Pornografía en Internet

Sociología. Pornografía. Internet. Revistas. Vídeos. Televisión. Ciberpornografía. Consumidores. Pornografía infantil. Incesto. Negocio. Beneficio. Venta. Prohibición. Menores de edad. Legislación. Consecuencias

  • Enviado por: Ruben Salazar
  • Idioma: castellano
  • País: Ecuador Ecuador
  • 19 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

Dedicatoria

Este trabajo esta dirigido a menores de edad que se ven agobiados por el avance vertiginoso de la pornografía el Internet.

A ellos quiero brindarles mi trabajo y mi esfuerzo.

El Internet es un medio de comunicación global, debemos evitar traumas en nuestros niños que luego generaran violencia, perversiones y aberraciones por lo tanto mi investigación esta destinada a darles a conocer que la pornografía produce adicciones.

Para todos ellos va dirigida mi investigación.

Agradecimiento

Agradezco a mis padres por el apoyo brindado en estos años de estudio en especial a mi madre que siempre estuvo junto a mí brindándome su apoyo y su amor.

A los profesionales que me ayudaron para llevar adelante mi investigación brindándome su apoyo logístico, sus conocimientos, experiencia y sabiduría.

Y a todos los programadores Web que han sabido dar a conocer los traumas y peligros que trae la pornografía en el Internet.

Gracias

Tema: La pornografía en Internet es adictiva en menores de 15 años

Capitulo 1

  • Tipos de pornografía

  • Formas de presentación de la pornografía

  • 1.1.2 Consecuencia del uso de pornografía en revistas

    1.1.2.1 Niveles y frecuencia del uso de revistas pornográficas

    1.1.2.1.1 Principales consumidores de revistas pornográficas

    Capitulo 2

  • Razón para la creación de estos sitios en la red

  • Beneficios obtenidos por los creadores de estos sitios

  • Frecuencia en que son visitados estos sitios en la red

  • Principales consumidores de la pornografía en la red

  • Consecuencia del uso de la pornografía en la red

  • Capitulo 3

  • Temprano consumo de pornografía en niños

  • Prohibiciones sobre la venta de material pornográfico a menores de edad

  • Descubrimiento temprano de la sexualidad en la adolescencia

  • De que forma contribuye la televisión al descubrimiento de pornografía

  • Capitulo 4

  • Publicidad pornográfica en la TV.

  • Porqué se incluye a mujeres semí desnudas en comerciales de TV.

  • La televisión como foco infeccioso de pornografía

  • Factibilidad

    Justificación

    Este tema ha sido escogido por el preocupante crecimiento de la pornografía en la red, el uso de menores para crear material pornográfico esta en aumento

    Esta investigación está dirigida a personas menores de 15 años con el fin de calcular el crecimiento en los índices de pornografía en el Internet

    Hipótesis

    Hipótesis General.

    • La pornografía infantil es producto de la deficiente estructura legal en el país.

    • La pornografía infantil se debe al bajo nivel de alfabetización en el país.

    Hipótesis Particular.

    • La pornografía infantil se debe a la corrupción moral de la sociedad

    • La pornografía infantil es producto de una sociedad consumista.

    Hipótesis Alternativa

    • La pornografía esta relacionada a los índices de desempleo en el país.

    • La pornografía infantil está relacionada al descubrimiento de la sexualidad temprana.

    Hipótesis Generales

    • El crecimiento de la pornografía en el Internet es producto del avance tecnológico

    • El crecimiento de la pornografía en el Internet es producto de la oferta y la demanda de este tipo de productos por parte de la sociedad

    ES ADICTIVA LA PORNOGRAFIA EN EL INTERNET EN MENORES DE 15 AÑOS

    DESARROLLO GENERAL

    Capítulo I

    1. Tipos de pornografía

    El primer tipo de pornografía son las revistas para adultos. Estas están dirigidas principalmente, pero no exclusivamente, a un público masculino adulto. Las revistas de mayor difusión (por ejemplo, Playboy, Penthouse) no violan la norma Miller de obscenidad y, por lo tanto, pueden ser distribuidas legalmente.

