Política durante el Franquismo

Historia contemporánea de España. Siglo XX. Régimen del General Franco. Dictadura. Autarquía. Fuerzas políticas. Sindicato vertical. Frente de liberación popular. Grupos de oposición. Leyes

  • Enviado por: Alba
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad

1939 - 1.945.-

Desde hace mucho tiempo se ha mantenido la teoría de que nuestra Guerra Civil era un anuncio claro de la Segunda Guerra Mundial debido a los muchos factores que eran comunes a ambas, siendo el mas simbólico el poder “fascista” sobre el pueblo enfrentándose en dos bandos.

En 1.939, cuando venció la parte del ejército que se sublevó contra la República, las abundantes pérdidas, tanto materiales como morales, era evidentes y difíciles de sopesar. Durante una largo espacio de la postguerra, España sigue siendo un país dividido en dos posiciones irreconciliables. Hay miles de republicanos que temen las represalias y huyen al extranjero, sobre todo intelectuales, artistas o profesionales. Además existen las venganzas personales de los “vencedores” y se suprimen todas las libertades democráticas.

La mayoría de los grupos políticos que apoyaron al Ejército que se levantó el 18 de julio de 1.936 formaron un partido político único: “Falange Española Tradicionalista y de las JONS”. La ideología de este partido era basicamente fascista, antiliberal, antisocialista, católica conservadora, viendose reflejada en el “Fuero del Trabajo”, primer documento de declaración de principios del “régimen”. El General Franco acumula todo el poder político, legislativo y ejecutivo, haciendose nombrar “GENERALISIMO”. El Consejo Nacional del Movimiento, organismo formado para asesorar al Jefe del estado se intenta reorganizar después de la guerra, pero sus funciones siempre fueron muy limitadas, siendo el encargado de designar en caso de fallecimiento o incapacidad de Franco al sucesos, previamente nombrado por él.

En cuanto a la política interior, estaba basada en los postulados del “Nacionalsindicalismo”, aunque a nivel económico se mantuviera el capitalismo.

Se suspendieron los Estatutos de Autonomía. Los Gobiernos eran designados por el “Generalísimo” siendo constante practicamente el mismo reparto de carteras entre las distintas fuerzas políticas del momento:

  • Falangistas: Trabajo, Agricultura, Sindicatos.

  • Carlistas: Justicia.

  • Católicos: Educación.

  • Militares: Defensa.

  • Profesionales técnicos conservadores: Hacienda, Obras Públicas, Industria, Comercio.

Se suprimen los Sindicatos obreros, creándose un unico “Sindicato vertical”, que reunía a obreros y empresarios. El Gobierno fijaba los salarios. Se suprime el Derecho a la huelga. Se desarrolla un sistema de Seguridad Social.

A partir del año 1.942 se puede ver una modificación del sistema político. Se comienza a prescindir de algunos símbolos fascistas y se promulgan una serie de Leyes:

  • La Ley de las Cortes (1.942): Organismo utilizado para deliberar y asesorar.

  • El Fuero de los Españoles (1.943): Disminuía el totalitarismo del Fuero del Trabajo y admitía algunos derechos individuales.

  • La Ley Municipal (1.945): establecía los mecanismos de acceso a las concejalías.

  • La Ley del Referéndum (1.945): Establece un sistema de “votación directa” del pueblo español, de forma excepcional, ante algún punto concreto de una ley.

Mas adelante (1.947) se establece la Ley de Sucesión a la Jefatura del Estado, en esta, Franco determinaba finalmente que España era un Reino, lo que, en teoría, significaba el restablecimiento de la monarquía. Ahora bien, la misma ley determinaba que la jefatura de Franco al frente del Estado era vitalicia y además se reservaba la capacidad de designar a la persona que le sucedería, bien como rey o como regente. La Ley de Sucesión provocó el rechazo de los monárquicos y en especial de D. Juan de Borbón, sucesor de Alfonso XIII, que ya desde el final de la Guerra Mundial había manifestado su intención de retornar a España al frente de una monarquía que intentara reconciliar a todos los españoles. Este hecho, junto con sus denuncias al régimen franquista, le supusieron la marginación de la vida española y el veto a sus posible derechos sucesorios.

