Platón

Historia de la filosofía. Filósofos antiguos. Teoría de las ideas. Teoría del conocimiento. Teoría moral y política. Antropología. Biografía. Vida y obra

  • Enviado por: Juan
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

PLATÓN

VIDA Y OBRA:

Platón nace en Atenas en el seno de una familia aristocrática. Se inclinó a la vida política, como su familia, pero se vio decepcionado de ella tras la condena de muerte que la democracia hizo recaer sobre su profesor, Sócrates, unos años después. Desde este momento la filosofía para él es el único medio posible para salir de la crisis en la que se encuentra la sociedad. Viaja a Siracusa (sicilia) para intentar poner en práctica sus ideas políticas. Pero este fracaso lo hace volver a Atenas, donde funda la ACADEMIA e intensifica su actividad filosófica.

Tanto el origen como el fin de su filosofía es la política, pues todo su pensamiento pretende en última instancia buscar el Estado justo.

La evolución en su actitud política va desde la ira, que trata de mejorar las cosas, hasta la desesperanza en su vejez, en la que trata de perfeccionar su teoría.

La mayoría de sus escritos están redactados en forma dialogada, en un lenguaje sencillo y muy didáctico.

El personaje central de sus diálogos es Sócrates. En torno a él aparecen personajes de su tiempo, amigos y discípulos de Platón, sofistas, filósofos y también familiares. En cada diálogo se centra en la investigación de un tema.

Clasificación de las obras:

La cronología de los diálogos no está muy clara, pues los datos son escasos e inciertos. Pero fue la estilometría el criterio más utilizado para la solución del problema; consiste en el estudio de los fenómenos estilísticos que aparecían o desaparecían con frecuencia en cada época.

Las obras de Platón las podemos clasificar en 4 períodos:

- Período de juventud: diálogos en forma dramática, donde se discuten problemas éticos sin darles una solución

- Período de transición: primer viaje a Sicilia y funda la Academia. Se observa un ataque centrado en los sofistas, tratando los temas favoritos de estos.

- Período de madurez: escribe las obras más representativas de su pensamiento. Se encuentran los principales mitos platónicos. Teoría de las ideas y bases de la epistemología, ética y política.

- Período de autocrítica y de vejez: somete a revisión todas las concepciones anteriores. Aquí Sócrates ya no es el protagonista principal.

LA TEORÍA DE LAS IDEAS

La idea central de la filosofía de Platón es que el mundo que conocemos por los sentidos no puede ser totalmente real. Es un mundo imperfecto e inestable, en constante cambio y decadencia. El conocimiento no puede estar sujeto a errores; si pensamos que el conocimiento es algo alcanzable, tiene que haber un mundo de objetos estables y perfectos detrás de los objetos que captan nuestros sentidos. La tarea del filósofo será la de investigar este mundo que Platón llama EL MUNDO DE LAS IDEAS.

Hay un mundo ideal, perfecto, que existe realmente, distinto y anterior al mundo sensible: el mundo de las ideas. El mundo sensible, que es el mundo de las cosas que podemos ver y tocar, no es más que una copia o imitación del mundo de las ideas. Platón formula un dualismo entre los dos mundos, el sensible y el inteligible.

Los dos mundos:

El mundo de las ideas es una realidad invisible, no visible por los sentidos: consiste en la aceptación de realidades absolutas, eternas, inmutables, universales, independientes del mundo de los fenómenos. Para Platón, idea no es un simple concepto mental sino una realidad extramental, que tiene existencia objetiva.

Todas las esencias o especies de los objetos del mundo sensible tienen en el mundo inteligible su correspondiente forma o idea. Las ideas son modelos, prototipos o paradigmas de las cosas materiales. También son causa de las cosas. Las ideas son las causas ejemplares, fines o modelos de las cosas.

Las ideas son las esencias de las cosas. Son simples, únicas, incondicionadas y absolutas. Solo las podemos percibir por la inteligencia o raciocinio, y su conocimiento nos proporciona la verdad.

Existen múltiples ideas, jerárquicamente estructuradas. Esta gerarquizacion está presidida por la idea del bien que se identifica con la verdad y la belleza. Identifica las ideas con números ideales.

El mundo sensible es la realidad visible, percibida por los sentidos, está en constante cambio. Este es el mundo material, por tanto despreciable. Este es el mundo de los seres naturales, que son generables y corruptibles, compuestos, divisibles, imperfectos... Tienen las propiedades opuestas a las ideas. No es el verdadero sino apariencia del ser.

