Políticas Públicas en la alternancia mexicana

Centroamérica. México. Gobierno. Transición democrática. Democracia

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

POLÍTICAS PÚBLICAS I

Control relectura Nº 1

Las políticas públicas en la alternancia mexicana

Sistema de Universidad Abierta

10 de marzo 2005

El presente control habla de las políticas publicas a partir de una visión de transición democrática, que se efectúo en el año 2000, y más que una transición se habla de alternancia de partidos en el poder. Cambios que no sustituyeron el modelo neoliberal anterior y lo fortalecieron en cambio.

Las políticas públicas en palabras de Raúl Béjar, deben ser reformadas y reforzadas, para lograr que la población participe, de tal modo que el proceso democrático sea racional, y los lideres electos removidos en caso de desvió; en cuanto a las políticas de campaña deben coincidir con los deseos de los votantes, lo que haría de las políticas públicas un instrumento de correspondencia para los ciudadanos.

La democracia por si misma plantea interrogantes y problemas, esta no supone la igualdad de los hombres, más bien ignora su de igualdad. De tal modo que se vuelve indiferente y desliga la naturaleza humana de la sociedad.

Estas reflexiones acerca de la democracia nos llevan a considerar diferentes conceptos entre ellos los dados por Touraine y por Sartori, los cuales dicen que la democracia es el régimen que reconoce a los individuos y alas colectividades como sujetos. Todas estas formas de ver la democracia son las que dan forma a la concepción de ella, pero no es ese carácter el único por valorar, sino la calidad de las diferencias, así como la intensidad y profundidad del dialogo, para ello la igualdad es un factor de gran importancia, basada en la conciencia de pertenencia a una sociedad determinada en condiciones iguales.

Estos procesos pueden ser diferenciados por medio de estructuras que anteriormente fueron olvidadas o ignoradas, las políticas culturales, que conllevan la democracia social y la democracia cultural.

Este diseño de políticas nos llevaría en determinado momento a tener un Gobierno que se halla conformado con políticas públicas que representen los verdaderos intereses de la comunidad, con la participación adecuada, y representantes elegidos democráticamente, que no atenten contra los intereses de los ciudadanos.

Así el diseño de programas debe ser acorde a las políticas públicas, evitando el clientelismo y el corporativismo, en plataformas ideológicas congruentes con la realidad.

Aunque en el caso de la alternancia mexicana, las vinculaciones entre ciudadanos y políticos es únicamente en el periodo de elecciones, existiendo además una ausencia de renovación de la clase política y un dominio de los poderes corporativistas.

Entre las paradojas existentes en el régimen mexicano actual es la ausencia de dirección del poder legislativo, ya que estos son los representantes de los intereses de la población.

Otro de los problemas existentes en el sistema político es que los tres partidos principales no han logrado tener una verdadera estructura que se deslinde de la antigua tradición política.

Así las políticas públicas al ser estudiadas deben contribuir a las decisiones políticas, del gobierno, las instituciones que amplíen el beneficio para la sociedad de modo efectivo.

Las propuestas principales del autor se refieren a:

  • El Estado debe representar un papel rector en la actividad de los partidos de modo efectivo, entre los actores sociales y no gubernamentales

  • Se debe actuar para superar el estancamiento político para que se controle y regule de manera eficiente la economía, independientemente de los grupos de poder.

En el caso de la autora Lourdes Arizpe, establece una nueva óptica sobre las políticas públicas, basándose en las nuevas relaciones sociales y culturales, que de cierto modo recreen las instituciones. Siendo prioritaria la incorporación de las políticas públicas para combatir los desajustes políticos, sociales y culturales de la sociedad mexicana, estableciendo un redimensionamiento.

La autora introduce el concepto de sustentabilidad social, la cual es la capacidad de los individuos para convivir sin conflictos, y lo no sustentable es la desestabilización de las economías que crecen de forma anárquica y empobrecen a la población.

Estos conceptos nos ayudan a vincular la política pública con la confianza, siendo necesario para la obtención de la confianza la separación del sistema político actual del gobierno actual neoliberal.

Donde la confianza es: el resultado de una combinación equilibrada de valores éticos, certeza de pertenencia emocional y seguridad en la reciprocidad.

Por su parte, Luis Aguilar Villanueva estudia los planteamientos de pluralismo político y sus consecuencias, siendo este el estilo propio de las democracias, permitiendo deslindar los asuntos públicos de los privados, para así atraer asuntos que el Estado tiene que tratar ya sea en el ámbito nacional o estatal, lo que ayudaría a desestatizar y reconstruir el sentido público del Estado.

