Platón

Filosófo griegos. Presocrático. Política y conocimiento filosófico. Teoría de las ideas. Antropología. Obras

  • Enviado por: Guapeton
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


  • Trayectoria personal Política y filosófica de Platón.

  • Su formación

  • Es la de un privilegiado: conoce a Sócrates en el 407, a sus veinte años, del que se hace su discípulo incondicional; aprende toda clase de materias según aparece en su obra La República, como geometría, aritmética, música, gimnasia, arte, dialéctica, etc. A Sócrates es al hombre que más admira en su vida, contempla como le quieren imputar un crimen que no cometió y tiene que ver condenado al hombre “más bueno y justo que jamás a existido”. Este hecho, ocurrido durante el gobierno de los Treinta Tiranos, influirá profundamente en su vida.

    Realizó tres viajes importantes, y entre su primer y segundo viajes escribe el libro La República.

  • Influencias filosóficas.

  • Hay una serie de filósofos anteriores que ejercen una cierta influencia en Platón:

    • Heráclito: del que toma el sentido de la dialéctica.

    • Pitágoras: del que toma la geometría.

    • Sócrates: del que tomó gran parte de sus doctrinas y a quien dedico casi todos sus diálogos.

    • Parménides: en todas sus teorías sobre las teorías del ser, los cultos órficos, etc.

    Le preocupará sobre todo la antítesis Heráclito-Parménides (movimiento-quietud) para llegar a una síntesis en la doctrina del conocimiento.

  • Resumen

  • La preocupación principal de Platón era la Política; su pretención es fundamentar la Polis, el Hombre y el Estado en el orden eterno del ser; esto solo lo puede realizar el filósofo, o el Rey, en cuanto llegue a ser filósofo: esto sería alcanzar el buen gobierno de la ciudad. Así lo refleja en su carta VIII.

  • Sus obras.

  • Se dividen en cuatro periodos:

    • Periodo socrático

    • Periodo de transición

    • Periodo de madurez (La República)

    • Periodo de vejez

  • El Mundo de las Ideas. Evolución de la teoría de las ideas en Platón.

  • El porqué del Mundo de las Ideas

  • Platón enlaza con la problemática de los filósofos anteriores a la vez que intenta dar solución a sus planteamientos:

    • Protágoras: había afirmado la relatividad del conocimiento (no existe verdad absoluta: cada uno tiene su propia verdad).

    • Heráclito: las realidades están en un constante cambio, en un constante fluir, todo es mutable.

    • Parménides: la realidad es el ser, un ser estático, inamovible, contrapuesto radicalmente al ser de Heráclito

    • Sócrates: es necesario un concepto estable que haga posible la definición y el entendimiento entre los hombres.

    Platón, que hará la primera síntesis de la historia de la Filosofía (síntesis entre Heráclito y Parménides) se ve obligado a afirmar los conceptos estables, las realidades permanentes, al mismo tiempo que las realidades cambiantes que da el conocimiento sensitivo: en definitiva, una doble realidad (el mundo de las ideas y el mundo sensible) y un doble conocimiento (el sensitivo y el racional).

  • Su primera formulación de la teoría de las Ideas

  • Aparece ya en el periodo de madurez: hablamos, pensamos y nos parece que hay algunas cosas que son buenas, justas, o bellas; pero, también existe el Bien, la Justicia y la Belleza, en sí misma, al margen de las cosas concretas que vemos, sentimos o pensamos.

    Es decir, además de las cosas existen las ideas, o también los aspectos, los semblantes, las formas.

    Las ideas no son simplemente conceptos, son Realidades que existen con independencia de las cosasl. Más aún: son la misma Realidad, cada ideas es única, eterna, inmutable e inalterable; y solo es captable por la inteligencia; se trata de una Realidad inteligible, no sensible, no captada por los sentidos. Por ejemplo, una cosa es bella, gracias a la Idea de Belleza. Así, Platón duplica el Mundo:

    • El mundo inteligible y real de las Ideas (universal) ! quietud

    • El mundo sensible, de las Cosas (particular, devenir) ! movimiento

  • Dos fuentes de conocimiento: sentidos y razón.

