Prevención en el uso del solvente

Sustancias químicas. Inflamables. Volátiles. PRL (Prevención De Riesgos Laborales). Daños. Primeros auxilios

  • Enviado por: Chino
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Estructura Atómica y Tabla Periódica
Estructura Atómica y Tabla Periódica
En este curso abordaremos las bases de la estructura atómica y trataremos de forma sencilla conceptos mecanocuánticos...
Ver más información

Tutorías de Matemática y Ciencia en vivo
Tutorías de Matemática y Ciencia en vivo
Este curso es en relidad un medio de pago para aquellos que deseen tomar el nuevo servicio de tutoría que presta...
Ver más información


Prevención en el uso del solvente.

Solventes

Los denominados solventes son uno de los grupos de productos químicos industriales de mayor uso, producidos y utilizados en grandes cantidades bajo una gran variedad de denominaciones comerciales y químicas en casi todas las industrias.

La mayoría son altamente inflamables y prenden fuego fácilmente. Son muy volátiles pudiendo formar con gran rapidez una mezcla explosiva aire/vapor del solvente.

Algunos solventes pueden ser sumamente peligrosos para la salud y hasta mortales si se utilizan sin las precauciones adecuadas.

El conocimiento de los riesgos constituye la mejor prevención y protección del trabajador contra esos riesgos.

¿Qué son los solventes?

Sustancia o mezcla líquida de compuestos químicos capaces de disolver otras sustancias de utilización industrial.

Prevención de riegos en el uso del solvente.

La característica más importante de los solventes, disolventes y diluyentes, es su gran capacidad para evaporarse o volatilizarse rápidamente en condiciones normales de trabajo.

El daño en la salud de las personas se origina por:

-El ingreso del tóxico al organismo cuando se respira o inhalan sus vapores o a través del contacto con la piel o por su ingestión accidental o voluntaria.

Que los solventes o diluyentes ingresan al organismo por los tejidos u órganos que tengan células grasas especiales, como la piel, el cerebro, el hígado y riñones.

Daños que provocan en:

PIEL: Dermatitis de contacto.

HIGADO: Cáncer hepático, daño hepático.

SANGRE: Anemia aplásica, leucemia, daño al SNC -Sistema Nervioso Central-, polineuritis periférica.

APARATO RESPIRATORIO: Laringitis irritativa, daño pulmonar por inhalación.

CEREBRO: Deterioro de las funciones intelectuales de carácter irreversible.

EMBARAZO: Durante este periodo la mujer no debe exponerse a estos productos para evitar malformaciones fetales.

SINTOMAS DE INTOXICACION POR SOLVENTES

  • Dolor de cabeza

  • Mareos

  • Náuseas - vómitos

  • Pérdida de equilibrio

  • Dificultad para respirar

  • Pérdida de conciencia

ACTIVIDADES Y LABORES DONDE SON USADOS CON MAYOR FRECUENCIA

Aplicación y fabricación de adhesivos y pegamentos

Aplicación y fabricación de pinturas, lacas, y barnices

Limpieza de ropa en seco

Lavado y desengrase de piezas mecánicas y herramientas

Lavado de contactos eléctricos

Quitamanchas industriales y caseros

Fabricación y uso de tintas de impresión

PRIMEROS AUXILIOS en caso de un accidente con un solvente

  • Retirar al afectado a un lugar más ventilado, así se aprovechará la condición volátil de estos productos.

  • Si se ha tenido contacto con los ojos, lavar con abundante agua limpia.

  • Retirar la ropa que presente estos productos aunque sea en baja cantidad para evitar lesiones a la piel.

  • Trasladar inmediatamente al servicio de urgencia más cercano.

PREVENCIÓN

PROTECCION PERSONAL REQUERIDA PARA TRABAJOS CON SOLVENTES DILUYENTES Y SIMILARES

  • Máscara con filtro para vapores o gases

  • Guantes para solventes

  • Careta facial

  • Pechera de hule

  • No comer ni fumar en el lugar de trabajo, y

  • Calzado adecuado

PROTECCION GENERAL

  • Sitio de trabajo aislado

  • Ventilación general o local

  • Sistema de extracción de aire general o local

  • Eliminar puntos de riesgo de incendio o explosión

  • Mantención adecuada de instalaciones eléctricas especiales para la zona de trabajo

  • Uso de dispensadores personales, recipientes tapados

  • Existencia de extinguidores del tipo ABC, vigentes y con personal entrenado para su empleo

BODEGAJE Y MANIPULACION

Los solventes, diluyentes y similares deberán ser almacenados y manipulados en recintos especiales o tomando todas las medidas de prevención que éstos requieren, como por ejemplo hacerlo lejos de fuentes de calor: cocinas, fogones, calderas, cilindros de oxígeno, calefactores de aire forzado, sopletes, etc.

