Producción de noticias

Periodismo. Noticias. Hecho noticiable. Red informativa. Tuchman

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: gallego
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

3.- TUCHMAN “LA PRODUCCIÓN DE LA NOTICIA”

EL ESPACIO Y LA RED INFORMATIVA.

Para ser diseminado un relato informativo, tendría que ser medido según los índices estadísticos de importancia, significación e interés.

En el contexto norteamericano, los medios de información pretenden vender noticias. Los medios, insistentemente, identifican a la noticia con su preocupación primordial.

La exigencia de que la diseminación de noticias satisfaga acuerdos financieros es un fenómeno relativamente nuevo.

La importancia de los lugares para la recolección de noticias fue incrementada y refinada por la introducción de la publicidad en los periódicos.

El primer periódico destinado al hombre común fue el New York Sun (1833). Cuando los periódicos populares se unieron al Sun, buscaron lo sensacional.

•La centralización del acopio de noticias.

El incremento de la centralización era un método de lograr información cuanto fuere posible con la mínima inversión posible.

Dos nuevas prácticas simbolizan la posición clave de los servicios de despachos:

  • Arranque y lea: Está profesionalmente mal vista. Se encuentra en las estaciones de radio y televisión pequeñas y financieramente muy atadas. Consiste en arrancar la copia del teletipo de la United Press International y leerla, sin cambios, ante los micrófonos.

  • Libros del Día: Pasan lista a lo que se supone va a suceder en la cuidad ese día, de manera que los medios puedan decidir cuándo cubrir por cuenta propia un suceso y cuándo usar los relatos que les proporciona el servicio de despachos.

Ambas destacan el papel de las ubicaciones centrales y de las agencias en el acopio. Se puede visualizar cada servicio de cables como una tela de araña desplegándose en forma de abanico desde una oficina central para conectar con las oficinas y centros de información, y también para unir a los diversos medios de información con una ubicación central. Cada medio asociado podría ser visto como una tela de araña más pequeña, que se extiende hacia fuera desde una oficina central. Juntas, todas esas redes pretenden cubrir el mundo para alimentar el hambre de noticias.

•¿Cobertor de noticias o red de noticias?

Hay una diferencia entre la capacidad de un cobertor y la de una red. Una red tiene agujeros; cuanto más se parezca a un cobertor, más puede capturarse.

La red de noticias actual se ha hecho para el pez grande. Así como los primeros periódicos colocaban a los reporteros en las comisarías, donde podían tomarse los casos sensacionales, los medios informativos de hoy sitúan a los reporteros en las instituciones legitimadas, donde puede esperarse que se van a encontrar relatos que cabe suponer van a atraer a los consumidores (La Policía, la Corte Federal, el Ayuntamiento, Oficina de Educación, Departamento de Bienestar, Tránsito Metropolitano).

La red se depura al atenuar la responsabilidad del reportero y la recompensa económica. Los medios contratan corresponsales (encordadores). Además, la red es ampliada electrónicamente.

Esta ordenación que entrecruza una malla fina (los reporteros), una fuerza en tensión (los encordadores) y ligámenes de acero (los servicios de cables), proporciona supuestamente un nuevo cobertor, asegurando que todas las noticias potenciales van a ser captadas.

•El espacio y la constitución de la noticia.

La red informativa impone un orden al mundo social porque hace posible que los acontecimientos informativos ocurran en algunas zonas pero no en otras.

Es un sistema jerárquico de acopiadores de información, de manera que el status de los reporteros en la red puede determinar qué información de qué reportero será identificada como noticia.

La red incorpora tres presunciones acerca de los intereses de los lectores:

 Los lectores están interesados en sucesos que ocurren en lugares específicos.

 Les importan las actividades de organizaciones específicas.

 Se interesan por tópicos específicos.

Así, la red informativa es arrojada a través del espacio, se concentra en organizaciones específicas y destaca tópicos. De ellos, el primero (la territorialidad geográfica) es el más importante.

•La territorialidad geográfica.

Los medios dividen al mundo en áreas de responsabilidad territorial. Su misión informativa: qué cree que sus lectores quieren saber y qué está financieramente dispuesta a hacerles llegar.

•La especialización organizacional.

Un segundo método de dispersión de los reporteros es establecer centros de información y oficinas en organizaciones asociadas con la generación de noticias y que disponen de una información centralizada.

Como ocurre con la delimitación geográfica de la responsabilidad, la codificación de los relatos como `pertenecientes' a una oficina o a otra no siempre es nítida.

•La especialización tópica.

Este método establece departamentos independientes con presupuestos propios. Las especialidades tópicas incluyen finanzas, deportes, familia/ estilo, cultura y educación. Estos departamentos dejan a un lado cada día a los despachos territoriales.

Los conflictivos métodos de diseminar la red informativa crean una burocracia compleja, cuyas negociaciones internas dan forma a los sucesos como acontecimientos informativos.

•Negociando la noticiabilidad.

Una red informativa es importante para las organizaciones de noticias porque la noticia es un bien de consumo perecedero que debe se producido fresco cada día y que depende de las actividades en curso en cuanto a su materia prima. Además, es necesario tener una persona o un grupo como responsables de saber qué se está capturando con esa red. Los responsables de los despachos territoriales y de los departamentos especializados en tópicos comparten esta responsabilidad.

Como coordinador, como la persona responsable del producto informativo, el directos ejecutivo encabeza las negociaciones acerca de qué ítems son noticias verdaderamente importantes. De manera que cada jefe trata de lograr que los relatos de sus reporteros estén bien situados en el producto informativo diario.

La noticiabilidad se constituye por acuerdos mutuos realizados por los jefes que trabajan para mantener este equilibrio interpersonal.

