Positivismo sociológico

Ciencias sociales. Comte. Ciencia. Teorías positivistas. Agenda Setting. Comunicación

  • Enviado por: Gabbo
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


ENSAYANDO LA COMUNICACIÓN

Introducción

La comunicación es una actividad esencial en la vida de cualquier ser humano y esta se practica diariamente, casi sin pensarlo. A diario comunicamos nuestras ideas, pensamientos, transmitimos información; y podemos hacerlo con cualquier persona, de diferentes maneras; entre ellas tenemos el lenguaje escrito, oral, las señales, en fin, una simple mirada puede ser una forma de comunicarse. Pero el punto no es tan sólo la comunicación, sino quien lo comunica y cómo lo comunica. Por eso, en éste trabajo se va a ensayar la comunicación.

El Positivismo

Según Comte, los sociólogos serán los sacerdotes científicos, los guías morales, los directores de la educación, los jueces supremos para lograr que se cumplan los deberes colectivos y anular cualquier idea subversiva sobre derechos individuales. Para lograr un reino de armonía, justicia, rectitud y equidad.

Comte se considero a sí mismo no solamente un científico social, sino un profeta y fundador de una nueva religión El positivismo.

¿Qué es el positivismo? Bueno, consiste en no admitir como validos científicamente otros conocimientos, sino los que proceden de la experiencia, rechazando, por tanto, toda noción a priori y todo concepto universal y absoluto. El hecho es la única realidad científica, y la experiencia y la inducción, los métodos exclusivos de la ciencia. Por su lado negativo, el positivismo es negación de todo ideal, de los principios absolutos y necesarios de la razón, es decir, de la metafísica. El positivismo es una mutilación de la inteligencia humana, que hace posible, no sólo, la metafísica, sino la ciencia misma. Esta, sin los principios ideales, queda reducida a una nomenclatura de hechos, y la ciencia es una colección de experiencias, sino la idea general, la ley que interpreta la experiencia y la traspasa. Considerado como sistema religioso, el positivismo es el culto de la humanidad como ser total y simple o singular.

Comte se enfrenta a esta idea desde una perspectiva evolucionista. Su “Ley de los Tres Estados (Teológico, Metafísico y Positivo)” supone una filosofía de la historia con la que trata de mostrarnos como ha progresado la sociedad a lo largo de una serie de etapas donde el pensamiento y la forma de conocimiento que se daba en cada una de ellas eran una premonición de la etapa siguiente: los acontecimientos históricos adquieren categoría de necesidad para llegar al Estado Positivo.

Cuando Se Pelea Con Lo Crítico

Mientras tanto encontramos una postura totalmente opuesta y radical del lado de los críticos. Para ellos, la sociología no es tan fría, los resultados no son cuantitativos, en realidad desde su punto de vista los resultados que arroja la sociología son cualitativos. Su postura sobre la comunicación es que en realidad es un campo de estudio, es ahí donde entra el centro del conflicto, los positivistas ven al proceso de comunicación como una fría ciencia. Ese conflicto ha llevado décadas, y poco a poco las teorías críticas se han demostrado ser más coherentes que las positivistas, ya que dentro de la religión creada por Comte muchas de esas teorías han quedado obsoletas.

Es real, es definitivo. En el positivismo la imaginación queda subordinada a la observación. La mente humana se atiene a las cosas. El positivismo busca sólo hechos y sus leyes. No causas ni principios de las esencias o sustancias. Todo esto es inaccesible. El positivismo se atiene a lo positivo, a lo que está puesto o dado: es la filosofía del dato. La mente, en un largo retroceso, se detiene a al fin ante las cosas. Renuncia a lo que es vano intentar conocer, y busca sólo las leyes de los fenómenos.

¿Viven O Mueren?

El centro de las teorías positivistas dentro de la comunicación se centran en 7, estas son; Aguja Hipodérmica, Influencia Personal, Usos y Gratificaciones, Funcionalismo, Análisis de Cultivo, Sociología de los Emisores y Agenda Setting.

