Política ambiental chilena

Desarrollo sustentable. Minería. Conflictos ambientales mineros

  • Enviado por: Christian Szita
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 12 páginas
publicidad

Sociedad educativa Génesis

The Chadwick School

TRABAJO ELECTIVO ECONOMIA.

DESARROLLO SUSTENTABLE Y LA MINERIA EN CHILE.

Fecha de Entrega: Martes 29 de mayo de 2001

"UNA POLÍTICA AMBIENTAL PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE"

La Política Ambiental del Gobierno de Chile fue aprobada por el Consejo Directivo de Ministros de Conama, conformado por trece Secretarios de Estado, en la reunión del pasado 9 de enero de 1998.

El Ministro Secretario de la Presidencia, Juan Villarzú dio a conocer hoy (lunes 19 de enero) el texto oficial de la Política Ambiental de Chile.

Dicho texto fue aprobado por el Consejo de Ministros de Conama (Comisión Nacional del Medio Ambiente) y es el resultado del trabajo que los gobiernos de la Concertación han desarrollado en esta importante área desde 1990. Asimismo, con la publicación de este texto se cumple el primer punto de la Agenda Ambiental comprometida por el Director Ejecutivo de Conama, Rodrigo Egaña, en agosto pasado.

La Política Ambiental promueve la sustentabilidad, declarando sus fundamentos, sus principios y sus objetivos, así como fijando sus compromisos para el año 2000 y las tareas ambientales prioritarias para el perfeccionamiento del sistema. El documento oficial termina enunciando los grandes temas ambientales que el país debe abordar en el futuro.

Hay consenso -asegura el texto oficial- respecto a que el medio ambiente está hoy fuertemente presionado por las exigencias que plantea el desarrollo económico y social. Dicho desarrollo "ha comprometido seriamente la capacidad de renovación y preservación de los recursos naturales y la calidad del aire, del agua y de los suelos".

El desarrollo sustentable, asegura el documento oficial, puede graficarse como un triángulo cuyos vértices -él crecimiento económico, la equidad social y la sustentabilidad ambiental- están en equilibrio dinámico.

El foco de la Política Ambiental y su fin último es la calidad de vida de todos los chilenos y de las generaciones futuras. La gestión ambiental es una función eminentemente pública, de responsabilidad individual y colectiva, que requiere del compromiso y la participación de toda la sociedad civil.

Así, el conjunto de la sociedad -incluyendo el sector productivo privado- debe estar dispuesto a asumir los costos que implica implementar esta política, como también colaborar al continuo mejoramiento de la capacidad de gestión del país. La participación ciudadana es uno de los ejes centrales de la Política Ambiental, ya que el medio ambiente es un desafío nacional.

Los fundamentos de la Política Ambiental son:

  • La calidad de vida de las personas, cuyo mejoramiento sostenido y equitativo no debe comprometer las expectativas de las generaciones futuras.

  • La complementariedad entre desarrollo socioeconómico y sustentabilidad ambiental: es necesario cambiar el enfoque de contradicción entre economía y medio ambiente, de modo de garantizar la disponibilidad de recursos necesarios -en cantidad y calidad- para el desarrollo.

  • La equidad social y la superación de la pobreza. La pobreza es un factor limitante y crítico del desarrollo y no es casual que los sectores más pobres sean los que sufren las peores condiciones de calidad de vida y los más agredidos por la contaminación. Todos los ciudadanos tienen derecho a vivir en un entorno limpio y sano.

PREVENCIÓN

Se habrá:

  • consolidado el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, incluyendo un sistema de seguimiento y un programa de fiscalización.

  • diseñado políticas específicas para sustancias químicas, uso de plaguicidas y ruido.

  • puesto en operación un programa de respuesta ante emergencias químicas coordinado con ONEMI.

  • implementado los componentes ambientales de acuerdos económicos y puesto en marcha los compromisos internacionales.

  • avanzado en la formulación de políticas ambientales sectoriales.

  • introducido consideraciones ambientales en los instrumentos de planificación del territorio.

¿ QUE ES EL DESARROLLO SUSTENTABLE?

Se reconoce, por tanto , que la expansión de la producción de bienes y servicios, debe ir acompañada con una mejor distribución de estos recursos, además no deberá poner en peligro el patrimonio de recursos naturales que requerirán las futuras generaciones para generar condiciones de vida al menos semejantes a las actuales.