El sistema político español de “Democracia Orgánica” mantenía diferencias fundamentales con las democracias parlamentarias liberales:

  • La Censura, que restringía el derecho a la Libertad de Expresión.

  • Se suprimía la Libertad de Asociación.

  • Solo existe una Organización Política, el Movimiento Nacional, con una jefatura: Franco.

  • El poder político lo controla el Jefe del Estado,. Las Cortes no tienen ningún poder.

  • El acceso a los cargos políticos se realiza exclusivamente por designación directa por parte del Gobierno.

Durante la Segunda Guerra Mundial, España mantuvo una “neutralidad” teórica, aunque apoyaba a las potencias fascistas dando fe de ellos abandonando la Sociedad de Naciones, aliandose con la Alemania Nazi y la Italia fascista contra la Unión Soviética aludiendo para ello a la lucha ya realizaba contra el comunismo durante la Guerra Civil española..

Los dirigentes españoles, con un país que estaba en una ruina total, saben que no pueden colaborar en la contienda europea. Las condiciones solicitadas por España a Alemania para colaborar eran tan excesivas que Hitler no tuvo ningún interés en la participación española, Además, la ayuda que España necesitaba de EE UU y el Reino Unido eran imprescindibles para el pais: los alimentos y el petróleo que estos suministraban hubieran sido denegados si no se mantenía la “neutralidad”. A pesar de ello, Franco modificó el estatuto de Neutralidad (1.939) por el de No Beligerancia (1.940) que permitía la colaboración española con el “Eje” comunicandoselo personalmente a Hitler en Hendaya (1.940).

Cuando Alemania invadió la Unión Sovietica, españa envió a un pequeño ejército denominado “La División Azul” para luchar contra el comunismo, eludiendo de esta forma la no beligerancia y teniendo como consecuencia el enfriamiento de las relaciones diplomáticas con los “aliados”, Estados Unidos y el Reino Unido.

Tras la derrota alemana e italiana junto a la sufrida en el norte de Africa, el Eje se ve modificado; Italia abandona a Alemania. Entre tanto, los aliados invaden Italia. España cambia nuevamente de postura, se declara estrictamente neutral y repatria a la División Azul, defendiendo la neutralidad para evitar represalias por parte de EE UU y el Reino Unido.

  • -1.951.-

  • La condena al franquismo en este periodo fue practicamente mundial debido a la similitud entre este régimen y los fascistas que habían provocado la contienda.

    La primera consecuencia sufrida por este Gobierno antidemocrático fue la incomunicación exterior. España intenta ingresar en la recién constituida ONU, sustituta de la Sociedad de Naciones, siendo denegada su integración debido al carácter dictatorial del régimen. Además, su vinculación con la Alemania nazi y la Italia fascista fue fundamental para que la propia ONU aprobara una resolución de condena contra la Dictadura española, proponiendo que los miembros de la Organización retiraran a sus embajadores , rompiendo relaciones diplomáticas e, incluso, que España fuese expulsada de los organismos internacionales. Tan solo se mantuvieron las embajadas de Argentina, Irlanda, Portugal, Suiza y la Santa Sede. El aislamiento era evidente.

    Franco organizó entonces una campaña propagandística de patriotismo rechazando la “injerencia extranjera”, que finalizó en 1.947 con una gran movilización de apoyo hacia el régimen y de adhesión al “Caudillo”.

    A partir de este mismo año, los partidos comunistas gobernantes en los países del este europeo afines a la URSS impusieron un sistema socialista, dividiendo en dos bloques la política mundial. Se comienza a hablar de la “Guerra fria”. España en este momento hace valer su “anticomunismo” para su “normalización” en la política internacional. Desde entonces comienzan a abrirse nuevamente las embajadas del “bloque occidental”, permaneciendo cerradas unicamente las de los paises de la Europa Oriental y México. Estados Unidos hace todo lo posible por integrar a España en el sistema defensivo de la OTAN, formada por los aliados de Europa y América.