    El segundo tipo de pornografía son los cassettes de vídeos. Estos se alquilan o venden en librerías para adultos. Hay personas que jamás entrarían a una librería o un teatro para adultos para ver una película pornográfica pero consiguen estos vídeos a través de librerías o por correo para verlos en la intimidad de sus hogares. En general, estos vídeos exhiben un alto grado de pornografía dura y actos ilegales.

    El tercer tipo de pornografía son las películas. Las normas de calificación se han ido flexibilizando, y hay muchas películas pornográficas que se exhiben y distribuyen con una calificación de R y NC-17. Muchas de estas películas con una calificación de "R duro" hubieran sido consideradas obscenas sólo una década atrás.

    Un cuarto tipo de pornografía es la televisión. Como ocurre en las películas, las normas para la televisión comercial han ido bajando continuamente. Pero la televisión por cable presenta una amenaza aún mayor. Hay personas que jamás irían a una librería para adultos que ahora pueden ver el mismo material sexualmente explícito en la intimidad de sus hogares.

    Un quinto tipo de pornografía es la "ciberpornografía". Imágenes y películas de pornografía dura, chats en línea, y aun actos sexuales en vivo pueden ser bajados y vistos por prácticamente cualquier persona a través de Internet.

    Un tipo final de pornografía es la "audio pornografía". Esto incluye las "porno llamadas," que son el segundo mercado de mayor crecimiento de la pornografía..

    1.1 Clasificación de la pornografía

    Existen varias maneras de clasificar las perversiones sexuales que tanto la pornografía "leve" como la fuerte promueven. La diferencia entre ambas es que mientras la pornografía "leve" se limita a insinuarlas o a sugerirlas, la pornografía fuerte las manifiesta explícitamente. He a continuación una de esas clasificaciones:

    • 1. Bestialidad (relaciones sexuales con animales).

    • 2. Cautiverio y tortura.

    • 3. Actividad homosexual e intercambio de vestido (travestismo).

    • 4. Pederastia (relación sexual entre un niño y un adulto).

    • 5. Incesto.

    • 6. Violación sexual y otros actos de violencia.

    • 7. Fetichismo.

    • 8. Necrofilia (relaciones sexuales con cadáveres).

    • 9. Satanismo y brujería

    • 10. Representaciones explícitas de relaciones sexuales heterosexuales.

    El menor seduce al adulto.

    Es el más frecuente y en el 90% de los casos se trata de una niña adolescente y un hombre maduro. Dicha niña provoca al adulto para aprender o para perder su indeseada virginidad. De este modo se narran relaciones aberrantes entre una niña de 9 años y un hombre casado. Un caso de este tipo puede ser el titulado "Soy una golfa" aparecido en un sitio Web de supuesta procedencia española dado el lenguaje utilizado. En el mismo se escribe como una niña de 9 años es iniciada en las prácticas lésbicas por su prima, para a continuación mantener su primera relación sexual plena en un "menaje a tríos" con el hermano de esta su primo. Acto seguido pasa la noche en la cama de su hermana mayor y su cuñado, "para no tener miedo". Después de presenciar como la pareja hace el amor, aprovecha que su hermana va a la cocina a preparar el desayuno para seducir a su cuñado con el que mantendrá relaciones periódicas con el consentimiento de su hermana. La primera parte del texto describe la ingenuidad de la niña que desconoce todo lo relativo al sexo. Se incluye un auto descripción física que a sus 9 años no le había llegado el menor desarrollo. Observa a perros y caballos realizando la cópula y lee revistas pornográficas junto a sus primos. A lo largo del relato la niña pierde la virginidad y es sodomizada. En ningún momento se describe una sensación de dolor o duda, o algún tipo de reparo por las constantes relaciones sexuales con sus familiares. Esta supuesta cibernauta nos relata sus supuestas experiencias de niña presentando lo que consideraríamos un hecho aberrante como algo natural, normal, placentero, indoloro y sin secuelas para la niña. Y una vez descrito esto es inevitable el preguntarnos ¿Cómo puede influir el contenido de tales relatos en lectores con una inclinación pederasta? ¿Pueden sentirse animados a llevar a la práctica sus fantasías?