CONCLUSIÓN: La red informativa no sólo excluye ciertos sucesos de su consideración como noticia por una pauta de centralización de instituciones legitimadas, sino que también ordena las prioridades para determinar qué clase de empleado o de servicio produce un ítem: reportero o `encordador', reportero de plantilla o de la Associated Press. Además, la red informativa está anclada en responsabilidades complejas que se solapan entre sí, ordenadas por una jerarquía editorial burocrática. En el acto de juzgar el valor relativo de los diversos ítems captados por la red informativa, los directores y jefes crean y recrean permanentemente pautas negociadas de juzgar. De este modo, la red informativo es el marco que impone orden y coherencia sobre el mundo social. Los directores y jefes hacen la noticia conjuntamente.

La red rutiniza el trabajo informativo. Los sucesos que puede calificar como acontecimientos informativos no sólo se espera que ocurran en ubicaciones específicas, sino que se espera que ocurran en esos sitios en tiempos específicos. Tiempo y espacio son objetivados.

tuchman

EL TIEMPO Y LAS TIPIFICACIONES.

Los especialistas en el estudio del uso del tiempo afirman que medimos las distancias temporalmente.

Tal como ocurre con la red informativa espacial, la estructuración del tiempo influye sobre la evaluación de los sucesos como acontecimientos informativos.

•El ritmo de la producción de noticias.

El `tiempo' diario: En los periódicos matutinos, la mayoría de los reporteros van a trabajar entre las diez y las once de la mañana, después de que se han puesto a funcionar las instituciones tenidas por generadoras de noticias. La mayoría dejan el trabajo entre las seis y las siete de la tarde, después de que las fuentes de noticias han cerrado sus oficinas. Uno o dos reporteros se incorporan a las ocho de la mañana en los diarios metropolitanos `por si ocurre algo' antes de que lleguen los otros. Un retén mínimo permanece hasta las once de la noche o hasta media noche, anticipando cualesquiera contingencias no preanunciadas.

Hay pocos reporteros disponibles para cubrir relatos antes de las diez de la mañana o después de las siete de la tarde, y todavía menos los fines de semana. Ritmos variables, pero principios similares, rigen las horas de los reporteros de televisión.

La planificación a lo largo de los días: Por último, para proyectar el trabajo en el tiempo y de esa manera controlar el trabajo, los medios informativos planifican a lo largo de los días.

El anclaje de la red informativa en el tiempo y en el espacio significa que los reporteros sufren una `sobreabundancia de sucesos' con los que llenar el producto informativo. El proceso de planificar la manera de tratar esa sobreabundancia da por resultado un sistema de clasificar a los sucesos como acontecimientos informativos.

•El tiempo y la sobreabundancia de sucesos.

La red produce más relatos de los que pueden ser procesados. Así como los informadores pretenden que hay criterios específicos de contenido según los cuales se evalúa la noticia (por ejemplo cuántas personas son afectadas por el suceso), también los informadores insisten en que su categorización de la noticia depende del contenido del relato.

•Categorías de noticias según los informadores.

Hay cinco categorías de noticias: las duras, las blandas, las súbitas, las en desarrollo y las de secuencia.

Duras: Basadas en hechos que se consideran noticiables.. Su relato es interesante para los seres humanos. Se refiere a cuestiones importantes

Blandas: Es interesante porque trata de la vida de los seres humanos. Se refiere a cuestiones interesantes.

[Es difícil decidir si una noticia es interesante o importante o las dos cosas. El mismo relato puede ser tratado como noticia dura o blanda]

Súbitas: Un suceso inesperado

En desarrollo: Se tarda en conocer los `hechos' asociados con un `relato en irrupción'.

[Ambas son consideradas un tipo de noticia dura, una subclasificación]

De secuencia: Una serie de relatos sobre el mismo tema, basados en sucesos que están ocurriendo durante un período (p.ej. proyecto de Ley)

•Tipificaciones de las noticias.

La aplicación de la fenomenología a los medios de comunicación. ! Si creemos que la construcción de la realidad es social, los medios de comunicación también participan en esa construcción. Cada vez son agentes más poderosos en dicha creación. Autores como Tuchman o Altheide se han dedicado a investigar si esto es cierto o no:

  • Tuchman. Se centra en rutinas productivas, procedimientos que ha aprendido el periodista y que inciden en la construcción de la noticia: quién crea la noticia y cómo la construye (doble subjetividad). En realidad contribuye a la construcción social de las cosas.

Anadémica norteamericana. Estudió sociología en la Brandeis University, donde se doctoró en 1969. Profesora de sociología de la Universidad de Connecticut, ha sido presidenta de la Eastern Sociological Society y confundadora, vicepresidenta de la Sociologists for Women in Society y consejera de la American Sociological Association. Especialista en sociología de la cultura, medios y género, con aproximaciones etnográficas. Miembro de los consejos editoriales de numerosas revistas académicas, entre ellas: American Journal of Sociology, American Sociological Review, Sociological Forum, Signs, Contemporary Sociology y Discourse and Society.
Es autora de Television Establishment: Programming for Power and Profit, Prentice Hall, Englewood Cliffs, 1975; Hearth and Home. Images of Women in the Mass Media (con Arlene Kaplan y James Benet), Oxford University Press, Nueva York, 1978; Making News: A Study in the Construction of Reality, Free Press, Nueva York, 1978; Edging Women Out: Victorian Novelists, Publishers and Social Change (con Nina E. Fortin), Yale University Press, 1989. En lengua española: La producción de la noticia. Estudio sobre la construcción de la realidad, Gustavo Gili, México DF, 1983.