Todas estas apreciaciones ayudarían a darle al Estado mayor calidad, por el ejercicio de poderes públicos más allegados a una faceta gerencial, preferentemente al poder Ejecutivo.

Aguilar desarrolla cuatro dimensiones para renovar la administración pública:

  • Desde el ángulo político. El proceso de gobernación

  • Desde el económico. El equilibrio de las finanzas públicas y la eficiencia económica.

  • Desde el enfoque cultural. La idea de Estado a partir de una ciudadanía-sociedad civil.

  • Y desde el punto de vista administrativo. Para establecer el nuevo paradigma de la “Nueva gestión pública”.

  • Luis Aguilar afirma la necesidad de poderes públicos responsables y con contrapesos reales, para la realización de leyes justas y públicas, de manera imparcial, con la participación activa de los medios y la ciudadanía.

    Enrique González Pedrero, explica el significado de la transición política, que no solo significa una mutación, sino la transformación del presidencialismo, lo cual habría de ser realmente relevante si se llevará a cabo. Para al fin convertirse nuestro sistema en uno semiparlamentario y semipresidencial, lo que indicaría una nueva cultura política.

    La poca solidez de la sociedad civil mexicana, así como su fracaso quedan evidenciados en el Estado, y su incapacidad para hacer valer el estado de derecho e institucional en el país. Generándose a su vez un vacío político, donde los partidos no han sabido dar cauce a las demandas ciudadanas.

    Flores Olea habla de un significado más amplio del concepto democracia, donde el sentido de gobernabilidad seria la trascripción a políticas públicas con referentes éticos, Donde la democracia limitada no puede actuar por estar a servicio de los factores reales de poder, que no van acorde alas necesidades ciudadanas.

    Para Flores Olea el Estado ha sido un tema abandonado, pero habría la necesidad de retomarlo, para hablar de transición y no de alternancia.

    Para el autor los temas a tratar más importantes sin implementar son:

    • los derechos humanos

    • las libertades políticas

    • el fortalecimiento del Estado de derecho

    • la representación política y la democracia participativa

    • las formas de gobierno y organización de los poderes públicos

    • la autonomía de los tres poderes(Ejecutivo, Legislativo y Judicial)

    • federalismo, descentralización y autonomía

    • Así como los objetivos económicos y sociales del Estado y

    • La constitución y globalidad.

    Los postulados tendrían que tener un carácter ético-político.

    LAS POLÍTICAS PÚBLICAS Y LA CONFIANZA

    Lourdes Arizpe Schlosser

    Los puntos fundamentales del texto de Schlosser son:

    Las políticas públicas en México requieren de una transformación, puesto que la liberalización económica, la democratización y las relaciones de los ciudadanos con el Estado han cambiado, generando la necesidad de nuevas instituciones y nuevas prácticas para el bien del Estado y la sociedad.

    Los efectos negativos de la globalización han sido estudiados en varios foros mundiales entre ellos el de Davos Suiza, los problemas principales que se estudiaron fueron:

    • el crecimiento económico sin empleo

    • los subsidios económicos en los países desarrollados

    • la persistencia e incremento de la pobreza

    • las crisis económicas recurrentes por la volatilidad de capitales financieros.

    Los proceso de globalización y neoliberales en años recientes(80's) fueron considerados benéficos en cuanto al desarrollo de las naciones, pero ocasionaron posteriormente el adelgazamiento del Estado y bajo desarrollo en rubros como el educativo. Además de la exclusión y la pobreza, que ocasionaron el éxodo rural.

    Algunas instituciones como el FMI se rehúsan a realizar ajustar sus políticas económicas para los países en desarrollo, aunque otras instancias internacionales como la OCDE y el Banco Mundial si han incorporado cambios, como en políticas educativas y sociales, que son propuestas en general para políticas públicas.

    Se ha reconocido la importancia de atender los temas relacionados con la cultura y los que representan también problemas como el étnico y el religioso.

    Además se ha reconocido como en el caso mexicano se ha disminuido o no se invierte en el ramo de investigación científica.

    Algunas de las dimensiones que intervienen en el desarrollo mexicano son:

    • El envió de remesas por parte de los migrantes mexicanos, que representan un importante ingreso para el país.

    • Los sentimientos de pertenencia a una determinada comunidad.

