Planeación financiera a largo plazo

Planificación estratégica. Objetivos financieros. Factibilidad. Beneficios. Gastos

  • Enviado por: Alfil
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 14 páginas

publicidad
cursos destacados
Educación Financiera
Educación Financiera
Con el curso de Educación Financiera tienes al alcance de un video la experiencia y conocimiento del experto en...
Ver más información

Planea con la bolsa tu futuro
Planea con la bolsa tu futuro
¿Sabe qué es inteligencia financiera? Aprenda a utilizarla de una mejor manera dentro de sus finanzas personales.
Ver más información


INTRODUCION

El plan a largo plazo generalmente esta formado por de dos partes: la primera el entorno de la empresa, fija objetivos y estrategias y estudia la problemática y oportunidades a los que se enfrenta ; la segunde resume el plan de en términos financieros.

En la primera parte puede considerar los siguientes aspectos:

  • Estimación de la situación mundial, nacional y local. Se requiere evaluar el entorno en que la empresa se desenvuelve, precisando las circunstancias actuales en que la y estimando los cambios futuros que pueden ocurrir.

  • Fijación de los objetivos de la empresa y la filosofía que debe observarse. Muy importante es fijar y definir los objetivos de la empresa en forma especifica

  • La segunda parte, el plan en términos financieros puede considerar:

  • Un programa de desarrollo que facilite obtener la información y resultados del plan a largo plazo. Su elaboración se hará con base en la técnica de análisis y plantación y en la creatividad de los encargos.ÍNDICE

  • Introducción..............................................................................................1

    Índice.........................................................................................................2

    Plantación Financiera a largo plazo...........................................................3

    ¿Qué es la Plantación Financiera?.............................................................5

    El crecimiento como objetivo de la Administración Financiera...............5

    Dimensión de la Plantación Financiera....................................................5

    Que puede lograr la Plantación ................................................................6

    Modelo de la Plantación Financiera .........................................................8

    Un Modelo de la Plantación Financiera.....................................................8

    Pronosticaos de Ventas..............................................................................8

    Un modelo simple de la Planeación Financiera.......................................10

    Planeación Financiera no es solo Plantación .........................................10

    La planeación Financiera se centra en la Visión Global........................11

    Conclusión..............................................................................................13

    Bibliografía............................................................................................14

    PLANEACIÓN FINANCIERA A LARGO PLAZO

    Suele mencionarse la falta de una planeación efectiva a largo plazo como una de las razones por las que se producen los problemas financieros y el fracaso. Como mostraremos en este capítulo, la planeación a largo plazo es una forma de pensar sistemáticamente en el futuro y prever posibles problemas antes de que se presenten. Por supuesto que no existen espejos mágicos, de modo que lo mejor que se puede esperar es una procedimiento lógico y organizado para explorar lo desconocido. Como se escuchó decir en una ocasión a uno de los miembros del consejo de dirección de General Motors, “la planeación es un proceso que en el mejor de los casos, ayuda a la empresa para que no entre tambaleante y de espaldas al futuro”.

    La planeación financiera establece pautas para el cambio y el crecimiento en una empresa. Por lo general, centra su atención en la “imagen global”. Ello significa que su interés se enfoca en los elementos importantes de las políticas financieras y de inversión de una empresa, sin examinar en detalle los elementos individuales de dichas políticas.

    El principal objetivo de este capítulo es estudiar la planeación financiera y mostrar la interrelación que existe entre las diversas decisiones de inversión y de financiamiento que toma la empresa. En los próximos capítulos se examinará con mucho mayor detalle, cómo se toman estas decisiones.

    En primer lugar, se describe el significado que se le suele dar a la planeación financiera. En su mayor parte, se trata la planeación a largo plazo. En el capítulo 17 se estudia la planeación financiera a corto plazo. Se examina lo que puede lograr la empresa mediante el desarrollo de un plan financiero a largo plazo. Para hacerlo, se desarrolla una técnica de planeación a largo plazo muy sencilla, pero muy útil el enfoque del porcentaje de ventas. Se describe cómo utilizar este enfoque en algunos casos sencillos y se estudian algunas aplicaciones.

    Para desarrollar un plan financiero explícito, la administración debe establecer con elementos de política financiera de la empresa. Estos elementos básicos de política en planeación financiera son:

    1.- La inversión que requiere la empresa de nuevos activos. Esto dependerá de las oportunidades de inversión que la empresa elija implementar y es resultado de las decisiones del presupuesto de capital de la empresa.

