Problemas en Venezuela

Sociedad Venezolana. Problemas. Estructura vial. Decadencia. Basura. Violencia

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

DECADENCIA DE LA INFRACTRUCTURA VIAL EN VENEZUELA

Saber conducirnos y actuar con ética en todas y cada una de las situaciones que se nos presentan en nuestra vida resulta difícil si no tenemos una sólida base de valores y prioridades sobre la que sustentemos nuestra ética. En cuanto a los asuntos de índole nacional los encargados de atenderlos son por lo general nuestro gobierno o alguna de sus dependencias, personas o institutos que supuestamente tienen una gran ética de trabajo y compromiso hacia el pueblo que gobiernan (aunque desgraciadamente en algunas ocasiones no ha sido así).

Como todos sabemos hay una sobreabundancia de quejas y denuncias, tanto en los ambientes privados, como en todos los medios de comunicación, sobre lo mal que anda el país.

Existen diversos temas que puedo mencionar, pero lo mas relevante que esta afectando a nuestro país desde diciembre, es el colapso del viaducto 1 de la autopista Caracas-La Guaira, desde el año 1969 ha presentado síntomas de desmejoras en su infractructura y no han hecho las reparaciones necesarias, esto ha sido un fenómeno que ha ocurrido en camara lenta por mas de 10 años y el actual gobierno con una venda en los ojos prefiere dejar los problemas de gravedad de su país, para buscar soluciones a futuros problemas de otros países, despilfarrando el dinero en gastos superfluos, haciendo caso omiso a este problema, dejando a estos estados prácticamente incomunicado con el resto del país. , el colapso de dicho viaducto nos muestra la tragedia que esta viviendo Venezuela en todos sus aspectos, siendo la única consecuencia la tradicional ineficiencia de los políticos del ayer y hoy.

Claro esta que hay que reconocer los esfuerzos en la elaboración de planes de contingencia y los intentos para planificar una via alterna, pero esto no justifica el abandono de una politica necesaria, No es consevible que siendo este país rico en petróleo y minerales tengamos problemas con la infractructura vial, es necesario acotar que en el año 2005 colapsó la autopista regional del centro, poniendo asi una vez mas en evidencia que la mayoria de los gobernantes desvian el porcentaje de recursos monetarios que debe ser utilizado para crear o mejorar las infractructuras viales; esto es una consecuencia mas del proceso de deterioro progresivo de nuestra infractructura y del menosprecio político de planificación urbana que toda ciudad y país debe tener.

En tal sentido el gobierno no esta moralmente en la capacidad de negarle al país subsidio para el desarrollo del mismo, debido a que éticamente estan obligados a cumplir con su trabajo que no es más, que el de asegurar el bienestar de cada uno de los venezolanos tanto en su modo de vida como la infractructura del país.

De este modo es necesario resaltar la gran falta de conciencia, en este caso, resulta evidente que el deterioro del paisaje urbano, el colapso de infractructuras y el abandono del espacio público, nos pueda afectar de una manera tan grave o drástica.

El costo social que esta tragedia del viaducto representa para el país, debe ser un fuerte argumento, para que este tema sea tratado como una verdadera emergencia, la cual a su vez debe actuar como una alerta para que se tomen definitivamente acciones de prevención antes la probabilidad de que en el futuro no nos lamentemos después de un desastre mayor, vista la condición de vulnerabilidad en la que nos encontramos ante eventos como las fuertes lluvias, deslizamientos o cualquier fenómeno que atente contra la integridad física de estos sistemas, la vida y bienestar de los ciudadanos.

Esta claro que moralmente hay muchas cosas que no estan bien, y que deben corregirlas. En especial cuando el gobierno no le presta atención a los problemas que enfrenta su pais, este tipo de actitud puede “transformar pequeños males, en graves catástrofes”.

Basura; ¿problema sin solución?

Pareciera que el progreso, del que nadie duda, nos hubiera traído nuevos males, como la ruptura del equilibrio ecológico, la perdida de solidaridad y cooperación entre las personas; generada por el individualismo excesivo, la indiferencia por los asuntos de interés público, como lo es la “Basura”; este es un problema que durante los últimos meses, y si se quiere años, ha estado afectando al país en general; problema del cual somos todos responsables, que debe ser de interés para todos resolverlo cuanto antes.

No es posible que durante tanto tiempo no se haya encontrado soluciones factibles para disminuir o mejorar este problema; tampoco es justo que las instituciones encargadas de recoger la basura del país, no hayan asumido del todo su papel (recoger basura), puesto que no sólo en margarita, sino también en las principales ciudades de nuestro país como lo son Caracas, Maracay, Valencia, entre otras; estén afectadas por el mencionado problema.

Cabe destacar, que durante el periodo decembrino, las principales calles y avenidas de Margarita eran un caos total, puesto que se encontraban inundadas de basura; entonces surgen unas preguntas.

¿Dónde están los gobernantes o instituciones encargadas de solucionar este problema? y la sociedad ¿que soluciones aporta a todo esto? o es que… ¿todavía no hemos notado ese problema?

