Prejuicios

Conciencia social. Críticas. Machismo. Estereotipos. Atributos. Chivos expiatorios

  • Enviado por: Noel Gallagher
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


INTRODUCCIÓN PREJUICIO

La sensación de impotencia que constituye la cosecha de los oprimidos lleva casi inevitablemente a una disminución de la propia estima, proceso que comienza ya en la primera infancia.

En cierto experimento se llegó al resultado de que las mujeres tenían aprendido su lugar: consideraban que su propia capacidad era necesariamente inferior a la de los varones.

ESTEREOTIPOS Y ATRIBUTOS

Desde el punto de vista técnico, cabe distinguir entre prejuicios positivos y negativos; por ejemplo, puedo tener prejuicios en contra o a favor de los artistas modernos. Antes de que cierto artista moderno me sea presentado, yo ya estaré inclinado a que me guste o a que no me guste, y ya estaré esperando ver ciertas características en él.

Pero en este capítulo definiremos el prejuicio como una actitud hostil y negativa hacia un grupo distinguible basada en generalizaciones derivadas de información imperfecta o incompleta.

La generalización de características o motivos a todo un grupo de personas es lo que se llama estereotipar. Consiste en asignar idénticas características a cualquier persona de un grupo, sin tener en cuenta la variación real que existe entre los miembros del mismo. Así, creer que los negros tienen un natural sentido del ritmo es asumir que virtualmente todos los negros son rítmicos. Esto no constituye ningún acto abusivo intencional; no es sino un modo de simplificar nuestra visión del mundo, y todos lo hacemos en cierta medida. En tanto que el estereotipo esté basado en la experiencia y sea completamente adecuado resulta un método adaptativo y justo para tratar con el mundo. Por el contrario si no nos deja ver las diferencias individuales dentro de un grupo de gente, resulta poco adaptativo y potencialmente peligroso.

Un caso especial dentro del estereotipar lo constituye el hacer atribuciones. Si una persona realiza una acción, los observadores harán referencias sobre lo que ha causado dicho comportamiento. Estas referencias causales son las llamadas atribuciones.

El prejuicio da lugar a particulares tipos de atribuciones negativas o estereotipos, que a su vez intensifican dicho prejuicio. La persona con prejuicios muy arraigados es prácticamente inmune a la información. Todos nosotros tenemos prejuicios ya sea contra un grupo étnico, contra áreas geográficas específicas como lugares de residencia, o contra ciertos tipos de comida.

Hay una cierta tendencia a atribuir parte de culpa a las propias víctimas. Esta tendencia a culpar a la víctima por su victimación es movida por un deseo de ver el mundo como un lugar justo. Si dos personas trabajan con igual esfuerzo en la misma tarea y por una suerte de cara o cruz uno recibe una recompensa importante y el otro no recibe nada, los observadores muestran una fuerte tendencia a catalogar a la persona que no tuvo suerte como la menos trabajadora.

-“CONFESIONES DE UN MACHISTA”

En la primera edición de este libro, al discutir las diferencias individuales en la persuabilidad, se puntualiza que las mujeres parecían más fáciles de persuadir que los hombres. Se basaba en un experimento el cual parecía estar sesgado intencionadamente en contra de las mujeres. Los temas para persuadir se referían a defensa civil, la investigación sobre el cáncer….. y nuestra cultura entrena más a hombres y muchachos que a mujeres y niñas a tener interés por estos temas. Así, la gente es más persuadible en aquellos temas que desconoce. Por supuesto, el mero hecho de que las mujeres sean educadas en él desinterés por ciertos temas que son “solo de hombres” es en sí y por sí mismo una consecuencia trágica en la discriminación sexual.

Cuando estamos educados en una sociedad prejuiciosa a menudo aceptamos esos prejuicios sin crítica. Resulta fácil creer que las mujeres son crédulas porque éste es el estereotipo mantenido por dicha sociedad. Así tendemos a no mirar los datos científicos críticamente y los utilizamos como apoyo científico de nuestros propios prejuicios.

El prejuicio contra las mujeres existe siendo un ejemplo de ideología no consciente; esto es, un conjunto de creencias que aceptamos implícitamente, pero de las cuales no nos damos cuenta porque ni siquiera podemos imaginar concepciones alternativas del mundo.

El proceso de socialización de los roles sexuales nos ha conducido a considerar los roles de hombres y mujeres como rígidos y limitadores. Tanto los investigadores de los roles sexuales como las feministas encuentran que estas etiquetas tradicionales son la antítesis de un proceso rico y completo de crecimiento.

Si una mujer intenta desviarse de un rígido rol sexual comportándose de un modo no convencional, se arriesga a perder amistades y alenta a los prejuicios en otros. Si los individuales necesitan compararse a sí mismos con sus semejantes, es menos probable que se salgan del rol aceptado, sobre todo si tienen baja autoestima.