  • Así opinaron los filósofos anteriores:

  • Parménides: lo que da consistencia y seguridad, lo único es el Ser.

  • Sofistas: todo es relativo, no puede haber nada fijo ni universal.

  • Sócrates: (su maestro) mediante el diálogo llega al concepto universal.

  • Platón: afirma que el hombre puede conocer verdaderamente lo universal. Busca lo consistente, la conexión entre la diversidad (cada cosa tiene un modo de ser distinta) y lo esencial o absoluto. Relación entre lo permanente y lo mudable.

  • Hay dos maneras de conocer la verdad (finalidad de todo filósofo):

    Por los sentidos y por la razón. Intelección (mundo de las ideas) y opinión son dos cosas distintas. Cada una de estas fuentes del conocer tiene un objeto distinto y propio. El objeto de los sentidos es lo concreto, particular, mudable; el objeto del entendimiento es lo universal, lo estable, lo eterno, lo consistente. Por los sentidos se llega a la opinión, por la razón llega a la ciencia.

    Los sentidos se localizan en el cuerpo; la razón es propia del alma (mente). Solamente el alma es capaz de llegar a conocer Ideas, a contemplar el mundo de las Ideas.

    Platón ! Idealismo! Deducción ! de lo universal a lo particular

    Aristóteles ! Inducción

  • La realidad del mundo de las ideas

  • Las cosas no son más que copias, fotografías de la Realidad, son meras apariencias; lo que es real, es la idea, que es la que da el ser a las cosas. La idea no es el mero de pensar o saber, no es un conocimiento con el esfuerzo de la reflexión; las Ideas son preexistentes, algo que ya se tiene; la Idea es algo real, no es nada físico, ni psíquico, es una idea real, o una realidad ideal.

    La idea en Platón es la auténtica realidad. Son ideas eternas, es decir, a-temporales, van mucho más allá de toda realidad material o temporal. Una puesta de sol es un espectáculo bello, pero porque es una copia, una reproducción de la Idea de Belleza, que está más allá de toda cosa bella.

  • La jerarquía del Mundo de las Ideas

  • Eidola: en el conocimiento sensible, las sensaciones, las percepciones que tenemos de las cosas, son solo instrumentos, materiales, para el conocimiento.

  • Ideas; Eidos: si cuando veo el árbol, lo que en realidad percibo no es el árbol en si, sino su apariencia. Los Eidos son entes universales, arquetipos, modelos eternos, formas insuperables, que se encuentran en el mundo suprasensible, al lado de los dioses. La tarea de los filósofos es sacar a los hombres del mundo de las apariencias y conducirlos al verdadero ser de las cosas, al mundo de las ideas, el mundo de la verdad, el mundo que es. El Eidos es la idea de la realidad y tiene una entidad ontológica, es el ser de la cosa; pero también tiene una entidad epistemológica, el eidos es lo que capta el entendimiento; y entonces se da la fusión de lo ontológico con lo epistemológico; la unión del ser con el pensar. Primer contacto con la idea.

  • Ideas: por encima de los eidos, del ser de las cosas, están las supremas realidades, que son absolutamente consistentes, inabarcables, indefinibles. Son las IDEAS y solamente son tres:

    • El bien

    • La belleza

    • Justicia

    Pero, en la idea de bien, se sostienen todas las demás, y de ellas reciben las otras su consistencia. Es el ser por excelencia: de él dimana todo, incluso la belleza y la justicia. Platón lo compara con el sol: es como la luz que nos hace ver los objetos sensibles, con el bien todo se hace visible y comprensible, es la idea de las ideas: es la cumbre de la pirámide.

    La idea en si misma, el bien en sí, es lo supremo; para cualquier otro ser se necesita un fundamento; esta idea del bien es un ser por si mismo, tiene consistencia en si mismo, es de otra naturaleza se sitúa por tanto mas allá del ser.

    La belleza es la que baña en luz y claridad al mundo de las realidades físicas, a las cuales, envolviéndolas las vuelve bellas.

    La justicia es la que regula las relaciones entre las partes del alma individual que son tres (concupiscible, irascible y racional), junto con el cuerpo social (pueblo, militares y gobernantes) y las tres virtudes singulares y colectivas (fortaleza, templanza y prudencia).