Es inconcebible que siendo un país petrolero, y contando con tantos recursos, no se tenga solución a dicho problema; o no se cuente con entes responsables para solucionarlo; debemos tomar en cuenta que Venezuela es un “Destino Turístico” y en especial Margarita, que depende prácticamente del turismo; por ende la mayoría de los servicios (tanto públicos, como privados) deben funcionar, no digamos a la perfección, pero deben funcionar, sabiendo que dependemos de la impresión con la que queden los turistas, porque si dejamos una mala imagen como destino turístico, se presume no volverán, y es justo lo que no se quiere; puesto que traería consecuencias negativas afectando la afluencia de turistas a la isla; teniendo en cuenta que ésta es sólo una de las secuelas que traería el exceso de basura en las calles.

Es momento de concientizar al venezolano de esto, no podemos vivir inundados de basura por nuestra causa; porque somos nosotros quienes causamos ese caos; sólo si se toma conciencie de esto podremos aportar soluciones que sean factibles, y queda de parte de los gobernantes y entes encargados, mejorar o tal vez prestar ese servicio (recoger la basura del país entero).

Hablando desde el punto de vista ético, la sociedad esta obligada a proponer soluciones, o si se quiere, solventar este problema, ya que somos los principales productores de basura y no podemos dejar toda la responsabilidad a los entes encargados, puesto que también es responsabilidad de nosotros como sociedad para tener un mejor nivel de vida “vivir mejor”. El dilema no es enseñar o no a convivir, sino que el problema reside en dilucidar y explicitar que es lo que se entiende por vivir mejor; en que criterios y modos conviene fomentar, para que las personas puedan aplicarlos bien.

La “buena vida” consiste en conseguir que los demás nos respeten y traten como humanos. Entonces, si aquello que damos recibimos, lo que debemos hacer es “dar la buena vida”.

Dentro de la sociedad, la obligación de todo individuo está en reconocer y respetar la dignidad de los demás individuos; para así conseguir vivir lo mejor posible; porque no hay que olvidar que la sociedad somos todos y para que todos estemos bien, la sociedad debe estar bien.

VIOLENCIA EN NUESTRA SOCIEDAD

Sin ninguna duda alguna la situación social en el país ha ido desmejorando en comparación con épocas anteriores. Es por eso que se habla profusamente de la crisis moral, de la generalización de la violencia, de la perdida de los valores, más que todo en las principales urbes, de la corrupción desenfrenada,en todos los niveles y en todos los estratos y en algunos casos se ha perdido hasta el sentido de vivir, producido por el mismo grado de miseria y los problemas que se le suman.

Uno de los Grandes colaboradores de esa “crisis moral” es la adicción masiva a la televisión (una droga “Psicológica”), ya que absorbe a las personas de tal manera que los hace vivir en un mundo “paralelo”o “en otro mundo”.La Televisión es el fiel aliado de los niños y estos van desarrollando conductas violentas desde temprana edad, guiandose por los patrones vistos en la “caja mágica”,por lo que si se descuidan podrian tener problemas de toda índole, entre estos los más factibles son: la intolerancia frente a las diferencias raciales, religiosas, políticas, etc; el aumento paulatino de la delincuencia y de la violencia delictiva, la agresividad generalizada, entre otros.

Cabe destacar que la inmensa mayoría de estos tipos de violencia se refieren a problemas de convivencia, de relaciones de personas a personas y hasta consigo mismo.

Lamentablemente, esta problemática esta presente en todas partes del mundo, pero en Venezuela este tema ha venido proliferando de una manera acelerada en los últimos años, tanto, que se han llegado a presentar casos de violencia domestica (violaciones, maltratos físicos y verbales y hasta asesinatos) , ocurriendo también en las instituciones laborales y educacionales.

No se puede dejar de mencionar la falta de moralidad, humanidad y principios de las madres desnaturalizadas que abandonan a su suerte a niños y adolescentes, y esto contribuye de una manera significativa al auge de la delincuencia, ya que estos niños se ven obligados a sobrevivir y a seguir la ley del más fuerte, en otras palabras el que tenga un nivel de violencia más alto, lo cual conlleva a elevar a niveles in imaginados el grado de delincuencia e inseguridad y violencia en nuestras calles.

En todo caso nos preguntamos:

¿Porque el ser humano tiene tan altos niveles de violencia? ¿Como podemos llegar a ser tan crueles?; si se supone que somos seres racionales capaces de diferenciar lo bueno de lo malo.

Tal vez, la respuesta la tengamos nosotros mismos al ver poco a poco nuestra sociedad ha ido perdiendo esas grandes bases morales como lo son La honestidad, honradez, humildad, el perdón, entre otros; los cuales provocan una perdida del espíritu humano, apagando de esta manera en cada uno de nosotros un poco de la humanidad que llevamos dentro, dejando a un lado el raciocinio.

De esta forma debemos prevenir pensando en nuestras generaciones futuras; de que forma se verán afectadas por una sociedad tan violenta y sin valores, por lo que debemos partir de la educación en el hogar, el cultivo de todos esos valores éticos y morales necesarios para el progreso de una sociedad libre de violencia.

Finalmente, se piensa en la probabilidad de que la situación vaya agravándose a niveles incontrolables por los organismos de regulación gubernamental, conllevando esto a tomar la justicia por manos de la misma sociedad, lo cual provocaría una posible guerra civil. Por esta razón debemos despertar del adormecimiento enfermizo de nuestra conciencia, “olvidar el pasado, avocarnos al presente y prevenirnos para el futuro”. A.C Bhakthivedanta Swami Prabhupada