Postulados holistas

Inteligencia espiritual. Enseñanza holista. Holismo. Espiritualidad

  • Enviado por: Adelina Gutiérrez
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad

El entusiasmo de ese primer viaje, conocer a Ramón Gallegos Nava, vislumbrar una actitud de vida donde la espiritualidad sea el timón de esa embarcación que estaba pasando por una tormenta. Yo veía la maestría como una alternativa para mi vida, sin embargo no fue fácil de manera interna, la razón atacaba y el corazón sosegaba.

Considero que antes de iniciar esta maestría, por necesidad tenia un camino recorrido en la búsqueda hacia mi interior, por lo que me fue fácil aceptar esta nueva pedagogía educativa que iba a ayudarme a encontrarme conmigo misma.

La maestría en educación holista me ha dado un despertar a la conciencia, que al principio con mi soberbia, pensaba que ya tenia, antes de iniciar la maestría había leído a algunos filósofos solo como cultura general y aquí es donde me quiero permitir retomar algunos trozos de la filosofía perenne.

Cuando sentimos que la vida común y corriente  es rica y profunda y que es suficiente por sí misma, para sentirnos felices. Desear lo que se tiene es pensar, obrar y sentir como si la vida corriente fuera sagrada. Algunos filósofos pueden afirmar que la vida corriente no es inherentemente sagrada, pero que nosotros la hacemos sagrada al vivirla como tal. La mejor exposición de que la vida es sagrada es de Huxley en su libro La Filosofía Perenne, cuya primera edición inglesa apareció en 1945. Lo retomo porque esa es la manera en que mi formación mecanicista me permite cumplir con esta tarea, que me parece muy importante, sin embargo difícil.

Continuando con el tema según Huxley, la Filosofía Perenne tiene tres elementos esenciales. En primer lugar, las cosas corrientes, las vidas corrientes y las mentes corrientes están compuestas de un material divino. En segundo lugar, en el núcleo de cada cosa viva se encuentra un trozo de la Realidad divina. En tercer lugar, la tarea más importante de la persona es descubrir la divinidad de las cosas corrientes, de las vidas corrientes y de las mentes corrientes y descubrir su identidad con la Realidad divina. Huxley indica que la exposición más clara de la Filosofía Perenne fue la que apareció hace 2.500 años, pero que desde entonces se ha expresado repetidamente en todas las tradiciones religiosas y en todas las lenguas importantes de Europa y de Asia, que algunas hablamos en América.

Como lo describe el Dr. Ramón Gallegos en la integración de la Educación Holista, la inteligencia espiritual contrasta marcadamente con casi todas las ideas religiosas populares contemporáneas. Según la Filosofía Perenne, la Realidad divina no tiene por qué hacer nada. Simplemente, está allí. No necesariamente libra del peligro a un avión o hace que otros se estrellen. No necesariamente creó el universo ni lo sustenta. Según la Filosofía Perenne, la vida después de la muerte es una cuestión sin importancia. La cuestión esencial es si llegaremos alguna vez a estar plenamente vivos antes de morir.

Yo como persona acostumbrada a la religión popular contemporánea podría dudar del valor de una religión basada en la Filosofía Perenne. Algunos personas dicen: "¿De qué sirve un Dios así? ¿De qué sirve un Dios que no hace nada?" esta pregunta surge de un mal entendimiento de lo que significa "la Realidad divina", como la llama Huxley. Podría llamarse de muchos otros modos. El Buda habló de "lo Absoluto" o de "lo No Nacido". Podríamos utilizar el término "Ser Supremo". En las escrituras hebreas la deidad se designa con un nombre compuesto únicamente de letras mudas. Y, naturalmente, siempre podemos contar con el nombre tradicional "Dios". Seguramente sea propio de la naturaleza humana concebir a la Realidad divina como un ser que de algún modo tiene forma humana y funcionamiento humano, como si la realidad divina fuera un rey o un padre infinitamente poderoso y lleno de amor. En realidad, yo mismo caigo en ello. No es casual que en el Cristianismo, en el judaísmo y en otras religiones se llame con tanta frecuencia a la Realidad divina "Rey de Reyes", "el Señor" y "Padre nuestro", aparte de los nombres "Madre Divina", "Madre Naturaleza" y otros nombres similares que se aplican a las diosas, en mi religión yo lo llamo Dios.

Soy de las personas que sigo concibiendo de este modo a la Realidad divina, pero debo señalar que acepto la concepción de la filosofía perenne. Los buenos padres y los buenos reyes nos protegen e intentan concedernos al menos algunos de nuestros deseos. Cuando nos imaginamos que la realidad divina tiene una naturaleza similar, podemos llegar fácilmente a pasarnos la vida entera esperando que la Realidad divina nos gratifique del mismo modo. Así, el natural impulso religioso humano puede llevarnos a pasar la vida entera preocupados por el deseo de Más y a sufrir en consecuencia. sin embargo existen otras maneras de concebir la Realidad divina. Estas otras maneras tienden a fomentar la renuncia más que el deseo. Tienden a movernos a desear lo que tenemos.

La filosofía de desear lo que tenemos se apoya en el supuesto de que en el mundo existe belleza, significado, verdad, amor y misterio en todas las ocasiones y bajo todas las circunstancias, aunque a veces sea difícil percibir estas cosas, o incluso imaginarlas. La belleza, el significado, la verdad, el amor y el misterio no se limitan a añadir sus respectivas cuotas de bondad a la vida. El todo es mucho mayor que la suma de sus partes, aquí entra concepción de la espiral dinámica en el desarrollo de la conciencia.

