Población, sociedad y cultura de la España decimonónica

Historia de España contemporánea. Siglo XIX. Liberalismo. Movimiento obrero. Romanticismo. Crecimiento poblacional

  • Enviado por: Rvilla21
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad
publicidad

PÁGINA.....1.....RESUMEN.

PÁGINA.....2.....RESUMEN.

PÁGINA......3.....RESUMEN.

PÁGINA.....4.....RESUMEN

PÁGINA.....5......RESUMEN.

PÁGINA.....6.....RESUMEN.

PÁGINA.....7.....VOCABULARIO.

PÁGINA.....8.....VOCABULARIO.

PÁGINA.....9.....VOCABULARIO.

PÁGINA.....10.....COMENTARIO DEL C. VEGETATIVO.

PÁGINA.....11.....GRAFICA.

PÁGINA.....12.....COMENTARIO DE LA P. ESPAÑOLA.

PÁGINA.....13.....GRAFICA.

PÁGINA.....14.....COMENTARIO DE LA SOCIEDAD ESP.

PÁGINA.....15.....BIBLIOGRAFÍA.

  • Resumen.

  • El tránsito desde el Antiguo Régimen a la sociedad burguesa implicó una serie de cambios en los hábitos de vida, en las mentalidades y en las condiciones económicas que dejaron profunda huella en la población.

    Una de ellas fue la aparición del liberalismo que tenía un carácter excluyente en política, en cultura se pueden distinguir dos corrientes, la primera coincide con el reinado de Fernando VII y la otra a partir de 1830.

    LA EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN ESPAÑAOLA

    EN LA 1ª MITAD DEL SIGLO XIX

    La población española en esta época aumento. La tasa de crecimiento ascendió a un 6,5 % medio anual. Las características de está eran más propias del ciclo antiguo que de la etapa demográfica moderna. Debido su elevadísima mortalidad que se producían por las sucesivas guerras en el primer tercio del siglo, la incidencia grave de las epidemias infecciosas(viruela, fiebre amarilla, tuberculosis, gripe, etc...), y las crisis agrarias cíclicas, que dejó al país permanentemente con escasez de alimentos.

    Estas enfermedades no solo afectaron a España sino que toda Europa se vio asolada por ellas en cinco grandes epidemias generales.

    La tuberculosis, afecto en mayor cantidad a las clases trabajadoras, debido al hacinamiento, el polvo de las fábricas, la pobreza y la incultura, mientras que las clases pudientes eran “inmunes” por tener dinero, es decir, se permitían tratamientos y buenos alimentos.

    Otro factor que también influyó fueron las numerosas sucesivas crisis de subsistencia. Aunque el crecimiento de la población continuo. Además, el gobierno tenía prohibida la emigración, hasta 1853; y es en este momento cuando muchos campesinos y artesanos en su mayoría partieron hacia América.

    El gobierno realizo algunos esfuerzos aislados para mejorar las condiciones de higiene, sobretodo en las grandes ciudades, como la recogida de basura, aunque estas nueva legislación fueron ineficaces porque la higiene era mas un problema cultural, y España en su mayoría era analfabeta.

    LA SOCIEDAD ISABELINA: LA CLASE DIRIGENTE

    La sociedad española ente tiempo es ya de clases moderna. Las leyes acabaron con el Antiguo régimen y con los privilegios estamentales.

    En el Censo de 1860, España se presentaba como un país en el que el 75% de la población trabajaba la tierra o vivía de sus rentas; sólo Madrid, Valencia, Barcelona y Sevilla eran las grandes ciudades.

    Podemos dividir la sociedad isabelina en: clase dirigente, clases medias, y los sectores populares; pero es muy complicado delimitar fielmente a estos grupos más si cabe que nos encontramos en una sociedad burguesa en formación.

    En las clases dirigentes podemos situar a la vieja aristocracia, al alto clero y a la alta burguesía (terrateniente y rentista, gracias a la desamortización, comerciante, financiera, profesionales, e industriales) además de la parte más alta del ejercito y de la administración.

    Aunque no eran el grupo más numeroso estas acaparaban totalmente los centros de poder del reinado de Isabel II: Gobierno, Congreso y Senado, magistraturas judiciales, gobiernos civiles y militares, etc...

    Tenían un nivel de vida muy alto, solo representada por una docena de familias en las ciudades, caracterizada por el ocio, el gasto, la ostentación y el privilegio en los espectáculos públicos. Era una sociedad claramente machista puesto esta forma de vida solo se producía entre los varones; pocas veces la mujer gozaba de libertad de movimientos, ni si quiera de opinión personal en tertulias. El honor era aún el valor más apreciado, todavía se seguía utilizando el duelo.