    Por lo anterior el esquema familiar se ha visto modificado y lejos de desaparecer se ha redimensionado, además que el individuo se ha considerado como sujeto consumidor de bienes económicos, así como usuario de servicios. Debilitándose los antiguos esquemas paternalistas, patrimonialistas, las relaciones de cacicazgo políticos, las relaciones en regiones indígenas y el corporativismo.

    Se han implementado para aumentar la confianza y por ende el mejoramiento de las políticas públicas, la participación del individuo, que ayude a enmarcar sus derechos y obligaciones.

    Una de las acciones sugeridas por la autora son la descentralización de servicios de política social.

    Los obstáculos para el desarrollo de las políticas sociales desde el punto de vista de la autora son tres:

  • El primero es la comparación con otras dimensiones de desarrollo, donde intervienen el desarrollo económico, el desarrollo del medio ambiente y el desarrollo social. En el cual la dimensión social no esta claramente especificada, pero se sugiere que esta tenga una estructura o principio de convivencia (convivialidad) que abarcaría todas las instituciones sociales.

  • Otro problema del desarrollo social es la falta de definición entre lo público y lo privado, en el nuevo contexto de globalización y libre mercado.

  • La tercera indefinición se encuentra en los parámetros de autonomía del individuo como consumidor y como sujeto social. Lo que ocasionaría en el caso de la autonomía en la economía un aislamiento en el campo social.

  • Las propuestas de la autora con respecto al desarrollo desde la convivialidad son:

      • Repensar los modelos entre procesos e instituciones económicas y sociales.

      • Generar agentes y redes para reconstruir las instituciones sociales.

      • Impulsar la investigación, para que se apliquen eficientemente las políticas sociales públicas y las acciones de la sociedad civil.

      • Incorporar modelos sociales que aborden la realidad económica política y social.

    En cuanto a la confianza existen cifras que demuestran el incremento de la desconfianza en las políticas de desarrollo alrededor del mundo, cifras dadas en el foro mundial en Davos:

    Datos de la encuesta Gallup

    • 42% no tienen confianza en los sistemas de gobierno democráticos

    • 48% no tienen confianza en las grandes transnacionales

    • 32% no confía en las ONG

    • 47% no confía en los medios de comunicación

    • 66% no cree que los asuntos en sus países lo decide la voluntad del pueblo

    Donde las políticas neoliberales han excluido a otras ciencias sociales para la reflexión en la toma de decisiones.

    En el consenso de Washington, se habló del libre mercado como único mecanismo para el desarrollo, situación que en las dos últimas décadas del siglo XX se vio desmentida, además de las fallas evidentes de dicho modelo económico.

    ¿Cómo se lograra recuperar entonces la confianza? La propuesta es la separación del sistema político democrático y el gobierno actual.

    Esta discusión de recuperación de la confianza ha trasformado los pilares de las políticas públicas, se ha hablado frecuentemente de la corrupción en el sector público, el sector sindical y en el sector privado; y el abuso del que son objeto los consumidores.

    Otra de las percepciones de desconfianza son las declaraciones que contrastan con la realidad, en las cuales la credibilidad de las instituciones se ve menoscabada, y las políticas públicas también pierden credibilidad.

    La falta de confianza esta vinculada a los desequilibrios mundiales en la obtención de beneficios del crecimiento económico.

    Para obtener la confianza seria necesario una combinación de valores éticos, en el rubro de pertenencia a una región, convirtiéndolo en capital social que ayude a generar nuevas y fuertes instituciones, que sean sustentables, para que las políticas sociales sean realmente instrumento de los gobiernos.

    LAS POLÍTICAS PÚBLICAS RECIENTES: UNA MIRADA

    Luis F. Aguilar Villanueva

    El autor realiza el análisis de la administración Pública contemporánea (AP), donde existen dos tendencias principales:

  • la que recupera, reivindica y reactiva su naturaleza pública

  • la que recupera, reivindica y reactiva la capacidad administrativa de la AP.

  • Ambas Tendencias explican las nuevas cuestiones de las que se encarga la AP, que tiene que ver con la discusión de la Reforma del Estado y de la AP, así como la función de las empresas públicas que se desarrollaban de facto en la economía del país.

    Las dos tendencias dan señales de la actual modernización administrativa de los gobiernos latinoamericanos, que ya no es pensado desde el enfoque de las finanzas públicas únicamente, sino desde la necesidad de un ajuste para la estabilización macroeconómica, el equilibrio fiscal.

    La nueva AP esta liberada del malestar de pensar en el eclipse del Estado, centrando su atención en la calidad del Estado y los poderes públicos.