El Dr. Ramón Gallegos señala que, la belleza, más el significado, más la verdad, más el amor, más el misterio, equivalen a algo imponente, sin nombre e inconcebible. A ese algo podríamos llamarlo Realidad divina. Cuando yo me imagino a la Realidad divina, veo la mano derecha de una figura humana inmensa y reluciente. Los dedos de la mano son la belleza, el significado, la verdad, el amor y el misterio. Me imagino que sus otros dedos, sus otros miembros, sus órganos internos y su rostro son fuerzas igualmente importantes, pero que yo no puedo nombrarlas ni concebirlas.

Lo que representa la gran figura reluciente es la Realidad divina tal como la reconoce la Filosofía Perenne. Este concepto de la Realidad divina me mueve a desear lo que tengo y a amar lo que tengo.

Con todo lo anterior he aprendido a apreciar el valor de una Realidad divina que no se ocupa de las cuestiones humanas como lo haría un buen rey o un buen padre. a veces me pregunto: ¿Qué valor le puedo dar a una lluvia de estrellas fugaces, una sinfonía, una buena carcajada, una poesía, el canto de un pájaro, un acto de amabilidad desinteresada o la sonrisa de mi nieto? Estas cosas son valiosas porque, de manera callada y persistente, dan significado a mi vida. No todo el mundo percibe el mensaje de una lluvia de estrellas fugaces o de una sinfonía, no todo el mundo es capaz de apreciar los actos de amabilidad desinteresada o las buenas carcajadas. Me considero una persona afortunada por que soy capaz de apreciar estas cosas y por lo tanto de acuerdo a la filosofía perenne soy bendita.

Según el Dr. Ramón Gallegos la Realidad divina debe ser conocida directamente. No es posible explicarla ni describirla. ¿Cómo podríamos describir una carcajada en un mundo en que no se conociera la risa, o una sinfonía en un mundo donde no se hubieran inventado todavía la música? No obstante, muchas personas intuyen la Realidad divina y albergan la esperanza secreta de conocerla algún día y Yo soy de esas personas.

Después de la filosofía perenne lo que más disfrute fue la lectura de inteligencia espiritual y educación y espiritualidad, estos dos libros del Dr. Ramón Gallegos resumen, desde mi opinión lo que es la educación holista y el desarrollo de la conciencia, educar desde el espíritu, sería una tarea imposible si no tengo conciencia y desarrollo del mismo, y educar para el espíritu es un camino que debe estar sustentado en la compasión y el amor universal.

Como facilitadora del aprendizaje, así me considero con mis estudiantes, creo que el haber estudiado la maestría me proporciono un valor agregado, que se vera reflejado en mi quehacer cotidiano académico, como ser humano ya lo he reflejado en los párrafos anteriores.

Desde estas líneas envío un agradecimiento a todos los maestros que he tenido en la vida y especialmente a los de esta maestría.

Concluyo este pequeño compartimiento de experiencia de vida con el principio que nos enseño el Dr. Ramón Gallegos Nava:

“no somos seres humanos que tenemos experiencias espirituales, somos seres espirituales que estamos teniendo una experiencia humana”

SINUOCIDADES

Nacer, crecer, morir, ¿Esa es la vida?

Y en ese inicio, proceso y fin, ¿que pasa?

Fui deseada para venir a esta tierra

Fragmento del universo

Sin embargo, no me enseñaron a amarlo

Crecí conociendo cada día

Fragmentos del cosmos

Sin embargo no me ensañaron a integrarme a El

He vivido, viajado y me he deleitado

Con las bellezas naturales de muchos lugares de mi país

Y algunos fuera de El

Sin embargo no había aprendido a cuidarlas

Hoy antes de morir

Puedo decir que conozco el camino

Para amar el universo, integrarme al cosmos,

Cuidar las bellezas naturales de la tierra

A través de la sabiduría transmitida de

La Educación Holista

Conocer el camino y atreverse a caminar en el

Ese es el reto

Antes de morir

Por que al hacerlo jamás moriré

Con afecto y gratitud,

Para el Dr. Ramón Gallegos Nava

De Adelina Gutiérrez Montoya

Bibliografía

- Gallegos Nava Ramón (2000) El espíritu de la educación. Integridad y trascendencia en educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2001) La educación del corazón. Doce principios para las escuelas holistas. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2001) Educación holista. Pedagogía del amor universal. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2001) Una visión integral de la educación. El corazón de la educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2001) Diálogos holistas. Educación holista y filosofía perenne I. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2003) Aprender a ser. El nacimiento de una nueva conciencia espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2003) Comunidades de aprendizaje. Transformando las escuelas en comunidades que aprenden. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2003) Pedagogía del amor universal. Una visión holista del mundo. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2004) Sabiduría, amor y compasión. Educación holista y filosofía perenne II. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2004) El Camino de la filosofía perenne. Educación holista y filosofía perenne III. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2005) Educación y espiritualidad. La educación como práctica espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2007) Inteligencia espiritual. Más allá de las inteligencias múltiples y emocional. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

La Inteligencia Espiritual De Ramón Gallegos

Fundación Internacional Para La Educación Holista

Maestría en Educación Holista

Adelina Gutiérrez Montoya,

Guadalajara, Jal. México 2012