Poema del Mío Cid

Literatura española medieval. Poesía épica. Rodrigo Díaz. Argumento. Tema. Personajes. Ambientación. Métrica y figuras literarios

  • Enviado por: Markoxxx
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

ÍNDICE

Introducción............................................................................. Pág. 2

Desarrollo.................................................................................. Págs. 3, 4, 5, 6, 7 y 8

Conclusiones.............................................................................. Pág. 9

Bibliografía............................................................................... Pág. 10

INTRODUCCIÓN

En este trabajo sobre Mio Cid se habla de la obra y de su vida.

Dentro de la parte en la que se habla de la obra, se menciona su autor, tema, lenguaje utilizado, tipo de texto...

Dentro de la parte en la que se habla de su vida, se comenta dónde y cuándo nació, dónde vivió y dóde y cuando murió.

DESARROLLO

Poema de Mío Cid

Cantar de gesta castellano, de autor desconocido. Narra los hechos finales de la vida de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador. Es la más antigua muestra conservada de la épica castellana y en ella suelen distinguirse tres partes: el Cantar del destierro, el Cantar de las bodas y el Cantar de Corpes.

El Cantar de Mio Cid se conserva en un solo manuscrito, la obra del siglo XIV se encuentra en la Biblioteca Nacional de Madrid. El manuscrito estuvo perdido durante mucho tiempo, y fue publicado en forma impresa por primera vez por Tomás Antonio Sánchez en 1779. Es considerado por todos los críticos como una de las obras más importantes de la literatura española.

Tema

El tema del poema es el honor del protagonista, perdido y recuperado por diferentes causas. Primero perdido por el destierro a que es condenado, es recuperado por las conquistas del Cid y por el perdón real; nuevamente perdido por la afrenta subida por sus hijas y recuperado otra vez en el duelo en que son vencidos los infantes de Carrión.

Autor.

Ramón Menéndez Pidal, fiel a su teoría neotradicionalista, vincula el origen estamental del autor del Cantar de Mio Cid al mundo de la juglaría. La versión definitiva del cantar sería el resultado de la actividad refundidora de dos poetas juglares. La primera versión, muy próxima a los hechos que narra, sería fruto de un juglar de San Esteban de Gormaz; los hechos narrados en el primer cantar serían los más históricos. Un segundo juglar, de tierra de Medinaceli, ya más alejado de los sucesos históricos, introduce adiciones novelescas.

Los defensores de la teoría individualista buscarán la identidad del autor del Cantar de Mio Cid en el estamento de los clérigos. El "explicit" final, "Per Abad le escribió", se interpretará en un sentido restringido, dándole al significante "escribió" la acepción de "componer". El autor sería un hombre de la iglesia.

Colin Smith, defensor también del individualismo, dice que el autor no sería un hombre de la iglesia, sino un laico, perito en leyes. Este autor se habría formado en alguno de los centros universitarios franceses (Montpellier, Orleans o París), lo que explicaría ciertas influencias francesas en el cantar.

Composición.

La obra está escrita en el castellano antiguo.

Para la escuela tradicionalista, los primeros elementos serían breves "cantos noticieros", de naturaleza histórico-popular, que empezarían a gestarse ya en la vida del Cid. Poco después de la muerte de Rodrigo Díaz, estos cantos cristalizarían, en torno a 1105, en la primera versión. Desde 1105 hasta 1140, esta materia cidiana ser tradicionaliza, viven en variantes, y en 1140, según Pidal, se configura la versión definitiva del Cantar de Mio Cid, copiada en el códice del XIV por el amanuense Per Abad.

Los partidarios del oralismo, suponen que la materia cidiana habría vivido en constantes variantes en boca de juglares, quienes sólo aprenderían unas fórmulas, a partir de las cuales improvisarían su recitado. La versión que ha llegado hasta nosotros sería el resultado de la recitación de un juglar oralista a un escribano.

