Plásticos en la industria alimentaria

Alimentación. Alimentos. Celuloide. Celulosa. Polietileno. Polipropileno. PVC (Cloruro De Polivinilo). Nylon. Teflón. Metacrilato de metilo. Policarbonato

  • Enviado por: Hugoalbarn
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
publicidad

'Plásticos en la industria alimentaria'

PLÁSTICOS UTILIZADOS

EN LA INDUSTRIA ALIMENTARIA

'Plásticos en la industria alimentaria'
'Plásticos en la industria alimentaria'
'Plásticos en la industria alimentaria'

ÍNDICE

PÁGINA

HISTORIA

3

PVC

5

NYLON

7

POLIPROPILENO

8

POLIETILENO

9

TEFLÓN

10

METACRILATO

11

POLICARBONATO

12

HISTORIA

El primer plástico se origina como resultado de un concurso realizado en 1860 en EE.UU., cuando se ofrecen 10.000 dólares a quien produjera un sustituto del marfil -cuyas reservas se agotaban -. El premio fue para John Hyatt, quien inventó un tipo de plástico al que llamó celuloide.

El celuloide se fabricaba disolviendo celulosa (un hidrato de Carbono obtenido de las plantas) en una solución de alcanfor y etanol. Con él se empezaron a fabricar distintos objetos como mangos de cuchillo, armazones de lentes y película cinematográfica. Sin el celuloide no hubiera podido iniciarse la industria cinematográfica a fines del siglo XIX. El celuloide puede ser ablandado repetidamente y moldeado de nuevo mediante calor, por lo que recibe el calificativo de termoplástico.

En 1907 Leo Backeland inventó la baquelita, el primer plástico calificado como termófilo o termoestable, es decir, plásticos que pueden ser fundidos o moldeados mientras están calientes, pero que no pueden ser ablandados por el calor y moldeados de nuevo una vez que a fraguado. La baquelita es aislante y resistente al agua, a los ácidos y al calor moderado. Debido a éstas características se extendió rápidamente a numerosos objetos de uso doméstico y componentes eléctricos de uso general.

Los resultados alcanzados por los primeros plásticos incentivó a los químicos y a la industria a buscar otras moléculas sencillas que pudieran enlazarse para crear polímeros. En la década del 30, químicos ingleses descubrieron que el gas etileno polimerizaba bajo la acción del calor y la presión, formando un termoplástico al que llamaron polietileno (PE). Hacia los años 50 aparece el polipropileno (PP).

Al reemplazar en el etileno un átomo de hidrógeno por uno de cloruro se produjo el cloruro de polivinilo (PVC), un plástico duro y resistente al fuego, especialmente adecuado para cañerías de todo tipo. Al agregarles diversos aditivos se logra un material mas blando, sustitutivo del caucho, comúnmente usado para ropa impermeable, manteles, cortinas y juguetes. Un plástico parecido al PVC es el politetrafluoretileno (PTFE), conocido popularmente como teflón y usado para rodillos y sartenes antiadherentes.

Otro de los plásticos desarrollados en los años 30 en Alemania fue el poliestireno (PS), un material muy transparente comúnmente utilizado para vasos, potes y hueveras. El poliestireno expandido (EPS), una espuma blanca y rígida, es usado básicamente para embalaje y aislante térmico.

También en los años 30 se crea la primera fibra artificial, el nylon. Su descubridor fue el químico Walace Carothers, que trabajaba para la empresa Du Pont. Descubrió que dos sustancias químicas como el hexametilendiamina y ácido adípico podían formar hilos que podían tejerse. Su primer uso fue la fabricación de medias y otros tejidos combinados con algodón o lana. Al nylon le siguieron otras fibras sintéticas como por ejemplo el orlón y el acrilán.


En la presente década, principalmente en lo que tiene que ver con el envasado en botellas y frascos, se ha desarrollado vertiginosamente el uso del tereftalato de polietileno (PET), material que viene desplazando al vidrio y al PVC en el mercado del envase.

