Primeros auxilios: fallos cardiorrepiratorios

Técnicas de auxilio. Enfermedades cardiacas de aparición súbita. Reanimación cardiopulmonar. Shock eléctrico

  • Enviado por: Fedex
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas
publicidad

Primeros Auxilios

Son los cuidados que debe prestarse a un accidentado poniéndolo en la mejor situación posible hasta el momento de recibir la atención médica adecuada. En estos casos no basta la buena voluntad para brindar ayuda, es necesario tener algunos conocimientos y actuar con decisión.

Problemas Cardiorrespiratorios

Enfermedades cardiacas de aparición súbita

Ataque cardiaco:

Los Ataques cardiacos pueden ser provocados por:

    • Obstrucciones al flujo normal de las arterias que irrigan al corazón (isquemia)

    • Por alteraciones en el ritmo normal del corazón (arritmias)

    • Alteraciones en la fuerzas de contracción del corazón (Insuficiencia cardiaca)

Síntomas:

    • Dolor en el centro del pecho

    • Sensación opresiva fuerte de aparición súbita, generalmente en el centro del pecho o en la boca del estomago.

    • Dolor irradiado a la muñeca, hombros, brazos cuello y mandíbula

    • Dificultad para respirar

    • Pulso rápido y débil

    • Sudoración

    • Palidez o color azulado en la piel (cianosis)

    • Nauseas

    • Perdida de conocimiento

    • Debilidad

Paro respiratorio:

En el paro respiratorio se detiene la respiración, pero el corazón continúa llevando sangre oxigenada al cerebro y a otros órganos vitales por algunos minutos. En estos casos las personas tienen pulso.

Las causas pueden ser muchas, entre ellas: Asfixia por inmersión, accidente cerebro-vascular, atragantamiento, inhalación de humo, sobredosis de drogas, electrocución, sofocación, infarto agudo de miocardio, etc.

Paro cardíaco:

En el paro cardíaco la circulación cesa y los órganos vitales se encuentran desprovistos de oxigeno. La persona realiza esfuerzos respiratorios inútiles (gasping) que no deben ser confundidos con las respiraciones espontáneas

El para cardiaco puede producirse por enfermedades cardiacas o por enfermedades de aparición súbita.

Pasos a seguir en caso de emergencias cardiorrespiratorias:

  • Reconocimiento de las señales que hacen sospechar un problema cardiorrespiratorio

  • Activación del sistema de emergencias médicas (S.E.M)

  • Realización de las maniobras de resucitación cardiopulmonar básica (RCP básica)

  • Desfribilación precoz

  • Adecuada atención medica en el lugar. RCP avanzado: Cuidado avanzado pre-hospitalario

  • Resucitación cardiopulmonar en adultos

    1. Reconocimiento de las señales que hacen sospechar un problema cardiorrespiratorio

    Los signos que se pueden observar a simple vista son por ejemplo la palidez y dificultad respiratoria.

    Los síntomas en cambio son las manifestaciones que el paciente hace acerca de su estado como: dolor, sensación de opresión, falta de aire, etc.

    2. Activación del sistema de emergencias médicas (S.E.M)

    Las cosas que debe tener en cuenta la persona que llame al SEM son:

    • Lugar de la emergencia con nombre de las calles laterales

    • Numero del teléfono del lugar de donde se llama

    • Que sucedió (quemadura, desmayo, etc)

    • Número de personas que necesitan ayuda

    • Estado de las personas afectadas

    • Cual es la ayuda requerida para la asistencia de las victimas

    3. Realización de las maniobras de resucitación cardiopulmonar básica (RCP básica)

    Poción de la victima: acostada boca arriba en una superficie dura con la cabeza en hiperextención (hacia atrás) lo que permitirá el libre paso del áreas hacia la laringe, traquea y pulmones.

    A. Abra la vía aérea:

    La vía aérea esta compuesta por la boca, la laringe, faringe, traque y los bronquios. Cuando la persona esta inconsciente, primero se debe determinar si respira. Para ello es necesario realizar la apertura y permeabilización de la vía aérea de la siguiente forma: extender la cabeza hacia atrás (maniobra de hiperextención del cuello) colocar una mano en la frente y con la otra mover la mandíbula hacia delante, de esta manera la lengua se despega de la parte posterior de la garganta permeabilizando la vía aérea

    Para evaluar la presencia o ausencia de la respiración espontánea, acerque su oreja a la boca y nariz de la victima, manteniendo la vía aérea; al mismo tiempo usted debe:

  • Mirar si se mueve el tórax

  • Escuchar si entra y sale aire

  • Sentir en su cara si hay flujo de aire

  • Realizar esta maniobra durante por lo menos 10 segundos. Si la persona esta en paro respiratorio usted debe darle respiración boca a boca

    B. Respiración boca a boca:

    Mantenga la vía área abierta con la maniobra de hiperextención del cuello y de elevación de la mandíbula, cierre la nariz tomándola con el pulgar y el índice de la mano que esta apoyada en la frente, previendo así el escape de aire. Luego selle sus labios alrededor de los labios de la victima y sople dos veces lentamente. El rescatador exhala aire que contiene suficiente oxigeno para satisfacer las necesidades básicas de la victima, pero menos que el del medio ambiente.