El individualismo, explica el Cantar de Mio Cid como fruto de la actividad de un individuo, que con amplia y extensa cultura supo dar vida a unos materiales que él conoce a través de una documentación de carácter histórico.

Estructura interna.

Para Pidal y otros críticos, el texto estaría dividido en tres partes, «Cantar del destierro» (vv. 1-1086), «Cantar de las bodas» (vv. 1087-2277), y «Cantar de la afrenta de Corpes» (2278-3730). La clave estructural para esta división la ofrecen los versos 1085 («aqui conpieça la gesta de mio Cid el de Bivar») y 2275-76 («Las coplas deste cantar aquis van acabando / el Criador vos vala con todos los sos santos»).

En estos tres cantares se entrelazan dos tramas principales. La primera parte comenta el tema del deshonor moral y político del Cid ocasionado por el destierro injusto, y la rehabilitación gradual del héroe gracias a sus propios esfuerzos, que culminan en la reivindicación total de su honor, juntamente con su conquista de Valencia y con la consecución del indulto real. La segunda parte comienza antes del final de la primera, cuando los infantes de Carrión deciden casarse con las hijas del Cid; en esta segunda parte el Cid sufrirá el descrédito personal y familiar derivado de la afrenta hecha a sus hijas. Sin embargo, el rey participará en el deshonor por su insistencia en que se casen los infantes con las hijas del Cid, y es el rey quien tiene que enderezar el entuerto por medio de un tribunal ante el cual el Cid logrará obtener reparación. La carrera del Cid llega a su culmen con los nuevos matrimonios de sus hijas con los príncipes herederos de Aragón y Navarra.

Existe la posibilidad de que esta división tripartita fuera un tanto artificial, ya que la gesta a la que se alude al comienzo del segundo cantar ya ha comenzado --conquistas anteriores a Valencia--, a menos que la gesta sea realmente la conquista de Valencia. Además, no hay mención explícita al final del primer cantar de que éste termine --compárese con el segundo y el tercero, donde se dice que terminan. Se podría pensar en una división bipartita. Hasta Valencia, desde Valencia, fijándonos más en las dos tramas principales.

El verso del Cantar de Mio Cid, o "verso épico", similar al del Cantar de Roncesvalles, tiene como características métricas el anisosilabismo, es decir, sin medida fija (entre 10 y 20 sílabas), y la división interna en hemistiquios, también con un número irregular de sílabas.

Estos versos no se agrupan en estrofas definidas; los metros se agrupan en series irregulares de versos con rimas asonantadas (sonidos vocálicos). Estos conjuntos reciben el nombre de "tiradas" o "laisse". La extensión de estas agrupaciones es muy variable. Las hay de tres versos, mientras que otras sobrepasan los cien.

Vida del Cid

El nacimiento del Cid

Sobre el lugar de nacimiento de Rodrigo Díaz no hay ninguna duda: Vivar.

El Cid es de Vivar. Sin embargo no existe ninguna referencia definitiva a la fecha de su nacimiento:

  • Menendez Pidal propone 1043

  • Ubieto Arteta habla de 1054-1060

  • Gonzalo Martínez Díaz, 1048

De entre el árbol genealógico de Rodrigo Díaz podemos destacar los apellidos Laínez, Fernández, Bermúdez, Rodríguez, Nuñez y Alvarez, todos ellos ilustres de Castilla y poseedores de varios castillos.

El nombre de su padre fue Diego Laínez. De su madre sólo se sabe el apellido Rodríguez. El nombre del Cid, Rodrigo, se cree que le fue puesto en honor a su abuelo materno Rodrigo Alvárez. Esto hace suponer que la familia materna tenía mayor relieve social, ya que la costumbre de la época era tomar el nombre del primer hijo del abuelo paterno.

La juventud de Rodrigo

Rodrigo pertenece a una alta clase social. La familia materna suscribe varios títulos o diplomas con el Rey Fernando I, lo cual explica que el Cid pasara su juventud en la Corte del Rey Fernando I, formando su cuerpo, su espíritu y su mente.