Se está produciendo una gran revolución con las nuevas tecnologías, de las que cada vez obtenemos mayor precisión y fiabilidad en los diferentes tipos de productos. Además, cabe destacar que, gracias a las nuevas maquinarias, el control de la contaminación es cada vez mayor.


Con el apoyo de las maquinarias de calidad, se ha conseguido aumentar nuestra gama de productos, debido al altísimo nivel al que pueden trabajar.
Se cuenta con productos tales como tarrinas, vasos, cucharillas de café, platos, envases para sandwich, perritos, bollos, planchas para ahumados, bandejas para diversos tipos de alimentos, y un largo etcétera.


Existen envases con seguridad inviolable, como los sellables con film, ajustados a cada uso particular.

PVC.

'Plásticos en la industria alimentaria'

Los químicos le llaman Policloruro de vinilo. Fue descubierto en 1838 por Victor Regnault

En 1912, Fritz Klatte puso a punto los principios de su fabricación industrial.

Y la producción a gran escala comenzó en 1938, cuando se reconocieron sus múltiples posibilidades de aplicación.

Procedencia:

El 43% de la molécula del PVC procede del petróleo y el 57% de la sal, fuente inagotable. Se puede afirmar, pues, que el PVC es el plástico con menor dependencia del petróleo, del que hay disponibilidades limitadas. Por otro lado, es de destacar que sólo un 4% del consumo total del petróleo se utiliza para fabricar materiales plásticos, y, de ellos, únicamente una octava parte corresponde al PVC.

Estructura:

Es ligero, químicamente inerte y completamente inocuo. Resistente al fuego y a la intemperie, es impermeable y aislante (térmico, eléctrico, acústico), de elevada transparencia, protege los alimentos, es económico, fácil de transformar y totalmente reciclabe.

El Policloruro de Vinilo, plástico llamado PVC, es una combinación química de carbono, hidrógeno y cloro. Sus materias primas provienen del petróleo (en un 43%) y de la sal común, recurso inagotable (en un 57%).

Se obtiene por polimerización del cloruro de vinilo, cuya fabricación se realiza a partir del cloro y etileno.

El PVC es un material termoplástico, es decir, que bajo la acción del calor se reblandece, y puede así moldearse fácilmente; al enfriarse recupera la consistencia inicial y conserva la nueva forma.

Pero otra de sus muchas propiedades es su larga duración. Está pensado y formulado para durar. Por este motivo, el PVC es utilizado a nivel mundial en un 55% del total de su producción en la industria de la construcción. El 64% de las aplicaciones del PVC tienen una vida útil entre 15 y 100 años, y es esencialmente utilizado para la fabricación de tubos, ventanas, puertas, persianas, muebles, etc.

Otras propiedades del PVC, que hacen que ocupe un lugar privilegiado dentro de los plásticos, son las siguientes: ligero; inerte y completamente inocuo; resistente al fuego (no propaga la llama); impermeable; aislante (térmico, eléctrico y acústico); resistente a la intemperie; de elevada transparencia; protector de alimentos y otros productos envasados, y de aplicaciones médicas (por ejemplo, tubos y bolsas para plasma; para transfusiones, suero y diálisis; guantes quirúrgicos), económico en cuanto a su relación calidad-precio; fácil de transformar (por extrusión, inyección, calandrado, termoconformado, prensado, recubrimiento y moldeo de pastas); y es reciclable.

Los vertidos controlados seguros para eliminar el pvc

Según un estudio realizado por expertos de tres Universidades de Alemania y Suecia y encargado por el Consejo Europeo de Fabricantes de Vinilo, el Consejo Europeo de Plastificantes, la Asociación Europea de Estabilizadores y la Asociación del Programa Medioambiental de productos Organoestánicos e Hidropolímeros, indica que "la presencia de PVC en vertederos públicos no constituye un riesgo significativo para el medio ambiente".

El proyecto, que ha tenido una duración de tres años, llega a la conclusión de que no debería rechazarse el vertido controlado como opción de gestión de residuos para la eliminación de este material.