    LAS LLAMADAS CLASES MEDIAS

    Estas constituían un conjunto bastante heterogéneo y muy difícil de definir. Los mandos intermedios del Ejército, los funcionarios, los profesionales liberales de menor nivel, los pequeños comerciantes y artesanos, etc. Eran numerosos en todo el país y vivían en pequeños pueblos y barrios populares urbanos.

    Eran conservadores en ideología. Vivían una vida austera llena de privaciones, con el fin de sacar adelante a sus hijos, a pesar de que sus ingresos eran superiores a los de los obreros y campesinos, tenía miedo en caer al proletariado.

    Aunque no tenían derecho al voto, eran un sector clave en el que se asentaba el poder de las clases dominantes. Esta posición se debía por que aceptaron el régimen liberal.

    Tardaron más de medio siglo para entender su posición en el sistema.

    CAMPESINOS, ARTESANOS Y TRABAJADORES DE SERVICIO

    Eran el grupo mas numeroso alrededor del 80% de la población. Su principal característica fue la pérdida general de nivel de vida que experimentó. Debido a la tendencia general de caída de los precios, que hizo perder poder adquisitivo a propietarios, y a las desamortizaciones, donde las tierras de propios y baldíos se ponían en venta y los nuevos propietarios no invertían para mejorar los cultivos. Los liberales no realizaron ninguna reforma agraria y ante ello, los campesinos se desengañaron y siguieron las ideas anarquistas, a pesar de ser analfabetos y de no ni importarles la política.

    Los artesanos apegados a sus privilegios, reaccionaron de manera conservadora, enfrentándose a los cambios y al libre mercado, apoyando los intereses de los terratenientes.

    Grupo social en expansión era el de los trabajadores de servicios; donde aumentó el número de funcionarios y empleados, gracias a la Administración, y a la nobleza, para contratar personal de servicio.

    LOS TRABAJADORES FEBRILES Y EL NACIMIENTO

    DEL MOVIMIENTO OBRERO

    Según el Censo de 1860 existían en España 154.200 “jornaleros en las fábricas”. De ellos, el 64% eran hombres y el resto mujeres y niños; los obreros sólo eran numerosos sobretodo en Barcelona, Madrid y Málaga. Gracias al desarrollo de la industria del algodón y de la siderurgia, estas hicieron afluir a las ciudades a miles de trabajadores agrícolas en paro o por la expropiación de sus tierras, haciendo crecer los barrios periféricos en busca de trabajo, estos barrios no poseían ningún tipo de medidas sanitarias y eran el foco de la mayoría de las infecciones y epidemias.

    Las jornadas de trabajo eran de 12 a 14 horas atendiendo tareas peligrosas, y expuestos a frecuentes accidentes sin ninguna seguridad. Trabajaban por igual hombres, mujeres y niños de hasta 6 y 7 años de edad. Los salarios eran muy bajos y con una alimentación muy pobre basada sobretodo en el pan. Hay añadir el problema del alcoholismo, y el analfabetismo generalizado, así como que cuando se producía una crisis, las ventas caían en picado y entonces los despidos se multiplicaban. El paro llevaba inexorablemente al hambre y a la enfermedad. A menudo la delincuencia era la única opción, siendo un agravante más para los barrios obreros y ciudades.

    Con la aparición del vapor en las industrias, y la eliminación sistemática de mano de obra, los obreros empezaron a revelarse ante su situación, primero destruyendo las maquinas (luddismo), más tarde con la fundación de la Sociedad de Protección Mutua de Tejedores de Algodón y con la aparición de las ideologías políticas como el socialismo utópico.

    Debido a que solo los intelectuales eran concientes de cual era el verdadero problema de los obreros, estos solo se dieron cuenta por las constantes crisis que llevaron a crear las primeras asociaciones obreras.

    LOS CAMBIOS EN LA VIDA COTIDIANA

    EL PAPEL DE LA MUJER EN LA SOCIEDAD DEL S. XIX

    Todas las innovaciones tecnológicas produjeron cambios, en la vida cotidiana, en la vivienda, cambiaron su diseño aumentando el numero de plantas. En las ciudades se entrecruzaron en ángulo recto las calles perpendiculares, que racionaba y facilitaba el tránsito.

    A mediados de siglo apareció el alcantarillado q sustituyo los viejos pozos negros, además, la iluminación nocturna de las calles con farolas de gas fue otra de las innovaciones de este tiempo, que además hizo que la delincuencia bajase. Las grandes ciudades se abastecieron de agua limpia debido a la fundación del Canal de Isabel II.

