Problemas de comportamiento en el ámbito educativo

Educación especial. Perspectiva interactiva. Comportamiento. Prevención. Problemas. Fracaso escolar

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Acceso a Ciclos Formativos de Grado Medio
CCC
Este Plan de Formación te proporciona los conocimientos, generales y prácticos mediante ejercicios, para superar las...
Solicita InformaciÓn

Graduado en ESO
IEEF
Equípate con lo que te faltaba. Este curso te ayudará a conseguir la titulación académica básica que necesitas:...
Solicita InformaciÓn

publicidad

TEMA 22

LOS PROBLEMAS DE COMPORTAMIENTO EN EL ÁMBITO EDUCATIVO. ANÁLISIS DE FACTORES QUE INTERVIENEN DESDE UNA PERPECTIVA INTERACTIVA. EL PAPEL DE LA ESCUELA EN LA PREVENCIÓN DE LOS PROBLEMAS DE COMPORTAMIENTO.

  • - INTRODUCCIÓN

  • 2. - PROBLEMAS DE COMPORTAMIENTO EN EL ÁMBITO EDUCATIVO.

    2.1. - El origen de los problemas de comportamiento en la escuela.

    2.2. - Problemas de comportamiento más frecuentes en el aula

    2.2.1. - Clasificación de los problemas de conducta.

    3. -ANÁLISIS DE LOS FACTORES QUE INTERVIENEN DESDE UNA PERSPECTIVA INTERACTIVA.

    3.1. - El niño y su entorno.

    3.2. - La escuela y os profesores.

    4. - EL PAPEL DE LA ESCUELA EN LA PREVENCIÓN DE LOS PROBLEMAS DE COMPORTAMIENTO.

    4.1. - Fracaso escolar y problemas de comportamiento.

    4.2. - Prevención escolar y social.

    4.3. - Prevención en el ámbito educativo.

    FUENTES CONSULTADAS:

    • Cajas Rojas. Orientación y tutoría. “Reforma de aprender a convivir”

    • Área Transversal “Educación para la convivencia”

    • “La escuela ante el niño con NEE” de Miguel Toledo.

  • - INTRODUCCIÓN

  • Empezaremos el tema en su mismo origen:

    ¿Por qué un niño empieza a ser problemático?

    Esto no viene dado porque sí, sino porque hay alguna carencia o causa que lo provoca y el sentimiento de inadaptación está presente en casi todas. Por causas emocionales, físicas, familiares o sociales, el niño llega a una situación que se le hace insostenible y que suele coincidir con su acceso a la vida escolar.

    Dividiremos, por tanto, las causas en: - Intrínsecas

    • Extrínsecas

    • Mixtas

    • Causas intrínsecas. - Tiene su origen en el niño debido a las alteraciones madurativas de su desarrollo.

    • Neurológico, del ritmo cerebral y psicomotor.

    • Intelectual, por discrepancia de habilidades, inteligencia límite.

    • Afectivo, por falta de control de emociones, falta de adecuación entre sus necesidades y los aportes que recibe.

    • Causas extrínsecas. - Proceden en primer lugar de los padres y más tarde de los educadores y de todo el contexto social en el cual se desarrolla el niño. Podemos enumerar malos tratos, abandono físico, abandono afectivo, sobreprotección, etc.

    • Causas mixtas. - Significa que a las alteraciones del niño se le añaden alteraciones de sus educadores.

    A partir de las causas, estudiaremos los problemas de comportamiento más frecuentes en nuestros centros y el papel de los implicados desde la casa a la comunidad y también el por qué surgen: Así el entender los factores que lo provocan nos llevará a encontrar la manera de paliarlos y prevenirlos. Apoyándonos en los dos ejes fundamentales del problema: - El propio niño

    - El sistema educativo donde está

    inmerso.

  • -PROBLEMAS DE COMPORTAMIENTO EN EL ÁMBITO EDUCATIVO.

  • 2.1. - El origen de los problemas de comportamiento en la escuela.

    Con la socialización que se produce al acceder el niño a círculos extrafamiliares como la escuela y el barrio, van a ir estableciendo relaciones y proyectando en ella su experiencia anterior. De manera que un niño cuyas relaciones en casa son conflictivas tenderá a llevar a la vida social estas pautas erróneas desarrolladas frente a situaciones difíciles (hay síntomas como chuparse el dedo, comerse las uñas, tartamudear...)

    Alrededor de los seis años la actitud intelectual está en pleno desarrollo y la situación se complica en el niño por los diferentes niveles de madurez física, emocional, social e intelectual. De esta manera muchas situaciones más o menos inestables en casa, pueden revelarse al cabo de pocas semanas de vida escolar.

    Hay que aclarar que no es la propia escuela la que crea estos conflictos, sino que en muchos casos, éstos afloran al obligar al niño a enfrentarse a una realidad que le es ajena. Por consiguiente al estudiar los problemas de comportamiento, de integración y adaptación al aula debe enfocarse desde tres puntos de vista:

    • La realidad individual del sujeto en su desarrollo emocional y sus necesidades.