    En la posesión de estas tres ideas reside la sabiduría.

  • El conocimiento de las ideas se explica por la reminiscencia (recuerdo innato)

  • Se podría hacer esta pregunta: ¿Cómo llega el hombre a conocer estas ideas? Las ideas, dice Platón, no las adquiere por medio de la razón, tampoco son fruto de pensamiento o reflexiones. El alma ya tenía antes esos conocimiento: las ideas (la idea del ser, la idea del bien, la idea de la belleza, la idea de la justicia, etc.) las hemos contemplado en periodos anteriores a nuestra existencia, en la preexistencia del alma, allá junto a los Dioses, en el Olimpo… (Paso del mito al logos ya es fácil de superar)

    Y ahora el hombre despierta otro mundo. Como el alma está encerrada en un cuerpo material, se pone en contacto con la realidad material, con el espacio y con el tiempo, y es en este momento cuando cae en la cuenta de esas ideas, cuando nos acordamos de ellas; pero, estas ideas ya estaban en nosotros. Este recordatorio es lo que llama Platón Anamnesis.

    Todos los conocimientos que tenemos son, pues, a priori, es decir, antes o con independencia de nuestra experiencia; antes de que intervengan los sentidos ya teníamos esas ideas. Lo que pasa es que al ponernos en contacto con la realidad sensible el árbol, la casa, el libro, etc., es recordado que la idea de árbol, casa, libro etc., ya estaban en mí, que yo ya tenía antes de que tuviera esa experiencia sensible.

    Estas ideas, por tanto, no se adquieren con la experiencia ni con el esfuerzo de la reflexión o el estudio.

  • La antropología platónica

  • El hombre es un conjunto de dos realidades distintas.

  • Para este autor, el hombre es una especia de unidad formada de cuerpo y alma. Se trata de una unión accidental, algo así como el jinete está unido a su caballo.

  • El cuerpo:

    • Es la cárcel del alma

    • Es un mal, por las necesidades que crea al alma y porque le impide buscar la verdad.

    • Es una pesada carga de la que tiene que liberarse poco a poco, de la que tiene que purificarse, para tener acceso a la contemplación de las ideas.

    • Es el que fuerza al alma a tener posesiones materiales, a ambicionar cosas de este mundo sensible, es el que impulsa al hombre a las guerras y a toda clase de violencia.

  • El alma:

    • Es completamente superior al cuerpo

    • Es lo que en definitiva constituye nuestro Yo.

    • Es el auténtico hombre, el cuerpo es solo una sombra, una apariencia, el alma lo es todo en el hombre; es el propio y verdadero ser de cada uno de nosotros.

    • El alma racional ha sido creada directamente por el Demiurgo tomando como modelo las ideas eternas.

    • El alma toma todos los conocimientos, todas las ideas de esta primera existencia.

    Esta unión es algo difícil de entender, puesto que el alma, creada directamente por los dioses, desciende en un carro alado a la tierra, al mundo sensible, y se une a un cuerpo accidentalmente. El cuerpo pertenece a una naturaleza mas o menos depravada; lo que vale es el alma.

  • Partes o clases de alma.

    • ­­Alma racional: el puro pensar y la contemplación suprasensible de la verdad; de naturaleza divina y situada en el cerebro. “ es inmortal”

    • Alma irascible: fuente de pasiones nobles (valor, ira, esperanza, ambición) situada en el tórax e inseparable del cuerpo, y por tanto mortal.

    • Alma concupiscible: fuente de pasiones innobles, como el instinto de conservación y en sensual, situada en el abdomen y también mortal.

    También éste teoría es dualista al poner una parte del alma como inmortal y otras como mortales. Estas partes del alma tienes estrecha relación con la vida individual ética y la concepción política de la sociedad

  • La transmigración de las almas.

  • Las almas salen de las manos del demiurgo, todas iguales, eternas y atemporales; y van a parar a algo material: cada una se encarna en un cuerpo concreto sometido a las coordenadas del tiempo y el espacio. Esta la es la primera encarnación.