    También abundan los relatos de la alumna que busca desesperadamente tener relaciones con su profesor, hasta lograrlo.

    La mayoría de los relatos responden a este primer patrón por dos motivos: muchos prefieren a la figura de la devoradora de hombres, o a la ninfómana, que a la mujer equilibrada que es capaz de decir NO y mantener una sexualidad controlada. Y en segundo lugar, el hecho de que sea la niña o adolescente la que provoca al hombre adulto, les permite liberarse de un posible sentimiento de abuso o culpabilidad.

    El adulto seduce al menor.

    Este argumento es empleado aún con mucho menos frecuencia que el anterior y resulta aún más peligroso. Se tramite la idea al lector de ¡Digo NO cuando quiero decir SI!, tópico estúpido tradicionalmente empleado para describir el comportamiento de las mujeres. Aquí se incita al adulto a actuar aunque no exista una provocación previa. Si ya es enfermizo el pensar que los niños y niñas provocan a los adultos para mantener relaciones sexuales con ellos, el pensar que lo buscan aún cuando se niegan o lo provocan resulta verdaderamente criminal. Cuando un adulto pedófilo, se aficiona a los relatos de ex menores, que confiesan haber disfrutado de niños en prácticas con sus mayores aún siendo forzados a ello ¿Cómo influye esto en su conducta? ¿Se puede sentir animado a realizar sus fantasías?

    Relaciones entre menores.

    Es un argumento menos explotado que los anteriores. Normalmente se entremezclan los niños de mismas edades, y en ocasiones se llegan a describir situaciones que son físicamente imposibles.

    Relaciones incestuosas.

    Como era de esperar, el tema del incesto es empleado con regularidad por este tipo de sitios. La finalidad es evidentemente provocar excitación en sus lectores presentando como algo natural y deseable la práctica de relaciones sexuales con los propios hijos, hijas, hermanos o padres. Por supuesto nunca se hace referencia a las consecuencias que ello puede acarrear, ni se mencionan las secuelas de todo tipo que dejaría en la propia hija/o, hermano/a o menor".

    Otro tipo de pornografía que está tomando relevancia es el llamado hentai asociado al animé o al manga japonés; pero que está extendiéndose al dibujo animado occidental. Estos utilizan el dibujo para escenificar relaciones y en caso de ser un cómic el texto se utiliza para describir con lujo de detalles la situación. Nuevamente, se presta para aberraciones sexuales, debido a que fácilmente se puede dibujar una relación sexual adulto-niño, hombre-hombre, mujer-monstruo (son famosos en está área los monstruos con tentáculos que con ellos "toquetean" y penetran a las mujeres), hermano-hermana, madre-hijo, etc.; muchas de ellas con violencia constituyéndose en imágenes de violación. Las protagonistas suelen ser niñas de trenzas, rostro angelical y uniforme escolar.

    1.1.2 Consecuencias del uso de pornografía en revistas

    Entre algunos de los peligros de la pornografía podemos citar:

  • Separa el sexo del amor y del compromiso

  • Las personas que la ven pueden volverse adictos sexuales

  • Las personas que lo ven pueden volverse propensas a parafilias

  • Minimiza la violación, el abuso, el incesto y otras conductas sexuales haciéndolas parecer cotidianas.

  • Degrada a la mujer, deshumanizándola, al convertirla en objeto de placer sexual para el hombre.

  • Por lo general muestra cuerpos esculturales, lo que provoca la sensación de tener un cuerpo inadecuado o desagradable; o de que la futura(o) esposa(o) lo tiene. Ej. Un varón puede sentirse desanimado porque su pene no tiene 20cm de largo o más, como aparecen normalmente en los relatos pornográficos.

  • Reduce la humanidad a la categoría de "animal copulando".

  • Es materia prima para la masturbación compulsiva pecaminosa.

