Poblaciones animales

Veterinaria. Enfermedades infecciosas. Epidemiología. Tasas

  • Enviado por: Sergio
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Biología
Biología
La biología es una rama de las ciencias naturales cual objetivo es estudiar a los seres vivos, su origen y su...
Ver más información

Transformada de Laplace
Transformada de Laplace
En este curso aprenderás todo lo relacionado con la transformada de Laplace. Los temas a grandes rasgos son: 1....
Ver más información


Tema 5. ESTRUCTURA DE LAS POBLACIONES ANIMALES: POBLACIONES CONTIGUAS Y SEPARADAS. MEDIDAS DE LA PRESENTACION DE LA ENFERMEDAD: PREVALENCIA, INCIDENCIA E INDICE DE ATAQUE. RAZONES, PROPORCIONES Y TASAS. Indices sanitarios: Morbilidad, Severidad, Mortalidad Y Letalidad.

1. Estructura de las poblaciones animales.

La estructura de las poblaciones influye notablemente en el tamaño de las poblaciones que pueden ser evaluadas, afectando igualmente a las formas de presentación de la enfermedad y a la persistencia de la misma en los animales. Según el tipo de organización que presentan las poblaciones animales, éstas se suelen denominar como contiguas o separadas.

1.1. Poblaciones contiguas.

Una población contigua es aquella en la cual existe un amplio contacto entre los miembros de ella y los de otras poblaciones. Generalmente, son contiguas las poblaciones de animales de compañía; los perros y los gatos se mueven libremente dentro de las ciudades, entrando en contacto con otros animales urbanos, suburbanos y rurales, ya sean de su misma especie o de otras.

A menudo es difícil evaluar el tamaño de las poblaciones contiguas. En nuestro país los perros deben ser legalmente declarados, sin embargo es un ley difícil de hacer cumplir y por lo tanto muchos pueden no estar registrados. Se realizan encuestas con el fin de estimar el tamaño de las poblaciones animales de compañia. Los resultados pueden resultar distorsionados por la falta de información sobre segmentos de la población imperceptibles, tales como perros callejeros, semidomesticados o salvajes.

Las poblaciones contiguas predisponen a la transmisión y persistencia de las enfermedades infecciosas sobre amplias áreas a causa de la mezcla inherente a ellas y al movimiento de animales.

1.2. Poblaciones separadas.

Las poblaciones separadas se presentan como unidades discretas aisladas, tales como rebaños donde se practica la producción intensiva, con muchos animales en una explotación.

Una población separada puede ser cerrada, sin ningún movimiento de animales de la unidad hacia el exterior y tampoco a la inversa, excepto los que salen al matadero (explotaciones de ciclo cerrado). Los dos ejemplos de poblaciones cerradas más estrictas son los animales libres de gérmens específicos (SPF) y las colonias gnotobióticas de animales de experimentación. Una población separada puede ser también abierta, con un movimiento limitado de animales hacia el interior y hacia el exterior (cebaderos).

Las poblaciones separadas, especialmente las cerradas, son mas dificilmente infectadas por agentes de otras áreas. Sin embargo, si se introduce una infección en poblaciones separadas ésta difunde rápidamente, ya que en general la densidad animal es muy alta.

2. MEDIDAS DE LA PRESENTACION DE LA ENFERMEDAD.

Una parte necesaria en la investigación de la enfermedad es realizar el computo de los animales enfermos (morbilidad). La principal razón para determinar la morbilidad, es poder evaluar la extensión de la enfermedad en una población. Esta evaluación solo es posible realizarla cuando se compara el número de animales enfermos con el número total de animales de la población. Se debe comparar la presentación de una enfermedad en una población con la de otra, para ello es necesario conocer el tamaño de las poblaciones y su composición (edad, sexo). Por tanto, es necesario relacionar el número de casos de una enfermedad con la población en riesgo de contraer la infección.

2.1. Prevalencia.

La prevalencia se refiere a la cantidad de enfermedad presente en una población durante un periodo de tiempo determinado, sin distinguir los casos nuevos de los antiguos.

La prevalencia generalmente se expresa como Prevalencia Puntual que es la cantidad de enfermedad que existe en una población en un momento determinado del tiempo.

Número de animales que presentan una enfermedad en un periodo de tiempo concreto

Número de individuos en riesgo de la población en ese periodo de tiempo.

Es una proporción que representa la probabilidad de que un animal tenga una enfermedad específica en un momento dado. La prevalencia puede tomar valores entre 0 y 1.

La principal utilidad de los valores de prevalencia es como indicador del alcance de los problemas que provoca la enfermedad para definir las estrategias de control de la enfermedad a largo plazo.

2.2. Incidencia.

La incidencia es una expresión del número de nuevos casos que aparecen en una población durante un periodo de tiempo. Mide el flujo de individuos desde el estado libre de enfermedad, al de enfermo, en dicha población.Generalmente se expresa en relación con la población en riesgo.

Los dos componentes esenciales de un valor de incidencia son: el número de nuevos casos y el período de tiempo en que aparecen los nuevos casos.

La incidencia acumulada es la proporción de individuos no enfermos al comienzo de un período de estudio que resultan enfermos durante dicho período.

Número de animales que enferman durante un periodo de tiempo concreto

Número de individuos sanos en la población al comienzo de ese periodo

La incidencia acumulada puede tomar valores entre 0 y 1. Cuanto mayor sea el período de observación mayor será la incidencia acumulada. La incidencia acumulada es un indicador del riesgo medio a desarrollar una enfermedad durante un período de tiempo determinado.