Su conocimiento nos proporciona la opinión (DOXA), que es un conocimiento imperfecto y despreciable, propio del hombre común.

Mundo ontológico: Platón utiliza la teoría de los dos mundos para explicar la realidad. Entre estos dos mundos sensible / inteligible hay un abismo (CHORISMÓS), es el abismo entre lo eterno y lo temporal. Pero Platón utiliza varias metáforas para relacionar estos mundos: la participación (MÉTHESIS), la imitación (MÍMESIS) y la presencia (PAROUSÍA).

En el periodo autocrítica creó una relación dialéctica entre ellos, de tal manera que para el Platón de esta época no se puede afirmar sin más que en el mundo de las ideas no existe movimiento ni cambio.

Génesis del mundo sensible:

En el diálogo del Timeo habla de un demiurgo como de un genis poderoso, elemento configurador, que le impone a la materia una estructura y le proporciona una inteligibilidad y una consistencia. El demiurgo es inferior a las ideas en perfección, pero es eterno, inmutable, inteligente y bueno.

Se encuentra a medio camino entre el mundo de las ideas y el mundo sensible. Introduce el concepto de espacio o lugar como receptáculo universal que acoge a todos los objetos que nacen y perecen.

En la constitución del universo, los cuatro elementos adquieren su consistencia al estructurarse geométricamente en la forma de los sólidos regulares. El cosmos tiene la figura más perfecta: la esfera.

LA TEORÍA DEL CONOCIMIENTO

Las ideas y las identidades matemáticas corresponden al mundo inteligible y las cosas y las imágenes corresponden al mundo visible o sensible.

Los niveles de conocimiento son:

- Inteligencia o intuición intelectual (noesis) acción directa del nous

- Pensamiento o razonamiento (diánoia) acción mediada del nous

- Percepción (pístis) dominio del sentido común, caracterizado por la adhesión.

- Ilusión (eikasía) el que parece ser y no es; dominio de los sueños, imágenes, alucinaciones, espejismos, nivel propio del niño o del salvaje.

La dialéctica:

Es imitada por la facultad de la vista. Cuando alguien intenta por la dialéctica llegar al que cada cosa es en si y no se detiene hasta que capta por medio de la propia visión intelectual lo que es el bien en si, llega realmente al término mismo del inteligible.

Casi todas las artes se ocupan o de las opiniones o de sus deseos, o bien de la producción, fabricación y cuidado de los objetos naturales o fabricados.

Epistemología:

En el pensamiento de Platón la realidad y el conocimiento están íntimamente unidos. Se puede decir que existe para el conocimiento la objetividad y la universabilidad. Pretende delimitar el objeto del conocimiento y explicar las vías de acceso al mismo.

Platón con su teoría de las ideas cree encontrar un objeto estable y permanente para la ciencia. Pero dicha teoría provoca otro problema: la dificultad de conocer las ideas cuando estas pertenecen a otro mundo distinto del nuestro.

Platón parte de que los objetos de la percepción sensible están en continua movilidad por eso, de estos objetos no podemos dar una definición válida para siempre y para todos; entonces la ciencia no se puede reducir a las sensaciones por ser engañosas y cambiantes. La ciencia solo puede abarcar lo estable, pues solo lo estable es universal y objetivo. Lo estable para Platón son las ideas, que se corresponden con las esencias.

-Grados del conocimiento:

Opinión y ciencia son los dos niveles fundamentales.

Estos niveles se diferencian por su objeto de estudio:

- La opinión (dóxa), conocimiento sensible o sensorial, consiste en los objetos sensibles, particularidades y concretos.

- La ciencia (epistéme), conocimiento racional o intelectual, consiste en las ideas, inteligibles y universales.

El filósofo pretenderá el conocimiento de la esencia de las cosas, enterándose de que son copias de las ideas, sus encarnaciones.

Los tipos de conocimiento son proporcionales a los grados de realidad. Platón es un filósofo racionalista y antiempirista, pues desprecia el papel de la experiencia sensible en cuanta fuente del conocimiento humano, cosa que luego negará Aristóteles.

Dentro del conocimiento podemos observar varios grados:

- Inteligencia o intuición intelectual (noesis),

- Pensamiento o razonamiento (diánoia)

- Ilusión o apariencia (eikasía)

Los dos primeros grados pertenecen a la Epistéme y los dos últimos a la dóxa.