 

EN CASOS DE DERRAME

se deberá emplear aserrín, huaipe o telas absorbentes especiales, para enjugar los líquidos y luego eliminarlos en recipientes cerrados para evitar la evaporación y consecuente contaminación.

RIESGOS PARA LA SALUD

¿Cómo penetran en el organismo?

1.- Por inhalación: Es la vía más importante. El vapor del solvente en el aire es respirado y pasa fácilmente a través de los pulmones hasta ingresar en el torrente sanguíneo.

2.- Contacto con la piel: Muchos solventes pasan directamente a través de la piel y entran en el torrente sanguíneo.

3.- Ingestión: Los solventes pueden ser ingeridos a través de la boca por contacto con las manos, bebidas, alimentos y cigarrillos contaminados.

4.-No comer o fumar en áreas donde estén presentes los solventes.

¿Cómo pueden los solventes afectar a mi salud?

  • A corto plazo:

Efectos causados por 1 sola exposición a una cantidad de solventes:

1.-Irritación de ojos, nariz y garganta.

2.-En contacto con la piel pueden provocar irritación, ya que los solventes disuelven las propias grasas de la piel y el denominado manto ácido, los que constituyen nuestros principales protectores naturales.

3.-Actuación sobre el sistema nervioso central (SNC) con efecto narcótico (sensación de somnolencia).

4.-Náuseas, vómitos, mareos.

5.-Dolores de cabeza.

 A largo plazo:

Efectos causados por exposiciones frecuentes y largo periodo de tiempo:

1.-Lesiones en el Sistema Nervioso Central (Sensación de embriaguez).

2.-Lesiones en riñón (insuficiencia renal en casos graves).

3.-En hígado (síntomas digestivos como pérdida de apetito, náuseas, mal sabor de boca, incluso algún solvente puede producir cáncer de hígado). Entre los usados más desaprensivamente por ignorancia o desconocimiento, se encuentra la popular naftalina empleada como antipolillas.

4.-Lesiones en corazón: alteración del ritmo cardiaco.

5.-Lesiones en pulmones: Dificultad respiratoria.

6.-Lesiones en médula ósea (anemias y leucemias).

7.-Lesiones en piel: Casi todos los solventes pueden ser absorbidos por la piel normal, produciendo enrojecimiento, urticaria y sequedad. No use solventes para eliminar pintura o grasa de su piel.

PREVENCION Y CONTROL DE LA EXPOSICION AL SOLVENTE.

1.- ACCION EN EL PUESTO DE TRABAJO. DISEÑO ADECUADO y USO DE NUEVAS TECNOLOGIAS:

PREVENCION:

  • Eliminación o sustitución de los solventes por otros menos nocivos cada vez que sea posible.

CONTROL:

  • Confinamiento: Confinar y así controlar un procedimiento utilizando sistemas de ventilación para evacuar vapores.

  • Ventilación por aspiración. Ventilación general.

  • Adoptar procedimientos seguros de manipulación.

 

2.- OTRAS PRECAUCIONES SOBRE EL SUJETO SUSCEPTIBLE

A. Utilización de ropa y equipos de protección personal.

  • Máscaras con filtro: No todas las máscaras son eficaces para el trabajo. Asegúrese de que las suministradas para su uso personal sean las adecuadas.

  • Guantes: Algunos solventes pasan a través de los guantes de goma. Utilice los adecuados para su trabajo.

  • Mandiles o delantales, botas, etc.

  • Siempre se comprobará el buen funcionamiento de los equipos antes de su uso.

B.- Formación e Información

  • El trabajador debe estar informado del riesgo que conlleva la exposición al solvente que está manejando y de las medidas preventivas que existen, así como de los procedimientos y conductas que se seguirán en situaciones de emergencia.