    El cambio más importante es el que produjo los nuevos transportes, como el ferrocarril, que modificaron radicalmente el concepto de la distancia y del tiempo. Siendo los más ricos los que más se beneficiaron.

    Aunque estos cambios no fueron iguale entre ambos sexos. La mujer española se caracterizó por sus limitadas posibilidades de formación, independencia y de libertad personal. Debido a la ideología conservadora que las daba el papel de esposa, madre y administradora de la casa. Además, no se las reconocía ninguna capacidad política, sino que las leyes se lo impedían; pasaba directamente de la autoridad paterna a la marital.

    LA EDUCACIÓN Y LA VIDA CULTURAL

    Los hombres de la última generación ilustrada habían trabajado en la reforma educativa: Jovellanos en 1808. El ministro Carlomarde llegaría a cerrar las Universidades en 1830. El decreto de sep. 1845 reguló la creación de colegios, estableció los Institutos de Enseñanza Media y declaró el monopolio estatal de la Universidad. Pero fue la Ley de Instrucción Pública de 1857, la llamada Ley Moyano la que fijó el sistema educativo, orientado a garantizar a la burguesía la enseñanza para acceder a los puestos dirigentes de la sociedad. La Iglesia seguía teniendo el poder casi absoluto de todo tipo de enseñanza que se impartía.

    Debido a la represión en la primera mitad del siglo XIX, la cultura fue descendiendo en todos sus sentidos artísticos, música, pintura, etc...

    Pero con la consolidación a mitad de siglo de la burguesía española en lo que correspondería a sus objetivos como la consolidación del parlamentarismo o sus objetivos económicos, esto produjo que el romanticismo que en Europa ya había empezado mucho antes, se introdujera en el país, aumentando así el nivel cultural español.

    LA ESPAÑA ROMÁNTICA Y SU IMAGEN EXTERIOR

    Los europeos de mediados del S XIX tenían un concepto bastante negativo den nuestro país, basado en realidades pero también de tópicos. España era una potencia en decadencia desde hacía al menos dos siglos; cuanto más inestable fuera la situación de España, más débil sería su papel diplomático, y más fácil de acomodar su posición internacional a los intereses de las grandes potencias.

    Pero todas las criticas tenían una base real, España era un país atrasado política y económicamente. Tenía la imagen tópica de un pueblo de campesinos analfabetos, fanatizados por el catolicismo, sumidos en el miedo a la Inquisición y en la intolerancia.

    Los aires medievales de las ciudades castellanas, los edificios árabes, los paisajes quijotescos, vestimentas folklóricas, bailes populares, gitanos exóticos, bandoleros, toros...cuadraban a la perfección con los ideales de los románticos.

    LA EVOLUCIÓN DEMOGRAFICA Y SOCIAL

    DE LA RESTAURACIÓN

    Durante el último cuarto del siglo la población española creció despacio: las malas condiciones higiénicas y sanitarias, las epidemia(cólera y tuberculosis), y las continuas crisis de subsistencia explican la elevada mortalidad. Destacan la migración hacia las ciudades y hacia Latinoamérica y Norte de África en la evolución demográfica, motivado por las expectativas de empleo que generaba el crecimiento industrial y los servicios.

    La sociedad de la Restauración se caracterizó por las desigualdades que separaban las clases altas de las clases populares, marginadas de la vida política, y de las clases medias, viviendo en la miseria; se percibe ya una sociedad claramente estructurada.

    GRAFICO DE

    LA POBLACIÓN ESPAÑOLA

    Es un grafico lineal, en el que podemos ver el aumento de la población española desde 1530 hasta 1995, es una fuente secundaria.

    Los datos que nos aporta son de unos años concretos, por lo que estos resultan ser aproximados con la realidad, el crecimiento no se dio por igual ni en el tiempo ni en la zonas, siendo las más industrializadas como Madrid, Barcelona o Bilbao, en las que más aumento la población.

    Se aprecia como entre 1530 y 1797, la población fue aumentando lentamente debido a que esta época pertenece al sistema agrario antiguo.

    En el siglo XIX se pasa de una población con poco más de 10 millones de habitantes, hasta casi 20 millones, esto quiere decir que en un siglo prácticamente se dobla el numero de habitantes. Debido sobretodo por que es en este siglo cuando en España se inicia la revolución industrial.

    El crecimiento aunque existió fue más lento que en otros países europeos pues estos tenían un nivel de industrialización mucho mayor.

