Proceso revolucionario de Cádiz

Historia de España del siglo XIX. Constitución de 1812. Cortes de Cádiz. Liberalismo español. Pensamiento liberal

  • Enviado por: Yaraguia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

EL PROCESO REVOLUCIONARIO DE CÁDIZ. JUNTAS, CORTES Y CONSTITUCIÓN DE 1812.

  • Durante los años de guerra tuvo lugar la ruptura con el absolutismo del pasado.

  • Debido a la renuncia al trono de Carlos IV y Fernando VII se produjo un vacío de autoridad.

  • José I no fue aceptado lo que produjo que el pueblo español recogiese la soberanía.

LAS JUNTAS:

  • Son agrupaciones de representantes del pueblo.

  • Fueron los nuevos organismos políticos que asumieron el poder surgido.

  • Entre los componentes nos encontramos con burgueses.

  • En Septiembre de 1808 se creó la Junta Central.

  • La obra de dicha junta fue triple:

    • Gobernar el país.

    • Dirigir la resistencia militar contra los franceses.

    • Convocar la reunión de los representantes de la nación en unas Cortes extraordinarias.

  • A fines de Enero de 1810, la Junta Central se autodisolvió y traspasó sus poderes a una Regencia de 5 miembros.

LAS CORTES DE CÁDIZ:

  • Un grupo de ilustrados pretende implantar unas reformas basadas en las ideas francesas.

  • La labor se vio favorecida por la ausencia del rey.

  • Se autoconcedieron poderes ilimitados.

  • Formadas por unos 300 diputados cuya extracción social- profesional.

  • Aparecieron entre los diputados dos grandes tendencias:

    • Los liberales, partidarios de las reformas revolucionarias.

    • El grupo de los absolutistas se pronunciaron a favor de la defensa del viejo absolutismo monárquico.

  • Sus dos objetivos más significativos fueron:

    • Reformar profunda y estructuralmente las instituciones políticas, económicas y jurídicas españolas.

    • Redactar una Constitución.

  • El primero de los objetivos se llevó a cabo mediante una serie de decretos y leyes:

    • Libertad de imprenta (1810)

    • Abolición del régimen señorial (1811)

    • Supresión de la Inquisición (1813)

    • Abolición del régimen gremial (1813)

    • Se emprendió desamortizaciones eclesiásticas con la incautación de los bienes de órdenes militares.

LA CONSTITUCIÓN DE 1812:

  • Constitución de carácter liberal promulgada el 19 de marzo de 1812.

  • Consta de 384 artículos y descansa sobre cuatro principios fundamentales:

    • Soberanía Nacional! principio según el cual el poder reside en la nación en su conjunto.

    • División de poderes ! el poder judicial queda depositado en los tribunales. El poder ejecutivo queda con limitaciones en manos del rey. Aunque el rey reina pero no gobierna posee iniciativa de proponer leyes a las Cortes.

    • El nuevo derecho de representación ! los ciudadanos participan en la política. Los diputados se nombraban mediante un complicado procedimiento electoral por sufragio universal.

    • La declaración de igualdad de todos los ciudadanos ante la ley ! esto supone el fin de las diferencias estamentales con sus privilegios fiscales, militares y jurídicos. En la Constitución del 12 encontramos otros puntos de interés:

      • El reconocimiento de una serie de derechos individuales.

      • La proclamación del catolicismo como única confesión permitida.

      • La reorganización de las fuerzas armadas.

LAS FUENTES IDEOLÓGICAS Y SOCIALES DEL LIBERALISMO ESPAÑOL

LAS FUENTES IDEOLÓGICAS:

  • Los referentes ideológicos en los que se inspiraron los primeros liberales españoles fueron:

    • La propuesta de la separación de poderes de Montesquieu, así como las teorías democráticas e igualitarias de Rousseau sobre la soberanía nacional y el contrato social.

    • El pensamiento económico de Adam Smith.

  • Estas influencias superpuestas configuraron el pensamiento liberal.

LAS FUENTES SOCIALES:

  • Las ideas políticas más radicales fueron recibidas y defendidas por un sector minoritario de la sociedad.

  • Los burgueses contemplaron el derrumbamiento del tráfico comercial con América y la pérdida de los mercados ultramarinos.

  • Sólo cuando sus intereses económicos se vieron afectados comprendieron la necesidad urgente de reformar las instituciones españolas.

  • La nobleza se adaptó bien a la nueva situación y sus miembros más destacados apoyaron la revolución política.

  • El campesinado español quedó marginado, excluido y apenas sacaron beneficios de sus resultados.

  • Los grupos sociales que más se beneficiaron de la revolución liberal fueron los altos burócratas, los nobles terratenientes, los abogados y la burguesía comercial, industrial y financiera.

2

Vídeos relacionados