La investigación reveló que el PVC es resistente a la descomposición ante las condiciones del vertedero. Aunque se puede producir una pérdida parcial de plastificantes y estabilizadores, los niveles de concentración en la solución de percolación no constituyen riesgo medioambiental. Los niveles de metal encontrados en la solución de percolación no sufren alteraciones por la presencia de PVC y las concentraciones de cloruro de vinilo en el gas del vertedero no proceden del policloruro de vinilo.

'Plásticos en la industria alimentaria'
NYLON

Es una poliamida con excelentes cualidades, tales como dureza, capacidad de amortiguación de golpes, ruidos, vibraciones, resistencia al desgaste, a la abrasión, etc. Es capaz de soportar cargas dinámicas, es bastante resistente al calor y tiene buena resistencia contra algunas materias químicas.

El Nylon es altamente deslizante y tiene muy buena resistencia al desgaste, aún trabajando en seco, por lo que tiene poco envejecimiento si es utilizado como cojinete.

Inercia química casi total. Antiadherente. Ininflamable. Excelente dieléctrico. Amplio margen de temperatura de utilización.

APLICACIONES: Industria química, sustitutivo del bronce, acero, latón, etc.

DENOMINACIONES COMERCIALES: NYLON-6, POLIAMIDA-6, NYLATRON-6, AKULON-6, ULTRAMID-B, DURETHAN-B, TECAMID-6, ERTALON-6 SA, AMIDAN-6.

POLIPROPILENO (PP)

'Plásticos en la industria alimentaria'

El Polipropileno es un termoplástico con buenas características de rigidez y dureza de cuerpo. Tiene buena resistencia al impacto y a la abrasión. Su resistencia a los agentes químicos supera a la mayoría de los termoplásticos, siendo prácticamente inatacado, salvo algunas excepciones.

Se puede utilizar en la manipulación de productos alimenticios, por ser atóxico.

APLICACIONES: Industria química, calderería, portuaria, arandelas, juntas, válvulas, membranas, casquillos, depósitos, cubas de tratamiento de superficie de metales, etc.

DENOMINACIONES COMERCIALES: HOSTALEN PPH, SIMONA PP, VESTOLEN PP, TROVIDUR PP, VAPLATEC PP, ISPLEN PP, PLASTPUR PP, PROPIL.

POLIETILENO-PE:

'Plásticos en la industria alimentaria'

El polietileno es probablemente el polímero que más se ve en la vida diaria. Es el plástico más popular del mundo. Éste es el polímero que hace las bolsas de almacén, los frascos de champú, los juguetes de los niños, e incluso chalecos a prueba de balas. Por ser un material tan versátil, tiene una estructura muy simple, la más simple de todos los polímeros comerciales. Una molécula del polietileno no es nada más que una cadena larga de átomos de carbono, con dos átomos de hidrógeno unidos a cada átomo de carbono. Eso es lo que muestra la figura de la parte superior de la página, pero puede representarse más fácilmente como en la figura de abajo, sólo con la cadena de átomos de carbono, de miles de átomos de longitud:

'Plásticos en la industria alimentaria'

hay varios tipos. Los más importantes son:

POLIETILENO HM PE-300

Bajo peso específico. Aceptable fisiológicamente. Ninguna absorción de agua. Se puede mecanizar por embutición profunda. A prueba de choque y resistencia al impacto.

APLICACIONES: Aparatos químicos y galvanoplastia, laboratorios industriales, ingeniería mecánica, refrigeradores, industria de productos alimenticios, industria cárnica.

POLIETILENO HMW PE-500

Bajo peso específico. Alto peso molecular. Aceptable fisiológicamente. Ninguna absorción de agua. Alta resistencia al impacto. Buenas propiedades de deslizamiento. Resistencia a la abrasión.

APLICACIONES: Revestimiento de depósitos, tanques y silos para canteras, minas y otras instalaciones, ingeniería mecánica, industria del papel, industria de productos alimenticios.

POLIETILENO UHMW PE-1000

Bajo peso específico. Alto peso molecular. Aceptable fisiológicamente. Ninguna absorción de agua. Resistencia extremadamente alta al impacto. Buenas propiedades de deslizamiento. Alta resistencia a la abrasión.