    Esta reconstrucción del Estado se basa en la capacidad administrativa, en una mayor democratización de los regímenes latinoamericanos, en la participación de la sociedad civil y la relevancia del Estado de derecho.

    La AP tuvo que ejercer medidas de ajuste y equilibrio fiscal, para sacar al Estado de su bancarrota.

    La nueva AP tiene una nueva tendencia gerencial, donde se realice la reactivación y recuperación de la naturaleza pública de la AP, y la legalidad en la actuación gubernamental, que al poner en práctica esta legalidad se da la revisión de las cuentas públicas.

    La Nueva AP pone en evaluación las políticas públicas, poniendo énfasis en la incorporación de métodos gerenciales, que sustenten la economía, la eficiencia, la eficacia y la calidad en la provisión de bienes y servicios públicos.

    Existen también dos tendencias, la neoliberal y la de la nueva gestión pública, su coincidencia principal es la centralidad del ciudadano, pero también el compromiso con el bien de la comunidad política, para que esta sea sujeto participante en la AP.

    La vertiente gerencial rescata al ciudadano como usuario de servicios públicos y los requerimientos que tiene y que sus necesidades deben ser cubiertas, por medio de la reconceptualización y reordenación de los procesos administrativos, conforme a una nueva filosofía administrativa de calidad.

    Esta calidad institucional establece criterios de acción de gobierno:

    • Los principios de legalidad

    • Transparencia

    • Rendición de cuentas y participación ciudadana

    La calidad gerencial del gobierno y la AP se establecerá por medio de:

    • dirección estratégica

    • administración de calidad

    • reorganización de procesos por resultados (eficacia)

    Esta nueva gestión pública desplaza al consenso de Washington como un nuevo paradigma (New Public Management), tratando de equilibrar las finanzas y el desempeño, para el bien de los ciudadanos.

    El consenso neoliberal se le llamó la primera generación gerencial institucional, y existen en él dimensiones irrenunciables en la AP, como la macroeconomía estable y las finanzas públicas sanas, aunque sus errores más evidentes son la subordinación unilateral de las finanzas públicas.

    La política pública(PP) ha representado la doble activación entre el gobierno y la AP al final del siglo XX. Siendo un signo de la Nueva Gestión Pública.

    Esta nueva gestión le interesa la decisión pública y el análisis exhaustivo del problema público, para lograr políticas realmente públicas, con objetivos e intereses de utilidad pública, donde los poderes interactúen con los ciudadanos.

    En el caso de América Latina a partir de los años 90's se incorporaron los nuevos aspectos de la NGP, al agregar elementos de la planeacion estratégica y la administración de calidad, intentando reconstruir la orientación del gobierno y el servicio público, para eficientar las políticas y la prestación de los servicios, así como la transparencia de los recursos.

    En retrospectiva el diseño de las políticas de las PP en América Latina han tenido una gran transformación:

    • En lo político: las PP han comenzado ha abandonar su confección autoritaria y se elaboran basándose en esquemas democráticos, se trataban de gobiernos en solitario y de administración pública sin público.

    • Por el lado de la economía pública: La elaboración de las PP ha abandonado el esquema populista en el que decayó la política desarrolladora, después de la crisis fiscal se reconfiguró con el criterio de finanzas públicas equilibradas y confiables, se abandono la satisfacción inmediata de las asociaciones, y el gasto público politizado, que desequilibraba las finanzas públicas y provocaba el colapso de la economía nacional, y perpetuaba la dominación política.

    • Por el lado administrativo: La PP ha dejado atrás los principios de la administración para el desarrollo (AD) y se ha apoyado en la NGP. Este desarrollo trataba de llegar desde el rezago hasta posiciones de vanguardia, para lograr el crecimiento económico, teniendo al Estado como agente principal, el desarrollo era ideología de Estado. El Estado como justiciero, más que como instancia de orden. En su momento la AD represento la teoría de la modernización, las características principales de esta fueron la del Big Government, y la del Big corpotrations, el llamado gobierno interventor, con un aparato administrativo enorme y protagónico, donde privaban los elementos de la gestión científica del trabajo implementados por Taylor, L Gullick y L. Urwick. En su aplicación enamorica Latina la AD perdió su carácter público y se adhirió a intereses particulares, esta combinación de paternalismo-populismo-administración agudizaba los problemas de desarrollo en vez de solucionarlos, agotando el modelo mediante la industrialización sustitutiva de importaciones(ISI) La crisis de este Estado desarrollador y su estructura de AD dio paso al consenso neoliberal de los años ochenta y noventa, este consenso se distingue por sus políticas de reestructuración para superar la crisis fiscal, y por la revisión de las relaciones del Estado y el mercado(desregulación, privatización, disposiciones legales y reglamentos administrativos, etc.), en este punto se dio la revalorización de los mercados como factores de crecimiento económico e integración

