Preparación de conferencias

Educación Social. Preparación de conferencias. Documentación. Esquematización. Ejemplos. Anécdotas. Duración de la charla. Exposición. Guión. Comparación de ideas

  • Enviado por: Greivin Sibaja Mora
  • Idioma: castellano
  • País: Costa Rica Costa Rica
  • 3 páginas
publicidad

INSTITUTO NACIONAL DE APRENDIZAJE

NÚCLEO SECTOR COMERCIO Y SERVICIOS

SUBSECTOR FORMACIÓN DE FORMADORES

MODULO: EL PROCESO DE INSTRUCCIÓN EN LA CAPACITACION

COMO PREPARAR Y DAR UNA CHARLA

  • DOCUMENTARSE: Leer libros y bibliografía que trate sobre la materia.

  • ESQUEMATIZAR LA CHARLA: Partiendo de una o varias ideas claras. Llegar a unas conclusiones y procurar que queden bien definidas.

  • BUSCAR EJEMPLOS Y ANÉCDOTAS: Hay que colocarlos en los momentos en que la charla haya perdido el interés o se suponga cansado el auditorio.

  • ESCOGER FRASES REPRESENTATIVAS: Insistir en las ideas claves. Una buena forma de concretarlas es resumirlas en una frase “slogan” que puede repetirse al final y que dè idea de todo lo que contenìa el punto que se tratò.

  • CONTROLAR EL TIEMPO DE DURACIÓN: No se debe dejar a la improvisación. Se corre el riesgo de que, transcurrido el tiempo normal, queden temas por tratar.

  • REDACTARSE EL GUION: Hay que usarlo al dar la charla, debe servirnos de guìa y deben figurar en èl los puntos suficientes para no perdernos, los ejemplos, las frases, etc.

  • RENOVAR LOS ESQUEMAS: : Cuando se ha dado muchas veces la misma charla se van adquiriendo algunos vicios. Es necesario volver a estudiarla, añadir nuevas ideas, mejorar los defectos que se hayan observado y revitalizarla.

  • COMPARAR IDEAS: Es muy útil el observar y escuchar como otras personas dan la misma charla. Viéndolo en otras personas nos damos cuenta de nuestros posibles defectos; a la vez aprendemos nuevas técnicas y nuevos enfoques.

  • NATURALIDAD: Hablar con naturalidad, sin grandes frases, ni tonos forzados. Emplear un lenguaje sencillo, de conversación entre amigos. No hacer sermones.

  • PONER VIDA: Hay que estar totalmente convencidos de lo que se dice. Es mejor mencionar algunos puntos que el querer aparentar algo que uno no es o en lo que uno no cree.

  • HABLAR DESPACIO: Quien está escuchando necesita tiempo para asimilar las ideas. Después de las ideas claves, expresadas por las frases slogan, dejar una pequeña pausa para que estas ideas lleguen a calar. Estas pausas es bueno dejarlas después de algún interrogatorio o pregunta que se les puede dirigir y después uno mismo da la solución.

  • EXPONER EL ESQUEMA. Al comenzar, exponer los puntos a tratar, para que el auditorio sepa por dónde va a ir. Al terminar, recordar los puntos fuertes con ideas clave.

  • AGRADECER LA ATENCIÓN y ponerse a su disposición para evacuar dudas.

  • COMO EMPEZAR A COMUNICAR TUS IDEAS

    Cualquiera que sea tu oficio o tu situación social, debes persuadirte no solo de que puedes, sino de que debes, en muchas ocasiones de la vida, ejercer el papel de dirigente.

    Para conseguirlo hay muchos caminos. Uno de ellos, quizá el más importante es el de saber hablar de una manera efectiva. Apenas es concebible un dirigente incapaz de comunicar sus ideas a los demás.

    Es fácil hallar dificultades en adquirir este arte, sin embargo es posible adquirirlo con esfuerzo y recordando el privilegio y el deber que te incumbe de poner en circulación esos tesoros que pueden estar escondidos en tu ser.

    SIGUE ESTAS SUGERENCIAS:

  • Procura ser natural y sincero. Habla ante los demás como harías en una conversación normal, con frases naturales y sin rebuscamientos.

  • Habla en voz fuerte y clara. La tendencia de los oradores novatos es bajar la voz cuando están ante el auditorio. Por consiguiente, habla un poco más fuerte de lo que crees deberías hacerlo. Además sería una falta de consideración que los oyentes vayan a hacer un esfuerzo especial para adivinar lo que dices.

  • Adopta gestos, miradas y hasta un tono de voz cordial

  • No te apures por el nerviosismo. La mayoría de las personas sienten miedo cuando hablan en público. Esto es normal, pero hay que controlar ese temor. Eso se va logrando con la práctica y el estudio. Cuando te levantas para hablar, detente un momento para recogerte dentro de ti mismo y para mirar vagamente al auditorio durante unos segundos.

  • Aprende a expresar tus ideas con claridad y concisión. La meta de tus esfuerzos ha de consistir en mejorar tus posibilidades de comunicar grandes ideas a los demás y no tanto en dejar en todos gran impresión de tus cualidades personales.

  • Ten siempre presente que las frases rebuscadas o las palabras no comunes nunca podrán sustituir a las ideas expresadas con sinceridad y sencillez. “ Piensa como los sabios pero habla como el pueblo sencillo” , era un consejo de Aristóteles.

  • Adopta en todo la fórmula de la amistad.

  • 7) Mira con simpatía a tus oyentes, con esto no quiere decir que te presentes a los oyentes con una sonrisa de oreja a oreja, pero sì que les mires como quien les lleva un mensaje positivo.

    2