APLICACIONES: PLASTPUR PE, VAPLATEC PE, DESLIDUR, ULTRAWEAR, DUROGLISS, TECAFINE, HOSTALEN GUR, LUPOLEN, ORBILAN PE, POLIET.

DENOMINACIONES COMERCIALES: POLITETRAFLUORETILENO, GAFLON, HOSTAFLON, FLUON, ALGOFLON, TECAFLON PTFE, POLYPENCO PTFE.

TEFLON-PTFE

'Plásticos en la industria alimentaria'

Las características de la unión Carbono-Flúor así como un alto peso molecular confieren al PTFE un conjunto de propiedades excepcionales: gama de temperatura muy amplia de -200 a +250ºC. Resistencia casi total a los productos químicos: la inercia química del PTFE es única. Muy débil coeficiente de rozamiento. Poder anti-adherente. Inflamabilidad. Excelentes propiedades dieléctricas. Buenas propiedades mecánicas: excelente resistencia a la tracción, a muy baja y muy alta temperatura. Buen comportamiento a la fatiga y a los choques. Resistencia total al envejecimiento, a la humedad y a los rayos ultravioletas. No tóxico. El PTFE está clasificado entre los materiales "incombustibles" en el aire.

Los grados cargados son utilizados cuando las propiedades del PTFE puro se comprueba que son insuficientes, esencialmente en el caso de las aplicaciones mecánicas. La incorporación de cargas minerales y metálicas suele ser de grafito, fibra de vidrio, bronce, Mo2S, inoxidable, etc.

APLICACIONES: Material de laboratorio, juntas membranas, segmentos, bombas y compresores, asientos de válvulas, casquillos, manguitos, guías de deslizamiento, empaquetaduras, etc.

DENOMINACIONES COMERCIALES: POLITETRAFLUORETILENO, GAFLON, HOSTAFLON, FLUON, ALGOFLON, TECAFLON PTFE, POLYPENCO PTFE.

METACRILATO DE METILO - PMMA

'Plásticos en la industria alimentaria'

El Metacrilato tiene una gran dureza y rigidez. Puede ser transparente, opaco y de colores. No apto para la fabricación de piezas móviles. Es ideal para la construcción de piezas transparentes para maquinaria, electrotécnica y la industria de rótulos.

El metacrilato es un termoplástico acrílico, polimetacrilato de metilo, que cuenta con numerosas características interesantes:

  • Transparencia de alrededor del 92%.

  • Alta resistencia al impacto (10 a 20 veces la del cristal)

  • Resistente a la intemperie y a los rayos ultravioleta.

  • Excelente aislante térmico y acústico.

  • Peso ligero. Unos 1,18Kg/dm3.(¿?)

  • Superficie dura como el aluminio.

  • Gran facilidad de mecanización y moldeo.

  • Unas doce calidades diferentes.

APLICACIONES: Mirillas, piezas transparentes.

DENOMINACIONES COMERCIALES: PLEXIGLAS, RESARIT, TECACRYL.

POLICARBONATO - PC

'Plásticos en la industria alimentaria'

El policarbonato de bisfenol A es un tipo de termoplástico Esto significa que puede ser moldeado en caliente. Pero el policarbonato usado en anteojos es un termorígido. Los termorrígidos no funden y no pueden moldearse nuevamente. Se utilizan para hacer objetos realmente fuertes y resistentes al calor.

Es un plástico claro usado para hacer ventanas inastillables, lentes livianas para anteojos y otros.

El Policarbonato tiene buenos valores mecánicos. Buena resistencia al impacto. Buena resistencia a la temperatura. Buena estabilidad dimensional. Buenas propiedades dieléctricas. Escasa combustibilidad. Transparencia total. No recomendable para piezas móviles.

Un plástico técnico para la fabricación de piezas para maquinaria y electrotécnia resistente a los golpes. Muy superior al metacrilato.

APLICACIONES: Mirillas, piezas transparentes, protecciones de maquinaria.

DENOMINACIONES COMERCIALES: LEXAN, MAKROLON, TECANAT.

'Plásticos en la industria alimentaria'