollados y países capitalistas subdesarro-llados. ¿A qué se debe dicha situación? Muchos autores han contestado a esta pregunta diciendo que el subdesarrollo es la otra cara del desarrollo, que existen países subdesa-rrollados porque hay países desarrollados; es decir, la historia del desarrollo es también la historia del subdesarrollo.15

El capitalismo, sobre todo en su etapa imperialista, requiere países desarrollados y países subdesarrollados'9, como afirma Eduardo Galeano:

La fuerza del conjunto del sistema imperialista descansa en la necesaria desigualdad de las partes que lo forman y esa desigualdad asume magnitudes cada vez más dramáticas.

Más adelante completa esta idea:

El subdesarrollo latinoamericano no es una etapa en el camino del desarrollo, sino la contra-partida del desarrotlo ajeno; la región progresa sin liberarse de ta estructura de su atraso...

Sin embargo, aquí no nos interesa tanto la historia del subdesarrollo, sino más bien precisar cuál es su alcance y su significado.

Etimológicamente el concepto de subdesarrollo no nos ayuda mucho, ya que quiere decir "abajo del desarrollo" y se considera como una etapa para llegar al desarrollo, lo que es falso ya que el subdesarrollo se da al mismo tiempo que el desarrollo en el contex-to del capitalismo mundial.

Se han buscado otras categorías afines para precisar el subdesarrollo. Sin embargo. el problema en lugar de resolverse se ha complicado, ya que cuando se habla de paises subdesarrollados se menciona también a los países periféricos, paises satélites o países del tercer mundo.

Cuando se habla depaises periféricos, se hace referencia a la situación de depen-dencia; los paises en dicha situación se desarrollan en la periferia (la orilla) de los países centrales (imperialistas). Las decisiones se toman no en función de las necesidades de la periferia, sino del centro.

En forma similar lospaises satélites son aquellos que giran en torno de los intereses de los países de los cuales son satélites; estos paises son los imperialistas. El elemento clave en la concepción de~aíses satélites también lo constituye la dependencia.

A su vez lospaises del tercer mundo son aquellos que no son capitalistas (primer mundo) ni socialistas (segundo mundo), sino que se desarrollan en forma diferente al capitalismo y al socialismo, lo que es totalmente equivocado. Basta analizar las caracte-15Sobre la historia del desarrollo y subdesarrollo se ofrece una exposición más amplia en el libro deproble.

rísticas específicas de dichos paises para ubicarlos en cualquiera de los dos sistemas económicos actualmente dominantes en el mundo.

Pero si ninguno de los conceptos nos sirven para explicar la realidad de esos países, cntonces, ¿cuál es el concepto correcto?

Para referirnos a los países de América Latina que no han alcanzado un nivel elevado de desarrollo tenemos que hablar de paises capitalistas dependientes y atrasados.22 Es decir, son países que, en términos generales, tienen las mismas características dc los países capitalistas, pero que además son dependientes y atrasados.

La dependencia es una relación de subordinación de los intereses de una nación formalmente independiente a otra u otras.

El atraso es un concepto comparativo en el cual debemos evaluar los distintos ras-gos del desarrollo para saber en qué nivel se encuentran. En general, estos países tienen un atraso relativo en todos los órdenes de la vida económica social, en comparación con los países desarrollados.

Las manifestaciones del subdesarrollo son, por lo tanto, la forma en que se expresan el atraso y la dependencia en la vida económica y social de los paÑ es, en consecuencia, algunos rasgos de la dependencia y el atraso son:

DEPENDENCIA

incremento de inversiones extranjeras directas que llegan al país.

Incremento del endeudamiento externo.

Balanza comercial deficitaria.

Intercambio económico internacional desfavorable.

Exportación de productos primarios, principalmente.

Compra de tecnología extranjera (dependencia tecnológica). Penetración de empresas trasnacionales.

ATRASO

Bajo grado de industrialización y poca diversificación en la producción.

Producción básica de productos primarios.

Concentración del ingreso en pequeñas capas de la población y en ciertas regio-nes geográficas.

Bajos niveles de vida en general.

Bajos ingresos per cápita para la mayoría de la población económicamente activa.

Alto porcentaje de la población económicamente activa dedicada a actividades primarias.

Elevados índices de desempleo y subempleo.

Atraso tecnológico.

Niveles educativos atrasados que se traducen en analfabetismo y bajos promedios de aprovechamiento.

Malas condiciones de salubridad y vivienda.

Problemas de desnutrición y mala alimentación de la poblacion.

Lo anterior no quiere decir que estos países tengan todas las manifestaciones o pro-blemas del subdesarrollo, dado que son las características generales del fenómeno estu-diado. Para conocer la situación concreta de cada país es necesario estudiarlo en forma cspecífica, analítica, crítica y comparativamente para poder ubicarlo en cualquiera de las categorías analizadas.

Sin embargo, tampoco se puede llamar a los subdesarrollados países en vías de desa-rrollo, porque ya dijimos que todos los países, incluso los desarrollados, continúan desarro-llándose. En fin, las categorías desarrollo y subdesarrollo son muy polémicas y siguen causando muchas discusiones; sin embargo, es necesario conocerlas para comprender mejor la realidad económica de esos países.

La discusión acerca del desarrollo y cl subdesarrollo no se agota aquí, simplemente es una introducción a dichos problemas como corresponde a un curso básico de econo-mia.23 Al referirse a los países subdesarrollados conviene mejor llamarlos paises capita-listas dependientes y atrasados.