    Después de la muerte el alma está peregrinando durante unos mil años, en los que se encarna sucesivamente en varios cuerpos, eligiendo su destino.

    Platón establece una jerarquía de valores en las sucesivas transmigraciones: el hombre irá eligiendo encarnarse en el cuerpo de cada uno de estos personajes, según el grado de virtud que quiera para él:

  • Filósofo

  • Rey

  • Hombre de estado, padre de familia o comerciante.

  • Gimnasta, artista o médico

  • Profeta o sacerdote.

  • Poeta

  • Obrero artesano o labrado

  • Sofista o demagogo

  • Tirano

  • Por otra parte, esta escala de valores representa un claro clasicismo antropológico, en la que se nota una marcada preferencia con la aristocracia, y su nostalgia por la política y un claro desprecio por los trabajadores.

  • La virtud del alma: ética y política

  • ¿En qué consiste la virtud del alma?

  • No hay un concepto estable de virtud en la filosofía platónica, sino diversos conceptos:

  • Sabiduría: conocimiento del bien, belleza y justicia.

  • Purificación:

  • Armonía: es el equilibrio perfecto que es capaz de armonizar lo interno (pasiones) con lo externo (bien). La prudencia (propia de los gobernantes) la fortaleza (propio de los guardianes) y la templanza (propia de los artesanos). El hombre virtuoso es el que es capaz de equilibrar la parte racional con la irascible y concupiscible de su organismo.

  • Relación entre alma, virtud y clases sociales

  • El origen de la sociedad

  • Para los griegos, ética y política no son dos conceptos o realidades separadas: la ética no es independiente de la política. El hombre no es sólo un individuo, sino que, junto con eso, es un ciudadano; y es precisamente en la polis, la ciudad, donde adquiere las virtudes éticas.

    Ésta responde a las necesidades humanas: ningún hombre se basta a si mismo, sino que necesita de muchas cosas: <<La primera de ellas es la provisión de alimentos para mantener la existencia y la vida>>. Todos nos necesitamos mutuamente; cada uno aporta su especialidad a la comunidad. Y se pregunta Platón: <<¿Y cómo atenderá la ciudad a la provisión de tantas cosas?, ¿no habrá alguno que sea labrador, otro albañil, y otro tejedor?>>

    A partir de estas necesidades establece Platón la división del trabajo; esta división es la propia de tres tipos básicos de actividades; y entonces las disposiciones naturales de cada ciudadano determinan las distintas actividades sociales para proveer a la ciudad:

  • Gobernantes, actividades de gobierno.

  • Guardianes o guerreros, actividades de defensa.

  • Artesanos, actividades productivas.

  • Y esto da origen a las clases sociales. Platón hace coincidir la Filosofía con el Poder: en la cumbre social se encuentran los Gobernantes (poder) y los únicos que lo hacen bien son los filósofos, se trata del Rey Filósofo (propio de un sistema aristocrático y no democrático; el Filósofo es él, Platón); debajo, a sus órdenes se sitúan los guerreros o guardianes de la ciudad; y más abajo los artesanos, los que producen bienes y servicios a la ciudad.

  • Formas de gobierno

  • Entre las formas de gobierno, éste es el orden preferido de Platón:

          • Aristocracia: (de aristós = mejor; crateo = mandar). Es el gobierno de <<los mejores>>, tanto si manda uno como varios. Es la forma mejor de gobierno.

          • Timocrácia: (timé = honor). Es el gobierno de los que tiene4n cierta trenta y honor. No mandan los mejores sino lo más ambiciosos. Están hechos más para la guerra que para el buen gobierno.

          • Oligarquía: (oligós = pocos). Mandan los explotadores, los que están a la caza de puestos, y esto impide el buen gobierno.

          • Democrácia: (demos = pueblo). Es el gobierno del pueblo. Predomina la libertad sobre todo en el hablar; no hay una autoría rígida que domine a los demás; todos son iguales. Platón, como enemigo de la democracia, dice que es la perversión del orden y la fuerza.

          • Tiranía: Es la degradación política. La peor forma de gobierno. Es la consecuencia de la democracia.