La tasa de incidencia es la media normal de incidencia.

Número de casos de enfermedad en una población durante un periodo de tiempo concreto

Suma de todos los individuos que a lo largo de todo el período de tiempo están en riesgo.

Para calcular el total de individuos que a lo largo del período de tiempo están en riesgo, se eliminan los animales enfermos en el momento de su identificación. Si los animales se recuperan y vuelven a ser susceptibles a ella, éstos contribuyen en el denominador mientras sean observados. Esto implica suponer que el riesgo de aparición de la enfermedad es constante durante el período de observación. Esta suposición es admisible cuando el riesgo es bajo, la población objeto de estudio es grande y el período de tiempo de observación es corto.

La aplicación normal de la tasa de incidencia implica el uso de la media del tamaño de la población durante el período de observación, multiplicado por el período de observación como denominador. Ej: si se ha observado un rebaño de 70 vacas durante un año y se han registrado 7 casos de cetosis, la tasa de incidencia sera 7 / 70 = 0,1 / año (10 casos / 100 animales / año).

Cuando el período de riesgo es breve, se utiliza el término tasa de ataque para describir la proporción de animales que desarrollan la enfermedad. A veces una población puede estar en riesgo durante un período de tiempo limitado, ya sea porque la exposición al agente causal es breve (lote de piensos contaminado por una micotoxina) o porque el riesgo de desarrollar la enfermedad está limitado a un estrecho rango de edad, tal como el período neonatal.

2.3 Medidas brutas y específicas.

Los valores brutos de incidencia y prevalencia son una expresión de la cantidad total de una enfermedad en una población y no tienen en cuenta la estructura de la población afectada. No tienen en cuenta las características específicas del hospedador, tales como la edad, sexo, raza o forma de explotación, las cuales pueden tener un profundo efecto sobre la presentación de la enfermedad en una población.

Las medidas específicas de una enfermedad son aquellas que describen la presentación de la enfermedad en categorías específicas de la población en relación con ciertos atributos del hospedador. Las medidas específicas se calculan de forma similar a las brutas, excepto que el numerador y denominador se refieren a una o más categorías de una población con atributos específicos del hospedador.

Las tasas de incidenca edad-específicas de muchas enfermedades entéricas (colibacilosis, salmonelosis) serán más altas en los animales jóvenes que en los viejos. De forma semejante, la tasa de incidencia sexo-específica de diabetes mellitus es más alta en las hembras que en los machos. La prevalencia raza-específica del carcinoma de células escamosas del ojo en el ganado vacuno, pone de manifiesto que los Herefords presentan una prevalencia más alta.

En la mayoría de las circustancias, cuando investigamos una enfermedad e intentamos describir sus características e identificar posibles asociaciones causales, los valores específicos son más prácticos.

3. RAZONES, PROPORCIONES Y TASAS.

Una RAZON es el valor que se obtiene dividiendo una cantidad por otra, la cifra del numerador no está incluida en el denominador. Ej: razón de muerte fetal = número de fetos muertos/ número de nacidos vivos.

Una PROPORCION es un caso especial de razón en el cual el numerador está formado por parte de los individuos del denominador. La prevalencia puntual y la incidencia acumulada son proporciones.

Una TASA es una razón que expresa un cambio en una cantidad (el numerador) con respecto a otra cantidad (el denominador), normalmente en el denominador se incluye el tiempo. La tasa de indicencia es la tasa más frecuente en epidemiología.

4. INDICES SANITARIOS: Morbilidad, Severidad, Mortalidad y Letaliad.

La morbilidad es un índice sanitario que mide el número de animales que enferman dentro de un colectivo receptivo a la infección por un agente patógeno, en riesgo de contagio.

La severidad es un índice sanitario que mide el número de animales que enferman gravemente dentro de los animales enfermos, población sensible.

La mortalidad es un índice sanitario que mide el número de animales que mueren dentro de un colectivo en riesgo de contagio, población receptiva.

La letalidad es un índice sanitario que mide el número de animales que mueren dentro del grupo de animales que enferman, población sensible.

Los índices sanitarios se pueden expresear como proporciones (prevalencia puntual e incidencia acumulada) ya que el numerador (nº individuos enfermos) está incluido en el denominador (nº individuos en riesgo) y como una tasa cuando esa proporción (tasa de incidencia) se refiere a un período de tiempo.

Ejemplo del cálculo de la prevalencia, incidencia, tasa de mortalidad y tasa de letalidad.

En una explotación de ganado vacuno se investiga una enfermedad que clínicamente evoluciona ya sea con la recuperación e inmunidad permanente o con la muerte. El 1 de Julio de 1996 se investiga el rebaño, cuando la enfermedad ya está presente. El tamaño total del rebaño es de 600 vacas, y el número de individuos clínicamente enfermos es de 100 vacas. El 1 de Julio de 1997 se vuelve a investigar el rebaño y se contabilizan 200 vacas que resultaron enfermas y 120 individuos murieron desde el 1 de julio de 1996.

Prevalencia el 1 de Julio de 1996 100 / 600 = 0.167 (16.7%)

Incidencia acumulada del 1 Julio de 1996 al 1 de julio de 1997 200 / 500 = 0.4

Tasa de Incidencia 1 Julio 1996 al 1 Julio 1997 200 / 500-200 x 100 = 66%

Tasa de mortalidad durante el año 120 / 600 x 100= 20 % / año

Tasa de letalidad durante el año 120 / 300 x 100 = 40 % / año