Predestinación

Filosofía cristiana. Deseo de Dios. Cumplir objetivo. Destino final. Futuro. Arrepentimiento. Fatalismo

  • Enviado por: Marcelino
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 3 páginas
publicidad

LA PREDESTINACION

Nosotros, los seres humanos, estamos aquí en la tierra para cumplir un determinado objetivo, que ya esta predestinado por Dios, al parecer esto dicta el destino de cada uno, Dios a hecho un camino a seguir para cada ser, el cual de una u otra forma va siguiéndolo a través de diversas acciones hasta llegar a un destino final que ya está dicho y es la predestinación la cual proviene de la acción divina o del destino de cada ser.

La predestinación significa que todo y el eterno destino y futuro de una persona viene predeterminado por la inalterable ley de dios, es el que tiene el gran poder y divinidad de elegir el futuro de cada persona, es la “ordenación de la voluntad de dios con que desde la eternidad escoge a quienes, que por medio de su gracia, han de alcanzar la gloria”1 .Sin embargo, la predestinación no implica la irremediable negación del libre albedrío, es decir, el ser humano es libre de hacer lo que quiera dependiendo de la razón que posea, es por esta razón que la predestinación ha sido aplicada a las almas y no a los acontecimientos naturales de cada persona, “ el ser humano está dotado de libre albedrío , osea, Dios le deja a escoger su propia decisión”2 . La mayoría de los exponentes de este tema relacionan que solo es el destino final del individuo el que esta predestinado y no las acciones comunes o normales que el individuo hace cotidianamente, que siguen siendo fruto de la libre voluntad, por consiguiente todas estas acciones ejecutadas por el ser, van formando el destino final predeterminado ,por Dios, a un determinado individuo . La doctrina toma por costumbre una de las dos formas: predestinación única , que se basa en el conocimiento de la entera presencia de Dios y de su amor y la predestinación doble, que es la consecuencia que se deriva de la predestinación, osea, por un lado esta la entera presencia de Dios y por otra parte la separación de Dios por toda la eternidad. Cabe señalar que la predestinación ejecutada con entera divinidad de Dios es algo muy benévolo y si no esta ejecutada por el consentimiento de Dios siempre la vida de ese ser estará hecha por varias barreras y dificultades que deberá enfrentar, pero el individuo puede lograr el cambio de su predestinación, por gracia de Dios, dependiendo de las acciones buenas o malas que haga este, con el uso básico de su razón y conciencia por medio de su libre albedrío.

1 Ramón Sopena, diccionario enciclopédico sopena, Sopena,s/n, Barcelona, Ramón Sopena, 1995, p. 3440 t.4 .

2 www.cristianet.com/_foro_discusión/00000059.htm

También la predestinación se puede vincular con la penitencia que es la “realización de algún acto específico de mortificación, que alguien ejecuta por su propia voluntad”1, como expresión de arrepentimiento por sus pecados, esto manifiesta claramente que el individuo tiene la opción de arrepentirse de sus malas acciones, haciendo cosas benévolas para conseguir la buena predestinación de Dios con objeto de cambiar a un destino más bueno. Otro punto importante de la predestinación es la fatalidad, que es aquella predestinación en la cual todos “los acontecimientos ocurren de acuerdo con un destino fijo e inexorable que no está ni controlado ni influido por la voluntad de la persona”2, para el fatalismo los precedentes no guardan una conexión causal con los hechos subsiguientes o posteriores, este es el único punto en donde la predestinación es incambiable, donde Dios a determinado para siempre su destino y que nada ni nadie lo podrá cambiar, aunque el individuo haga lo que haga esto es mas fuerte que su propia libertad de acción. Es esto algo que muy pocos logran vivir y es, sin duda, lo que ocurre con don Alvaro en la obra “Don Alvaro o la fuerza del sino” en la cual su predestinación la marca un destino muy trágico.

