Planificación estratégica de la sostenibilidad; Roberto Bermejo Gómez de la Serna

Modelo insostenible. Problemas ecológicos. Economía. Naturaleza

  • Enviado por: Beatriz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Planificación estratégica de la sostenibilidad

El texto ha sido escrito por Roberto Bermejo Gómez de la Serna. El tema principal sobre el que trata es el concepto de sostenibilidad y todo lo que conlleva, es decir, todo lo que se ha propuesto teóricamente y que debería cumplirse.

No va dirigido a un tipo de lector en general, plantea cuestiones, proporciona gran cantidad de datos a cerca de conferencias y otros tipos de eventos que han ocurrido o están propuestos para ocurrir en un futuro a cerca de la sostenibilidad.

Todo el texto se basa en la idea de que la planificación de la sostenibilidad nace de la comprensión de que el modelo actual es insostenible, por lo que es necesario desarrollar un plan integrado a largo plazo, para ello debemos analizar las interpretaciones más importantes del concepto.

En la década de los sesenta se empieza a tomar conciencia sobre los problemas ecológicos, se ven como problemas que tienen causas perfectamente identificables y por tanto abordables. La economía propone dos maneras de “acabar” con los mismos: alertando el peligro para la economía y mediante lo que llamamos reduccionismo del universo monetario. Todo se reduciría a asignar un precio a los problemas ambientales. Esta visión resulta inapropiada para alcanzar la sostenibilidad porque se mantiene dentro del velo monetario, sin contrastar los resultados con las realidad física.

Hoy podemos decir que el sistema económico es insostenible.

En el texto se hace referencia al informe al Club de Roma de 1972, el cual propuso el crecimiento cero para los países desarrollados ante la gravedad de los problemas ecológicos.

Se analizan también cuatro conceptos de sostenibilidad en el texto. El primero es el del Infirme Brundtland (IB), que será el referente obligado del resto. A partir de este informe se empieza a aceptar que el modelo económico actual es insostenible y que por lo tanto la sostenibilidad supone una transformación. Este informe es fruto de la evidencia científica de la creación de problemas planetarios ambientales y de recursos.

El IB nos ofrece otra interpretación del concepto de desarrollo sostenible: “El desarrollo sostenible es el desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”. Esta definición no nos da pautas claras para orientar las economías hacia lo sostenibilidad, quizás por eso es la más aceptada.

El desarrollo sostenible encierra dos conceptos fundamentales: por un lado el que se refiere a necesidades, no deseos, y por otro el que considera que la Tierra tiene una capacidad potencial para satisfacer las necesidades que está siendo despilfarrado por le sobreconsumo de una minoría y por la utilización de tecnologías ineficientes.

Otro punto de vista que se distingue en el texto el propuesto por AEMA, que reconoce que el subsistema económico depende de cuatro funciones básicas del sistema medioambiental: recursos, sumideros, servicios y espacio. Por tanto una economía sólo es sostenible cuando se comporta igual que un ecosistema natural, por lo que los comportamientos de los ecosistemas deberían regir la economía humana.

Se dice en el texto que “ en esencia hay que cerrar los circuitos de los materiales y utilizar exclusivamente energía de origen solar”. Así que “en vez de economizar la naturaleza, hay que ecologizar la economía”. La reflexión económica debe partir de la realidad física, porque necesita conocer lo mejor posible los límites naturales.

Otro punto importante que se recoge en el texto es “La teoría de las tres dimensiones del desarrollo sostenible” que se manifiesta oficialmente en el Consejo de Helsinki(1999). Esta teoría trasluce una prevención ante las supuestas consecuencias negativas para la economía de la actuación ambiental, pero es coherente con la postura general del empresariado y en la oposición cuando se pretenden tomar medidas transformadoras.

En el texto también se cita otra teoría, la llamada “Teoría de la desmaterialización del crecimiento económico”, que parte que el crecimiento económico debe desligarse de la basa física para alcanzar la sostenibilidad. El referente es la desmaterialización. El punto débil es afirmar que el crecimiento ilimitado es sostenible.

Por último se habla de una planificación estratégica de la sostenibilidad, ya que la sostenibilidad necesita planificar un cambio, en el que el punto de partida es una economía despilfarradora e ineficiente y por tanto este cambio será a largo plazo. La sostenibilidad obliga a cerrar los ciclos de los materiales y a utilizar fuentes de energía renovables. En el cambio hacia la sostenibilidad el obstáculo mas inmediato es el energético, pero disponemos de un conjunto de tecnologías para captar las energías renovables. Uno de los problemas es que utilizamos una cantidad enorme de materiales, frecuentemente no reciclables. Otro problema que se plantea es establecer la escala a partir de la cual la economía evolucionaría en sentido físico, esta tarea se ve facilitada por el concepto de espacio ambiental y por el indicador de la huella ecológica.

Gracias a todo esto se ha llegado a la conclusión de que es necesario reducir a la mitad la escala planetaria actual de uso de materiales.

A parte de toda esta planificación estratégica a nivel mundial se necesita una planificación más “cercana a nosotros”, es decir una planificación a nivel local. El movimiento a favor de la sostenibilidad local es uno de los hechos más positivos que ofrece la realidad actual. Constituye una muestra de que los procesos hacia la sostenibilidad deben ser descentralizados. Este movimiento inicia su andadura en la Cumbre de Río.

A pesar de la pujanza del movimiento y de que algunos municipios estén haciendo progresos importantes, los resultados prácticos en general son bastante escasos. Muchos de estos planes tienen múltiples deficiencias, por lo general se basan en estudios sobre la situación de partida, y los objetivos suelen ser inadecuados y vagos. Unos de los lugares donde funcionan son los países nórdicos.

Por último se habla de la propuesta de la EDS para el bienestar sostenible, es una estrategia concisa y pragmática. Se centra en “ un número reducido de problemas que suponen severas e irreversibles amenazas al futuro bienestar de la sociedad europea”. Plantea para abordar los problemas la necesidad de: liderazgo político comprometido, actuación urgente, una nueva forma de hacer política, una amplia participación, responsabilidad internacional, pero debe comenzar poniendo “su propia casa en orden”.

Lo que se pretende con este texto es plantear, y dar a conocer las diferentes formas en que se puede llegar a la sostenibilidad. Existen grandes problemas pero no solo a nivel mundial, sino también a nivel local. El problema ambiental abarca demasiados temas y existen demasiados inconvenientes e incluso demasiados intereses, por lo tanto el problema de la sostenibilidad es más complicado de resolver.