Política; Aristóteles

Literatura filosófica. Pensamiento aristotélico. Hombre. Palabra. Sentido del bien y el mal. Platón. Argumento. Opinión personal

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

COMENTARIO DE ARISTÓTELES: POLÍTICA, I, 2

ÍNDICE:

  • Introducción.

  • Desarrollo.

  • Conclusión.

  • Bibliografía.

INTRODUCCIÓN:

Contexto y autor

Aristóteles (384-322 a.C.), filósofo y científico griego, considerado, junto a Platón y Sócrates, como uno de los pensadores más destacados de la antigua filosofía griega y posiblemente el más influyente en el conjunto de toda la filosofía occidental. Hijo de un médico de la corte real, se trasladó a Atenas a los 17 años de edad para estudiar en la Academia de Platón. Permaneció en esta ciudad durante aproximadamente 20 años, primero como estudiante y, más tarde, como maestro. Tras morir Platón (c. 347 a.C.), Aristóteles se trasladó a Assos, ciudad de Asia Menor en la que gobernaba su amigo Hermias de Atarnea. Allí se casó con Pitias. Tras ser capturado y ejecutado Hermias por los persas, Aristóteles se trasladó a Pela, antigua capital de Macedonia, donde se convirtió en tutor de Alejandro, hijo menor del rey Filipo II. Tras acceder Alejandro al trono, volvió a Atenas y estableció el Liceo (su escuela). Sus alumnos fueron llamados peripatéticos, debido a que Aristóteles daba clases y explicaba dudas mientras caminaba por su patio. La muerte de Alejandro generó en Atenas un fuerte sentimiento contra los macedonios, por lo que Aristóteles se retiró a una propiedad familiar situada en Calcis, en la isla de Eubea, donde falleció.

La filosofía de Aristóteles es madura y naturalista. Fue un auténtico amante de la naturaleza y su intención era realista.

Algunos de los acontecimientos más importantes del siglo IV a.C. fueron que se fijó el calendario babilónico; Macedonia conquistó Grecia y el Imperio Persa de los aqueménidas.

Las polis fueron la verdadera unidad política, con sus instituciones, costumbres y sus leyes, y se constituyeron como el elemento identificador de una época. La actividad de las polis hacia ultramar fue un elemento importante de su propia existencia y dio lugar a luchas hegemónicas entre ellas y al desarrollo de un proceso de expansión colonial por la cuenca mediterránea. La decadencia de las polis favoreció su absorción por el reino de Macedonia a mediados del siglo IV a.C. y el inicio de un periodo con unas connotaciones nuevas, el helenístico, por el que la unificación de Grecia daría paso con Alejandro Magno a la construcción de un Imperio, sometiendo al Imperio persa y al egipcio.

El poder residía en la Ecclesía, o asamblea de ciudadanos, que deliberaba, votaba propuestas y elegía magistrados. El poder de la Asamblea era limitado y controlado por el Consejo de los Quinientos, llamado Bulé, cuyos miembros eran elegidos por sorteo anual en la Asamblea. Actuaba en grupos de 50 miembros o pritanías. Este Consejo dirigía los asuntos públicos (poder ejecutivo), proponía leyes a la Asamblea (poder legislativo) y llevaba la fiscalidad de los magistrados y el ejército. Los magistrados, elegidos anualmente por la Asamblea, tienen poderes judiciales, religiosos y militares; los más importantes eran los nueve arcontes y los diez estrategos. Estos magistrados tenían que pasar una prueba de honradez al iniciar su cargo, y al cesar tenían que rendir cuentas a la Asamblea.

En la cultura griega se contaban durante este tiempo mitos e hipótesis sobre fenómenos sobrenaturales para explicar los sucesos que ocurrían. El filósofo de lo que se encargaba era de buscar una razón lógica y un argumento racional para responder a estas preguntas. Debido a esto se empezaron a crear algunos inventos para intentar demostrar que ellos llevaban la razón y para ello usaron la ciencia.

Términos y conceptos filosóficos fundamentales

  • Hombre: Animal racional con capacidad de tener la palabra para indicar actitudes y lo propio del hombre frente a otros animales.

  • Palabra: Aristóteles se refiere con palabra al lenguaje que nos identifica de los demás animales y por la cual podemos comunicarnos, expresarnos e identificar y distinguir lo que está bien de lo que está mal.

  • Sentido del bien y del mal: Aquí nos hace hincapié el autor en que el ser humano es el único que sabe distinguir ambos términos y debe hacer uso de ellos empleándolos correctamente y dándoles valor a ambos al igual que a la palabra justicia.

