Planificación del entrenamiento deportivo

Deportes. Problemáticas. Temporización del plan de acción. Ciclos plurianuales. Macrociclos. Microciclos. Calentamiento. Parte principal. Recuperación

  • Enviado por: Rafael García
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
cursos destacados
Master en Gestión Integrada Executive
Escuela Europea de Negocios (EEN)
Consigue un triple títulación con el Master en Gestión Integrada, en Medio Ambiente y Calidad Executive de la...
Solicita InformaciÓn

Máster en Dirección y Gestión de Empresas Hoteleras-Full Time
Universidad Francisco de Vitoria-CESAE
El máster Online de la Universidad Francisco de Vitoria te enseña cómo realizar trabajos técnicos propios de la...
Solicita InformaciÓn

publicidad

CAPITULO 1

LA PROGRAMACION

Y PLANIFICACION DEL

ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

LA PROGRAMACIÓN Y PLANIFICACIÓN DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

  • PROBLEMÁTICAS DEL ENTRANAMIENTO DEPORTIVO

  • PLANIFICACION DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

  • TEMPORIZACION DEL PLAN DE ACCION.

  • 71

    1. LA PROGRAMACIÓN Y PLANIFICACIÓN DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

    1.1. PROBLEMÁTICAS DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

    El entrenador tiene como misión principal ayudar al jugador a desarrollar su talento deportivo, lo que incluye no sólo los factores de tipo físico-motor, sino los psicológicos, que repercuten claramente en su rendimiento deportivo. Tanto el talento físico, como su actitud determinan la actuación del jugador dentro del entrenamiento para la competición, siendo labor del entrenador atender a ambos aspectos y resolver aquellos problemas relacionados con su práctica.

    El entrenador debe saber en todo momento sobre qué y cómo motivar a los jugadores, porque cada uno posee un potencial diferente que le va a permitir rendir en su actuación deportiva. Siendo la preparación del técnico, uno de los factores determinantes para diseñar programas de intervención que sirvan para mejorar la actuación del deportista. Debemos conocer más ampliamente a la persona a la que entrenamos, debemos saber cómo transmitir nuestras experiencias y conocimientos y cómo mejor aprovechar para obtener un mejor rendimiento al talento de cada jugador.

    Uno de los aspectos importantes en la formación del entrenador es llegar a conocer mejor a los jugadores de la plantilla, cómo saber ajustarse a los diferentes tipos de personalidad que existen en el equipo de fútbol. Debemos tener presente que una de las claves del buen entrenamiento es la capacidad del entrenador para manejar el comportamiento interpersonal, que complemente una buena preparación física, técnica o táctica. Si dejamos sin atender los ámbitos humanísticos del grupo, los problemas del grupo pueden llegar a generar carencias en el rendimiento general.

    Hemos de tener presente que no existen reglas fijas en cuanto a los modelos de intervención con los jugadores, y mientras que para un entrenador un jugador puede resultar conflictivo, para otro éste mismo se puede ajustar perfectamente a su esquema de equipo. Debemos establecer para ello, controles para impedir que los rasgos individuales de los jugadores se convierten en una fuerza negativa dentro del funcionamiento regular del equipo.

    Entre los problemas que habitualmente surgen en la práctica deportiva y que deben resolverse gracias al entrenamiento se encuentran los siguientes:

    a) La complejidad de la propia actividad deportiva: Existen una serie de características de la propia práctica del fútbol, que inciden claramente en su complejidad:

    - El número elevado de jugadores que intervienen en cada equipo, con las características físicas, técnicas, tácticas y psicológicas de cada uno de ellos.

    - La duración y las diferentes formas que se contemplan en la competición a la vez, al estar dependiendo de diferentes sistemas organizativos (liga de competición regular, eliminatorias, fases de promoción, etc...) que dificultan la sistematización de periodos concretos de descanso y actividad.

    - La dependencia de los sistemas de preparación y resultados de los equipos contrarios, que influirán en nuestra propia preparación. No todos los equipos siguen los mismos ciclos de entrenamiento, ni se encuentran en el mismo nivel de rendimiento a la vez. Los propios resultados hacen que el nivel de preparación de un equipo parezca superior o inferior al real, ya que hay factores que influyen positivamente o negativamente en su rendimiento

    - Aquellos factores ajenos a la propia competición como son los generados por los problemas externos a la plantilla anta situaciones como: la demanda de mejores resultados por parte de los socios, con su reflejo en los medios de comunicación; el cambio de entrenador; problemas económicos en el club, incumplimiento de los contratos de los jugadores, etc...

    b) La diversidad de situaciones por las que pasa un equipo exige una Planificación Flexible

    1.2. PLANIFICACION DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

    Concepto de Planificación

    Según el Diccionario de Ciencias de la Educación planificar es: el proceso que debemos seguir para alcanzar objetivos concretos en unos plazos terminados y en etapas definidas, partiendo del conocimiento y de la evaluación científica de la situación de origen y utilizando de modo racional los medios naturales y los recursos humanos disponibles.