CAUSAS DEL PREJUICIO

Uno de los factores determinantes del prejuicio es la necesidad de autojustificación. Hemos demostrado que si le hemos hecho algo cruel a una persona o a un grupo, menospreciamos a esa persona o grupo para justificar nuestra crueldad. Además este acto de autojustificación sirve para intensificar ulteriores actos de brutalidad.

Naturalmente, hay otras necesidades humanas además de la autojustificación. Existe la necesidad de status y de poder. Un individuo que se encuentra en una posición baja dentro de la jerarquía socioeconómica puede necesitar la presencia de un grupo minoritario pisoteado para poder sentirse superior a alguien. Trátese de prejuicios contra negros o judíos, cuando el status social de una persona es bajo o declinante tiende a tener más prejuicios que cuando el status social es elevado o ascendente. Y eso ocurre porque:

1) Necesitan sentirse superiores a alguien.

2) Sienten más agudamente la competencia de empleos con los miembros de grupos minoritarios.

3) Están más frustrados que la mayoría de la gente y son, por tanto, más agresivos.

4) Su falta de educación incrementa la posibilidad de que adopten un criterio estereotipado del mundo.

No hay una causa única para el prejuicio. Analizaremos cuatro causas básicas de prejuicios:

1) Competencia o conflicto económico y político.

2) Agresión desplazada.

3) Necesidades de personalidad.

4) Conformidad con las normas sociales existentes.

-COMPETENCIA ECONÓMICA Y POLÍTICA

El prejuicio puede considerarse resultado de fuerzas económicas y políticas. Según este punto de vista, el grupo dominante quizá intente explotar o denigrar a un grupo minoritario para conseguir alguna ventaja material. Las actitudes de prejuicio tienden a crecer en momentos de tensión y cuando existe un conflicto centrado sobre metas mutuamente excluyentes.

También se ha demostrado que la discriminación, el prejuicio y los estereotipos negativos aumentan drásticamente con la competencia en torno a empleos escasos: en una pequeña ciudad industrial se probó que, pese a no existir inicialmente ningún prejuicio visible contra los alemanes, llegó a producirse cuando escasearon empleos. Se puede determinar si la competencia provoca prejuicio en y por sí misma realizando un experimento. Una manera es:

1) Asignar al azar personas de diferentes ambientes a uno de dos grupos.

2) Distinguir esos grupos de un modo arbitrario.

3) Poner a los grupos en una situación de competencia recíproca.

4) Buscar indicios de prejuicio.

- LA TEORÍA DEL “CHIVO EXPIATORIO”

Quedamos en que la agresión está provocada, en parte, por la frustración y otras situaciones desagradables o adversas como dolor o aburrimiento. En un individuo frustrado hay una fuerte tendencia a atacar a la causa de su frustración. Sin embargo, la causa de la frustración de una persona es a menudo o demasiado grande o demasiado pequeña como para permitir una venganza directa. Si hay un desempleo masivo, atacará el trabajador frustrado y parado al sistema económico.

En la Alemania nazi, el chivo expiatorio fueron los judíos; en el sur de EE.UU han sido lo negros: El número de linchamientos aumentaban a medida que bajaba el precio del algodón. Al sufrir una depresión se sentían frustrados y esas frustraciones desembocaban aparentemente en un incremento de los linchamientos y otros delitos de violencia. La frustración conduce a una agresión específica, contra alguien a quien odiamos.

-LA PERSONALIDAD PREJUICIOSA

El desplazamiento de la agresividad sobre chivos expiatorios puede ser una tendencia humana, pero no es cierto que todas las personas la alberguen en el mismo grado. Podemos llegar más lejos y decir que hay personas predispuestas al prejuicio, no solo debido a influencias externas inmediatas, sino por el tipo mismo de personas que son. Nos referimos a estos individuos como “personalidades autoritarias”. Básicamente tiene las siguientes características:

- Suele tener creencias rígidas y poseer valores tradicionales.

- Es intolerante con la debilidad.

- Tiende a ser altamente positivo.

- Es receloso y respeta la autoridad.

Aunque es cierto que los adultos autoritarios y con alto nivel de prejuicio suelen tener padres con tendencia a la dureza y a utilizar el “amor condicional” como técnica de socialización, no es necesariamente verdad que fuese esto lo que causara el desarrollo de prejuicios en esas personas. Los padres de las personas autoritarias suelen tener, a su vez, grandes prejuicios contra las minorías, y puede suceder que el desarrollo del prejuicio en algunas personas se debe a conformismo, con arreglo al proceso de identificación.

Cabe sugerir que en muchos casos el niño aprende toda una serie de prejuicios mientras está sentado sobre las rodillas de la madre.

- PREJUICIO POR CONFORMISMO

Hay más prejuicio contra los negros en el Sur que en el norte de EE.UU. Esto se manifiesta a menudo en actitudes más marcadas contra la integración racial. ¿Por qué?¿Se debía a la competencia económica? Probablemente no. ¿Hay relativamente más personalidades autoritarias en el sur que en el norte? No.