Título, resumen, estructura e ideas del texto

Título:

Un título con el que podríamos llamar a este texto basándonos en lo que trata puede ser por ejemplo “La importancia de la palabra para el ser humano”.

Resumen, estructura e ideas;

El autor nos muestra su idea fundamental en los términos palabra y hombre. Esto quiere decir que a pesar de los rodeos que contiene este breve fragmento la idea de peso se encuentra en ellas. Y se podría preguntar por qué. Muy sencillo, si enlazamos ambos términos puede salir la frase “la palabra del hombre”, algo fundamental para el ser humano. La palabra es el medio por el que podemos comunicarnos, es el lenguaje más desarrollado que poseemos los seres humanos para expresarnos y como tales debemos hacer un buen uso de ella y saberla utilizar en el momento adecuado y con el significado adecuado.

Por ello, el texto lo que viene a indicarnos es que con la palabra podemos identificar diversas cosas y hacer el valor conveniente a cada una de ellas. Por eso la frase “la participación comunitaria de estos constituye la casa y la ciudad” pienso que quiere decirnos que la base fundamental del ser humano y de la sociedad es el lenguaje, la palabra, y su utilidad.

Análisis de la argumentación y recursos expositivos

Respecto a la argumentación, es bastante coherente y no nos intenta convencer de nada sino que intenta que reflexionemos al respecto. Por eso va desde las ideas secundarias con términos un poco sueltos, para a lo largo que se va desarrollando el texto irlas enlazando hasta llegar al cierre o conclusión en el que encontramos unidos todos los términos que antes estaban sueltos.

Los recursos que utiliza el autor son los ejemplos y comparaciones, esto podemos verlo en la frase “la palabra es para manifestar lo conveniente y lo perjudicial, así como lo justo y lo injusto”; y las comparaciones son entre el hombre y los demás animales debido a la capacidad del hombre de poder expresarse por medio de la palabra mientras que los animales no.

DESARROLLO:

A pesar de la brevedad del texto, como ya se ha expuesto anteriormente, las ideas están bastante claras en él.

El problema que plantea, a pesar de que parece que no tiene nada que ver con la política debido a la mezcla del autor, se trata precisamente de eso, de la política y los engaños políticos. ¿Por qué el autor habla de la palabra, de lo justo y lo injusto, de lo conveniente y lo perjudicial? Porque lo quiere unir con la política de la sociedad. En efecto, el autor quiere que todos utilicemos la palabra dando el valor que se merece y haciendo grandes distinciones. ¿Y qué tiene que ver esta explicación con la política? Pues aunque no lo parezca, lo que Aristóteles nos presenta es que debemos buscar la justicia y lo debido para la sociedad, para que todos los seres humanos podamos alcanzar la felicidad por medio de esto. Por ello introduce esto en la política. Porque la mayor influencia que hay sobre los seres humanos son los otros seres humanos, en este caso, los políticos y sus palabras son los que influyen sobre nosotros, y cada uno gobierna de una manera distinta por lo que nos hacen cambiar constantemente. Por eso el hincapié en el término palabra, si la sociedad y aún más la política utilizase la palabra correctamente sin disfrazarla y quererla hacerla ver de una forma diferente, el hombre alcanzaría la felicidad, sin distinciones de los demás porque todos podríamos entender el mismo lenguaje, la misma palabra sin máscaras que se le ponen para confundirnos.

La fuerza del texto está en cada momento en el que menciona el término “palabra” porque le da gran valor, más del que hoy día se tiene al respecto. Y aparte de en ella, también posee gran fuerza la conclusión, es decir, la última frase “la participación comunitaria constituye la casa y la ciudad”, es decir, que si la sociedad se involucrase más en terrenos políticos podría conseguirse un cambio más positivo en ella y en nosotros mismos, pero eso sí, si le diésemos el valor necesario y justo a cada palabra, a nuestro lenguaje y a cómo lo utilicemos que es una de las bases más importantes que destaca el autor: el saber utilizar el lenguaje correctamente.

A pesar de la brevedad del texto, podemos imaginar como será el resto de la obra, en la cual Aristóteles refleja perfectamente sus ideas y pensamientos que transmitió y más contando la influencia que tuvo en política con obras como esta. Por ello para el autor era importante diferencias quién gobierna y cómo gobierna, siendo más trascendental lo segundo, porque es de lo que principalmente recibimos las consecuencias.