  • Refuerza el hábito de crear fantasías sexuales con conocidos(as) en las mentes de las personas.

  • Puede conducir a las personas a violaciones y abuso sexual infantil. Minimiza la violación, el abuso, el incesto y otras conductas sexuales haciéndolas parecer cotidianas.

  • Degrada a la mujer, deshumanizándola, al convertirla en objeto de placer sexual para el hombre.

  • Reduce la humanidad a la categoría de "animal copulando".

  • 1.1.2.1.1 LOS CONSUMIDORES

    El perfil del consumidor de pornografía infantil responde a varón, de edad comprendida entre los 25 y los 45 años, soltero, que vive solo, con trabajo estable, estudios, conocimientos o mucho interés sobre informática, y grandes problemas para relacionarse normalmente.

    El consumidor de este tipo de pornografía está "cansado de consumir pornografía de adultos en la Red, busca nuevas sensaciones para su autoestimulo derivando su consumo en la pornografía infantil".

    "Su conducta se ve reforzada por la gran oferta que existe de este tipo de productos en Internet, y por la efectividad de los canales de comunicación entre los consumidores", señala el estudio, que añade "se trata de gente con un nivel económico medio-alto".

    Psicológicamente, el perfil de un consumidor de pornografía infantil se corresponde con "una persona reservada, insegura, con una percepción subjetiva de déficit de cariño, introvertida, inmadura, dependiente, exenta de empatía, agresiva, poco sociable, de pobreza afectiva, incapaz de establecer relaciones significativas y duraderas no patológicas, dominada por la fantasía, poco realista".

    Capítulo 2

    2. Razón para la creación de estos sitios en la red

    Supermercados del sexo

    La pornografía en Internet es una industria millonaria y quizá por eso nadie ha pensado en regularla, salvo en el caso de la explotación de menores de edad. Sólo en los Estados Unidos, genera $17 mil millones anuales, gracias a los más de 500 mil sitios de contenido erótico y pornográfico registrados en ese país.

    A esto le llaman, en muchas partes del mundo, libertad de expresión en función de la libertad de mercado. Pero también puede definirse como prostitución -pues también aquí media el dinero- o la instauración de supermercados virtuales de carne humana.

    La ley de la oferta y la demanda, como en casi todas las actividades que usted pueda imaginar, es también la ley del sexo virtual. Ante los vacíos que existen en esta materia, en la legislación penal de la mayor parte de los países, la satisfacción de los apetitos sexuales de los consumidores se convierte en santa palabra: basta con que el cliente solicite algo, lo que sea (relaciones entre heterosexuales, lesbianas o gays, ampliamente ilustradas con fotografías y vídeos, o bien, secciones interactivas, como foros y chats de escritura y de voz), para que las empresas de pornografía en la red hagan hasta lo imposible por complacerlo.

    Y, a veces, los empresarios no tienen que esforzarse en hallar modelos para sus fotografías o videos. La necesidad económica también empuja a hombres y mujeres a ofrecer sus servicios en este inescrupuloso negocio.

    Un reportaje reciente de El Tiempo, de Bogotá, da cuenta de cómo muchas jóvenes colombianas se dedican al desnudismo en el ciberespacio: a través de una cámara Web, deleitan a los visitantes de los café-net, quienes pagan 15 minutos de sesión para chatear con ellas y mirarlas mientras ejecutan su acto.

    Con el dinero que ganan, aseguran algunas de las entrevistadas, pagan los estudios y hasta les alcanza para alquilar un departamento. Casa y profesión a cambio de venderse al mejor postor durante un cuarto de hora diario.

    ¿Qué pensarán los defensores de los derechos humanos ante esta violación de la dignidad de la persona humana?