-Procedimientos para conocer las ideas:

Platón menciona caminos auxiliares para aprehender las ideas como la música, la geometría y la aritmétrica; pero el método por excelencia es el de la dialéctica.

Para platón el método filosófico consiste en una contraposición entre la opinión y la crítica de la misma.

La dialéctica es una noción compleja por tener varios significados o sentidos tanto como método racional del diálogo completado con un análisis y síntesis; o como arte que evoca el recuerdo de las ideas. Este es un proceso ascensional de carácter intelectual del alma que progresivamente se libera de la multiplicidad del mundo sensible, de las apariencias en constante mutación. Con ese fin se vale de las artes y se eleva a las ideas morales y estéticas, para desde estas, finalmente, dirigirse cara al bien. Es un proceso de interiorización de la conversación socrática por lo que el alma se dirige desde el condicionado hasta el incondicionado (o bien).

Así la purificación del alma consiste en el esfuerzo especulativo en aproximaciones sucesivas por las que el alma se eleva poco a poco en el camino de la verdad y se aleja de la percepción sensible, fuente de errores y de ignorancia.

En los últimos diálogos la dialéctica significa también la estructura misma de la realidad.

Existe una dialéctica emocional, es famoso el amor platónico, que consiste en un proceso ascendente promovido por el impulso erótico. La filosofía es el amor que busca la captación de la belleza absoluta. Si no existe la belleza como tal sería imposible la elevación del alma hasta el bien.

Para Platón conocer es recordar (anámnesis), teoría de la reminiscencia.

ANTROPOLOGÍA

El dualismo entre mundo inteligible/mundo sensible se traduce en la antropología en el dualismo cuerpo/alma.

El cuerpo (soma) es una cárcel para el alma, pues el cuerpo es material; imperfecto, mutable y despreciable; pertenece al mundo sensible; es una vivienda temporal para el alma.

El alma (psyché) tiene una naturaleza bien diferente, es espiritual, eterna, inmoral, simple, pertenece al mundo inteligible.

La unión del cuerpo y el alma es una unión accidental, incómoda y transitoria, pues son de naturalezas heterogéneas y se encuentran vinculadas en el mundo sensible, pero el alma, que pertenece a otro mundo, desea liberarse del cuerpo y volver a su propio lugar, que es le mundo de las ideas.

El acceso al mundo de las ideas tiene lugar a través del conocimiento, pero para Platón conocer es recordar. Esta es la teoría de la reminiscencia o del recuerdo, el alma antes de venir a este mundo contempla las ideas, pero al caer en el cuerpo olvida todo, pero algo queda en el alma como idea innata. Recordando, la persona recupera lo que ya sabía, el verdadero ser de las cosas, las ideas.

El alma es fuente de movimiento. El ser humano es su alma, pues esta es superior al cuerpo ya que lo anima, le da vida y lo gobierna.

El alma está estructurada en tres partes diferentes que hay que entender como funciones y no como partes. Hay una parte racional que conoce inteligentemente y dirige las otras dos partes: la irascible que simboliza el valor y la bondad y la concupiscible que simboliza el deseo y la pasión sensible.

En este mito Patón intenta solucionar el problema de lo racional e irracional del ser humano reclamando la necesidad del gobierno de la función racional sobre la irracional

Una vida buena consistirá en que cada parte del alma funcione adecuadamente en su propio lugar. La razón que dirija el alma tiene que ser formada mediante educación, que consistirá en volver la mirada cara la idea de bien que alumbra el orden de las ideas por el camino de la dialéctica hasta encontrar la armonía o justicia.

La inmortalidad es la característica propia del alma, el alma está unida al cuerpo, pero esta tiende a su lugar natural, el mundo de las ideas.

Cuando la persona muere, las almas totalmente purificadas marcharán al mundo de las ideas eternas, donde serán felices, Pero las almas no purificadas irán a la región infernal, donde serán castigadas a padecer sufrimientos ruines.

LA TEORÍA MORAL

La obra platónica nace de una preocupación ética.

Frente al relativismo moral de los sofistas. Platón piensa que los conceptos morales pueden ser definidos, y con su teoría de las ideas encuentra el carácter absoluto de los conceptos ético-políticos.

Para Platón la ética tiene como finalidad que el individuo encuentre la fidelidad, y esta se encuentra en la práctica de la virtud. La virtud es un camino cara el bien y la justicia.

