Popol Vuh

Literatura guatemalteca. Leyendas de Guatemala. Creación. Santísima trinidad. Infierno. Comparación con la biblia

  • Enviado por: Mónica Nájera
  • Idioma: castellano
  • País: Guatemala Guatemala
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

COMPARACIÓN ENTRE LA BIBLIA Y EL POPOL VUH

  • LA CREACIÓN: En la Biblia como en el Popol Vuh se describe la creación del hombre y todo lo que lo rodea, de la nada Dios (Biblia) y los dioses del Popol Vuh separaron las aguas de la tierra, crearon los animales, la vegetación y por último al hombre.

Biblia, capítulo 1:2: “Y la tierra estaba ordenada y vacía y las tinieblas estaban sobre la az del abismo y el espíritu se movía sobre la az de las aguas”

Popol Vuh, capítulo 1: solamente había inmovilidad y silencio en la oscuridad de la noche. Solo el creador, el formador y Tepeú, los progenitores estaban en el agua rodeadas de claridad.

Biblia, capítulo 1:11: “ Y dijo Dios: produzca la tierra hierba verde, hierba que se simiente: Árbol que de fruto, que de fruto según su género, su semilla, esté en el sobre la tierra y así fue”.

Popol Vuh, capítulo 1: “Entonces dispusieron la creación y crecimiento de los árboles y los bejucos y el nacimiento de la vida y la creación del hombre”.

  • SANTÍSIMA TRINIDAD: así como en la Biblia encontramos al Pdre, al Hijo y al Espíritu Santo. En el Popol Vuh encontramos al corazón del cielo formado por: Calculhá-Huracán, Chipe-Calculha y Roxa-Calculhá.

  • ÉXODO Y EL PASO DEL MAR: vemos como, cuando los primero hombres y sus tribus salieron de Tulán a la “tierra prometida”por los dioses -así como en la Biblia- pasaron por las aguas y estas se abrieron para que pasara; no está bien claro, sin embargo pasar por el mar fue como si no hubiera mar, pasaron hasta el otro lado pasaron sobre piedras. Por esta razón fueron llamadas piedras de hileras, arena arrancada, nombres que ellas les dieron cuando pasaron entre el mar habiéndose dividido las aguas cuando pasaron.

  • LA EXISTENCIA DEL INFIERNO: así como en la Biblia existe el infierno, en el Popol Vuh encontramos a Xibalbá, el lugar donde moran los enemigos del hombre, quienes procuran el mal de los seres humanos.

Biblia, capítulo 3: 14: “ Y Dios dijo a la serpiente: por cuanto esto insiste maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás y polvo comerás todos los días de tu vida”.

Popol Vuh, capítulo 2: “ Todavía hay quienes que te adoren haremos otros seres que sean obedientes. Vosotros aceptad nuestro destino: vuestras carnes serán trituradas, así será”.

  • EL DILUVIO: cuando Dios dijo que la humanidad iba por malos caminos mandó un diluvio del cielo, llovió por 40 días y 40 noches y toda la maldad desapareció de la tierra. Así mismo los dioses quichés mandaron un diluvio ya que los muñecos de palo no respondían como ellos querían.

Biblia, capítulo 6:17: “ Y yo, he aquí que yo traiga un diluvio de agua sobre la tierra para destruir toda carne en que haya espíritu de vida abajo del cielo”.

Popol Vuh, capítulo 4: “ Y fue entonces cuando ocurrió el diluvio a causa de los muñecos de palo”.

MITOS Y LEYENDAS DEL POPOL VUH

Los grandes mitos y leyendas se refieren siempre a los génesis cosmogónicos mediante los cuales se explica la existencia y se encuentra un orden y un sentido en la inestabilidad del devenir. La cosmogonía es siempre actual, al igual que el tiempo, y se regenera continuamente; en la eternidad del presente, el pasado y el futuro son abolidos. La ciudad celeste y los antepasados son aquí y ahora, y el hombre un vínculo permanente entre dos realidades, o mundos. Por la reiteración ritual del mito ancestral y por medio de los símbolos que lo revelan se puede efectuar el pasaje de lo conocido a lo desconocido. Ese es el propósito de toda enseñanza y la razón de los secretos del oficio. El cacique o rey precolombino es un chamán en la medida que une cielo y tierra, y por ese motivo es el jefe, no por su voluntad o la del grupo. La sociedad entera es partícipe de estos símbolos, mitos, ritos y enseñanzas cosmogónicas, las que cada cual absorberá a su manera y grado. Sin embargo la profesión de chamán está abierta a todos y muchos reciben el espíritu y practican su 'sacerdocio' de distintas maneras. A nadie se le ocurriría engañar en cosas de esta naturaleza de las que no se duda en una sociedad arcaica, lo que por otra parte sería inmediatamente advertido por la propia dinámica del medio social. 

Los mitos transcurren en un tiempo otro, en un 'no-tiempo' y 'una realidad aparte', que los símbolos representan y los ritos reactualizan permanentemente. Los orígenes se hacen contemporáneos y la situación primordial es encarnada, por lo que la vida se re-genera. Sin duda hay niveles de comprensión y participación (o lecturas jerarquizadas de la realidad, o grados de conciencia del cosmos y el ser) de aquello que los mitos expresan. Pero esos niveles no se excluyen sino se complementan. Así una cosa o hecho simbólico o mítico puede ser igualmente histórico y localizarse geográficamente. Es más, según lo que hemos dicho, un hecho celeste se corresponde con otro terrestre, y esta reciprocidad es una de las características propias del universo y el hombre, por lo que las diferentes lecturas de la realidad, o el conocimiento de los distintos planos en que ésta se manifiesta, no se rechazan los unos a los otros, sino más bien se conjugan en el concierto cósmico, susceptible de ser vivenciado de modo multidimensional. Uno de los ejemplos más bellos de los mitos precolombinos que han llegado hasta nosotros se encuentra en el Popol Vuh, libro sagrado de los mayas-quichés, el que contiene un conjunto de leyendas cosmogónicas transmitidas por tradición oral representadas, recitadas y bailadas por la comunidad (ceremonias que aún hoy se realizan fragmentariamente), las que parecen ser comunes a todos los pueblos mesoamericanos, con relaciones estudiadas igualmente en la América del Sur, lo que no es por cierto de extrañarse (lo mismo que su similitud con otros libros sagrados análogos de otros continentes), cuando se piensa que describen un génesis y una cosmogonía arquetípica, y que se corresponden perfectamente con los ritos de los procesos iniciáticos (que promueven un hombre nuevo y verdadero; la creación de un ser) lo cual actualiza permanentemente la historia mítica regenerando así al ser arquetípico, ya sea éste individual o universal. 

Colegio GIBBS

Literatura Hispanoamericana

5to Bachillerato

15 / 02 / 2007

INTRODUCCIÓN

En este trabajo Incluiremos los mitos y leyendas del Popol Vuh, al igual que la comparación entre el libro Génesis de la Biblia y El Popol Vuh. El Popol Vuh es el relato Inmemorial del origen del hombre mesoamericano, fue escrito en lenguaje Quiché,