    • La realidad familiar como generadora de muchas de estas alteraciones.

    • La realidad social del grupo que influye y la necesidad de actuar para paliar o solucionar los problemas de socialización de sus miembros.

  • - Problemas e comportamiento más frecuentes en el aula.

  • La repercusión de las dificultades escolares se expresa de diversas formas y aparentemente sin relación mediante trastornos de comportamiento de diversos tipos: fobias, dificultades de alimentación, enuresis, etc.

    El medio cultural en el que vive el niño es esencial y determinante, por lo que nuestra orientación en estos casos debe enfocarse obligatoriamente tanto al medio social al que pertenece como a sus propias necesidades educativas (carácter interactivo).

    El profesor de aula puede jugar en dos aspectos un importante papel de ayuda al niño con trastornos de conducta: Ayudando a su detección para referirlo a los especialistas. Y ayudando al manejo adecuado de estas conductas bajo la supervisión de los especialistas, el orientador del centro o el EOEP.

    Una conducta pasajera por muy molesta que nos parezca, no debe considerarse nunca como anormal. Vamos a ver ahora cuáles son las más frecuentes:

    • Necesidad continuada d llamar la atención

    • Necesidad de tener éxito en algo

    • Agresividad

    • Retirada en sus fantasías

    • Perfeccionismo

    • Depresión

    • Hipocondríacos

    • Regresión

    • Mentiras

    • Pequeños robos, novillos y fugas.

    Otras pueden tener causas mucho más profundas que rebasan generalmente el ámbito escolar y las soluciones que habrá que adoptar so mucho más complejas.

  • - Clasificación de los trastornos de conducta.

  • Las vamos a dividir en funciones elementales, éstas se fraguan en los primeros años de vida, principalmente en el medio familiar. Y en funciones secundarias, las cuales comienzan sobre los seis años y depende de un contacto del niño directamente relacionado con la sociedad y la cultura. Estas funciones son:

    • Trastornos del sueño: Insomnio, terror nocturno, pesadillas, etc.

    • Trastornos de la alimentación: Anorexia, caprichos para comer, bulimia.

    • Trastornos de los esfínteres y evacuación: Eneuresis, etc.

    • Trastornos de la actividad: Inquietud, impulsividad, huye del esfuerzo, tics, balanceos, desordenado, etc.

    • Trastornos del lenguaje: Tartamudez, afasia, disartria, etc.

    • Trastornos de la sexualidad: Exibicionismo, masturbación, etc.

    • Trastornos de la afectividad: Arisco, rechazo a las caricias, tímido, vergonzoso.

    • Trastornos del estado de ánimo: Tristeza, angustia, depresión, miedos, etc.

    • Trastornos Psicovegetativo: Cefaleas, mareos, dolor de vientre, etc.

    • Trastornos del aprendizaje escolar: Rechazo escolar, dislexia, rebeldía, novillos.

    • Trastornos de las relaciones sociales: Solitario, problemas frecuentes, etc.

    • Trastornos que infringen leyes sociales: Mentiras, robos, fugas...

  • - ANÁLISIS DE LOS FACTORES QUE INTERVIENEN DESDE UNA PERSPECTIVA INTERACTIVA.

  • Vamos a estudiar los factores que actúan interrelacionados en la aparición de estos trastornos desde sus dos puntos de origen: El niño y el colegio.

    3.1. - El niño y el entorno.

    Aunque pueden ser muchos los factores desencadenantes de los problemas e comportamiento, los principales suelen ser:

    • La frustración.- El niño frustrado en sus deseos busca a toda costa una salida con la súplica, protestando o con la cólera.

    • Sentimientos de inseguridad.- Estos comportamientos se generan en la infancia, a partir de las relaciones con la familia, por esto es importante la autoestima en todo el comportamiento escolar, familiar y social.

    • La disciplina dura.- Hace que el niño se sienta no querido, tratando a los demás como los padres le trataron a él.

    • La sobredependencia.- Que impide que el niño se desarrolle de manera autónoma.

    • Entrenamiento inadecuado.- Si con frecuencia se le permite que consiga ventajas.

    • Inconsistencia de los padres.

    • El niño rechazado.- Dificilmente encontraremos a un niño agresivo y que al mismo tiempo se sienta querido.

    • Causas de tipo físico.- El estado de salud juega un papel importante aunque no determinado. Sin embargo la persona que tiene mala salud es más propensa a sentirse frustrada.

    • - La escuela y los profesores.

    • Los llamados “Estilos educativos” son factores que ejercen importantísimas influencias a la hora de la aparición de los problemas de comportamiento en nuestros centros y aulas.

      El primer modelo y el deseable sería el profesor equilibrado que sabe aportar al mismo tiempo afecto y satisfacer una legítima autonomía.

      El segundo es aquel que se anticipa al deseo de autonomía.

