Plantas domésticas

Humedad. Floración. Ubicación. Cuidados específicos. Purificación del aire

  • Enviado por: Pistolín
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad

Introducción:

Las plantas, todas ellas aunque alguna casi inapreciablemente, llenan un lugar algo hueco en nuestra vida, el hueco de la sensibilidad, lo que a tan frenético ritmo de vida se escapa de nosotros.

Y es que en nuestras casas, además de su apenas reconocida acción climatizadora y renovadora del aire, realizan una función decorativa y relajante bastante notable y apreciada. Esta última es prácticamente la única razón por la que las compramos. No obstante deberíamos advertir de sus funciones vitales para el resto de los seres vivos y admirarlas y tratarlas como dignamente se merecen.

Lo primero que debemos hacer para tratarlas adecuadamente, es comprender que las plantas “caseras” sólo diferencian de las salvajes en que han tenido que adaptarse a otro medio distinto al suyo natural y por ello debemos habituarnos a tener una seria dedicación con ellas. De su tratamiento no vamos a ocuparnos ahora, pero sí de los factores influyentes para elegir una planta adecuada a nuestras pretensiones.

Cómo elegir las plantas: la salud.

Lo primero al elegir una planta, antes de fijarnos en peculiaridades, es comprobar el estado de su salud, ya que antes de llegar a una floristería ha pasado por el transporte desde el mayorista. Este transporte puede haberle producido una falta de humedad o haberla dejado expuesta a una perjudicial corriente de aire.

Para asegurarnos que se encuentra en perfecto estado, debemos comprobar que su color sea intenso, sus hojas frescas y sanas y sus tallos rectos y turgentes.

Si nos ofrecen una planta con manchas debemos rechazarla pues estas pueden ser el resultado de enfermedades.

Hay que hacer aquí un inciso para explicar que hay plantas con excesiva cantidad de hojas y precisamente por ello, las hojas viejas se marchitan y caen para dejar paso a las nuevas.

Llevemos cuidado con las plantas que aparenten estar un poco descargadas pues pueden haberles quitado hojas enfermas. Para evitar que nos engañen, asegurémonos de que las yemas o brotes se encuentran fuertes y sanos

Cómo elegir las plantas: la floración.

Debemos de adecuar la elección a nuestros propósitos pues si queremos una planta de temporada como la Cineraria, el Exacum o la Browalia solamente para la época de floración, debemos asegurarnos que no le falte ninguna hoja y no tenga ninguna flor mustia pues esto marcaría el inicio de su decadencia con el fin de que dure el mayor tiempo posible.

Si compramos una planta perenne, debemos saber que lo más probable es que el año que viene no florezca o lo haga en otra época, ya que son sometidas a rigurosos métodos de cultivo para hacerlas florecer a destiempo que les producen trastornos (como las Azaleas y Brezos) no obstante hay plantas muy resistentes como Jacintos, Tulipanes y Narcisos, que brotan de bulbos y producen pocos problemas

Plantas domésticas

Pie de foto:

Jacinto cultivado:

La apretada inflorescencia del jacinto cultivado, Hyacinthus orientalis, se parece poco a la especie mediterránea de la cual procede.

Colocación de las plantas:

Una vez hemos seleccionado una planta sana y a nuestro gusto tenemos que encontrarle un lugar idóneo en nuestra casa. Debemos de precisar la luz, el origen de esta, la cantidad y el calor que reciben nuestras plantas.

Muchas de nuestras plantas de hojas verdes, gruesas, grandes y duras se dan al natural en la sombra de las selvas y esa luz es similar a la del interior de nuestras casas. Se ha observado que cuantas más flores tiene una planta, más luz necesita. Lo mismo ocurre con las plantas que no tienen hojas verdes, necesitan luz abundante. Sin embargo la luz directa del sol puede causarles más daño que beneficio.

Los balcones no siempre son los mejores lugares para una planta, ya que estos reciben distintos grados y cantidades de luz, dependiendo de su orientación. Tanto si la terraza mira al norte, como al sur, al este o al oeste podemos encontrar plantas capaces de aclimatarse a esas condiciones.