    Este rápido crecimiento trajo problemas pues las ciudades que fueron el lugar donde más aumento, no estaban acondicionadas para recibir tal cantidad de gente y aparecieron nuevos barrios obreros en su mayoría alrededor de las fabricas, sin ningún tipo de control, lo que originaba muchos problemas de inseguridad y de insalubridad.

    Esto también ocurrió en el resto de Europa.

    En el siglo XX, es cuando en España se produce el mayor incremento de población y se llega casi a los 40 millones de habitantes, debido sobretodo porque la industrialización se asienta definitivamente en el país y se pasa de una sociedad agraria a una sociedad industrial.

    Como conclusión podemos destacar que en los dos últimos siglos y gracias a la industrialización se ha pasado de una población que no llegaba a los 11 millones hasta casi los 40, o lo que es lo mismo que se a triplicado el numero de la población.

    Aunque este incremento a sido inferior que otros países europeos como Francia, Alemania e Inglaterra en el que su población a aumentado en mayor numero que en España.

    GRAFICO DE EVOLUCIÓN DEL

    CRECIMIENTO VEGETATIVO

    Es un grafico de líneas, en el que apreciamos la evolución de la natalidad y de la mortalidad en España desde 1861 a 1991, así como el crecimiento vegetativo de la población.

    Los datos que nos aporta la grafica no están totalmente definidos, porque en el cuadro que se nos aporto solo venían los datos de unos cuantos años, por lo que el resultado serán unos datos orientativos de cómo fue esta evolución.

    Es una fuente secundaria.

    Esta grafica que abarca aproximadamente 140 años, nos indica como fue la evolución de la natalidad y de la mortalidad en dicho periodo. Nos damos cuenta que durante el siglo XIX, esta tasa tenía unos índices muy elevados superiores al 30% pos mil. Lo que nos indica que estamos ante una sociedad de tipo antiguo, en el que se tenían muchos hijos, porque la mortalidad infantil también era muy grande.

    Además al ser una sociedad agraria, los hijos ayudaban en las labores del campo para que la familia pudiera sobrevivir.

    La mortalidad era muy elevada debido a las malas condiciones higiénicas y sanitarias.

    Durante todo el siglo XX estos índices bajaron continuamente y en la actualidad se mantienen por debajo del 12% por mil, debido sobretodo a que es en este siglo cuando en España se pasa de una sociedad agrícola a una sociedad industrial, donde los hijos ya no sirven para ayudar en el campo.

    Otro factor por el que estos índices bajaron continuamente es porque la mortalidad también disminuyo sobretodo debido a una mejor alimentación y a las mejoras sanitarias y los avances médicos.

    En la actualidad podemos ver como el crecimiento vegetativo es escaso y como la esperanza media es muy alta lo que esta llevando a la población a un claro envejecimiento, mientras que entre los años de la etapa franquista 1940-1975 aproximadamente, el crecimiento vegetativo era muy alto debido a que se favoreció por parte del régimen el que las familias tuvieran muchos hijos.

    LA SOCIEDAD ESPAÑOLA 1860

    Es un cuadro en el que podemos ver los distintos oficios que había en España en el año 1860 así como el numero de personas que lo realizaban.

    Es una fuente secundaria, en el que los datos nos reflejan fielmente cuales eran los oficios a los que la población activa española se dedicaba en 1860.

    En el podemos ver que el mayor numero de la población se dedicaba a las labores del campo y sobretodo a ser solo un jornalero (2.400.000) lo que nos indica que aunque ya había empezado la revolución industrial en España esta todavía no tenía mucha importancia ya que solo había unos 154.000 obreros.

    Otro dato importante es el numero escaso de catedráticos y de profesores 2.600, lo que nos indica que la población española era en su mayoría analfabeta y que no les hacia falta la enseñanza universitaria.

    El nivel de pobreza más absoluta también era muy elevado pues el numero se sitúa en torno a los 260.000 estos generalmente vivían en la ciudades y su única esperanza de vida era por la caridad y por medio de los delitos, que en esta época aumentaron de forma considerable.

    Otro dato característico de esta sociedad es el elevado numero de sirvientes 818.000 lo que indica que el escaso numero de ricos que había poseían una gran riqueza. Y se podían permitir el lujo de tener sirvientes a su disposición.

    En conclusión, esta sociedad era muy desigualitaría, pues el mayor numero de la población vivían en unas condiciones de vida infrahumanas y una minoría vivían en la mas abundante de las riqueza.