    Mientras alguien busca respuesta a esta pregunta, y el mercado recuerda dónde dejó perdida la moral, Estados Unidos, Japón, Holanda y Dinamarca se mantienen a la cabeza en el ranking de países líderes en este negocio. Y, por supuesto, millones de adictos invierten decenas de horas y cientos de dólares llenándose los ojos de bellezas voluptuosas, pero intangibles; escenas lujuriosas, pero irreales. Porque en la red, ceder a la tentación, de la índole que sea, no cuesta nada; ni siquiera nos exigen morder la manzana prohibida: basta con un click y el más variopinto repertorio de fantasías sexuales puede hacerse realidad.

    Este artículo proviene de QUÉ...La revista de opinión - CYBERPRENSA

    2.1 Beneficio obtenido por los creadores de estos sitios

    Beneficios obtenidos por los creadores de sitios pornográficos

    Alrededor del 75% de la pornografía disponible en Internet se produce en estados unidos y ceca del 15% en Europa.

    Unos sesenta millones de personas visitan semanalmente sitios pornográficos de la red y alrededor de veinte millones de estos usuarios se encuentran en Canadá y estados unidos

    El Negocio Del Sexo En Internet

    Si navegamos durante algunas horas en Internet por las infinitas Web pornográficas comprobaremos dos cosas muy llamativas. Por un lado, el diseño de muchas de estas páginas tiene un carácter muy profesional. No están improvisadas por cualquier aficionado, sino que existen expertos diseñadores para estas Web.

    Otro hecho notable es la profusión de banners comerciales (también a otras Web pornográficas) y la tendencia a poner la miel en los labios mediante imágenes de fuerte carácter excitante que prometen al ínter nauta que si paga un poco de dinero con su tarjeta de crédito, el contenido al que accederá será casi ilimitado y renovado frecuentemente.

    2.1.1 Frecuencia en la que son visitados estos sitios en la red

    El  74% de sitios comerciales pornográficos exhiben imágenes provocadoras de pornografía en su homepage (Child-proofing on the World Wide Web: A survey of adult web servers 2004, (NRC Report 2004)

    Aumento del 345% de sitios Web de  pornografía de niños entre 2-2001- 7/2001 (N2H2, 8/01)  

    El  60% de todas las visitas del Internet son de naturaleza sexual (encuesta en el 2000 MSNBC) 

    25 millones de los usuarios de la red visitan entre 1-10 horas por semana los sitios pornográficos (encuesta en el  2000 MSNBC) 

    9 de 10 chicos entre 8-16 años han visto pornografía en Internet, sobre todo accidentalmente mientras hacían sus tareas (UK News Telegraph, NOP Research Group, 1/07/04) 

    Una  investigación de 4 millones de niños entre 7-17 años que recorren la red del Internet, muestra que  el 29% daría fácilmente  de su dirección de casa y el 14% darían daría fácilmente  su dirección e-mail si se lo piden (NOP Research Group, 2004). 

    La industria del  porno adulto dice las visitas son entre  20-30% niños (informe del NRC, 2004).

    2.1.1.2 Principales consumidores de la pornografía en la red

    Los adolescentes entre las edades de 12 a 17 años son los más grandes consumidores de pornografía, de acuerdo con estudios gubernamentales.

    El 86% de violadores convictos han admitido el ser usuarios frecuentes de pornografía, y el 57% han admitido el que imitaron escenas sexuales vistas en materiales obscenos en la comisión de sus delitos.

    El 87% de los abusadores de niñas y el 77% de los abusadores de niños usaban regularmente la pornografía fuerte.

    El típico enfermo sexual en serie puede llegar a abusar y molestar más de 300 niños en toda su vida, jugando la pornografía un papel de importancia en crímenes y en actos de violencia sexual contra niños.

    Una mujer mayor de 18 años de edad es violada cada 46 segundos y la pornografía violenta sirve a menudo como un manual de instrucciones para el violador.

    2.1.1.2.1 Principales consecuencias del uso de la pornografía en la red

    Al 20% de los NIÑOS que USAN INTERNET se les PROPONE SEXO.