    RESUMEN

    La República no es un libro que exprese una utopía socialista, como ha llegado a decirse, sino una propuesta reaccionaria de sujeción de toda la comunidad a una clase gobernante aristocrática. Así lo expresa él en la jerarquía de valores: <<Al formaros, los dioses hicieron entrar oro en la composición de cuantos están capacitados para mandar; plata en la composición de los auxiliares (guardianes o guerreros); bronce y hierro, en la de los labradores y demás artesanos.

    Platón dice que todos serán felices en la ciudad si cada uno procede conforma a la naturaleza propia, cuando cada cual realiza su tarea, lo suyo. No se trata de lo que cada cual quiere hacer, sino de lo que <<debe>> hacer.

    Para Platón, la cuestión política es a la vez cuestión ética: cada ciudadano debe practicar aquellas virtudes que corresponden al grupo social al que pertenece, y en eso consiste la Justicia. ¿Quién decide la pertenencia a un determinado grupo social?

    Parece ser que Platón tiene una concepción estática d la sociedad, basada en un determinismo rígido; ¿dónde se quedan las ideas griegas de libertad, democracia, participación de los ciudadanos, etc.?

    Muchas de estas ideas las corrigió Platón en su libro Las leyes, ya en su vejez, y reconoce que esto es un ideal, pero que de hecho es impracticable.

  • Interpretación del texto La República

  • Es una forma de diálogo entre Platón y Glaucón. En ella Platón expone sus pensamientos de dentro hacia fuera de la cueva. Explica 2 tipos de conocimiento mediante el mito de la caverna.

  • Primera cara

  • Platón explica a Glaucón la representación de la caverna en la que se encuentran unos hombres determinados.

    Estos llevan encadenados mucho tiempo solo viendo sombras y cuando salen, ven la luz, el bien, la realidad del mundo. Platón afirma a Glaucón que dichas personas verían en un principio con alguna dificultad.

    Lo que propone Platón es un viaje de dentro a fuera de la caverna, teniendo dicho viaje las interpretaciones siguientes:

  • Pasar de las tinieblas a la luz

  • Salir de la cueva para ver el sol (la realidad) cara a cara.

  • Pasar del mundo sensible al mundo suprasensible de las ideas.

  • Subir de la opinión a la verdad

  • Liberarse de los sentidos, ya que nos engañan.

  • Cuando esas personas que estaban en el mundo de las cavernas se hayan adaptado al mundo de la luz, comprenderán que esa luz es la causa de todas las cosas que ellos habían visto anteriormente.

  • Segunda cara

  • Platón afirma que las personas que suben al mundo de las idea, le es difícil quedarse allí. Ellos deberían bajar a la caverna y quedarse allí. Porque al llegar a las cavernas y explicar todo lo que han visto en el mundo de las formas, puede significar para los encadenados algo que no corresponde con esas personas encadenadas, cosas muy altas para ellos. Deben permanecer en la ignorancia.

    • Luz: Mundo de los guardianes y de los reyes filósofos.

    • Caverna: Mundo de los artesanos y campesinos.

    También se puede constatar el proceso educativo que han de seguir los sabios, desde la niñez hasta los cincuenta años. Se ve claramente que la clase artesana queda excluida a la hora de optar a dirigir la polis o el estado. Para Platón esta clase debe de sentirse orgullosa de desempeñar su tarea propia, que es la de producir los alimentos, mientras que la de los filósofos es la de gobernar.

  • Tercera cara

  • Platón afirma que cada uno debe estar en su clase social, los artesanos abajo, los guardianes en medio y los sabios arriba.

    Tiene que ser una cosa natural y justa que unos estén suministrando alimentos, otros defendiendo la ciudad y otros gobernando la ciudad.

    A los reyes filósofos hemos de imponerles dirigir y gobernar la ciudad, ya que ellos son los más aptos y adecuados para ello.

  • Cuarta cara

  • Es necesario que no tengan acceso al gobierno los que están enamorados del mismo (o sea, que nunca podrán llegar a este estatus). Ya que podría ser origen de disputa. Deben dirigir el estado las personas inteligentes. A los sabios hay que enseñarles una serie de disciplinas para que sepan sobre todo.