      Las intervenciones a destiempo, la ausencia de ayuda, el exceso o defecto de afecto son todas torpezas educativas que pesan en el alumno.

      Lo que el niño espera de su profesor es que ejerza su autoridad no mediante la coacción sino con el diálogo. No quieren a los que pretenden imponerse o presentarse como modelos.

      En este aspecto es importante el papel del profesor, no sólo por la forma de encarar los problemas de comportamiento, sino también a la hora de detectarlos, en particular en los casos que no son muy obvios.

    • - EL PAPEL DE LA ESCUELA EN LA PREVENCIÓN DE LOS PROBLEMAS DE COMPORTAMIENTO.

    • 4.1. - Fracaso escolar y problemas de comportamiento.

      Por lo general, es a partir de la interrelación niño/escuela donde se desarrollan los problemas de comportamiento más significativos.

      El colegio está en el origen de este tipo de conflictos y por desgracia contribuye al agravamiento de muchos de ellos, por eso es imprescindible mejorar las condiciones escolares.

      Los orígenes son variados pero su aparición se da en dos momentos claves de la escolarización: El primero coincidiría con el aprendizaje de las técnicas básicas y la adaptación al medio escolar. Un segundo momento sería el que coincide con la pubertad/adolescencia.

      Sólo una escuela que se preocupa por el conjunto de la vida y el medio social del niño detectará los conflictos que puedan surgir y le ayudará a superarlos. Si solo se piensa en los aprendizajes y rendimientos contribuiremos en gran manera a fabricar problemas de comportamiento en nuestros colegios.

      4.2. - Prevención escolar y social.

      Vamos a fijar aquellas medidas preventivas que, aún centrándose en el ámbito educativo, extienden su influencia a todos los ámbitos que forman parte del niño.

      En el ámbito más bajo de prevención la sociedad debe asegurar un buen ambiente cubriendo por lo menos las necesidades físicas y psicológicas.

      En el ámbito escolar habrá que dar más importancia al individuo como tal respetando sus diferencias y su libertad para el desarrollo.

      En el nivel más alto de prevención se necesita de un EOEP destinado a orientar a los alumnos, profesores y padres; en este sentido la rehabilitación familiar es básica, buscando el origen de sus problemas en la realidad familiar. Va dirigido para alumnos cuyas crisis revistan alteraciones de conducta que pueden calificarse de graves.

      4.3. - Prevención en el ámbito educativo.

      Esta tarea es asumida además de por el conjunto de los profesores del centro por el orientador de los EOEPs de la zona.

      Consiste primordialmente e una atención individualizada a los alumnos con problemas de comportamiento, Así como un trabajo de orientación psicopedagógica a maestros y padres, además de la intervención del asistente social.

      Aunque el niño con problemas de comportamiento puede presentar un retraso manifiesto en los aprendizajes académicos, pensamos que son los aprendizajes sociales los que deben constituir el núcleo e los objetivos de intervención.

      Vamos a ver distintos procedimientos para el tratamiento educativo de los desajustes comportamentales y las conductas disruptivas en general:

      • Estructuración precisa del entorno psicosocial.- Mediante normas positivas y negativas diseñadas y pactadas por el colectivo.

      • Organización democrática del aula.- El aula como unidad de aprendizaje social.

      • Refuerzo positivo.

      • Establecer alianzas con los iguales.- Obtener de los niños colaboración para modificar el comportamiento de otros.

      • Economía de fichas.- Es un sistema de modificación de conducta done el niño acumula puntos que más tarde puede cambiar por premios.

      • Programa de recompensas.- En la escuela puede haber u sistema de recompensas ligado con el anterior, como las notas que suelen ser útiles para la mayoría de los niños.

      • Refuerzo negativo.- El mejor que puede usarse para el niño que se porta mal es ignorarlo. Esto es fácil e decir pero no tanto de hacer porque lo normal es dar una respuesta a una conducta que nos molesta, pero es el mejor modo de modificarla.

      • Periodo de aislamiento.- Cuando es casi imposible ignorarla; debe ser algo planeado previamente y habiendo explicado a niño que corresponde a una conducta determinada.

      Además de estas estrategias podemos decir que hay tres principales consecuencias que pueden resultar gratificantes para los niños con problemas de comportamiento y que debemos tener en cuenta:

    • La atención.- Logran atención realmente cuando se portan mal, algunos de ellos no han aprendido a lograr atención de otra manera mejor y ésta es la que conocen.

    • Recompensa auténtica si cesan en el comportamiento.- el niño aprende el modo de conseguir cosas a través de la conducta inapropiada.

    • Escape de una situación desagradable.- Si se porta mal y altera el curso de la clase será expulsado y por lo tanto evitará la situación.

    • Como conclusión, los problemas de comportamiento de los niños no son únicamente una cuestión de ellos, de su forma de ser, sino que implica a los adultos en las relaciones que se establecen con ellos. Por ello, adoptemos una actitud de intervención adecuada para cambiar su conducta.

      Pedagogía Terapéutica

      1

      1