Otro factor importante de la luz es su duración, que es fundamental para el desarrollo de la planta. Si nuestro balcón pierde rápido la luz del sol o hemos decidido instalar la planta en un sitio sombrío, podemos alargar sus horas de luz artificialmente. Sus tácticas pueden ser simplemente un flexo colocado a una distancia adecuada (se sorprendería de ver como aumenta su rendimiento), una pared pintada de un color claro o incluso un espejo para que refleje la luz solar o de la clase que sea. La luz eléctrica de demasiada intensidad puede quemar la planta, entonces podríamos utilizar de un tubo de peón.

A las trepadoras como el cismo o la hiedra se les puede enseñar a subir por las paredes atándolas a un simple hilo que les sirve de guía.

Si decidimos poner las plantas en alto tengamos en cuenta que las corrientes de aire caliente pueden hacerlas sufrir. Para prevenir que se sequen sería buena precaución rociarlas con agua de un pulverizador.

Nos damos cuenta pues de que las flores nos son treméndamente beneficiosas y decorativas; aprendamos pues a cuidarlas y a explotar su gran potencial ornamental conforme a nuestros gustos.

Plantas domésticas

Pie de foto:

Muro cubierto de hiedra:

La hiedra, una trepadora perennifolia de tallos leñosos del género Hedera, se cultiva mucho para cubrir suelos, muros de ladrillo y espalderas.

Las mejores plantas para limpiar el aire de tu casa:

Todas las plantas son absorbentes de sustancias químicas u orgánicas del ambiente, aunque algunas resultan más ávidas que otras para determinados compuestos. Por esto se recomienda la combinación de varias especies en un mismo lugar para mayor eficacia. Según la Organización Mundial de la Salud, existen numerosos compuestos químicos -que desprenden las alfombras y tapicerías sintéticas, las pinturas y barnices, los aglomerados de madera y los productos de limpieza --y orgánicos --sudor o polvo que pueden provocar o agravar ciertas enfermedades crónicas, como alergias o trastornos respiratorios, cuando se inhalan. Por esta razón los expertos recomiendan tener como mínimo dos plantas por cada diez metros cuadrados de superficie.

Con buena planta:

El pothos, una de las plantas de interior más purificadora para el ambiente, está entre las más compradas por los españoles.

PLANTAS MÁS VENDIDAS EN ESPAÑA:

Plantas domésticas

Por si esto fuera poco, las plantas ayudan a reducir infecciones y a crear un ambiente más agradable en una habitación, ya que elevan el grado de humedad en el aire y evitan que se resequen las vías respiratorias. Y mejoran la calidad de vida gracias a la denominda relajación verde. “las plantas transforman los espacios en lugares más habitables”, afirma Mariano Bueno.

En este sentido tienen diversas ventajas:

  • Valor ornamental: Las plantas convierten las viviendas en lugares más estéticos.

  • Olor: Los aromas agradables que despiden ayudan a respirar mejor y nos relajan.

  • Ruidos: Las plantas frondosas ejencer de pantalla frente a los ruidos interiores y exteriores y amortiguan el eco en estancias vacías.

  • Electromagnetismo: Compensan los campos eléctricos positivos -los peores para la salud—y reducen el efecto eléctrico negativo de aparatos como el televisor o el ordenador.

  • El mejor fenómeno: “Las plantas refrescan el ambiente en verano por la evaporación del agua, y en invierno emiten calor, como cualquier ser vivo.” Dice Raúl de la Rosa, experto en electromagnetismo.

  • Indicadores de la calidad del aire de una vivienda: Una especie vegetal que esté deteriorada, pese a tener los cuidados necesarios, puede ser señal de un ambiente impuro.

Bibliografía:

  • Flores y plantas en casa.-------Violet Stevenson----año 1975.

  • Quo.-------------------------------------------------------Nº 30.

Las plantas domésticas__________________________________________________________________

- 8 -

Plantas domésticas