  • - 1.959.-

  • En este periodo, el régimen del General Franco consigue incrementar su apertura internacional mediante:

    • En Octubre de 1.950 la ONU levanta su “veto” sobre el sistema político español.

    • En enero de 1.951 se restablecen las relaciones diplomáticas entre EE UU y España.

    • España ingresa en la FAO y solicita su integración en la UNESCO.

    • En 1.953 se instalan las primeras bases americanas en territorio español a cambio de ayudas militares y económicas mediante acuerdos con EE UU.

    • El “Concordato” con la Santa Sede establece una posición privilegiada de la Iglesia católica en el régimen, teniendo su máximo auge en el Congreso Eucarístico Internacional de Barcelona en 1.952.

    A partir de todas estos pasos en la integración mundial, se da comienzo a una apertura que culmina con el ingreso de España en la ONU.

    En el interior, se inicia el “Plan de Estabilización” , que iniciaba una apertura al exterior tras comprobar la ineficacia de la autarquía impuesta en 1.939. El Plan fue globalmente un éxito económico, aunque socialmente se continuaba reprimiendo cualquier reivindicación y negando las libertades sindicales.

    Durante los años 50, debido al inmovilismo del régimen, los partidos antifranquistas comienzan a aparecer en la vida española , aunque de manera muy limitada, y se producen las primeras protestas políticas con repercusión. La denominada “Huelga de tranvías” en Barcelona termina en una huelga general. Mas tarde, en Navarra, País Vasco y Asturias se producen huelgas, reprimidas con una gran violencia. La acción que tiene mayor repercusión pública fue la realizada en la Universidad de Madrid (1.956), que comenzó por la petición de elecciones democráticas para el congreso nacional de Estudiantes. Se declaró el Estado de Excepción, durante el cual se recortaban aun mas los derechos y libertades públicos y se autorizaba a la policía a utilizar cualquier medida especial.

    Consecuencia de estos acontecimientos es la formación del “Frente de Liberación Popular”, conocido como “FELIPE”, siendo universitarios la mayoría de sus componentes y funcionando en la clandestinidad como partido político.

    En 1.957, después de una crisis de gobierno considerada como una “crisis de estado” cambiaron doce ministros, sobresaliendo entre los entrantes el Almirante Carrero Blanco (que estuvo junto a Franco desde 1.940) y Laureano López Rodó, destacado miembro del Opus Dei. Alrededor de ellos se formó un grupo de altos cargos con tendencias antidemocráticas y conservadoras, denominados “tecnócratas”, que anteponían el pragmatismo a la ideología ultraconservadora. Muchos de ellos eran miembros del Opus Dei.

    Casi 20 años después de terminada la guerra, se promulga la Ley de principios Fundamentales del movimiento Nacional (1.958), según la cual España continuaba siendo una monarquía católica, fiel a los ideales del “alzamiento”. Pero comenzaron a aparecer “fisuras”. Empieza a despertar una oposición variopinta, un amplio abanico de posiciones que va desde los mas radicales partidarios de una revolución social a los grupos moderados que miran a Europa buscando una democracia liberal.

    El movimiento estudiantil iniciado en 1.956 mantiene sus protesta hasta el final del franquismo, basándose siempre en la ilegitimidad del régimen y lo imprescindible de un sistema parlamentarios. Mientras tanto, se empieza a desarrollar una “oposición” en la que se pueden destacar varios aspectos:

    • Se incrementa la fuerza de grupos y partidos políticos que, aun siendo ilegales, actúan en el interior del país.

    • Se crean nuevos grupos de oposición que, en algunos casos, derivan hacia actuaciones terroristas (ETA aparece en 1.959 como escisión del Partido Nacionalista Vasco)

    • Renace una oposición desde dentro de los antiguos colaboradores del Movimiento Nacional, fundamentalmente encabezada por personalidades monárquicas (Areilza, Gil Robles o Ruiz Gimenez).

    • Aparecen organizaciones sindicales obreras ilegales (Comisiones Obreras) que inician actuaciones contra el Sindicato Vertical.

    • Se van consolidando corrientes ideológicas con contenido revolucionario con el apoyo de los intelectuales.