Pettigrew ha sugerido que la explicación de esos fenómenos es el conformismo. En este caso, las personas están simplemente plegándose a las normas vigentes en su sociedad. Los sucesos históricos del sur prepararon la situación para un mayor prejuicio contra los negros, pero la causa de su conservación es el conformismo. Aunque la competencia económica, la frustración y las necesidades de personalidad intervengan también en alguna medida.

LA TRAYECTORIA DEL ESTADO PUEDE CAMBIAR LA TRAYECTORIA DE LAS COSTUMBRES

El Tribunal Supremo de los EE.UU declaró que las escuelas separadas pero iguales eran, por definición, desiguales. Poco después de esta decisión, muchas personas se opusieron a la integración en las escuelas esgrimiendo argumentos “humanitarios”. Aunque es posible obligar a la gente a ir a la misma escuela, no lo es tanto obligar a quererse y respetarse mutuamente. Por tanto aconsejaban a retrasar la disgregación hasta poder cambiar las actitudes.

Los psicólogos sociales creían por entonces que el modo de cambiar la conducta era cambiar la actitudes. Si se logra que los adultos reduzcan sus prejuicios, no dudarán en permitir que sus hijos vayan a la misma escuela que los negros. Confiaban bastante en que podrían cambiar las actitudes mediante campañas de información. Desgraciadamente no es así de simple, el prejuicio no lo cambia fácilmente ninguna campaña de información.

Además, hemos visto que cuando las personas se ven forzadas a atender a una información contraria a sus criterios, la rechazan, la distorsionan o la ignoran.

Para la mayoría el prejuicio está demasiado enraizado en sus propios sistemas de creencias, es demasiado coherente con su conducta cotidiana y recibe demasiado apoyo y estímulo de las personas circundantes como para verse reducido por un libro, una película….

- LOS EFECTOS DEL CONTACTO EN SITUACIÓN DE IGUALDAD

Aunque los cambios de actitud influyen en los cambios de conducta, es difícil cambiar actitudes a través de la educación. Los psicólogos sociales saben desde hace tiempo que los cambios en la conducta pueden provocar cambios en las actitudes. Se ha discutido si lo blancos y negros pudieran ser puestos en contacto directo, los individuos prejuiciosos tomarían contacto con la realidad de su propia experiencia, y no simplemente con el estereotipo. Eventualmente esto llevaría a una comprensión mayor. El contacto debe tener lugar en una situación de status igualado.

Podemos remitirnos a proyectos públicos de viviendas comunales. Uno de los proyectos asignó a las familias blancas y negras edificios separados. En otro proyecto la concesión estaba integrada: las familias blancas y negras habrían de alojarse en el mismo edificio. En el proyecto integrado, los residentes comunicaron un mayor cambio positivo en sus actitudes hacia los negros. Partiendo de esto datos parecería que la trayectoria estatal si puede cambiar la trayectoria de las costumbres, que se puede legislar sobre moralidad mediante un contacto en situaciones paritarias. Si se logra reunir a estos grupos raciales en condiciones de igualdad, tendrán oportunidad de conocerse mejor entre si, lo cual puede incrementar la comprensión y reducir la tensión, a igualdad de todos los demás factores.

- INTERDEPENDENCIA: UNA SOLUCIÓN POSIBLE

El final de la segregación en los colegios puede abrir las puertas a una mayor comprensión entre los estudiantes, pero en sí mismo no es la solución definitiva. Si la atmósfera es altamente competitiva cualquier tensión previa que haya existido puede aumentar como resultado del contacto.

Así pues, el factor clave es la interdependencia mutua: una situación en la cual lo individuos se necesiten para llegar a un objetivo. Así, los grupos son más amistosos y más atentos.

Desgraciadamente la cooperación e interdependencia no son características de los procesos que existen en la mayoría de las aulas escolares. A través de este proceso los estudiantes aprenden varias cosas:

- Aprenden que sólo hay un experto en la clase: el profesor o profesora.

- También aprenden que hay solo una respuesta correcta a cualquier pregunta.

- También aprenden que la recompensa viene de agradar a la profesora demostrando activamente cuan rápidos, ingeniosos, ordenados…son

El juego es muy competitivo y los riesgos altos pues en el aula los chicos compiten por el respeto y la aprobación de una de las dos o tres personas más importantes. El resultado final de este proceso es que la comprensión y la amistad no se promueve entre ninguno de los compañeros de curso. Tiende a crear enemistad, aun entre niños del mismo grupo racial.

A pesar que la interdependencia es claramente una estrategia prometedora, debería quedar claro que funciona mejor con niños pequeños, antes de que actitudes prejuiciosas tengan oportunidad de arraigar profundamente.

Es alentador que lo prejuicios estén en decadencia.