Procedencia de los impuestos

Derecho Tributario. Necesidad impositiva. Recaudación estatal. Subsidios. Repercusiones económicas

  • Enviado por: Perro
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


El presente trabajo tiene por finalidad concluir si son buenos los impuestos y los subsidios. Para comenzar el análisis, tomaré el tema de los impuestos y posteriormente el de los subsidios.

Los impuestos han existido hace cientos de años y ha sido la principal forma de recaudar dinero para satisfacer las necesidades públicas. El impuesto es una prestación tributaria obligatoria, de la cual casi nadie está exento (existen excepciones, pero afectan a muy pocos y son por razones de pobreza principalmente) Un ejemplo de esto es el conocido impuesto a la renta, pero existen además otros tipos de impuestos como el impuesto al valor agregado (I.V.A), que forma parte del grupo de impuestos a las ventas y afecta al consumidos a través de industriales y comerciantes. EL IVA no grava ni pretende gravar la utilidad de las empresas, lo que grava es el valor global, real y definitivo de cada producto a través de la imposición sobre los distintos valores parciales de cada productor, fabricante, mayorista, minorista, etc.

Siempre se han criticado los impuestos, ya sea por abusos cometidos por los gobiernos, o porque afectan a sólo una parte de la sociedad. Creo que el meollo del asunto es la correcta aplicación de los impuestos, ya que sin ellos no podría subsistir ningún país. La forma de gobierno existente debe aplicar políticas impositivas coherentes y explicar bien cual es el uso que se les da a sus impuestos, para que el pueblo a su vez los respete y no los vea como una pérdida inexorable de dinero.

Desde la antigüedad se excedían los reyes hasta con el siervo más desconocido de su reino para cobrarles los impuestos y esto sólo favorecía a algunos en aquellos tiempos, pero esta situación no está tan alejada de nuestra realidad, ya que muchas veces se suben los impuestos y no se recibe nada a cambio, que es lo mínimo que se debiera exigir.

Cuando existe un alza desmesurada en los impuestos, se producen distintos problemas en la economía como alza de precios, menor demanda, etc. Esto se refleja además en la pérdida de empleos en las personas, ya que el productor se ve obligado a disminuir sus costos fijos para poder obtener ganancias y no subir en demasía los precios.

Por otro lado también hay gente inmoral que evade impuestos con el fin de obtener más ganancias en sus negocios. La evasión tributaria además de erosionar los ingresos del gobierno, deteriora la estructura social y económica del país vulnerando la legitimidad de los gobiernos. Un ejemplo de esto es la actual situación de Argentina que por los años de robo y evasión de impuestos, además de un mal manejo del país, dieron como resultado la quiebra. Siempre está la posibilidad de ser descubierto evadiendo los impuestos, pero muchas veces al necesitar dinero fácil, se analiza el costo alternativo de evadir impuestos y se corre el riesgo. Entonces el problema está en crear una conciencia en la población que haga que no se repitan situaciones como la de Argentina para que el erario público se vea incrementado día a día, ya que nos conviene a todos.

Por lo que señalé en esta primera parte del ensayo, queda claro que el cobro de impuestos es bueno siempre que sea cobrado en forma debida y sin abusos. Por más que nos disguste no ganar más dinero o tener que pagar impuestos cada vez que compramos un bien, esto es necesario para el correcto desarrollo de la actividad comercial en una economía capitalista como en la que estamos inmersos. Además de debe ser intolerante con las evasiones de impuestos, ya que supuestamente están calculados (los impuestos) para que satisfagan las necesidades públicas y sin ellos el país no podría marchar correctamente.

La segunda parte del ensayo tiene relación con la pregunta si son o no buenos los subsidios Creo que los subsidios son siempre buenos, ya que ayudan a mucha gente e incentivan la economía, además puede verse como el acto de retribuir los impuestos por parte del gobierno hacia el pueblo. Sería un ciclo, pagar impuestos y beneficiarse con subsidios.

Es común ver colegios, hospitales, empresas con subsidios del Estado. La acción de subsidiar por parte del Estado es algo muy bueno y fomenta el desarrollo del país enormemente. Por ejemplo está muy de moda establecerse con un colegio subsidiado por el Estado que está orientado a la clases media baja y además de ganar buen dinero con el colegio se ayuda a mucha gente, ya que el nivel de los colegio subsidiados generalmente es mejor que los estatales. También está el caso de FONASA (Fondo Nacional de Salud), este sistema beneficia a la mayoría de la población de escasos recursos o de ingresos bajos, ya que cada vez que pagan un bono, un alto porcentaje de él lo está pagando el estado, eso sería un subsidio. Esto está en estrecha relación con los impuestos, ya que obviamente el estado organiza su labor social en función de los impuestos que tiene presupuestado recaudar y con la evasión de impuestos, estos planes no se pueden llevar a cabo.

Además el Estado subsidia a las pequeñas y medianas empresas que son las que proporcionan la mayoría de empleos en el país.

Como se puede ver, los subsidios son buenos, pero me gustaría poner en el análisis el caso del subsidio que hace el gobierno a algunas empresas y que al bajar los costos compiten en forma desleal con sus rivales. A esto los norteamericanos le llaman “dumping”. Por ejemplo si yo produzco alimentos como las hortalizas, puede que el gobierno me subsidie y el costo de producción por cada hortaliza sea muy bajo y esto atente contra la libre competencia que hay, ya que primeramente el gobierno quería ayudar a una entidad y termina arruinando otra. Cabe señalar que este caso es extremista en el sentido que las subvenciones casi en su totalidad benefician al país en completo.

Como conclusión quiero señalar que hasta ahora la mejor forma de recaudar fondos para el país son los impuestos y éstos se deben respetar por el bien común. También hay que aclarar que no todos los impuestos son buenos, ya que algunos perjudican a personas específicamente como los impuestos al lujo, pero como regla general un impuesto bien aplicado es bueno.

Lo mismo para las subvenciones que ayudan a desarrollar el mercado de mejor manera y le permite emprender negocios a gente que necesita el capital inicial para concretarlos. Además el gobierno tiene el derecho de intervenir en el mercado, ya que muchas veces se producen fallas como el monopolio que atenta contra la libre competencia. Por ejemplo si el gobierno interviene y subsidia una empresa, el monopolio en teoría se acabará, pero también es injusto para el poseedor del monopolio, ya que en el sistema de libre mercado existe la libertad de fijar el precio.

El gobierno posee la libertad de intervenir siempre que estime conveniente , pero esto no quiere decir que puede pasar a llevar los intereses privados, como lamentablemente en muchas ocasiones sucede.