Prevención y Tratamiento de Úlceras por Presión

Enfermería. Medicina. Ciencias de la Salud. Prácticas clínicas. Daños de la piel. Educación sanitaria. Prevención. Tratamiento. Cura de enfermedades

  • Enviado por: Sarajaen
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

_____________________________________________________________________________________

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE ÚLCERAS POR PRESIÓN

______________________________________________________________________Introducción

En este trabajo he recopilado las intervenciones más significativas de enfermería que se llevan a cabo en la unidad donde he cursado este primer año las prácticas clínicas con respecto a la prevención y tratamiento de las úlceras por presión, que como ya sabemos es una alteración observable de la piel, cuya causa es la presión, manifestándose por eritemas cutáneos, pérdida de tejidos de la piel o de los tejidos subayacentes, según en el estadio en que se encuentre dicha úlcera, llegando incluso a necrosis del tejido subcutáneo (Estadios III y IV).

Valoración

La valoración de la existencia de úlceras por presión se lleva a cabo junto con la primera valoración tras el ingreso, y luego periódicamente durante la estancia en el hospital.

En la valoración se observa la existencia de úlceras en la piel, y se tienen en cuenta otros aspectos relacionados con el riesgo de úlceras por presión, que son los siguientes:

  • Valoración del estado mental. Según la consciencia del individuo apuntaremos si hay más o menos riesgo de úlceras, ya que habrá que tener extremo cuidado y llevar a cabo valoraciones exhaustivas con aquéllos que presenten anomalías mentales.

  • Valoración de la incontinencia. Valoraremos la incontinencia ya que aquéllos pacientes que la experimenten se consideran de más riesgo respecto a aquellos que sean continentes, esto es debido al incremento del grado de humedad.

  • Valoración de la movilidad/actividad. Se valora si el paciente tiene una movilidad completa, se encuentra limitada o se encuentra totalmente inmóvil. Aquéllos pacientes inmóviles son de alto riesgo respecto a las úlceras por presión debido a la presión continuada sobre las mismas estructuras anatómicas durante mucho tiempo, debido a esta inmovilización.

  • Valoración de la nutrición. Se evalúa el estado nutricional del paciente ya que una alimentación incorrecta influye sobre el problema de las úlceras por presión.

Vigilancia de la piel en pacientes de riesgo en mi unidad

Una vez determinado que un paciente se encuentra en riesgo de experimentar úlceras por presión, se pone en marcha un procedimiento de vigilancia y cuidados sobre la piel.

Se vigila periódicamente la piel del paciente, prestando atención a signos que indiquen desarrollo de úlcera, atendiendo sobretodo a aquéllas zonas donde existe mayor presión, como son los talones, codos, cóccix, omóplatos y todas aquéllas prominencias óseas en general. Así también se valora el estado de humedad o sequedad en la piel.

Se tiene especial cuidado también a la hora de la higiene de la piel (sobretodo en los pliegues cutáneos), secándola con mucho cuidado y sin friccionar. La piel se debe lavar con agua tibia y jabón.

Complementariamente se aplica una serie de medidas como ácidos grasos hiperoxigenados en la piel sana que está sometida a presión, y en las prominencias óseas (de alto riesgo) se aplica apósitos hidrocelulares. En mi unidad se recurre a los vendajes almohadillados.

Educación sanitaria al paciente y familiares sobre las úlceras por presión

Una vez que se sabe que hay una úlcera por presión, hay que enseñar al paciente y familia los conocimientos y habilidades necesarias sobre las úlceras por presión, para que aprendan a tratarlas. Deben saber:

-Factores de riesgo de las úlceras por presión.

-Saber valorar los signos de úlceras por presión

-Saber de la importancia que tienen los cambios posturales en la prevención de las úlceras.

-Conocimiento sobre qué superficies de apoyo se deben emplear para disminuir la presión (Colchón de aire)

-Decirles que la alimentación es importante

-Saber proteger la úlcera de la infección (heces, orina, etc.)

Cura de la úlcera por presión

A la hora de realizar la cura de una úlcera por presión se tendrán en cuenta una serie de pautas:

  • Se explica al paciente el procedimiento que se le va a practicar.(Sobretodo cuando se trata de la primera vez que se le va a curar la úlcera)

  • Previamente se prepara el material necesario para realizar la cura. El material necesario debe de constar de unos guantes, apósitos, gasas, suero fisiológico, agujas, tijeras, y una bolsa de residuos.

  • Se crea un campo estéril para la limpieza de la herida.

  • A la hora de retirar el apósito viejo, en mi unidad echamos suero fisiológico para impregnar el apósito y que así resulte más fácil despegarlo, sin hacer daño.

  • La frecuencia con la que se cambian los apósitos varían en función del producto del que se trate y de las necesidades propias de la úlcera, por ejemplo mucho exudado requerirá un cambio casi diario.

  • Se procede a la limpieza de la úlcera con suero fisiológico y si fuera necesario se lleva a cabo el desbridamiento.

    • Se utiliza la mínima fuerza sobre la úlcera cuando se limpie o irrigue ésta, así como para su secado.

    • En caso de infección de la úlcera se utilizan también antisépticos (Betadine, se deja escurrir por toda la herida). La limpieza de la úlcera se realiza siempre de dentro hacia fuera y nunca al revés, para evitar introducir microorganismos en la misma.

    • En el caso de que la cura se lleve a cabo con productos en forma de pastas, geles, etc., se rellena prácticamente toda la herida, colocando el apósito encima.

    • Para la colocación del nuevo apósito, debe ser lo suficientemente grande para pegarlo sobre la piel que está sana.

El desbridamiento de la úlcera

En mi unidad para desbridar las úlceras, en el tiempo que yo he estado siempre lo hemos hecho por desbridamiento enzimático que consiste en la desbridación de la herida mediante productos químicos. Este producto químico es la colagenasa. Consiste en rellenar la herida (después de aplicar suero fisiológico) del producto y tapar con un apósito. El compuesto químico hace su acción por sí solo.

Bibliografía:

Protocolos de actuación ante úlceras por presión disponibles en todas las unidades hospitalarias