    • Aparecen dentro del clero católico disidencias con críticas cada vez mas frecuentes al régimen.

  • - 1.974.-

  • En esta etapa y, como venía siendo normal, el Gobierno español actuaba con una doble cara debido a las presiones de la “oposición” y las reivindicaciones de la sociedad.

    De un lado, acepta introducir reformas como:

    • La Ley de Convenios Colectivos: las negociaciones se desarrollaban entre patronos y trabajadores, pero el salario lo establecía el Gobierno.

    • La Ley de Prensa de 1.966, que “suprimía” la censura.

    • La Ley Orgánica del Estado que permite que una parte de los Procuradores en las Cortes se elijan de forma directa por votación entre los “Cabezas de familia y mujeres casadas”, según las normas de la “Democracia orgánica”.

    • La Ley de Libertad Religiosa (1.967) que “eliminaba” las discriminaciones de las distintas religiones respecto a la católica.

    • La Ley de Educación, aprobada en 1.970 que, aun no siendo la deseada en cuanto a las reformas, al menos permitía eliminar las diferencias mas primarias entre clases sociales.

    Pero por otro lado, el régimen sigue distante de las democracias occidentales manteniendo aspectos como:

    • La ideología antiliberal que se plasma en los Principios Fundamentales del Movimiento.

    • El estricto control por parte de la Organización Sindical sobre cualquier movimiento obrero y estudiantil.

    En 1.972 se da una clara muestra de la fuerte oposición existente en el país al régimen establecido. Se reúnen en Munich Republicanos, Democrata-cristianos, Monárquicos, Socialistas y Nacionalistas para condenar al franquismo. Esta asambles fue denominada de forma peyorativa por el régimen “El contubernio de Munich”.

    La represión sindical se hace también manifiesta en los primeros 70, a la vez que empiezan a destacar las actividades de los sindicatos obreros. La detención de toda la cúpula del sindicato Comisiones Obreras y su posterior juicio daría lugar a uno de los procesos políticos mas conocidos de los últimos años del franquismo, el llamado “Proceso 1.001”.

    La Iglesia Católica toma una postura crítica frente al franquismo. En 1.968, la Conferencia Episcopal habla de la falta de libertades, de la libre sindicación y es nombrado Primado de España el cardenal Vicente Enrique y Tarancón, moderadamente crítico con la dictadura y que posteriormente jugaría un destacadísimo papel en la transición a la democracia.

    Para combatir los conflictos internos del país, Franco respondía con una dura represión, que se simbolizó en la creación del Tribunal de Orden Público (TOP), encargado de juzgar las causas con trasfondo político que encarceló a gran número de opositores políticos o sindicales.

    En 1.969, las Cortes aceptan la propuesta de nombrar sucesor suyo en la Jefatura del Estado, como Rey de España, a D. Juan Carlos de Borbón. En 1.972 se decide que en caso de fallecimiento de Franco pasaría a ocupar automaticamente la jefatura del gobierno.

    En el año 73, el Almirante Luis Carrero Blanco es designado Presidente del Gobierno; de esta forma, Franco intentaba asegurar una continuidad del sistema político. Este deseo se vio truncado en diciembre de 1.973 cuando ETA asesina a Carrero Blanco haciendo volar su coche en una calle de Madrid.. A partir de su muerte, existen en la política interior española dos constantes:

    • Se acentúa la inestabilidad política, haciéndose mas fuerte la oposición y siendo mas frecuentes las acciones de los grupos terroristas.

    • Se intenta buscar desde el Gobierno, entonces presidido por Carlos Arias Navarro, una linea de evolución política hacia sectores mas amplios de la sociedad. Esto sucede sobre todo durante 1.974.

  • - 1.975.-

  • Entre 1.974 y 1.975, el Gobierno de Arias Navarro intenta una “apertura” política que se dio en llamar “El espíritu del 12 de febrero” (fecha de 1.974 en que Arias expuso su programa a las cortes). Se establece el “Estatuto de Asociaciones Políticas”. Pero ante esta “apertura”, los sectores mas inmovilistas del régimen inician una fuerte oposición; a estps grupos se les conocería popularmente como “El Bunker”.