Pese a que desde hace largo tiempo, es posible advertir intentos por analizar las relaciones entre la población, el medio ambiente, y el desarrollo, sólo recientemente se ha avanzado hacia enfoques que incorporen las interacciones mutuas entre ellos. Esto último, como se verá a continuación, significa un adelanto sustancial respecto de aquellas aproximaciones que separan los vínculos entre la población y ambiente, por un lado, y entre el desarrollo y el ambiente, por otro, sin establecer las interacciones tripartitas.

Sin embargo, el razonamiento resulta simplista al no considerar tres principios básicos que si son tomados en cuenta por una perspectiva que incorpora las interacciones mutuas entre la población, el medio ambiente y el desarrollo. Estos tres principios son:

  • La cantidad de población y el efecto degradante de sus actividades sobre el medio ambiente, no son sinónimos y su relación cuantitativa y cualitativa, se establece, básicamente, según la situación de desarrollo socioeconómico y las pautas culturales vigentes. En todo caso, no es posible imputar al desarrollo un efecto único sobre las actividades de la población, ya que si bien, este puede implicar la realización de actividades altamente nocivas para los equilibrios ambientales (El asunto de los patrones de producción y consumo mas dañinos se registran en los países industrializados, por ejemplo) También puede originar avances tecnológicos de diverso tipo, en lo que respecta al control de daño ambiental.

  • Los efectos ambientales de las actividades de la población, no son independientes del contexto ecológico donde se desenvuelven.

  • Las condiciones ecológicas de los territorios presentan una gran heterogeneidad, y, como se ha visto en el punto anterior, el daño potencial que pueden provocar esas actividades también presenta bastante heterogeneidad, según grupos sociales y geográficos, de acuerdo a su situación relativa de desarrollo o sus orientaciones culturales.

    El asunto de las escalas de análisis, por ende, debe ser considerado cuidadosamente, tanto en la dimensión espacial como en la temporal.

    Esta última, es muy importante, porque a menudo los cambios demográficos y ambientales (y, por cierto, sus vínculos) tienen un lapso de inercia significativo y sólo después de un período, a veces largo, se perciben manifestaciones nítidas de varios cambios.

  • Los grandes objetivos históricos que persiguen la mayoría de los gobiernos del globo, se relacionan, a la vez, avanzar en el proceso de desarrollo y como tener un medio ambiente que permita que las generaciones futuras lo disfruten, ( Idea de desarrollo sustentable ). Por tanto, resulta evidente, que debe buscarse una compatibilidad entre las actividades de la población destinadas a mejorar sus condiciones de vida (desarrollo) y el efecto nocivo que éstas pudieran tener sobre el medio ambiente.

  • Asimismo, se puede sostener que, en ocasiones, un márgen de deterioro de la situación inicial de los ecosistemas es necesario para avanzar en el desarrollo. Por el contrario, ciertas actividades, que incluso pueden ser de gran importancia para generar avances en el proceso de desarrollo, no deben llevarse a cabo o deben cambiar algunos sentidos y controlarse rigurosamente por sus efectos nocivos sobre el equilibrio ecosistémico.

    ¿ Porqué surge el desarrollo sustentable?

    Este surge a través de dos tipos de fuerzas que van unidas que son las fuerzas humanas y naturales. En las primeras, tenemos a la población en el estilo de vida, la tecnología y la política. En la población, podemos decir que surge a través de la educación, la salud y el desarrollo social que tienen los habitantes. En los estilos de vida, se puede surgir a través de buenas viviendas, teniendo recursos básicos suficientes para así poder vivir dignamente y poder ir mejorando en el futuro.

    A través del desarrollo tecnológico, podemos decir que las facilidades que da la tecnología a las personas, son mas eficientes y así lograr una mayor eficiencia para disminuir la fatiga de un trabajador, y así poder tenerlo apto en su trabajo para que rinda a su máxima capacidad. En lo político, teniendo un país estable, sin mayores problemas para los habitantes de ese país (en este caso Chile), y dando confianza a gente para que invierta y así el país tener mayor ingresos. Y también dar confianza a los inversionistas extranjeros para que inviertan en nuestro país eso a través de una política estable y una economía positiva.

