Procesos de prestación del servicio de transportes

Servicios. Actividad comercial. Actividades económicas. Logística. Homologación y matriculación. ITV. Organización flujo de materiales

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Como ser un TRADER PROFESIONAL. Curso AVANZADO
Como ser un TRADER PROFESIONAL. Curso AVANZADO
No hay mejor forma de aprender que al lado de EXPERTOS que ya son consistentes en el mercado. Esa es la...
Ver más información

Educación Financiera
Educación Financiera
Con el curso de Educación Financiera tienes al alcance de un video la experiencia y conocimiento del experto en...
Ver más información

publicidad

TEMA 4 PROCESOS DE PRESTACIÓN DEL SERVICIO DE TRANSPORTE

Fases y operaciones. Objetivos y características del servicio

La logística: es una parte de la actividad empresarial cuya finalidad es la previsión, organización y control de todas las actividades relacionadas con el establecimiento del flujo de óptimo de materiales y productos desde las fuentes de aprovisionamiento hasta el consumidor final.

La organización del flujo de materiales tiene cuatro puntos básicos:

  • Aprovisionamiento: se trata de seleccionar los proveedores adecuados, estudiar la situación geográfica más conveniente, los costes, etc.

  • Producción: tratará de organizar los medios de producción, físicos y humanos.

  • Distribución: estudia la localización óptima de los almacenes para la mejor atención del mercado, la selección de los medios de transporte y la optimización de las rutas, etc.

  • Servicio postventa: se centra en la atención al cliente y su satisfacción.

La organización del servicio de transporte plantea varios problemas. Los más importantes son: la decisión de utilizar medios propios o ajenos, la selección de los proveedores de servicios y la coordinación de los movimientos. El análisis de estos tres problemas debe realizarse con un enfoque económico, que valore factores como la experiencia, la flexibilidad y la fiabilidad.

Comparación de las características de los principales medios de transporte:

  • Carretera: es el único medio capaz de efectuar el transporte puerta a puerta sin transbordos. Su capacidad es más limitada que la de un buque o el ferrocarril. Su rapidez es considerable. Aprox. el 90% del transporte es por carretera.

  • Ferrocarril: es muy favorable para el transporte de grandes masas por trenes completos. Tiene mayor capacidad que el transporte por carretera, su rapidez es inferior pero esta mejorando.

  • Marítimo: es el más utilizado para el transporte internacional de grandes volúmenes de mercancías. Es insustituible en el tráfico intercontinental de contenedores. Aprox. el 10% del transporte es marítimo.

  • Aéreo: mayor rapidez. Muy bien adaptado al transporte de mercancía urgente, perecedera, de alto valor específico, etc. Es cada vez más competitivo.

  • Multimodal: tiene la ventaja de agrupar las mercancías en Unidades de Transporte Intermodal, lo que abarata los costes, facilita los transbordos, reduce daños y simplifica la documentación. Utiliza los medios anteriores.

RAPIDEZ

CAPACIDAD

SEGURIDAD

COSTE

TIPO

MERCANCIA

CARRETERA

Alta

Baja

Media

Bajo

Todas

FERROCARRIL

Media

Alta

Alta

Medio

Granel y

Contenedores

MARÍTIMO

Baja

Muy alta

Alta

Bajo

Granel y

Contenedores

AÉREO

Muy alta

Baja

Muy alta

Alto

Alto valor y

Perecederas

MULTIMODAL

Alta

Media

Media

Medio

Todas

Otro aspecto en la organización del servicio del transporte es la forma de programar los envíos desde sus centros de producción a sus plataformas de distribución. La empresa definirá: la proporción en que cada centro de producción debe contribuir a la satisfacción de la demanda, los medios de transporte que se le adjudicarán y la secuencia de actuación.

Funciones de apoyo o fases en el servicio de transporte terrestre:

  • Almacenaje de los productos hasta su posterior transporte: hay que tomar decisiones sobre el dimensionamiento del área de almacenado, la disposición física de las estanterías, localización de los productos almacenados, el proyecto de los muelles de recepción y expedición, etc. Encontramos los códigos de barras, carretillas elevadoras polivalentes...

  • Manejo de materiales dentro del almacén, de los centros de distribución y del proceso productivo: las tareas a realizar serán: la transferencia desde el punto de recepción en el almacén hasta el lugar de almacenamiento, desde el almacenamiento hasta la línea de fabricación. Hay que optimizar eliminando las manipulaciones innecesarias, reduciendo las distancias, etc.