    Desde esta definición en toda planificación es preciso partir de un estudio previo del grupo que nos permita delimitar unos objetivos a corto, medio y largo plazo; debiendo establecer unos contenidos secuenciados que favorezcan unos aprendizajes concretos a nivel: físico, técnico, táctico y psicológico; siendo preciso preveer la utilización de unos recursos materiales (material deportivo) y humanos (personal técnico cualificado).

    Dentro de una planificación, debemos tener en cuenta: la descripción, la previsión, la organización y el diseño de todos y cada uno de los acontecimientos del entrenamiento, como uno de los mecanismos de control que nos permitan modificar esos acontecimientos para que dicho jugador pueda lograr los resultados deseados en la competición deportiva. La puesta en marcha el proceso de planificación, exige: partir de una evaluación previa de las capacidades del sujeto; establecer unos objetivos con una secuenciación temporal; diseñar un programa racional de actividades; determinar unos medios de control; ejecutar el plan de acción previamente diseñado y evaluar el resultado final del proceso. Concretamente es necesario conocer algunos aspectos relacionados con el trabajo por el que pasó el equipo en años precedentes.

    Según García Manso (1996) los pasos a seguir pueden ser los siguientes:

    • Conocer el nivel de rendimiento de la temporada anterior.

    • Conocer el nivel de cumplimiento de los objetivos marcados.

    • Conocer el nivel de entrenamiento realizado.

    • Conocer el perfil condicional del deportistas.

    • Conocer los resultados de que se dispone.

    Al analizar estos datos podemos llegar a determinar las causas que provocaron el rendimiento del equipo en la temporada anterior, y comenzar a delimitar las vías por las que debe desarrollarse el trabajo para el presente año.

    Otros de los factores importantes que inciden claramente en el diseño del entrenamiento es el Sistema y Calendario de Competición:

    a) La forma de competición. El calendario de competición establece una liga regular de todos los equipos contra todos en partidos de ida y vuelta, cuyas fechas se concretan con anticipación para preveer el día y lugar de celebración, con lo que se puede planificar el plan de trabajo para cada una de ellas. A ese calendario regular, debemos añadir la competición de copa, con un sistema eliminatorio y que por lo tanto puede ser más variable dependiendo de los resultados de cada fase. Otro aspecto dependiendo de la categoría del equipo, es su participación en otras competiciones internacionales, como pueden ser la competición europea, influyendo claramente en el diseño del plan de trabajo anual.

    b) Establecer el número de competiciones. Dependiendo del número de equipo en cada una de las temporadas, se establecerán los encuentros que cada equipo deberá jugar en la temporada. Mientras que el calendario de liga regular es fácilmente deducible, la competición copera u otro tipo de confrontación, como las de carácter europeo, son más complejas debido a su carácter eliminatorio.

    c) La determinación de las competiciones más importantes. Este es un factor más variable dependiendo de las expectativas del equipo, ya que un equipo puede representar diferentes niveles de exigencia a lo largo de la competición según su sistema de preparación. Igual que para nuestro equipo la necesidad de un resultado varía según sea el rendimiento en la temporada regular, siendo para ello preciso determinar:

    -Cuáles son lo equipos rivales contra los que nunca se debe perder (existe una cierta rivalidad, poseen un menor presupuesto, son teóricos rivales para conseguir el campeonato o el descenso, etc...)

    - Cuáles son los equipos a los que es posible sorprender (debido a que los resultados siempre han sido negativos, que están en una situación problemática, a los que se puede ganar por estar en un estado óptimo de rendimiento, etc...)

    - Qué equipos rivales difícilmente se pueden vencer (por tener un claro superior nivel deportivo y económico, por tener un exceso de competiciones y dejar algún partido con una preparación menos específica, etc...).

    No obstante, debemos considerar previamente si en el mundo de la competición regular se puede dejar algún partido sin una preparación específica por considerarle difícil; la experiencia nos dice que los equipos de competición debe tener claro no dar ningún partido por perdido hasta su finalización.