    Existe una nuevo Horizonte del Estado social desarrollador, más allá del consenso neoliberal en América Latina, mediante una serie de innovaciones conceptuales practicas y técnicas, las cuales son:

    • Por el lado político, la “gobernación” o “gobernanza”, se confeccionaran políticas según los valores democráticos, incluidas la legalidad, la participación ciudadana y la rendición de cuentas, donde el Estado ya no representa el papel protagónico y providencial y los poderes públicos son agentes de decisión, pero más aún representan un papel de coordinación y catálisis de otros y múltiples actores. En la elaboración de las políticas se deben asegurar de la gobernabilidad y la democracia, por las características de las democracias nacientes latinoamericanas, en donde privan contextos de desigualdad social. Tratando de elaborar políticas que acrediten la capacidad de los gobiernos democráticos para resolver la pobreza y desigualdad, mediante la provisión de bienes, servicios y oportunidades.

    • Por el lado económico, el equilibrio en las finanzas públicas y la eficiencia económica. La eficiencia y eficacia de la economía en relación con el costo- beneficio. La participación y asociación de inversión privada y pública, para abordar los problemas sociales. Así como la incorporación de esquemas (semi)mercado en la realización de las funciones públicas, para incentivar la responsabilidad, competencia e innovación entre los agencias del gobierno, ofreciendo a los ciudadanos diferentes opciones de servicio.

    • Por el lado cultural, la nueva idea de Estado, ciudadanía /sociedad civil, así como las formas de participación ciudadana. Valorar y tomar en cuenta la opinión de los ciudadanos en el planteamiento y solución de los asuntos públicos, haciendo de ello una toma de conciencia, por medio de un constante dialogo, donde las políticas públicas ya no descansen únicamente en el staff tecnoburocráta y se vinculen a grupos asociaciones,, universidades, etc. Provocar la participación ciudadana y la extensión de la participación pública, siempre en asociación con el gobierno, para eficientar los recursos públicos de este modo La ciudadanía es gobierno representativo, asociado y sujeto a escrutinio y control.

    • Por el lado administrativo la “Nueva Gestión Pública y los métodos de dirección estratégica y dirección de calidad. Las características esenciales de este nuevo paradigma son:

      • Énfasis en la capacidad de dirección estratégica de los gobiernos

      • La función de los gobiernos es la de generar o implementar la capacidad de respuesta de la sociedad

      • Énfasis en la reestructuración administrativa de los gobiernos, centrando este proceso en la responsabilidad pública, sustituyendo las estructuras organizativas centralizadas, buscando la descentralización o desconcentración interna de su estructura operativa

      • El énfasis en que la satisfacción de los ciudadanos como consumidores y clientes

      • La eficacia y calidad del servicio público

      • Las políticas públicas ya no son la única herramienta como proveedores de servicios y bienes públicos, donde se requieren de poderes públicos responsables y de aplicación generalizada justa e imparcial.

    ¿POLÍTICAS DE LA TRANSICION?

    Enrique González Pedrero

    El autor habla a cerca de lo que fue el resultado de las elecciones en el 2000, la alternancia, que esta no fue en realidad una transición democrática, necesaria para el país, y que de haber existido esta realmente las formas presidenciales se habrían mutado por otras formas más democráticas y justas.

    Desde el juicio de González Pedrero de haber existido la transición democrática, se habría conformado un gobierno o de coalición con una meta central, la transformación del sistema presidencialista en un régimen plena y auténticamente democrático, y de ser así la Reforma necesaria en el Estado probablemente se realizaría.

    Los cimentos de una nueva cultura favorecerían desde esta perspectiva al ciudadano y la sociedad civil en su conjunto.

    El Estado mexicano continua en su descomposición y el actual gobierno refleja la imposibilidad para relacionarse con los individuos y la sociedad en general.

    Aunque el Estado es el que tiene el monopolio de la fuerza legítima, también debe de tener un Estado de Derecho, además de políticas coherentes para buscar las soluciones pacificas, en cierta manera la actuación más correcta es la que evita los errores, pero las problemas de gobernabilidad no son de la estructura de poderes o de las instituciones, la delincuencia organizada y el narcotráfico provoca graves desajustes en el sistema, provocando la corrupción en altas esferas políticas.