    La asociación Acción Contra la Prostitución Infantil (ACPI), maneja unas cifras bastante preocupantes. Durante 2005 recibieron denuncias sobre unas 10.000 páginas Web sospechosas de incluir pornografía infantil. De ellas, cerca de un 20% tienen realmente pornografía infantil denunciable en cualquier país, ya que "no todos los países tienen la misma legislación al respecto"

    Uno de cada cinco adolescentes que habitualmente se conecta a Internet recibió propuestas sexuales no deseadas a través de la red y de los famosos “chateos”. También, según el estudio llevado a cabo por una asociación norteamericana, se les había requerido realizar actividades sexuales y pedido información sexual. Pero lo más grave de todo es que para “conversar” necesiten estar “atrapados por la red”. El discurso de las inimaginables posibilidades de comunicación y libertad de las nuevas tecnologías ha creado primero a los hombres esclavos que las van a usar.

    Las redes usan varias herramientas en la Red. Una de ellas es el Chat, normalmente lugares muy específicos en donde las comunicaciones se realizan a través de "privados", salas virtuales en los que los comentarios no pueden ser vistos por otros. "Es a través de los privados donde se inicia una relación más completa, que suele llevar al intercambio de material ilícito por otros medios, tales como correo.

    Estudios de laboratorio han demostrado que el hecho de ver películas pornográficas puede incrementar los niveles de agresión hacia las mujeres.

    La industria de la pornografía infantil genera ganancias de 2.000 a 3.000 millones de dólares por año.

    Se estima que el 7% de la industria de la pornografía. Involucra actividades entre niños o entre niños y adultos.

    Capitulo 3

    3.1 Prohibiciones sobre la venta de material pornográfico a menores de edad

    Art. 46.- Prohibiciones relativas al derecho a la información.- Se prohíbe:

     1. La circulación de publicaciones, videos y grabaciones dirigidos y destinados a la niñez y adolescencia, que contengan imágenes, textos o mensajes inadecuados para su desarrollo; y cualquier forma de acceso de niños, niñas y adolescentes a estos medios;

    2. La difusión de información inadecuada para niños, niñas y adolescentes en horarios de franja familiar, ni en publicaciones dirigidas a la familia y a los niños, niñas y adolescentes; y,

    3. La circulación de cualquier producto destinado a niños, niñas y adolescentes, con envoltorios que contengan imágenes, textos o mensajes inadecuados para su desarrollo.

     

    Estas prohibiciones se aplican a los medios, sistemas de comunicación, empresas de publicidad y programas.

     

    Art. 47.- Garantías de acceso a una información adecuada.- Para garantizar el derecho a la información adecuada, de que trata el artículo anterior, el Estado deberá:

     

    a) Requerir a los medios de comunicación social, la difusión de información y materiales de interés social y cultural para niños, niñas y adolescentes;

    b) Exigirles que proporcionen, en forma gratuita, espacios destinados a programas del Consejo Nacional de Niñez y Adolescencia;

    c) Promover la producción y difusión de literatura infantil y juvenil;

    d) Requerir a los medios de comunicación la producción y difusión de programas acordes con las necesidades lingüísticas de niños, niñas y adolescentes pertenecientes a los diversos grupos étnicos;

    e) Impedir la difusión de información inadecuada para niños, niñas y adolescentes en horarios de franja familiar, ni en publicaciones dirigidas a la familia y a los niños, niñas y adolescentes;

    f) Sancionar de acuerdo a lo previsto en esta Ley, a las personas que faciliten a los menores: libros, escritos, afiches, propaganda, videos o cualquier otro medio auditivo y/o visual que hagan apología de la violencia o el delito, que tengan imágenes o contenidos pornográficos o que perjudiquen la formación del menor; y,

    g) Exigir a los medios de comunicación audiovisual que anuncien con la debida anticipación y suficiente notoriedad, la naturaleza de la información y programas que presentan y la clasificación de la edad para su audiencia.

     

    h) Se consideran inadecuados para el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes los textos, imágenes, mensajes y programas que inciten a la violencia, exploten el miedo o aprovechen la falta de madurez de los niños, niñas y adolescentes para inducirlos a comportamientos perjudiciales o peligrosos para su salud y seguridad personal y todo cuanto atente a la moral o el pudor.