Producción de café suave

Industria cafetera colombiana. Cultivo. Comercio. Federación Nacional de Cafeteros de Colombia. Mercado cafetero

  • Enviado por: Carito Chan
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 2 páginas
publicidad

Después de Brasil, Colombia es el segundo productor mundial y el primero en la producción de café suave. Se cultiva principalmente en las vertientes de las montañas entre los 914 m y los 1.828 m de altitud, sobre todo en los departamentos de Caldas, Antioquia, Cundinamarca, Norte de Santander, Tolima, Santander, Risaralda y Quindío. En casi un millón de hectáreas se encuentran más de 150.000 plantaciones de café, generalmente de pequeña dimensión. En 1999 la producción fue de 672.000 toneladas, la mayor parte de las cuales se exportó a Estados Unidos.

Entre 1870 y 1930, el cultivo y comercio del café en Colombia impulsaron al desarrollo socioeconómico de las regiones productoras, así como el transporte, comercio, finanzas, industria y empleo, constituyéndose en el principal producto del sector agrario. De su exportación provenía más del 50 por ciento de las divisas en moneda extranjera.

El café es el producto agrícola que genera el mayor empleo en el campo, en donde la familia ha sido la base del trabajo en las fincas cafeteras y cerca de 350.000 hogares se benefician de su cultivo. Actualmente, el café genera más de un millón de empleos permanentes de los cuales ochocientos mil se ocupan de las labores agrícolas. Más de 300 mil familias se benefician de su cultivo.

Aunque la producción de café contaba con una estructura relativamente adecuada, el comercio aun padesia de graves fallas que no permitían a la industria rendir al país la totalidad de sus beneficios.

La importancia del café, la inestabilidad de los mercados y la necesidad de apoyo para el desarrollo y fortalecimiento de la industria cafetera, estimularon a los productores a organizarse y buscar soluciones a sus problemas comunes.

La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (Federacafé) fue fundada el 27 de junio de 1927, como una entidad privada, sin ánimo de lucro, que tiene por objeto principal la defensa de la industria cafetera colombiana.

Esta compuesta por los productores de café de las distintas regiones del país que se inscriban como miembros de ella. Son productores (cultivadores permanentes), que posean o exploten para sí o para su familia un predio cuya producción anual no sea inferior a 375 kilogramos de café pergamino seco de trilla, o que en caso de tener una producción inferior, cuenten con un área sembrada de café igual o superior a una hectárea. Federacafé los beneficia con servicios tales como el de extensión y asistencia técnica para el cultivo y beneficio del café, la compra de café, los programas de educación, salud e infraestructura. Tambien adelanta investigación cientifica y apoya mediante campañas de propaganda y promoción, la venta del café colombiano en el exterior y en el interior del país y promueve el aumento del consumo.

Esta Entidad a diferencia de la mayoria de Instituciones de la politica cafetera, logro consolidarse sin excluir al sector privado, favoreciendo a los productores y brindando un excelente control de calidad, cumplimiento e inversion en invetigacion.

Para financiarse la Federación dispone de recursos provenientes de los rendimientos de su propio patrimonio; de los originados en la retribución que recibe por servicios que presta al gremio en desarrollo de contratos celebrados con el Gobierno Nacional; de aquellas rentas que le han asignado leyes y decretos; de las cuotas de afiliación que pagan los productores federados. Desde la fundación de la Federación, el Gremio Cafetero financia sus servicios y programas con recursos generados por el propio Gremio.

El Fondo Nacional del Café, creado en 1940, es una cuenta del tesoro público destinada permanentemente a la defensa, protección y fomento de la industria cafetera colombiana; opera como un instrumento estabilizador de la producción de café, de su comercio interno y externo y del ingreso del productor. Es administrado por la Federación. Interviene en el mercado cafetero nacional y del exterior con el fin de promover el consumo de café colombiano, regular la oferta y la demanda de café y buscar una estabilidad de los precios internos. Contribuiye mediante la utilización de sus recursos, al cumplimiento de los pactos internacionales que suscriban al estado en materia del café. Promueve y financia programas de investigación científica, extensión, diversificación, educación, salud, cooperativismo, bienestar social y demás que contribuyan al desarrollo, fortalecimiento y defensa de la industria cafetera colombiana y al equilibrio social y económico de la población radicada en zonas cafeteras.

La Ley 9a de 1991, en su artículo 19 estableció una "contribución con destino al Fondo Nacional del Café, con el propósito prioritario de mantener el ingreso cafetero de acuerdo con los objetivos previstos en las leyes que dieron origen al Fondo Nacional del Café. La contribución en cuestión se liquidará sobre el equivalente en pesos del valor en moneda extranjera del producto de las exportaciones del café y será igual a la diferencia entre el valor que debe ser reintegrado y el costo del café a exportar adicionado con los costos internos para colocarlo en condiciones F.O.B. Puerto Colombiano".

Así, el ingreso de los caficultores y la gran inversión social de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia han determinado que el grado de desarrollo de la zona cafetera y sus condiciones de vida, sean mejores que las del resto del área rural e, inclusive, de algunas áreas urbanas del país.

Los ingresos del Narcotráfico duplican a los ingresos del café. Si las diferencias absolutas son llamativas, que decir en terminos per-capita. Pero el café, siendo el principal producto agrícola y segundo reglon de exportacion colombiano, es producido por gran numero de agricultores generando empleo directo. En contraste, el narcotráfico esta dominado por unas pocas personas, generando muy poco empleo.

Actualmente, el café genera más de un millón de empleos permanentes de los cuales ochocientos mil se ocupan de las labores agrícolas. Mas de trescientas mil familias se benefician del cultivo.

En el país, el café no sólo representa el principal producto de exportación y, sin duda, el que genera más empleo en el campo. Este fruto ha traspasado sus fronteras territoriales convirtiéndose en el símbolo del mejor café del mundo y en la esperanza de un pueblo que está ansioso por ofrecer y mostrar la otra cara de Colombia a través de un solo sabor y aroma