Porfiriato mejicano

Historia de América. México. Porfirio Díaz. Yaquis

  • Enviado por: Victor Villegas Y Otros
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

Centro de Enseñanza Técnica y Superior

PREPARATORIA

México Bárbaro

Historia de México II

2102

23 de Febrero del 2000

Introducción

En el contenido del siguiente trabajo se analizará de una forma clara y breve la situación política, social y económica que se vivía en México en la época del Porfiriato, según se relata en el libro "México Bárbaro".

México era un país en donde no se cumplía su constitución, ni sus leyes, no había democracia. El pueblo se encontraba totalmente dominado por los militares y los hacendados, los cuales cometían abusos en contra de la sociedad.

Existía la exclavitud humana, llevada al extremo, en donde los indígenas eran desterrados de sus tierras y vendidos como esclavos a las haciendas.

Debido a los latifundios existía una muy mala situación económica y mucha gente quedaba endeuda con los hacendados y tenían que trabajar para ellos en una forma humillante.

SITUACIÓN POLÍTICA DE MÉXICO

La situación política que se vivía en México en la época de Porfirio Díaz, era una situación que se basaba en la corrupción, ya que lo que se quería en este gobierno era manejar al pueblo a su gusto, y el dar al extranjero una imagen de que este era un gobierno modelo.

“El poder ejecutivo lo gobierna todo por medio de un ejercito permanente; donde los puestos políticos se venden a precio fijo”. “México es una tierra donde la gente es pobre porque no tiene derechos”Las personas que eran del gobierno, tenían muchos privilegios y por eso querían seguir manejando al país de esta forma. No se cumplía con la Constitución existente, no existía libertad política, de prensa ni de palabra, era un pais sin partidos políticos, sin un sistema judicial, y lo peor de todo, sin garantias individuales.

El presidente Porfirio Díaz oredenó la confiscación de tierras a los Yaquis y el exterminio de su comunidad. El mismo gobierno de México ha mantenido casi continuamente en ese territorio un ejercito contra los Yaquis. Ya que fue confiscado la mayoria del territorio, fue transpasado al general Lorenzo Torres por ordenes del gobierno federal. El gobierno mandaba la mayoria de los desterrados a la zona de Yucatán para ser vendidos como esclavos, una vez estando en poder de los hacendados el gobierno no se preocupaba por ellos y solamente se encargaba de recibir su dinero, los dejaban a la total disposición de sus dueños.

Ya en Yucatán, existían 50 reyes henequeneros que eran los que dominaban la política de su Estado a su propio gusto. Algunos eran jefes políticos que regian los diferentes distritos, otros solo hacían gala de su influencia. Estos “jefes plíticos” eran designados por el presidente o por el gobernador del Estado y también tenían el cargo de presidente municipal de la ciudad principal de su distrito, ellos no tienen ante quien rendir cuentas, exepto con su gobernador o en caso que el presidente quiera intervenir.

Aunque la Constitución no reconcía el derecho de apoderar y retener al deudor fisicamente, las autoridades rurales reconocen ese derecho y el resultado es 5 millones de personas que vivían es estado de peones. En ciertas regiones del pais se admite que existía la esclavitud pero se niega la culpabilidad del gobierno.

El gobierno consentía los abusos contra su sociedad, marginaba a la gente, se vivía un ambiente de corrupción donde solo el más poderoso sobrevivía.

ESTRUCTURA SOCIAL

En la época del porfiriato los gobernantes y los grandes hacendados se encontraban en la cima de la sociedad. Tenían gran riqueza, influencia y poder sobre las clases inferiores que estaban totalmente desprotegidas por el gobierno.

Existía la esclavitud llevada al extremo por eso a población se encontraba en constante temor a ser esclavisada, ya que se les aprehendía o engañaba de una u otra forma para poder ser vendidos como esclavos o peones.

Los 50 reyes del henequén en Yucatán vivían en ricos palacios en la ciudad de Mérida y constituyeron una clase social muy cultivada. Las haciendas pertencían en su mayoría a españoles, los cuales se habían apoderado de las tierras que le habían quitado a los indígenas debido a que Porfirio Díaz no dictó medidas para protegerlos de los abusos. Los dueñs de estas haciendas poseían en su totalidad a los esclavos que trabajaban para ellos.