    Luego de las dos respiraciones evalué si la persona tiene pulso, si lo presenta continué con la respiración boca a boca a un ritmo de una respiración cada cinco segundos.

    C. Compresiones torácicas:

    Si no hay pulso inicie las compresiones torácicas:

    Consiste en una serie rítmica de compresiones aplicadas sobre la mitad inferior del el esternón provocando el flujo circulatorio, es decir que la sangre circule hacia los pulmones, cerebro y otros órganos vitales, deben recibir oxigeno para mantener la vida.

  • Coloque una mano en el borde inferior de las costillas del lado más cercano a usted.

  • Recorra con los dedos el borde de las costillas hacia arriba hasta don se une con el esternón, ese lugar es el apéndice xifoides.

  • Indique ese lugar con dos dedos.

  • Coloque a partir de ahí el talón de su otra mano.

  • La otra mano por encima de esta. Entrelace los dedos de ambas manos evitando tocar el tórax.

  • Con sus brazos extendidos y sin flexionar los codos, comprima el tórax acompasadamente a un ritmo de 80 a 100 compresiones por minuto.

  • Alterne 2 respiraciones boca a boca cada ciclo de 15 compresiones.

  • Trabe sus codos, ponga los brazos derechos en forma perpendicular al piso y asegúrese de que sus hombros estén ubicados por encima de sus manos, empujando en cada compresión el esternón.

  • No detenga las maniobras de resucitación cardiopulmonar, continué hasta que la persona se recupere, llegue la atención medica o hasta que usted no este en condiciones de continuar.

    Resucitación cardiopulmonar en niños de de 1 a 8 años

    Las características físicas de un niño hacen necesarias algunas modificaciones en la resucitación cardiopulmonar.

    Para niños de 1 a 8 años proceda de la siguiente manera:

    • Establezca la inconsciencia, tome al niño por los hombres y sacúdalo para ver si contesta, (recuerde si sospecha un traumatismo de columna no debe moverlo).

    • Si esta inconsciente llame al S.E.M.

    • Colóquelo sobre una superficie horizontal y firme para efectuar la reanimación.

    A. Abra la vía aérea:

    Tire la cabeza hacia atrás, sin forzar la extensión, colocando la palma de una de sus manos sobre la frente del niño y los dedos índice y medio de la otra mano en el mentón.

    Acerque su cara a la boca del niño. Mire si se mueve el tórax, escuche y sienta la respiración durante 5 a 10 segundos.

    B. Respiración boca a boca:

    Si no respira, haga un sello con sus labios alrededor de la boca y,

    Sople 2 veces hasta ver que el pecho se eleva y desciende con cada ventilación.

    CIRCULACION:

    Ubique el pulso en el cuello, controle durante 5 a 10 segundos.

    Si tiene pulso, continúe solamente con las ventilaciones, 1 ventilación cada 4 segundos, comprobando regularmente la presencia de pulso.

    Si no tiene pulso comience con las compresiones.

    C. Compresiones torácicas:

    En niños mayores a 1 año y menores se utiliza solamente el talón de una mano para efectuar las compresiones de igual manera que para los adultos.

  • Mientras mantiene la vía aérea abierta con una mano, con los dedos de la otra ubique el apéndice Xifoides y apoye inmediatamente por encima el talón de la misma mano.

  • Comprima el esternón, de 2 a 3 cm, 5 veces y luego de una respiración boca a boca, a un ritmo de 100-110 compresiones por minuto, esto constituye un ciclo.

  • Luego de 20 ciclos de 5 compresiones y 1 respiración, verifique el retorno del pulso y la respiración.

    Si no recupera el pulso, continúe con las maniobras de resucitacion hasta que el niño se recupere o llegue la ayuda especializada.

    Si la respiración y el pulso se recuperan coloque al niño de costado y continúe controlando la respiración y el pulso hasta que llegue la ambulancia.

    En caso de tener pulso pero no respiración, continúe con una ventilación cada 4 seg.

    4. Desfribilación precoz

    Es importante recordar que todas las maniobras de resucitación básica tienen una efectividad limitada, por eso, el rescatador debe llamar lo más precozmente posible al sistema de emergencia médica, para que se administren al paciente las prácticas que permitan su sobrevida, como la desfibrinación.

    Muchas veces el corazón late en forma incordinada antes de detener por completo. Esta actividad anárquica de las células del corazón, que se conoce como fibrilación ventricular, puede sobrevenir por problemas cardiacos como el infarto, o por algunos accidentes, como electrocución, traumatismo en el tórax, hipotermia, entre otros casos. En estos casos es necesaria la aplicación inmediata de corriente eléctrica especial, a través de un aparato llamado desfibrilador. Si bien esta es una practica medica especializada, el sistema de emergencias esta preparado para llevar a cabo en el lugar de la emergencia, también existen desfibriladores llamados Automáticos externos que están programados para reconocer la necesidad o no de la descarga y que por lo tanto pueden ser utilizados por cualquier persona entrenada. Ambas modalidades, si se administran precozmente, aumentan significativamente las posibilidades de sobrevivir a un paro cardiorrespiratorio.