    Los grupos de oposición situados fuera del régimen se agrupan en dos organizaciones:

    • La Junta Democrática de España, en la que se intehran el Partico Comunista de España (PCE), Partido del Trabajo de España (PTE), Partido Socialista Popular (PSP) y Comisiones Obreras (CC OO).

    • La Plataforma Nacional de Convergencia Democrática, formada por el Partido socialista Obrero Español (PSOE), partidos democristianos y socialdemócratas, la Organización Revolucionaria de Trabajadores (ORT) y el Movimiento Comunista de España (MC).

    Las dos organizaciones tienen en común la petición de Amnistía política, implantar la Libertad de asociación política y la creación de unas Cortes Constituyentes.

    El terrorismo inicia una escalada de violencia que tiene como respuesta desde el Gobierno la Ley antiterrorista y la ejecución en septiembre de 1.975, en Burgos, de cinco miembros de ETA y FRAP a pesar de la amplia condena internacional contra el régimen por estas ejecuciones (condena que incluyó solicitud de clemencia por parte del papa Pablo VI y del secretario general de la ONU además de multitud de gobiernos y organismos internacionales).

    La Dictadura terminaba como había empezado, matando.

  • - 1.978.-

  • Tras la muerte del general Franco el 20 de noviembre de 1.975, los primeros pasos hacia la democracia se dan en el primer gobierno de Carlos Arias. La reforma política se pone en marcha.

    Se hablaba de la necesidad de una negociación entre Gobierno y Oposición. Fruto de ella es un proyecto de Ley de Reforma Política, puesto en marcha por el gobierno de Adolfo Suarez (julio de 1.976) y aprobado por las Cortes en noviembre del mismo año.

    Los grupos de la oposición democrática establecen entre ellos las condiciones a negociar para que las elecciones fueran aceptables. Por su parte, el Gobierno de Suarez establece unas “condiciones mínimas”, consiguiendo un pacto político entre oposición y grupos adictos al régimen franquista que termina en una convocatoria de elecciones a Cortes Constituyentes tras darse los siguientes pasos de forma rápida:

    • Se legalizan los Partidos políticos

    • Se disuelve el Tribunal de Orden Público.

    • La amnistía política es un hecho, lo que permite el regreso a España de forma pública de cientos de exiliados y de los principales líderes de los partidos históricos.

    • El Partido Socialista celebra su primer congreso fuera de la clandestinidad.

    • Es legalizado el Partido Comunista de España.

    • Los sindicatos obreros, que aun son “ilegales” comienzan a actuar publicamente hasta que en abril de 1.977 se publica la Ley de Libertad Sindical.

    • Es publicada la Ley Electoral, convocandose elecciones a Cortes Constituyentes, las primeras elecciones libres después del final de la Guerra Civil.

    LA POLITICA DURANTE EL FRANQUISMO

    BIBLIOGRAFIA

    1.- Balanza M, Benejam P, Llorens M, Ortega R, Roig J. : IBERICA. Geografía e Historia de españa y de los Paises Hispánicos. Barcelona, Vicens-Vives. 1.987.

    2.- Prats J, Castelló J.E., Fernández R, García Mª.C., Izuzquiza I, Loste Mª A.: Geografía e Historia de España. Madrid, Anaya, 1.996.

    3.- Castelló J. E.: España S XX, 1.939-78. Madrid, Anaya, 1.988.

    4.- Mateos A, Soto A: El final del franquismo, 1.959-1.975. Historia de España, Madrid, Historia 16 (temas de hoy), 1.997.

    5.- Tusell J.: El Siglo XX. Manual de Historia de España, Madrid, Historia 16, 1.990.

    6.- Payne S.: El régimen de Franco. Madrid, Alianza, 1.987.

    7.- Carr R, Fusi JP.: España, de la dictadura a la democracia, Barcelona, Planeta, 1.979.

    8.- Biescas JA, Tuñón de Lara M.: España bajo la dictadura franquista, 1.939-1.975. Barcelona, Labor, 1.980.

    ANEXO

    BREVE HISTORIA FOTOGRAFICA DEL

    FRANQUISMO