Política; Aristóteles

Filosofía griega. Argumento e ideas

  • Enviado por: Denís
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

ARISTÓTELES

POLÍTICA.

Capítulo I

Este capítulo nos habla principalmente de las diferencias ideológicas entre Aristóteles y la sociedad de su época, enfatizando entre la definición de lo que es una comunidad y a lo que ello conlleva. También nos muestra, según él, el concepto equívoco respeto a regir una ciudad o una familia, ya que se pensaba que era lo mismo, a esto Aristóteles comenta que estas diferencias vienen dadas por su mayor o menor tamaño, pero no, por su propia especie. Por lo tanto será necesario dividir el compuesto en partes más simples y así veremos de qué elementos se compone, para luego analizarlos y ver en qué se diferencian unos de otros. Así que de esa partición obtendremos información para una mejor organización para una futura y "correcta" organización política.

Capítulo II

Aristóteles se refiere en este capítulo, al desarrollo natural de los seres y a la partes en las que está constituida la ciudad. En el cual nos habla poniendo ejemplos de seres que no pueden subsistir sin el otro, así por ejemplo la hembra y el macho o el que por naturaleza domina y es dominado. Pero si recordamos a Anaximandro nos daremos cuenta de que hay cierta similitud ya que al ser contrarios por su naturaleza, son al mismo tiempo complementarios. Por lo tanto cada cosa tiene una finalidad. La causa de esto es que carecen de elemento gobernante por naturaleza.

A continuación explica, respecto al tema de la comunidad de que cada una de éstas la originaria es la familiar. La familia es la comunidad, constituida por naturaleza, para la satisfacción de lo cotidiano. Por otra parte, la ciudad es la comunidad, ésta, procedente de varias aldeas, perfectas, ya que posee la conclusión de la autosuficiencia total, teniendo su origen en la urgencia de vivir, pero subsiste para vivir. Por lo tanto toda ciudad existe por naturaleza, del mismo modo que las comunidades originarias. Así que ciudad es finalidad de comunidades, con lo cual el papel que tiene el hombre es, por naturaleza, un animal cívico. La razón de que el hombre sea un animal social, la naturaleza de éste, entre los animales, posee la palabra. La voz es una indicación de dolor y del placer, por eso la tiene también el resto de los animales. En cambio la palabra, existe para manifestar lo conveniente y lo dañino, así como lo justo y lo injusto. Ésta es la gran diferencia entre el hombre y el animal que propone Aristóteles ya que posee (el hombre) de modo exclusivo el sentido de lo bueno y lo malo... etc. La participación comunitaria en las comunidades funda la casa familiar y la cuidad.

Es decir, que la ciudad es anterior a la casa y a cada uno de nosotros, ya que si se destruye el conjunto, no habrá sentido. Todas las cosas vienen definidas por su actividad y su capacidad funcional, ya que si dejarían de existir no serían las mismas cosas. Por lo tanto está claro que la ciudad es anterior a cada uno. Es decir, si cada individuo por separado no es autosuficiente se encontrará en función a su conjunto, mientras que el que no puede vivir en sociedad no es miembro de la ciudad. No olvidemos también, que así como el hombre perfecto es el mejor de los animales, lo puede ser del mismo modo el pero de todos siempre y cuando se aleje de la ley y de la justicia.

Para Aristóteles la injusticia es más feroz cuando posee armas, haciéndose el hombre más feroz al servicio de su sensatez y su virtud, pero éstas, también las puede utilizar para fines contrarios. De este modo, sin virtud, es el animal más salvaje. Pero en cambio la justicia, es algo social, como decir que es el orden de la sociedad cívica, en cambio, la virtud de la justicia consiste en la valoración de lo justo.

Capítulo III

Este último apartado nos comenta para finalizar la administración de la casa. Las partes de la administración son las correspondientes a las partes que complementan la casa y la casa a su vez se compone de libres y esclavos. Ya que como dijimos al principio hay que examinar cada uno de los elementos. Para ello, mencionaremos las primeras y mínimas partes de la casa, empezando por la relación que existe entre el señor y el esclavo, a ésta relación se le puede otorgar el nombre de heril, siendo la primera existente en la casa. En segundo lugar podemos ver la relación existente entre el marido y la esposa, que en este caso sería la relación matrimonial y finalmente la tercera sería la relación que hay entre el padre y el hijo que sería la relación procreadora en este caso. Hay otro componente que para unos se identifica con la administración de la casa, en cambio para otros es la parte más importante de la misma. Que sería la llamada cremastítica.

La relación existente entre el amo y el esclavo podrá parecer para algunos tal dominación que se pueda considerar como una ciencia y que la administración de la casa, la política serían lo mismo... como ya dijimos al principio. Para otros, en cambio tal dominación es un hecho contrario a la naturaleza, puesto que sólo por convención sería esclavo el uno y señor el otro, pero sin diferenciar en su naturaleza. Del mismo modo, por esta razón tampoco sería una cosa justa, sino un hecho de violencia.