En la obra Don Alvaro o la fuerza del sino, se observa claramente el tema de la predestinación. Es este personaje, aquel que le toca una predestinación muy misteriosa y trágica, va envolviéndose en el determinismo, el fatalismo, la penitencia, el amor fatal y hasta adquiere el destino del infierno y el diablo; por lo mencionado se afirma que don Alvaro es una persona con su destino trágico predestinado, el cual nunca pudo cambiar.

Don Alvaro, sin saberlo, estaba en el estaba en el determinismo que es “la doctrina que afirma que los hechos estan determinados por otros acontecimientos precedentes predestinados por Dios”3, quiere decir que cada cosa, acción que Don Alvaro hiciese ya estaba dicha por dios, todos los acontecimientos que él va haciendo a través de la obra, iban para un destino que en este caso era trágico. Aunque Don Alvaro no todo lo que hacía lo deseaba, su destino asi era y el, por estar marcado por el fatalismo , no podía ha-

1 www.elaleph.com

2 Anaya, La Enciclo, primera edición, Santiago Chile, Arrayan, 1993, p.421 t.2.

3 José Ferrater Mora, diccionario de filosofía, primera edición, Buenos Aires, editorial sudamericana S.A, mayo 1993, p.94.

cer nada ni tampoco podía revertir la situación. A Don Alvaro lo marca el destino del fatalismo, debido a las diversas tragedias que va sufriendo; el, por su predestinación, no puede hacer uso de su libre albedrío el tiene un destino fijo que no lo puede controlar con su voluntad y producto de esto y de sus acontecimientos, a medida que mas vive mas tragedias va viviendo sin comprender él porque ocurre , ni tampoco comprendiendo la falta de su voluntad o consentimiento hacia las cosas que van ocurriendo y es esta razón la que lo lleva al su futuro suicidio, lo mencionado se denota en la obra cuando “tira la pistola, que al dar en la tierra se dispara y hiere al marqués, que cae moribundo en los brazos de su hija”1 , luego hiere y da muerte a uno de los hermanos de Leonor a Don Carlos que era el jefe del ejercito que pertenecía Don Alvaro y que al principio eran muy amigos y al enterarse Don Carlos de que aquel súbdito era Don Alvaro lo enfrenta y resulta muerto ; después de matar al Marqués, por algo casual, y luego a Don Carlos, que lo hizo sin querer, mata a Don Alfonso “toma la espada, combaten y cae herido Don Alfonso”2 tratando de defenderse, pero en ese momento Don Alfonso agonizando,”hace un esfuerzo, saca un puñal, y hiere de muerte a Leonor”3, y así es como Don Alvaro va formando su triste destino fijado, y a la vez va envolviendo la tragedia a la familia de Leonor matando a todos inclusive a ella y por ende acabando con su propia vida. Entre todo el desafortunado destino que rodea a Don Alvaro y dentro de su predestinación esta el amor fatal, que es la razón más profunda de la obra, porque todo gira en torno a eso, esto es el comienzo y el fin de la tragedia que comienza a vivir Don Alvaro, al conocer a Leonor, porque todo lo que el hace es para estar con Leonor y es así por acometer estas cosas que el va matando a su familia y producto de esto cada vez ella se aleja más y va pareciendo un verdadero amor imposible, el cual cada vez se va transformando en la obsesión de Don Alvaro, que al momento de la desvinculación con Leonor, sufre y cada día que pasa sufre por no verla; entonces llega el penoso momento en que el al fin la ve, después de mucho tiempo, en un momento critico en que ella ya estaba agonizando y dice : “Leonor ¿eras tu?... ¿tan cerca de mi estabas?... ¡hay! Aún respira... aún palpita aquel corazón todo mío... Angel de mi vida vive, vive... yo te adoro... Te hallé, por fin... sí,

1 Angel de Saavedra Duque de Rivas, Don Alvaro o la fuerza del sino, s/d, Santiago, editorial Centro Grafico, s.d, p. 29.

2 op. Cit. P.131

3 op. Cit. P.133