En Yucatán, la mayoría de los trabajadores que eran esclavizados eran indígenas mayas, chinos y los indígenas Yaquis que eran desterrados de sus tierras. En Valle Nacional, los trabajadores eran gente común (mestizos mexicanos) que eran aprehendidos de maneras irracionales, es decir, los culpaban de delitos imaginarios; algunos eran engañados con trabajos fijos, con buen sueldo; o eran secuestrados descaradamente; y la mayoría de los aprehendidos no pasaban ante un juez, no tenían un juicio. En este lugar los esclavos sufrían más porque eran obligados a trabajar hasta morir. Otra manera de esclavizarlos era por deudas de préstamos que les hacían, y las deudas pasaban por herencia a los hijos de los deudores.

El trabajo en las haciedas era forzado y eran castigados constantemente. Su alimentación constaba en tortillas y frijoles agrios. Algunos de los esclavos eran azotados hasta morir. “Los españoles son quienes azotan a nuestra gente hasta morir.”

El exterminio de los Yaquis comenzó con la guerra, y continuó con la deportación y la esclavitud. Se separaron millares de familias indigenas, prohibiendoles volverse a reunir. “La parte del pueblo de Yucatán que ha nacido libre no posee el derecho inalienable de su libertad. Son libres solo a condición de llegar a ser prosperos.” Toda persona podía llegar a ser esclavizada y con ella toda su familia. Vivían en circustancias extremas, hambrientos y fatigados. Aunque existían leyes que prohibían este tipo de abusos, no se aplicaban.

SITUACIÓN ECONÓMICA

En Yucatán la economía se basaba principalmente en la producción de henequén, que llegaba a ser de aproximadamente 113,250 toneladas por año. La labor de los peones era cortar las hojas de henequén y limpiar el terreno de la mala hierba, en algunos casos recibían $.25 centavos diarios de crédito en la tienda de raysa. Los dueños de estas haciendas donde se producía el henequén eran sumamente ricos. En el Valle de México la producción principal era el tabaco.

Sin lugar a dudas la actividad de mayor lucro era el comercio de esclavos, que tenían un valor comercial por individuo de $400, aunque las haciendas solo pagaban $65. Los encargados de engañar a la población para endeudarla y los que manejaban el comercio de esclavos eran los prestamistas y corredores de esclavos que llevaban a cabo su negocio en silencio.

Al desterrar a los Yaquis se produce mucho dinero al hacerlo, ya que, se obtiene dinero por las propiedades que poseían los indigenas y por el dinero que obtienen al venderlos como esclavos. También a cada soldado que matara a un Yaqui obtenía una recompensa de $100 dlls.

La economía en el entorno narrado gira principalmente a estas tres actividades anteriormente mencionadas.

Conclusión:

Sin duda alguna la economía y el régimen político-social era algo muy desagradable en la época del porfiriato. Se vivió un ambiente de represión, temor e injusticias. La esclavitud, el peonaje, la pobreza y la ignorancia en el México de esa época se debía principalmente a la organización financiera y política que regía al pais en esos tiempos.

Estas circunstancias provocaron que en la actualidad existan más leyes que protejen al individuo y a la sociedad en general. Además existen leyes que protejen el trabajador, en donde recibe su salario mínimo, jornada máxima de trabajo de ocho horas y vacaciones. Actualmente es inconstitucional el esclavismo y aunque todavia existe corrupción en los órganos del gobierno, ya no llega a tal grado. Estas leyes nos hacen ver que toda esa época del porfiriato ha influido para crear nuevas garantías en México, las cuales defienden de los abusos, de las injusticias.

Con respecto a la economía, el comercio era lo que más se hacía destacar, donde los indígenas que eran vendidos y la producción de tabaco y henequén trabajado por los esclavos era lo que hacía que salieran privilegiadas las clases más altas, mientras que a las clases inferiores no les beneficiaba tanto. En México, hoy en día, existe la libertad en el comercio, solo que los productos que se venden no sean ilícitos, es decir, prohibidos.

BIBLIOGRAFÍA

Kenneth Turner, John. México Bárbaro. Editores Mexicanos Unidos. México, 1992.

Kenneth Turner, John. “México Bárbaro”. Editores Mexicanos Unidos. México. 1992. Pg. 7, L.25 (Cap. 1)

Ibidem. Pg. 7, L. 28 (Cap. 1)

Kenneth Turner, John. “México Bárbaro”. Editores Mexicanos Unidos. México. 1992. Pg. 72, L.17 (Cap. V)

Ibidem. Pg. 16, L.18 (Cap. I)

Vídeos relacionados