    Otro de los factores determinantes es la Composición de la plantilla de jugadores: Según sea el presupuesto y categoría del equipo, suele ser el número de jugadores disponibles para afrontar el calendario de competiciones. Por ello, uno de los factores que pueden modificar el rendimiento del equipo a lo largo de la temporada puede ser la escasa plantilla o la descompensación de algunos puestos en el equipo. Así ante situaciones habituales como: lesiones, sanciones federativas. bajo rendimiento, ...el entrenador debe disponer de una amplia relación de jugadores para poder dar mejores respuestas a los problemas que le planteen el equipo contrario.

    " El sistema de juego adoptado por el equipo: Puede ser otro factor que tiene repercusión en el rendimiento del equipo en la temporada, ya que las características físico-técnicas de los jugadores puede determinar el empleo de uno u otro sistema de juego, tanto a nivel ofensivo, como defensivo. Cada sistema exige una distribución espacial, así como un diferente nivel de condición física; por lo tanto, el entrenador "acertará" con el sistema, según el conocimiento de sus hombres. Igualmente, es importante como el ámbito psicológico facilita que el equipo se sienta seguro dentro de un sistema y no dependa exclusivamente de la iniciativa del equipo contrario.

    1.3. TEMPORALIZACION DEL PLAN DE ACCION

    Considerando que el entrenamiento deportivo es un proceso de muchos años, una de sus claves es poder anticipar las características que determinan el rendimiento deportivo; pensando en una metódica planificación del trabajo desde las edades tempranas, evitando procesos de especialización prematura que obstaculice la vida deportiva de algunos jugadores, por exigirles por encima de sus capacidades posibles.

    Según Nacer (1987) para llevar la planificación del entrenamiento a largo plazo se deben cumplir las siguientes condiciones:

    - Una clara determinación de la estructura del entrenamiento.

    - La aceptación del programa de entrenamiento por parte de los jugadores.

    - La inclusión del control y de las modificaciones de la planificación en el mismo proyecto de entrenamiento,

    - Establecer una buena armonía entre el contenido y métodos de entrenamiento.

    Los Ciclos Plurianuales: Son estructuras determinadas por las competiciones de alto nivel, como pueden los Campeonatos del Mundo o las Olimpiadas. Habitualmente en el ámbito del fútbol se siguen periodos de dos años coincidentes con las competiciones de selecciones nacionales a nivel Mundial o Europeo. La estructura de un ciclo plurianual tiene como finalidad en el primero de los dos años

    desarrollar un proceso de estabilización físico-técnica, para posteriormente en el segundo de los años transferir ese nivel de entrenamiento a la competición específica.

    Este sistema de planificación no es muy habitual en el fútbol, debido a que la preparación de los jugadores siguen preferentemente los criterios de los clubs a los de la selección nacional. Igualmente este modelo es más justificable en los deportes individuales, que en los colectivos, ya que los resultados de éstos poseen mayor transcendencia cuando coinciden con competiciones de alto nivel como las Olimpiadas.

    Los Macrociclos: Es la estructura que coincide con la duración de una temporada; habitualmente en el fútbol suele iniciarse en el mes de julio y finaliza en el siguiente junio, distinguiendo los siguientes periodos:

    a) Período Preparatorio: En el fútbol tiene una duración aproximada de un mes, dependiendo del comienzo de las competiciones oficiales y de otro tipo de torneos. Durante este período, tiene prioridad la preparación física general, el perfeccionamiento de los elementos técnicos y tácticos básicos, a partir de trabajo con alto volumen y escasa intensidad. Según se acerca la competición, el tipo de actividades tenderán a más específicas e intensas. Este período se divide en una fase de preparación general y otra de carácter especial.

    'Planificación del entrenamiento deportivo'

    'Planificación del entrenamiento deportivo'

    b) Período de Competición: La función principal de este período es buscar el perfeccionamiento de cada uno de los factores específicos que intervienen directamente en el fútbol, buscando una mejora de su rendimiento competitivo. Entre sus objetivos se encuentran:

    - La mejora de las habilidades específicas.

    - La perfección y consolidación de la técnica y la táctica.

    - Mantener la preparación física general.

    - Descenso del volumen del trabajo y mantenimiento progresivo de la intensidad.