Profundizando en el detalle sobre si cualquiera de estas teorías viven o mueren y en realidad se tiene mucho de donde sacar.

Una de las actas de defunción que fue claramente levantada es la de la Aguja Hipodérmica, quedó demostrado que los medios no son los “padrotes” de la audiencia, la audiencia nunca va a hacer exactamente lo que digan los medios, la razón principal es que sencillamente los individuos no reciben los mensajes de la misma manera.

En cambio la Agenda Setting es una teoría que podemos ver como se cumplen muchos de sus estatutos, ya que aunque los medios no determinan la vida de la gente, sí les da temas de conversación, y digamos, un pan diario del cual comer.

Igual podemos hablar de la Sociología de los Emisores, y la realidad de esta, puesto que se observa que sí afecta el mensaje de un emisor lo que le pasa en su entorno. La Influencia Personal, sigue vigente por que siempre existirá “una voz” que ayude al individuo a la toma de alguna decisión. Análisis de Cultivo, es una teoría que considero algo innecesaria, pero igual sigue con vida, puesto que siempre se verá el fruto de lo que los medios intentaron plantar en el individuo. Y el Funcionalismo es obvio, todo nuestro sistema social está hecho a base de estructuras, así que la realidad de esta teoría es innegable.

El Positivismo y Las Ciencias Sociales

El método comparativo adquiere en Sociología la denominación de método histórico, fundamento del sistema de la lógica positiva. La comparación histórica de los diferentes estados consecutivos de la humanidad, junto con su desarrollo racional, conformarán el fondo de la ciencia política.

El principio positivo resulta de la influencia de las generaciones humanas precedentes sobre las siguientes. Siendo la acumulación de estas influencias lo que constituye el desarrollo social, objeto de nuestro estudio. A primera vista este estudio puede parecer una prolongación de la historia del hombre, pero a medida que observamos como evoluciona la sociedad va adquiriendo su específico carácter científico. No se trata exclusivamente de dinámica social, también hay estática social; pues la existencia es causa de la evolución.

El aspecto lógico que encierra el positivismo en el ámbito de la Sociología le permitirá perfeccionar toda la filosofía natural, pues es característico de este método proceder desde el conjunto hasta el detalle.

En el nivel práctico mostrará la propiedad de desarrollar el sentimiento social al recordarnos la influencia que ha ejercido el encadenamiento de los hechos pasados en la realidad actual.

Esta nueva filosofía política servirá para devolver a la historia sus derechos científicos sobre sus especulaciones sistemáticas referentes a la sociedad, ya que se desprenderá de los antiguos razonamientos de la metafísica.

El Positivismo y La Comunicación: Su Utilidad y Su Importación

La comunicación es un fenómeno complejo que da en la sociedad y que es susceptible de ser estudiado específicamente por una rama científico. La calidad de ciencia de un estudio de esta naturaleza encuentra plena justificación a través de las disciplinas filosóficas.

Entonces por ser la comunicación un ente social, tiene su lado positivista. Y dentro de la utilidad e importancia que estas le dan al campo de la comunicación se puede afirmar el que le da su lado y su lugar frío, sin sentimientos. Claro que tal hecho es una importante aportación y una utilidad muy valorada para la comunicación, puesto que hace el equilibrio, siendo el contrapeso de los críticos. El positivismo y teorías hacen ver a la comunicación como una ciencia exacta que arroja resultados preciosos y sin ninguna variación dentro de ellos, hacen que se generé el primer “round” en contra de los críticos; La comunicación, ¿Ciencia o Campo de Estudio?, ellos son los primeros en pararse y gritar “ciencia”.

Las teorías positivistas dentro de la comunicación son 7 ya mencionadas; la Aguja Hipodérmica, el Análisis Funcional o Funcionalismo, Teoría de la Influencia Personal, Sociología de los Emisores, Usos y Gratificaciones, Análisis de Cultivo y la Agenda Setting.