    5. Adecuada atención medica en el lugar. RCP avanzado: Cuidado avanzado pre-hospitalario

    La llegada del sistema de emergencia al lugar permitirá, además de efectuar la desfibrinación precoz, dar comienzo al cuidar avanzado de la vida, por ejemplo: la administración de oxigeno, la colocación de una vía venosa para la administración de líquidos y medicamentos para, una vez estabilizado el paciente, trasladarlo a un centro asistencial acorde a la gravedad del problema.

    Resucitación cardiopulmonar en menores de un año

    En los niños menores a un año las causas más frecuentes de paro cardiorrespiratorio incluyen:

    • Síndrome de muerte súbita infantil (en los lactantes se caracteriza por la muerte repentina sin causa aparente)

    • Enfermedades respiratorias

    • Obstrucción de la vía aérea

    • Asfixia por inmersión

    • Sepsis (infección generalizada grave) y enfermedades neurológicas

    Para menores de 1 año proceda de la siguiente manera:

    • Evalúe el estado conciente del niño estimulándolo por la planta de los pies

    • Si esta inconsciente llame al S.E.M.

    • Colóquelo sobre una superficie horizontal y firme

    A. Abra la vía aérea:

    • Extienda ligeramente la cabeza pero no hiperextienda, es decir no fuese la extensión

    • Acerque su cara a la boca del bebé. Mire si se mueve el tórax, escuche la respiración y siente el flujo de aire en su cara

    B. Respiración boca a boca:

    Haga un sello con sus labios alrededor de la boca y nariz del bebé

    Sople aire a través de la boca y nariz del bebé, dos veces hasta ver que el pecho se eleva

    CIRCULACIÓN:

    Verifique el pulso en la cara interna del brazo entre el codo y el hombro.

    Si tiene pulso continué solamente con la respiración boca a boca-nariz y haga una ventilación cada tres segundos, comprobando regularmente la presencia del pulso.

    Si NO tiene pulso comience con las comprobaciones de la siguiente manera

  • Ubique los dedos en el centro del pecho.

  • Comprima cinco veces y luego de una ventilación. Hágalo a un ritmo de cien en cien compresiones por minuto.

  • Continué haciendo ciclo de cinco compresiones y una ventilación hasta que el niño se recupere o llegue la ayuda especializada

  • En los niños mayores que un año y menores que ocho reemplace los dos dedos por el talón de una mano.

  • Shock eléctrico

    El resultado directo del shock eléctrico pueden ocurrir:

    • La fibrilación ventricular (contracciones simultáneas irregulares e inefectivas del corazón), ocurre con el contacto de la corriente alterna o domestica

    • La asistolia (ausencia de latidos cardiacos) y suele ocurrir con la corriente continua, como por ejemplo un rayo.

    El shock eléctrico puede derivar en un paro respiratorio secundario cuando:

    • La corriente eléctrica pasa por el cerebro, que causa inhibición de la función del centro respiratorio (ubicado en el tronco cerebral).

    • Hay una contracción titánica continua del diafragma y del músculo respiratorio, durante la exposición a la corriente, que impide la respiración normal.

    • Por la parálisis prolongada de los músculos respiratorios, la que puede continuar por minutos luego de que el shock eléctrico ha terminado.

    Si el paro respiratorio persiste pueden ocurrir hipoxia (disminución del oxigeno en la sangre) y paro cardiaco. Inmediatamente luego de la electrocución, pueden cesar la respiración y/o la circulación. La persona puede estar en paro res giratorio, inconsciente y en un colapso circulatorio con la presión muy baja.

    Es vital que la persona que haga de rescatador tenga la certeza de que los esfuerzos de rescate no lo pondrán en peligro de shock eléctrico, para lo cual debe estar seguro de que corto la corriente eléctrica y recordar que en estas circunstancias debe evitar el contacto con el agua o con prendas húmedas porque favorecen la conducción de la electricidad.

    ¿Qué se debe hacer en caso de shock eléctrico?

    Mientras se activa el S.E.M. y se avisa a algún familiar de la victima:

    • Separe a la persona de la fuente de la corriente eléctrica, pero recuerde no debe tocar a la victima sin tener aislamiento (guantes y zapatos de goma).

    • Después que la electricidad es cortada por el o personal autorizado (electricista, bombero, encargado de mantenimiento, o persona entrenada) o que la victima este alejada y a salvo de la fuente de energía, debe inmediatamente determinar el estado cardiopulmonar de la victima

    • En ausencia de respiración o circulación, deben iniciarse inmediatamente las técnicas de R.C.P basica. Recuerde que es posible que la persona tenga lesiones de columna provocadas por las contracciones musculares.

    Lo que NO se debe hacer en caso de shock eléctrico

    Nunca pruebe si hay electricidad con la palma de la mano, siempre hágalo con el dorso, porque la contractura de la mano hará el rescatador que se quede aferrado a la victima o al instrumento eléctrico aumentando el riesgo de sufrir él mismo una descarga eléctrica