    Las fuerzas naturales tenemos la presión ambiental que en nuestra opinión afecta directamente a l población y estilos de vida, después tenemos que tener en claro a capacidad de asimilación es decir tener en claro cada uno des los puntos ya nombrados, para final mente llegara tener una presión sobre el ambiente es decir tener un cambio ambiental que se puede dar en el mejoramiento o en el empeoramiento de la sustentabilidad en este caso es deseable un mejoramiento para así no tener consecuencias socioeconómicas y biofísicas así podremos obtener respuestas sociales y respuestas naturales así se lograra combinar fuerzas humanas y naturales a un mejor surgimiento de un desarrollo sustentable.

    ¿CUÁLES SON SUS OBJETIVOS?

    Los objetivos del desarrollo sustentable se pueden tomar de la siguiente manera, manteniendo estándar de vida adecuada, y lograr un equilibrio entre el medio ambiente y el desarrollo económico que es la principal idea de todo país que quiera mantener un optimo cuidado del medio ambiente y sus habitantes. Lamentablemente, hay países que no pueden o no saben combinar estos medios de tal forma que generalmente estos países son llamados subdesarrollados o en vías de desarrollo.

    También entre sus objetivos esta lograr sacar adelante países en vías de desarrollo a ser países desarrollados. Lamentablemente suele ocurrir que el país mas grande se come al más chico.

    Así el país mas chico trata de salir adelante por el método mas conveniente para tal país, así no pude combinar bien ambos aspectos y desarrollando solo uno y subdesarrollando el otro.

    Por eso podemos concluir que al combinar ambos aspectos se lograra a través de grandes esfuerzos del país o ciudad respectiva logrando una equidad y cumplir dichos objetivos que cada país se propone para salir adelante. Mejorando aspectos ya desmejorados del país como por ejemplo eliminando la mayor cantidad de pobreza posible. Y llevar al país a un optimo desarrollo económico sin perjudicar al medio ambiente.

    INTRODUCCION

    El siguiente trabajo que vamos a presentar abarcara los siguientes temas estudiados:

    • Desarrollo sustentable

    • Que es el desarrollo sustentable

    • Por que surge

    • Y cuales son sus objetivos

    También abarcaremos la actividad productiva de la minería:

    • Descubrir estado actual de la minería y problemas ambientales asociados

    • Y daremos opiniones sobre el país y si es posible un desarrollo sustentable e indicar que es lo que ha hecho el país en materia del desarrollo sustentable en la ultima década.

    LA MINERIA

    LOS DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES AMBIENTALES:

    A los grandes desafíos, de productividad y competitividad, que enfrenta la minería nacional en una economía globalizada, hoy se suman, cada vez con mas fuerza, los desafíos ambientales.

    Es evidente que la presión internacional por productos y procesos de producción mas limpios, continuará. Como se ha visto, un sector importante de la minería nacional privada ha sido líder en el país en estas materias, incluso antes que el tema se transformara en Chile, en materia de interés público. Sin embargo, existe aún un sector fundamentalmente el de la pequeña minería, que necesita incorporarse a este esfuerzo y la sociedad debe otorgarle los estímulos y plazos necesarios para que así lo haga, sin comprometer la viabilidad de sus operaciones y castigar con ello a una actividad económica que provee trabajo y riquezas para el país.

    En un mundo globalizante, hay que tener mucho cuidado en no adoptar medidas ambientales de países cuyos niveles económicos les permite experimentar y cometer errores sin mayores consecuencias.

    Ya no es posible que Chile observe a la distancia las decisiones que se adoptan en los encuentros internacionales sobre estas materias, las que a poco andar impactarán fuertemente a una economía esencialmente exportadora como es la chilena.

    Tanto el gobierno como el sector privado deben involucrarse a fondo en estas materias, compartir información y trabajar en conjunto para fluir sobre aquellas decisiones que no son compatibles con la realidad nacional.

    En materia legislativa, Chile tiene el desafío de responder adecuadamente al imperativo de proteger su medio ambiente, y para ello debe avanzar en su proceso regulatorio, con bases realistas y viables . Los proyectos mineros necesitan contar cuanto antes con un marco regulatorio ambiental estable, pero debe desarrollarse sobre fundamentos que le permitan conocer claramente el costo de implementarlo. De ahí que la ENAMI propicie un acabado de riesgos y de costos - efectividad para la legislación ambiental que se encuentra en desarrollo en el país.