Parece ser que Rodrigo fue criado junto a Sancho I, aunque éste era unos 10 años mayor que él, y fue el mismo Sancho quien armó caballero al Cid.

En 1063 aparecen referencias a la primera batalla en la que participó Rodrigo, junto al todavía infante Sancho. Los caballeros castellanos acudieron en ayuda del tributario de Castilla, Moctadir y se batieron con el rey aragonés Ramiro I, quien se encontraba atacando Graus, donde resultó muerto.

El 27 de diciembre de 1065 muere Fernando I, el reino se divide, y Sancho pasa a ser rey de Castilla, y Rodrigo jefe de su ejército.

Parece ser que la victoria de Rodrigo sobre el caballero Navarro Jimeno Garcés le sirvió para ganarse el título de Campeador, aunque no está claro el motivo de tal batalla. Posiblemente se debió a la incursión de las tropas Castellanas en Navarra para cobrar algún tributo en tierras navarras allá por el año1067.

Y en ese mismo año, Medinacelli, que formaba parte del reino musulmán de Zaragoza, se niega a pagar tributo a Castilla, lo que provoca la intervención de Rodrigo y los Castellanos.

Ambos conflictos generan La Guerra de los tres Sanchos, donde Rodrigo se vuelve a enfrentar a Navarro Gimeno Garcés. Parece ser que por estas fechas Rodrigo ya era alférez del rey.

Desde la muerte de Fernando I, sus hijos Sancho y Alfonso se disputan los reinos y Sancho gana terreno, hasta que en 1072 en Galopejera, Rodrigo lleva a la victoria a las huestes castellanas. Esta victoria condujo a Sancho a ser coronado Rey de León y Galicia el día 12 de enero de 1072.

Tan sólo quedaba por tomar la plaza de Zamora. Sancho partió a sitiar Zamora y junto a él, el alférez real Rodrigo Díaz de Vivar. De este sitio la Historia Roderici cuenta:

"Casualmente Rodrigo Díaz luchó él solo con quince caballeros contrarios, siete de los cuales vestían loriga (cota de malla). Uno resultó muerto, dos heridos y caídos en tierra y todos los demás puestos en fuga."

El día 7 de octubre de 1072, el rey Sancho es asesinado por Bellindo Dolfos, durante el sitio de Zamora. No parece que el Cid tomara parte alguna en este acto.

El Cid muere el día 10 de julio de 1099

Después de las gloriosas victorias obtenidas por el Cid, nadie, ni moro ni cristiano, se atreve a cuestionar su señorío sobre Levante, y desde la conquista de Sagunto, sólo hay constancia de varias donaciones que hizo a la iglesia. Así murió el Cid en la cúspide del éxito.

Sobre su muerte no se conoce enfermedad, aunque destaca un testimonio del moro Ben Abduz, que en ocasión de la prisión del asesino del rey Alcadir dijo:

"En fin, las cosas de este mundo se pasan muy presto, y el corazón me dice que no durará mucho la premia en que nos tienen los cristianos, porque el Cid anda ya hacia el cabo de sus días, y después de su muerte, los que quedemos con vida seremos señores de nuestra ciudad."

Si dataríamos la fecha del nacimiento del Cid en el año 1048, como lo propone Gonzalo Martínez Díaz, y el Cid muere en Julio de 1099, el Cid moriría a la edad de 50 años , y de este comentario podemos intuir, que el aspecto físico de Rodrigo era del de una persona mayor ya a los 46 años.

CONCLUSIONES

Las conclusiones que he sacado a cerca de este trabajo han sido que el Cid fue un héroe Español, aunque no se sabe con certeza si es una historia ficticia o real.

El cantar de Mio Cid es la obra de literatura española mas importante que se ha escrito hasta el momento.

BIBLIOGRAFÍA

  • Enciclopedia de consulta “VOX”.

  • "Cantar de Mio Cid", Colección Austral.

2