  • Envases y embalajes: analizar las ventajas e inconvenientes que tienen en cuanto a daños, fácil manipulación, almacenaje, aprovechamiento de pallets, containers y costes.

  • Aprovisionamiento: seleccionar las fuentes de suministro, las cantidades que serán adquiridas, la programación y planificación de las compras y la forma de compra. Las decisiones de compra poseen dimensiones geográficas y temporales que afectan a los costes logísticos. Todo esto se hará a través de la previsión de la demanda y del plan de ventas y de la planificación de necesidades y la emisión de pedidos a proveedores.

  • Programación de las entregas: esta relacionada con la distribución. Se toman decisiones de optimización de costes para usar de la mejor forma la capacidad del medio de transporte, y el servicio al cliente, obligando a entregas menores y más frecuentes, tratando de mantenerlos satisfechos.

  • Gestión de la información: se trata de la gestión de una base de datos con informaciones sobre la localización de los clientes, el volumen de ventas por cliente, los standars de entrega, los niveles de inventarios y los índices de satisfacción de los clientes.

En el servicio del transporte podemos encontrar distintos modelos de distribución comercial:

  • La distribución directa

  • La distribución escalonada

  • El establecimiento del almacén central o deposito

  • La distribución directa desde el almacén central.

Objetivos del servicio de transporte terrestre:

  • La disponibilidad de los distintos productos en todos los mercados

  • La rapidez de la entrega

  • La fiabilidad en el plazo de los suministros.

Las decisiones a tomar en las empresas que prestan el servicio de transporte son: el tipo de transporte a escoger, las rutas, volúmenes, tonelajes, plazos y lugares de entrega, flota propia o de terceros, tipos de vehículos, métodos de reparto, medios de pago, etc.

Homologación y matriculación:

La homologación:

Tratando de incrementar la seguridad rodada encontramos un conjunto de medidas apropiadas que alcanzan al usuario, a la carretera y al vehículo.

Pueden establecerse dos grandes grupos de actuaciones ligadas al vehículo:

  • La homologación del vehículo y sus componentes

  • Las inspecciones periódicas.

El coste que supone el control periódico del estado técnico de los vehículos es despreciable y el coste originado por el control en la fabricación de vehículos y sus componentes se dispararía si tuviésemos que comprobar que todos los vehículos cumplen las normasLas administraciones establecen una serie de normas en las que se establecerá:

  • Las prescripciones técnicas sobre la fabricación de vehículos automóviles o sus componentes.

  • Los ensayos para la comprobación de estas prescripciones.

  • El fabricante será el encargado de certificar que el producto está homologado.

La homologación es el acto por el que se hace constar que un producto satisface las prescripciones técnicas establecidas para su fabricación.

La reglamentación técnica se basa en tres puntos principales:

  • Los Reglamentos de Ginebra: el Consejo Económico y Social para Europa de la ONU fija las condiciones de homologación y reconocimiento de las homologaciones de equipos y piezas de vehículos automóviles. Estos reglamentos se clasifican en dos categorías: reglamentos que afectan sólo a los fabricantes de equipos y componentes, y reglamentos que afectan a los fabricantes de vehículos automóviles.

  • Las Directivas de Bruselas: cuyo objetivo final es alcanzar una sola homologación europea en un corto plazo de tiempo. En estas directivas se trata: la seguridad activa, la seguridad pasiva, la protección al medio ambiente y otros asuntos relacionados con el tema.

  • El reglamento nacional: afecta a las condiciones técnicas de los vehículos automóviles y que está recogido en el Código de la Circulación.

Las homologaciones parciales son los actos mediante los cuales las administraciones correspondientes hacen constar que determinadas partes y piezas de los vehículos satisfacen las prescripciones técnicas establecidas en cualquiera de las anteriores normativas. También se refiere a la comprobación del vehículo en los que se refiere a aspectos parciales de su comportamiento.

En España las homologaciones parciales más importantes son: ruidos, humos y potencia, contaminantes, frenado, señalización acústica y autobuses.

La homologación de tipo es el acto por el que la Administración del Estado español hace constar que un vehículo satisface las prescripciones técnicas exigidas para cada categoría de vehículos. Es la homologación global del vehículo e integra a todas las homologaciones parciales.

La homologación tipo se aplicará a vehículos completos, sin perjuicio del cumplimiento de los Reglamentos parciales correspondientes.