    El país debe darse el tiempo necesario para comprobar la aplicabilidad de esta normativa a través de una “marcha blanca”, que le permita corregir las deficiencias originadas en una ley que no es perfecta y que requiere ir incorporando los ajustes necesarios para que ésta cumpla efectivamente con los objetivos de protección del medio ambiente nacional y a la vez no aborte el promisorio futuro minero del país.

    En este proceso, debe participar la sociedad entera y en forma responsable. Los ciudadanos, los políticos y la autoridad deben conocer con precisión el impacto que puede tener una decisión ambiental en los procesos productivos y en el desarrollo futuro de Chile.

    Las empresas necesitan avanzar mucho más rápido en el mejoramiento ambiental de sus procesos productivos y abrirse mas a la comunidad para que ésta reconozca las complejidades de su operación.

    El sector político necesita guiar responsablemente a la comunidad nacional, evaluar con mucho cuidado las prioridades que posee Chile en materia ambiental y su capacidad real de abordarla, y sobretodo, asegurar que la CONAMA cuente con los recursos necesarios para enfrentar con realismo los objetivos ambientales que el país se asigne.

    En conclusión, todo estos actores deben hacer un esfuerzo para poder mantener entre ellos un diálogo fluido, transparente, informado, honesto y responsable en asuntos que son de alta complejidad y cuya discusión tiende a entorpecerse por factores ajenos al interés compartido de proteger el medio ambiente de nuestro país.

    Sistema de Gestión Ambiental

    En su cuenta anual del 1 de abril de 1998, el Presidente Ejecutivo comunicó oficialmente el compromiso de la Corporación de poner en marcha en todas las Divisiones un Sistema de Gestión Ambiental, y su certificación bajo la norma ISO-14.001, en un período máximo de cinco años. Este compromiso actualmente forma parte del impulso estratégico de «asegurar la calidad integral y el mejoramiento continuo de los procesos» del proyecto común de empresa.

    Desde esa fecha, cada centro de trabajo ha llevado a cabo las actividades necesarias para cumplir con dicho compromiso, a través de metas anuales previstas en convenios de desempeño.

    Este año se avanzó en este propósito, desarrollando distintas acciones respecto de la implementación del Sistema y que, respetando las orientaciones corporativas, tuviesen en cuenta las características propias de cada División.

    CONFLICTOS AMBIENTALES OCACIONADOS POR LA MINERIA.

    La minería es una actividad que juega un rol muy importante en nuestra economía. Como extrae recursos que están clasificados como no renovables, el stock que actualmente posee el país solo puede ser incrementado por nuevos yacimientos no decetados hasta ahora. Al problema de ser una actividad que se desarrolla mediante la explotación de recursos agotables, se debe añadir el echo de que al ser una actividad fundamentalmente extractiva, es una de las que genera mayores problemas ambientales. Para poder obtener los metales que se encuentran en el subsuelo se deben liberar, tanto como los cuerpos de agua en el suelo y en el aire, materiales y desechos significativamente contaminantes:

    • Un 2% de los materiales removidos son aprovechados. El 98% restante constituyen los desechos que se conocen como la “mochila ecológica”

    Adicionalmente, de la actividad minera se liberan sulfuros, arsénico (que es un potencial cancerígeno) y metales pesados que provocan serios daños en la salud humana (problemas respiratorios entre otros). Los desechos depositados en los tranques, debido a la posibilidad del escurrimiento de ácidos y metales pesados, afectan al suelo y a las aguas subterráneas; las fundiciones son una fuente importante de contaminación del aire vía las emisiones de SO arsénico y material particulado.

    El sector minero también agrava la situación endémica de escasez de agua en el norte del país y hace que la contaminación de este vital recurso sea un grave problema para la población, esto empeora aún más al aumentar el número de empresas mineras que se establecen en la zona y al incrementar el número de habitantes, por lo que urge que las empresas mineras incorporen las medidas adecuadas para no contaminar el recurso. Adicionalmente, muchas empresas mineras utilizan los recursos de agua como medio para evacuar indiscriminadamente todo tipo de desechos y residuos, lo cual se hace posible porque las autoridades respectivas no ejercen un control permanente.