    Este período se divide en una fase precómpetitiva (que está basada en competiciones de preparación o de menor relevancia) y otra de competiciones principales (que representan las competiciones específicas o de un alto nivel de exigencia). La duración de estos subperíodos vienen condicionados por el calendario de competiciones, especialmente por la liga regular. No obstante, también tendremos presente los intereses, el nivel de entrenamiento y rendimiento de los futbolistas del grupo.

    c) Período Transitorio. Tiene como objetivo fundamental recuperar todas las funciones orgánicas, especialmente las psicológicas. Para ello, proponemos un descanso activo, que posibilite un cambio de la práctica deportiva habitual. Su duración en el caso del fútbol, es de aproximadamente un mes,. dependiendo de la duración de la competición regular de liga o de la asistencia de los jugadores a otras competiciones internacionales.

    * Los Microciclos: Está constituidos por el encadenamiento de una serie de sesiones de entrenamiento, durante un período corto de tiempo. Normalmente corresponden a una o dos semanas de trabajo, pero disponiendo de dos tipos de estructuras: una acumuladora de esfuerzos y otra de restablecimiento.

    Según García Manso (1996) la división de microciclos puede ser la siguiente:

    * Microciclos de Ajuste o Introductorios: que se organizan con bajos niveles de carga y tienen como finalidad la preparación hacia el entrenamiento intenso.

    'Planificación del entrenamiento deportivo'

    * Microciclos de Carga: Donde se utilizan cargas medias con el objetivo de mejorar la capacidad de rendimiento del futbolista.

    * Microciclos de Choque o de Impacto: Se utilizan cargas elevadas de trabajo para estimular los procesos de adaptación del organismo. En el período preparatorio predominan cargas con alto volumen, mientras que durante la competición será la intensidad.

    Microciclos de Aproximación o de Activación: Utiliza cargas específicas muy similares a las de competición, con el objetivo de preparar al futbolista para competir.

    *Microciclos de Competición: Que tiene como misión integrar en su organización las competiciones importantes, debiendo conocer los mecanismos individuales de recuperación de cada jugador, para llevar un control permanente de su rendimiento. Según ALVARO (1995) existen un serie de situaciones por las que es preciso modificar la estructura del microciclo dependiendo de:

    - Realizar más de un partido por semana: En este caso la propia competición es un estímulo para mantener el estado de forma.

    - Cuando en uno o dos microciclos no hay competición, además de conceder unos días de descanso, es preciso proporcionar unas cargas básicas de refuerzo, que nos permitan mantener los niveles de eficacia.

    - Cuando se presentan competiciones de mayor relevancia: es conveniente descender el volumen de trabajo y la duración de las sesiones, aumentando la intensidad de los estímulos.

    - Cuando hay jugadores que no intervienen habitualmente en la competición: se pueden incrementar las cargas específicas con el fin del desarrollo individual, con la intención de reservarlos para otros momentos de la competición.

    -Según avanza la temporada: el volumen general del entrenamiento debe descender, a partir del tiempo y número de sesiones.

    * Microciclos de Recuperación o Descarga: Que tienen como finalidad desarrollar procesos de recuperación, siendo preciso establecer sesiones de descanso activo o actividades diferentes a las que habitualmente realizan los futbolistas.

    * Las Sesiones: La sesión como unidad básica del proceso de entrenamiento, está formada por ejercicios destinados al desarrollo y mejora de una o varias cualidades; estando determinadas por un número, orientación y distribución de los ejercicios.

    Las Actividades: San los elementos de la sesión que determinan que los futbolistas vean modificados su estado de rendimiento físico-técnico o táctico. Estas pueden tener un carácter general, específico o competitivo.

    Organización de la sesión

    - El Calentamiento: Puede tener un carácter general, teniendo como finalidad poner en marcha los sistemas funcionales; mientras que el específico, es más selectivo, a través de actividades concretas, en este caso a través de acciones con balón.

    - Parte Principal: Como parte fundamental, tiene como finalidad realizar las actividades para obtener los objetivos de la sesión. Cuando la sesión posee un carácter prioritariamente físico, se iniciará con tareas en las que intervienen el sistema neuro-muscular, como es la velocidad, previos al trabajo de resistencia: ante el trabajo técnico, se comenzará con aquellas tareas que representen una mayor dificultad, para que el jugador se encuentre en un buen estado físico y realice las acciones con un alto nivel de atención. En el trabajo táctico, igualmente daremos prioridad a situaciones de organización sencilla, antes que las propuestas más complejas que representan las coordinaciones entre jugadores y líneas.

    - Recuperación: Ocupa la parte final de la sesión, por lo tanto corresponde con la de menor intensidad, permitiendo al jugador volver al estado físico-mental inicial.

    11