La homologación del tipo CE: es el acto por el que un Estado miembro de la UE hace constar que un tipo de vehículo se ajusta a las prescripciones técnicas establecidas en las Directivas específicas y ha pasado los controles y comprobaciones previstos en los correspondientes certificados de homologación.

El fabricante que desee homologar un tipo de vehículo deberá adjuntar la solicitud y los siguientes documentos:

  • Acta de ensayo de homologación de tipo concedida por el laboratorio oficial pertinente.

  • Ficha de características técnicas sellada por el laboratorio oficial.

  • Ficha de características reducida sellada también por el laboratorio ( resumen de la ficha de características técnicas recogido en un impreso).

A todo usuario de un automóvil homologado de tipo se le facilita un certificado de características técnicas de cada unidad concreta, se le facilita un número de contraseña de homologación de tipo. Es lo que se denomina tarjeta de ITV.

Matricular un vehículo consiste en obtener de la Administración el documento correspondiente que le autorice a circular por las vías públicas. Este documento es el Permiso de Circulación, equivalente al Certificado de matrícula internacionalmente adoptado, que estará constituido por una tarjeta gris, conteniendo los caracteres de la matrícula asignada al vehículo y que serán los que figuren en las placas, y el domicilio del titular, número de plazas o el PMA según sea un vehículo de viajeros o de mercancías.

El permiso de Circulación lo expedirá el Ministerio del Interior a través de las Jefaturas Provinciales de Tráfico. Acerca de él encontramos las siguientes situaciones:

  • Obtención del Permiso de Circulación: varía según sea un vehículo homologado de tipo o no en España ( variación en la forma de obtener la tarjeta ITV).

  • Variaciones en el Permiso de Circulación: cualquier variación del titular se comunicará a la Jefatura Provincial de Tráfico expedidora del permiso o a la provincia del nuevo domicilio.

  • Deterioro o extravío: por estas causas podrán emitirse duplicados en los que constarán los datos esenciales del original, aunque si la tarjeta ITV también se ha extraviado el vehículo deberá someterse a la inspección técnica antes de proceder a la expedición del duplicado.

  • Transferencias: cambio de titular. Cuando se vende el vehículo se harán constar los datos del comprador y la firma del vendedor en el reverso del permiso y notificar dicha transferencia a Tráfico que emitirá un nuevo permiso de Circulación.

  • Bajas: por imposibilidad técnica de seguir circulando, por retirada temporal de la circulación o por acuerdo de las Jefaturas Provinciales de Tráfico debido a inspección técnica.

Además habrá que mencionar que pueden darse situaciones especiales en el caso del permiso de circulación como son:

  • Permisos para pruebas: los fabricantes de automóviles podrán solicitar un permiso especial de Circulación de la Jefatura de Tráfico para efectuar pruebas de los vehículos que fabriquen o vendan, con seis meses de validez.

  • Permisos para transporte: los vehículos sin matricular que hayan de ser transportados desde la fábrica hasta los depósitos deberán circular llevando un permiso de Circulación especial.

  • Permisos temporales para particulares: las personas que adquieren un automóvil, remolque o semirremolque pueden solicitar un Permiso temporal de Circulación para el territorio nacional que puede ser de dos clases:

  • para vehículos adquiridos en el extranjero sin matricular, para trasladarlos desde el puerto al domicilio, llevarlos a carrozar, o por haber sido adquiridos en provincia diferente.

  • permisos de 30 días que sirven para los vehículos adquiridos en el extranjero sin matricular, para circular mientras se tramita la matricula, cuando el vehículo proceda de subasta o sentencia, o vehículos sin carrozar, mientras se tramita la matricula.

  • La matriculación:

    Varios casos:

    • Matriculación de vehículos nacionales y homologados : podemos encontrar a su vez varias situaciones:

    • Vehículos carrozados por el mismo fabricante: el fabricante es el que expide la tarjeta ITV, que tiene 3 copias ( original en blanco, copia rosa donde aparece el número de bastidor, copia azul y copia amarilla que se queda el fabricante). Con la tarjeta ITV, la factura de compra y el impreso de solicitud de alta en el Impuesto Municipal iremos a la Jefatura Provincial de Tráfico, y previo pago de tasas y cumplimentacion de impresos, obtendremos el Permiso de Circulación del vehículo. Tráfico remitirá la copia rosa de la tarjeta de ITV a la Delegación de Industria, y ésta se queda la azul y nos devuelve el blanco y remitirá la solicitud de alta en el Impuesto Municipal de Circulación al Ayuntamiento correspondiente. En todos estos documentos figurará la matricula asignada a nuestro vehículo. El pago del IAE se realizará en la Delegación de Hacienda, aportando la documentación de la empresa y del vehículo en un plazo de 15 días. Además se presentará en la Jefatura de Transportes la solicitud de autorización de transporte en el impreso correspondiente, cuyo organismo le entregará una autorización provisional con validez para seis meses. Con una fotocopia de la tarjeta provisional o de la solicitud nos presentaremos en la Sección de la Administración Local correspondiente en un plazo máximo de 30 días, acompañando a esta documentación la de la empresa y el vehículo y la petición de alta en el Impuesto Municipal de Circulación. Una vez fijado pagaremos el importe y nos devolverán una copia. Con todo ello se tendrá el vehículo con su documentación completa y apto para circular.