    Muchos son los conflictos de origen minero que surgen como un problema permanente de contaminación que al no ser resueltos en forma definitiva por parte de autoridad competente generan manifestaciones de protestas síclicas por parte de los afectados. Esta situación se agrava por el escaso poder de presión que poseen estos últimos para defender sus derechos, lo que los conduce a una convivencia permanentemente con el problema, implicando como es obvio una merma, muchas veces importantes, en las condiciones de existencias de los grupos afectados.

    Muchas veces los conflictos comienzan practicamente desde que la empresa inicia sus operaciones y se mantienen indefinidamente sin llegar a una solución, como sucede con la Compañía Afinadora de Metales de Freire, la cual a pesar de contar con dos cláusulas definitivas, todavía no se ajusta a las normativas requeridas para adecuar sus actividades a criterios más sustentables.

    En Chile la mayor parte de conflictos que surgen en torno a este sector, se originan en la actividad minera del norte del país; sus principales causantes son los yacimientos mineros que pertenecen a CODELCO, a la ENAMI y a compañías mineras de menor envergadura. Una parte importante de los conflictos tienen que ver con la actividad de las fundiciones. Los afectados son casi siempre los pobladores de la zona; sin embargo, también pueden involucrar a importantes ciudades y a las actividades agrícolas que compiten con la minería, ya sea por el recurso suelo o el recurso agua o ambos.

    Entre los principales daños que se han detectado en los conflictos de tipo minero, se encuentran los altos niveles de arsénico en los cursos de agua; las emanaciones de azufre y arsénico en el aire; las filtraciones producto de los relaves que afectan la calidad del agua de los ríos que suministran agua potable para la población ; la acumulación de cenizas sobre las ciudades y sobre la vegetación; la acumulación de desechos químicos, tanto en los yacimientos mineros como en las refinerías, que emiten anhídrido sulfuroso y contaminan el aire y el suelo; y la presencia de nubes tóxicas en las cercanías de los yacimientos..

    Quienes reclaman a estas situaciones son las juntas de vecinos, las agrupaciones ecologistas y los particulares en general, o también el SESMA, las municipalidades, los alcaldes, la CONAF, etc. Los afectados solicitan recursos de protección; sin embargo los procesos son largos y no siempre llevan a solucionar el conflicto; en algunas situaciones se ha logrado la clausura temporal de la fuente de contaminación, hasta que la empresa logra que se le apruebe un nuevo plan de descontaminación para disminuir la polución en un plazo determinado. Es importante señalar que en aquellos casos en que la actividad contaminante es la principal fuente laboral de la zona, la población no reacciona en forma enérgica contra ella .

    CONCLUSIONES

    ¿ES POSIBLE UN DESARROLLO SUSTENTABLE DEL PAIS Y SU ACTIVIDAD?

    Para que esta realidad fuera posible en una economía pequeña y abierta como la nuestra se necesitaría de un incremento en las exportaciones mayor al PIB, lo cual significaria aumentar en 6 veses el volumen de las exportaciones mineras, forestales, hortofructiculas, pesqueras y servicios turísticos.

    Con respecto al tema podemos decir que el país ha hecho Tratados de Libre Comercio con el MERCOSUR y tratar de entrar en NAFTA ; también se asocia con sectores privados para poder tener un desarrollo equilibrado y sustentable.

    También internamente el país, ha tratado de dar una mejor calidad de vida a sus habitantes y tratar de mantener una economía estable para que las personas puedan invertir y consumir , para así lograr una economía mejor y con más confianza con el resto del mundo y del país , de esta manera llegarán proposiciones económicas que llevarán al país a una actividad sustentable con la mano del desarrollo.

    Finalmente en este trabajo demostramos que el desarrollo sustentable, a través de la minería se puede lograr con un apoyo del sector privado y del gobierno conjuntamente.

    BIBLIOGRAFIA

    • Ambiente y desarrollo: (necesidad de un perfil ambiental para chile) volumen XI, sept. 95

    • Ambiente y Desarrollo: Experiencias de las empresas; marzo 97.

    • Política económica para el desarrollo sustentable de Chile-ministerio de bienes nacionales, depto económica U Chile (1994)

    • www.codelcochile.com

    • www.conama.cl