El autor siempre vuelve a lo mismo, dejándonos bastante claro y desarrollando suficientemente los términos y sus ideas al igual que la influencia de estas en el hombre.

Comparación con otro autor

¿Qué mejor que comparar a Aristóteles con su maestro Platón?

En efecto, lo mejor para comparar a autores es comparar maestro y alumno para identificar los cambios y los seguimientos por parte del alumno respecto a las ideas de su profesor.

Una de las ideas en las que no coinciden platónicos y socráticos es en lo siguiente: Sócrates no otorgaba una existencia separada a los universales y a las definiciones, mientras que los platónicos le otorgaron a estas el status de "Ideas" admitiendo como tales todo lo que se afirma universalmente. Aristóteles no puede admitir el carácter separado de las esencias: si las ideas son esencias que existen separadamente de las cosas, entonces son substancias, esto es realidades subsistentes, en tanto y en cuanto poseen existencia independiente.

Otros temas en los que no coincidían son los siguientes:

  • Duplicando los problemas: Dice Aristóteles que tratando de explicar este mundo, Platón lo duplica, duplicando así las dificultades: ahora hay que explicar dos mundos.

  • El mundo de las Ideas no sirve para explicar el mundo de las cosas: Si las esencias de las cosas están separadas de éstas, entonces no son propiamente sus esencias.

  • El origen y el devenir no se explica con las Ideas: Aunque Platón afirmó que las Ideas eran causas de las cosas pretendiendo explicar con esto el origen, es evidente para Aristóteles que nunca pueden ser causa de movimiento.

  • Demasiada matemática: Decía Aristóteles que recurrir a las matemáticas no era el camino para corregir las deficiencias de la teoría de las Ideas. Por el contrario, la matematización de la teoría trasformaba el platonismo en pitagorismo. Aristóteles no rechaza toda la teoría de las Ideas, sino la existencia separada de éstas. Por lo demás, será fiel a la línea iniciada por Sócrates y Platón: la ciencia verdadera es aquella que se centra en lo general y lo universal: la búsqueda de la esencia común, que para Aristóteles, se encuentra en las cosas mismas y no separado de ellas.

CONCLUSIÓN

En mi opinión, pienso que el autor deja bastante clara su idea sobre sociedad, política, palabra y ser humano, y lo que es más, relaciona bastante bien todos estos términos. Lo que el autor pretende es que la sociedad o mejor dicho los seres humanos que la constituyen se replanteen la política que se ejerce y la utilidad del lenguaje al igual que el valor que tiene la palabra.

En realidad es un texto que, a mi juicio, no pretende convencer, sino hacer ver lo que hay y que esto es así y no hay más si los hombres no hacen nada al respecto.

Aunque al principio parece un poco monótono a medida que lo vas leyendo y a pesar de los rodeos que da, te vas percatando (o por lo menos eso me ha pasado a mi) de que todo está relacionado y del sentido político aunque bastante bien disimulado en este fragmento que posee.

Al igual que Aristóteles, estoy de acuerdo en que no le damos el valor suficiente a la palabra y me incluyo a pesar de la crítica que hago. Esto es debido a que no sabemos apreciar lo que tenemos y que le quitamos importancia a algo tan fundamental como es la palabra para el hombre.

Aunque ya se ha hablado de ello en clase, pienso que no todas las sociedades están bien constituidas porque hay en ellas injusticias que intentan taparse para que no salgan a la luz para hacer ver a los demás que no pasa nada. Esto pasa con las personas que se dan cuenta de lo que está pasando y no quieren que por ejemplo sigan influyendo en ellas. Esta sociedad a la que me refiero es, al igual que el autor en su texto, a la situación política. Hoy día la mayoría de las personas hacen y apoyan cualquier cosa que su político o partido político mencione aunque sea cualquier hecho sin trascendencia alguna o incluso que pueda llegar a perjudicar la salud. También están las personas que se lían debido a que muchos de nuestros representantes políticos camuflan o disfrazan o disimulan tan bien las palabras que nombran que parece que está diciendo algo totalmente distinto a lo que de verdad es. ¿Y para qué hacen todo esto? Para que no nos demos cuenta de nada. Y lo que es peor, es que a pesar de que utilizan nuestro mismo lenguaje y nuestras mismas palabras, son capaces de engañarnos y hacernos ver las cosas de un color distinto al que de verdad se pintan (y aunque es una frase bastante coloquial pienso que expresa realmente lo que pretendo expresar).

5