    • Vehículos sin carrozar: dos casos; que la carrocería este homologada, la única diferencia es que en este caso la tarjeta de ITV corresponderá conjuntamente a carrocero y fabricante, el fabricante rellenará una tarjeta cumplimentando las dimensiones máximas que se permiten y la conformidad con la homologación de tipo concedida, tarjeta que entregará al comprador que se la entregará al carrocero, que cumplimentará las características definitivas del vehículo.

    • En el caso de que la carrocería esté sin homologar la diferencia consiste en la obtención de la tarjeta de ITV. El fabricante expide un certificado de carrozado que consta de un original y 3 copias, una de las cuales se queda el fabricante. El resto se entregan al carrocero a través del propietario. Cuando se efectúa el carrozado se rellena el apartado correspondiente con los datos reales del vehículo que suelen cambiar al acoplarse la carrocería. El carrocero se queda con una de las copias del certificado. Se solicita la matriculación presentando dicho certificado y la Jefatura de Tráfico nos entregará un Permiso temporal de Circulación para que podamos presentar el vehículo a una inspección técnica. Si ésta resulta favorable, expedirá una tarjeta ITV y remitirá el expediente a la Jefatura Provincial.

      • Matriculación de vehículos de importación homologados: además de los documentos anteriores se necesitan: el certificado único para matricula de vehículos expedido por la aduana importadora, la factura de adquisición y la inspección técnica. Los pasos a seguir son igual que los anteriores.

      • Matriculación de vehículos no homologados: es necesario superar una serie de pruebas y ensayos. La homologación supone un gran gasto de tiempo y dinero.

      La inspección técnica de vehículos:

      El objetivo principal de la ITV es comprobar, verificar y asegurar que se cumple con las exigencias mínimas establecidas por la legislación vigente acerca de su aptitud para circular.

      Esta inspección puede realizarse antes de que el vehículo entre en servicio ( inspección inicial) o durante la vida del vehículo ( inspección periódica). La inspección inicial es previa a la matriculación y la hace el fabricante para conseguir la homologación de su prototipo y la inspección periódica se realiza en los plazos que establece la Administración según el tipo y la antigüedad del vehículo y además si lo requiere la autoridad por sospechas sobre el vehículo y su peligrosidad, para los vehículos de importación o por la pérdida de la tarjeta de ITV.

      Los defectos encontrados pueden ser calificados como:

      • Leves: subsanar antes de la próxima inspección.

      • Graves: exigen una nueva inspección en un plazo de 15 o 30 días.

      • Muy graves: sólo se permite circular para ir al taller.

      Operaciones que se incluyen en la inspección técnica:

      • Identificación: la ITV comienza con la recepción e identificación del vehículo.

      • Alineación de ruedas directrices.

      • Alumbrado: por medio de un aparato llamado regloscopio.

      • Frenado: con un frenómetro de rodillos. Determina la eficacia del sistema de frenado, que no será inferior al 58% en vehículos ligeros y 44% en vehículos pesados.

      • Dirección.

      • Bajos del vehículo: fugas, tubo de escape, desgaste de neumáticos, etc.

      • Acondicionamiento interior: funcionamiento de puertas, mecanismos de cierre, cinturones de seguridad...

      • Contaminación:

      • Otras operaciones: como el estado de suspensión del vehículo, cuentakilómetros, tacógrafo...

      Todo ello se hará constar en la Tarjeta de Inspección Técnica, que contiene los principales datos técnicos del vehículo y la certificación del fabricante de que el vehículo es conforme con un tipo homologado y la matricula asignada y los espacios necesarios para anotar las fechas de inspección periódica y el plazo de validez de las mismas.

      La ITV se podrá pasar un mes antes o después de la fecha de vencimiento y en la estación de ITV que se desee.