La virtud puede equivaler la sabiduría, que consiste en la contemplación de las ideas. Defiende el intelectualismo moral de Sócrates de manera más moderado; por lo tanto identifica virtud con saber y con felicidad.

La virtud también puede equivaler la purificación como salud del alma. Así el alma purificada es aquella en la que cada parte de la misma cumple su función: la racional, la sabiduría y la prudencia, la irascible, la fortaleza siendo valerosa, y la concupiscible, la temperanza siendo temperada.

La virtud será el equilibrio o armonía de las tres partes.

Así pues, la justicia es una especie de salud en el individuo, una forma de vivir bien, y la injusticia una especie de enfermedad.

La virtud es un concepto clave:

- Busca el conocimiento del bien, ascensión dialéctica al mundo de las ideas.

- Pretende purificar el alma transcendiendo el mundo sensible.

- Solo en la ciudad justa es posible educar los ciudadanos justos.

El individuo por si solo no puede llegar a la perfección, se hace necesario el Estado o comunidad política.

LA TEORÍA POLÍTICA

Platón se nos presenta como un reformador social exponiendo su modelo de sociedad perfecta. La República es el diálogo donde hace la exposición más completa y sistemática de su pensamiento político. Esta obra se puede considerar una utopía, en el sentido que establece un modelo de organización social construido con criterios exclusivamente teóricos de lo que se deriva una crítica, pues desde el principio la crisis social y los problemas políticos de la polis ateniense le preocupan e intenta darles respuesta en una fundamentación filosófica.

El ser humano es un ser social por naturaleza; los individuos necesitan unos de los otros por la necesidad de abastecimiento, y, de esta manera se produce el pacto social. Este da origen a as formas de sociedad intentando resolver el problema de la no autosuficiencia del individuo, estableciéndose la división del trabajo que lleva a la aparición de clases o estamentos que se definen en la función que cumplen en la sociedad. Toda la organización social se basa en el principio de especialización.

Para Platón es muy importante establecer lo que puede ser un Estado Ideal, perfecto. El individuo solo se puede hacer perfecto en un estado perfecto y a la inversa, el Estado solo puede ser perfecto si sus ciudadanos son virtuosos.

Platón estructura y organiza la sociedad en tres clases rígidas

- Los productores: atienden las necesidades más elementales de la vida humana.

- Los defensores o guerreros: se dedican al mantenimiento de la convivencia social, a la ampliación del territorio y a la defensa de la cuidad de las agresiones exteriores. Establece un ejército profesional de personas escogidas entre los ciudadanos que posean virtudes especiales para esta función.

- Los gobernantes: Estos serán los mejores de entre los guardianes, serán rígidamente educados en la búsqueda de a verdad. Estos son los filósofos.

El estado es como un individuo de gran tamaño. Establece un paralelismo individuo-ciudad relacionando la antropología y la política. El Estado es como un individuo gigante, tiene cuerpo y alma.

La justicia es el objetivo del Estado perfecto, es la virtud de a ciudad. La justicia es una virtud política, es la más alta de las virtudes y se alcanza por medio de la política, de esta manera Platón nos hace ver como la política es la conclusión de toda la tarea del filósofo y subordina la ética a la política.

La igualdad de sexos y la abolición de la familia son también puntos importantes. Platón apunta que las mujeres están igualmente dotadas, por lo tanto han de ser educadas en las mismas exigencias que los hombres para luego poder acceder a las mismas funciones sociales.

Habla también de abolir la familia por estar vinculada a la propiedad y a los instintos egoístas. Pero este regulamiento va a ser específico para la clase gobernante y la defensora, pues estos tienen que estar por enzima de los intereses particulares y de las tentaciones interesadas egoístas, procurando únicamente el bien común.

-Las formas de gobierno:

Para Platón la historia es decadencia. La monarquía o aristocracia es la forma más perfecta de gobierno. La decadencia de esta forma origina la timocracia, o poder militar, y cuando esta degenera da lugar a la oligarquía, minoría codiciosa y rica que explota a los otros hombres, pero estos, cuando se cansan, acaban con ellos y se apoderan del gobierno originando la democracia.

Se puede establecer un paralelismo con las formas del alma. El alma perfecta es aquella en la que sus tres partes se ordenan en la forma que les es propia. La degeneración del alma comienza cuando las partes inferiores pretenden los principios rectores.