    Además el nivel intelectual estaba concentrado solo en la minoría rica, pues era la única que se podía permitir educar a sus hijos, con lo que las desigualdades cada vez eran mayores.

    VOCABULARIO

    CENSO:

    Es el recuento individualizado de la población del país en un momento determinado. Recoge datos demográficos, económicos y sociales de la población total de efectivos, sexo, edad, estado civil, lugar de nacimiento, nacionalidad, lengua hablada, nivel de instrucción, características económicas, fecundidad de las mujeres y vivienda. El censo se realiza en España cada diez años (desde 1981, en los años acabados en 1).

    El llamado “censo de Aranda” de 1768 es el primer recuento por personas realizado en España. El primer censo moderno se realizó en 1857.

    ÍNDICE DE NATALIDAD:

    Es la relación numérica entre el numero de nacimientos producidos en una población dividido por el numero de población existente. Actualmente la natalidad está controlado y regulada por medio de diferentes métodos anticonceptivos. Las tasas más altas en la actualidad se dan en países subdesarrollados, y las más bajas en los países desarrollados. Se expresa en %.

    ÍNDICE DE MORTALIDAD:

    Es la relación numérica entre el numero de defunciones producidos en una población dividido por el numero de la población existente. En la actualidad los índices más altos se presentan en los países subdesarrollados y los más bajos en los países desarrollados. Se expresa en %.

    ÍNDICE DE CRECIMIENTO VEGETATIVO:

    Es la relación numérica entre el numero de defunciones de una población dividida entre el numero de nacimientos de esa misma población. Se expresa en %. En la actualidad este índice esta bajando, debido a que la tasa de natalidad es muy baja. En la actualidad existen diferencias entre los países subdesarrollados y los países desarrollados, pues los primeros tienen un mayor crecimiento vegetativo.

    DEMOGRAFÍA DE TIPO ANTIGUO:

    Se caracterizaba por tener unas altas tasas de natalidad y de mortalidad y un crecimiento natural bajo. La alta natalidad se debía al predominio de una economía y sociedad rural, en la que los hijos ayudaban a sus padres en las labores del campo.

    La alta mortalidad se debía a las pésimas condiciones sanitarias, la escasa dieta alimentaría y las continuas guerras y epidemias.

    POBLACIÓN ACTIVA:

    Aquella parte de la población de un país ocupada en el proceso productivo y por cuyo trabajo recibe una retribución. Se encargan de mantener al resto de la población que no participa activamente en el proceso productivo.

    Actualmente este sector de la población, está controlado por unas leyes de acceso y de leyes excluyentes.

    CLASE SOCIAL:

    Termino que podemos definir como cada uno de los estratos sociales que hay en una sociedad y su estatus correspondiente. El principio de organización en clases sociales es diferente del que opera en las sociedades de castas o estamentales y choca con la ideología igualitaria asociada a la ciudadanía en los Estados de derecho.

    La clase social está configurada por el mercado, constituido por personas que realizan un determinado trabajo o poseen un capital. Las clases sociales adquirieron gran importancia a comienzos de la industrialización.

    BURGUESÍA FINANCIERA:

    Es un grupo que podemos sacar del término que conocemos como burguesía, y que se encargan del comercio con otros países o con otros burgueses.

    Desde su aparición siempre tuvo un gran poder debido a su alto poder adquisitivo, pues al encargarse de todo lo relacionado con el comercio y con el dinero sus posibilidades de poseer riquezas era muy elevado.

    CLASES MEDIAS:

    Sector heterogéneo de población cuya posición histórica se sitúa entre la clase obrera (el proletariado) y la clase alta (la clase dirigente). La clase media es una categoría social definida por sus ingresos o patrimonio y comprende los pequeños industriales y comerciantes, algunas profesiones liberales, los artesanos calificados, los agricultores acomodados, los empleados asalariados del sector terciario y los funcionarios medios.

    Sus intereses económicos no son comunes, pero su unidad reside en sus formas de vida y educación, en sus costumbres e intereses recreativos.

    PROLETARIADO:

    Dentro del modo de producción capitalista, clase social, cuyos miembros, productores no propietarios de los medios de producción, venden su fuerza de trabajo por un salario.

    El término apareció junto con estos trabajadores de las primeras fabricas a mediados del siglo XVIII, están unidos al inicio del capitalismo.

    BIBLIOGRAFÍA

    Libro de Historia Historia de España 2º bto ed. AKAL

    Libro de Geografía 2º bto ed. ANAYA

    Enciclopedia Larousse

    Enciclopedia Encarta 2000

    Enciclopedia Milenia II

    Vídeos relacionados