    Para fortalecer la democracia seria necesario que inicialmente los partidos políticos tuvieran condiciones para el fortalecimiento y conformación de una verdadera democracia, que se ocupe de los problemas tanto estructurales como sociales y culturales, no sólo en campaña de cada tres o seis años, de partidos que tengan resueltas sus plataformas políticas con verdaderas políticas públicas, y verdaderas soluciones.

    Ni el PRI, ni el PAN ni PRD tienen la respuesta.

    Se vislumbra un panorama negro, pero desde mi punto de vista personal todavía no está dicha la ultima palabra, ante las prospectivas de los que puede ser el país de aquí a diez años.

    Las soluciones que propone González Pedrero son:

    • Fortalecimiento de los partidos políticos

    • Generación de una transición democrática, para generar una verdadera democracia.

    • Frenar el crecimiento demográfico

    • Creación de empleos

    • Aminorar y pagar la deuda externa

    • Y tener una política social que abarque a la mayoría de la población.

    • Así como la generación de una verdadera clase política

    POLÍTICAS PÚBLICAS EN MÉXICO Y LA TRANSICION MORAL POLÍTICA

    Víctor Flores Olea

    Para Flores Olea las políticas públicas tienen que ver directamente con la democracia y el referente ético que esta debe tener.

    Al ser eficaces esas políticas hay gobernabilidad. Y prácticamente esos son los dos puntos básicos, la democracia y la gobernabilidad, para que el régimen al que nos referimos este bien conformado.

    En México el proceso democrático existe, pero aun no se a transparentado en la totalidad su proceso, y cada vez se exige que este sea el mejor o perfectible.

    La concepción democrática antigua, probablemente es la que se necesita, la de carácter igualitario y emancipador, pero en la actualidad del sistema político mexicano y en muchos otros lados, la democracia no es mas que un método procedimental, alejada de las necesidades de la sociedad y manejada por elites.

    La democracia debe conservar su sentido ético, principalmente en periodos de transición.

    Y la transición se da por las políticas públicas, que realmente sean la modificación del antiguo régimen. En México la democracia y la transición es difícil, debido a un presidencialismo de más de 70 años, que centralizo el poder y las instituciones.

    La alternancia mexicana se dio en mayor parte por el rechazo hacia la corrupción, y por supuesto del régimen, este rechazo se hizo evidente en las elecciones del 2000, pero la respuesta de Fox y del llamado cambio no se verifico en hechos.

    Los resultados de la alternancia(mas no de transición) fueron un congreso dividido, con mayoría priiísta, sin acuerdos para modificar las instituciones, la falta de eficacia apara cumplir los compromisos adquiridos, así como la falta de pericia de los funcionarios elegidos para resolver los problemas y desajustes.

    Pero la respuesta de la ciudadanía es el desencanto, y el entirse engañada.

    Finalmente las instituciones se han debilitado y se ha perdido gobernabilidad y legitimidad, por lo que no se puede dar una democracia real y duradera, bajo este esquema.

    En cuanto alas políticas públicas, en el campo social y económico no han realizado la reforma del Estado, prioritario en la campaña foxista, temas tan importantes como los derechos humanos, las libertades públicas, el fortalecimiento del Estado de derecho, la representación política, la democracia participativa, las formas de gobierno y la reorganización de los poderes públicos, que aseguren la independencia de los poderes, así como la descentralización han sido temas que se han tratado pero siguen sin resolverse.

    También existe la búsqueda por una democracia internacional, en una “política de reconstrucción”, signo de un verdadero cambio.

    Los aspectos neoliberales de nuestro sistema se exacerbaron, continuaron aún más las privatizaciones y los acuerdos internacionales.

    Flores Olea se refiere que las políticas vinculadas con al democracia tienen que tener cualidad, ética, con un destino de beneficio social, y que esta dará una gobernabilidad legitima, que sean de carácter incluyente e igualitario.

    Por tanto la llamada transición democrática, no apunta a una genuina democracia, a pesar de que el régimen en que vivimos no sea dictatorial, pero puede desviarse aún más a la concentración de la riqueza, la exclusión social, política y económica, y por ultimo el debilitamiento de la “cosa pública”, debido alas privatizaciones y desorganización, además de falta de proyecto político.

    BIBLIOGRAFIA.

    Las políticas públicas en la alternancia mexicana

    Raúl Béjar Navarro (Coordinador)

    Cuernavaca, UNAM- Centro de Investigaciones Multidisciplinarias, 2004.