Platón

Filosofía griega. Pensamiento platónico. Contexto histórico. Ambiente filosófico

  • Enviado por: Jose Maria Granados De Torres
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

Platón: Contesto histórico-filosófico

La vida de este gran filósofo, considerado como padre de la filosofía occidental, se desarrolló entre el 428 y el 350 antes de Cristo. En cuanto a la situación histórica de Grecia, podemos decir que Atenas, tras su triunfo en las Guerras Médicas, se convierte en la ciudad estado más importante y atraviesa por una época de esplendor. Nos referimos al siglo V antes de Cristo, periodo de esplendor de la cultura ateniense. En este momento histórico hay que señalar el importante papel que desempeñó, en todos los órdenes, Pericles. Efectivamente, él fue quien consolidó la democracia en Atenas, estuvo al frente del partido demócrata y llegó a ser elegido 15 veces consecutivas Jefe de Gobierno. Empleó medios pacíficos, y levantó obras sociales y culturales de gran importancia. En su época surgieron historiadores, escultores, literatos y artistas de gran altura. También contamos con filósofos como Anaxágoras, los sofistas o Sócrates.

Desde el punto de vista político y militar, hemos de señalar que Pericles tuvo que afrontar las Guerras de Peloponeso (431-404), donde murió con la peste como otros tantos atenienses. Platón nació precisamente a comienzos de estas guerras, que son fundamentalmente la lucha entre dos estados-ciudades: Atenas y Esparta. Ambas se disputaban el liderazgo de la Magna Grecia. Eran dos ciudades muy diferentes. Atenas es la representante de la democracia, mientras que Esparta es la firmen defensora de la Aristocracia; los espartanos son guerreros por educación, procedentes de familias ricas que dominaban por la fuerza de las armas y por la fuerza del dinero. Es, pues, la lucha entre dos bloques, entre dos formas de entender la sociedad; es la lucha entre la Democracia y la Aristocracia. Esparta, ciudad inmovilista y de mentalidad cerrada, rivaliza contra una Atenas, abierta y democrática. Era también, en cierta medida, la lucha de la tierra contra la mar.

Sin embargo, por ironías del destino y paradojas son comunes en la política, la libre y aparentemente flexible Atenas, representada por un imperialismo brutal y avasallador; mientras que Esparta pretendía defender la autonomía y libertad de las ciudades. El resto de las ciudades griegas, que no soportaban ya más el imperialismo de Atenas, se unen a Esparta y luchan por su libertad contra Atenas. La guerra duró más de 30 años, y acaba con la victoria de Esparta y sus aliados. Platón, cuya preocupación principal era la política, asistió a ese acontecimiento que supusieron el fin de la democracia (sistema que siempre combatió) ateniense. El gobierno de los Treinta Tiranos que sustituyó ala democracia, influyó de forma decisiva en la vida política de Platón; creyó que iban a sacar a la ciudad de la injusticia y a gobernarla correctamente. ; pero pronto se desilusionó y hasta tuvo que soportar la condena a muerte por ese gobierno de su admirado maestro Sócrates. Posteriormente intentó varias veces en la política con sus proyectos de reforma, pero fracasó y se fructó su vocación. Es el momento en el que intenta hacer coincidir la Filosofía con el Poder. Es el más sabio, el más virtuoso, el Rey filósofo, el que está llamado a gobernar.

En cuanto al ambiente filosófico de la época, podemos decir que desde el siglo V antes de Cristo dominaban las ideas de los sofistas, a los que Sócrates y Platón combatieron con fuerza. El esfuerzo de los sofistas no se pone tanto en la búsqueda de la verdad, cuanto en el arte de convencer a otro, hasta llegar al triunfo político. Les interesa más llegar al gobierno que al triunfo de la verdad. Tenían muy claro que saber es poder. La época sofistica es indicadora de una crisis profunda de la sociedad ateniense, en la que los valores tradicionales no sirven ya ante la nueva situación democrática. Se va imponiendo una nueva escala de valores basada en el relativismo, escepticismo y convencionalismo. Por lo tanto, cada ciudadano tiene su propia verdad, que no tiene porqué coincidir con la de los demás. No hay verdades absolutas ni tampoco leyes universales válidas. No existe una norma fija de conducta y todo depende del acuerdo de los hombres concretos, cuyas ideas pueden cambiar. Lo que caracteriza, pues, al movimiento sofista es ese no estar seguro de nada.

Platón siguió las enseñanzas de su maestro Sócrates, contemporáneo de los sofistas y radicalmente opuesto a ellos. En esta obra que estamos comentando (en La República), que es la fundamental del pensamiento platónico, vemos que su maestro es el personaje central del diálogo siempre en lucha dialéctica con los sofistas. Platón, igual que Sócrates, piensa que el movimiento sofista ha supuesto para Grecia la destrucción de los verdaderos valores. Pensaba que el sistema democrático llevaba al caos y era necesario restaurar el lenguaje como vehículo de expresión de la verdad. Había que superar la apariencia y la superficialidad a la que se había llegado y buscar nuevamente la sabiduría. La verdad es única, absoluta y universal y para ello Platón constituye un mundo de ideas permanente e inmutable.

En La República, como prácticamente en todos sus diálogos, refleja los problemas que preocupan en su época. Además, casi todos llevan nombres de personajes históricos y por lo tanto encarnan maneras de pensar y mentalidades diferentes.

Veamos que la gran preocupación de Platón es conseguir una ciudad mejor, perfecta, bajo su punto de vista, si es posible. Por eso, su ideal es la realización de la JUSTICIA y esto solo se puede realizar por medio de la educación. Piensa que la cuestión política es a su vez una cuestión ética: cada ciudadano debe practicar aquellas virtudes que le corresponden al grupo social al que pertenece, y en eso consiste la justicia. Pero, nosotros podemos preguntar ¿Quién decide la pertenencia a un determinado grupo social?, ¿Por qué toda la comunidad tiene que estar sujeta a una clase gobernante aristocrática? ¿Quién decide esa jerarquía de valores?, Etc. Para ser que Platón tiene una concepción estática de la sociedad, basada en un determinismo rígido: ¿dónde se quedan las ideas griegas de la libertad, democracia, participación de los ciudadanos, etc.?