    2.- El grado de apalancamiento financiero que decida utilizar la empresa. Ello determinará la cantidad de prestamos que usará para financiar sus inversiones en activos reales. Esta es la política de estructura de capital de la empresa.

    3.- La cantidad de efectivo que la empresa piensa que será adecuado para pagar a los accionistas. Esta es la política de dividendos de la empresa.

    4.- La cantidad de liquidez y de capital de trabajo que requiere la empresa en forma continua. Esta es la decisión de capital de trabajo neto de la empresa.

    Como veremos, las decisiones que tomo la empresa en estas cuatro áreas afectarán de

    modo directo a su rentabilidad futura, a las necesidades de financiamiento externo y a

    las oportunidades de crecimiento.

    Una lección básica que se obtiene de este capítulo es que las políticas de inversión y de

    financiamiento de la empresa interactúan entre si y que, por ello, no se pueden

    considerar realmente de forma aislada. Los tipos y las cantidades de activos que planea

    comprar la empresa deben ser considerados conjuntamente con la capacidad de la

    empresa de cara a obtener el capital necesario para proveer los fondos para dichas

    inversiones.

    La planeación financiera obliga a la corporación a pensar en objetivos. Un objetivo que

    suelen buscar las empresas es el crecimiento y casi todas ellas establecen una tasa de

    crecimiento explícita, para toda la compañía, como un elemento importante de su

    planeación financiera a largo plazo. A mediados de la década de los 80, el objetivo de

    crecimiento declarado por IBM fue muy sencillo, pero típico (y exageradamente

    optimista) igualar su crecimiento con el de la industria de la computación, que se había

    proyectado en un 15% anual hasta 1995.

    Existen vinculaciones directas entre el crecimiento que puede lograr una empresa y su

    política financiera. En las secciones siguientes se muestra cómo usar los modelos de

    planeación financiera para comprender mejor cómo se logra el crecimiento. También se

    muestra cómo usar los modelos para establecer los límites de crecimiento posibles.

    ¿QUÉ ES LA PLANEACIÓN FINANCIERA?

    La planeación financiera expresa la forma en que se deben cumplir los objetivos financieros. Por tanto, un plan financiero es la declaración de lo que se pretende hacer en el futuro. Casi todas las decisiones requieren largos períodos de espera, lo que significa que se requiere mucho más tiempo par implementarlas. En un mundo incierto, esto requiere que las decisiones se tomen con mucha anticipación a su puesta de práctica. Por ejemplo, si una empresa quiere construir una fábrica en 1997, debe comenzar a identificar contratistas y financiamiento en 1995 o incluso antes.

    EL CRECIMIENTO COMO UN OBJETIVO DE LA ADMINISTRACIÓN FINANCIERA.

    Dado que el tema del crecimiento se estudiará en varias partes del presente capítulo, es necesario comenzar con una advertencia importante: el crecimiento, por sí mismo, no es una objetivo apropiado del administrador financiero. Como vimos en el capítulo I, el objetivo adecuado es incrementar el valor del mercado del capital de los propietarios. Por supuesto que si una empresa tiene éxito en alcanzar este objetivo, lo habitual es que obtenga como resultado el crecimiento.

    Por consiguiente, el crecimiento tal vez sea una consecuencia deseable de una buena toma de decisiones , pero no es un fin en sí mismo. Se estudia el crecimiento simplemente porque en el proceso de planeación es muy común utilizar tasas de crecimiento. Como se verá, el crecimiento es un medio conveniente para integrar diversos aspectos de las políticas financieras y de inversiones de una empresa. Si se piensa en el crecimiento como el crecimiento en el valor de mercado del capital de la empresa, los objetivos de crecimiento y de aumento del valor de mercado del capital de la empresa no son tan diferentes.

    DIMENSIONES DE LA PLANEACION FINANCIERA.

    Con fines de planeación, suele resultar útil pensar en el futuro como integrado por un corto plazo y un largo plazo. Por lo general, el corto plazo suele consistir en los próximos 12 meses. Nosotros centramos la atención en la planeación financiera a largo plazo, que normalmente se considera que consiste en los próximos dos a cinco años. A esto se le denomina horizonte de planeación y es la primera dimensión del proceso de planeación que se debe establecer.

    Al preparar un plan financiero, se combinan todos los proyectos de inversiones individuales que realizará la empresa con objeto de determinar la inversión total requerida. De hecho, se suman las propuestas de inversión más pequeñas de cada unidad operacional y se consideran como un solo gran proyecto. A este proceso se le denomina agregación. Esta es la segunda dimensión del proceso de planeación.

    Una vez establecidos el horizonte de planeación y el nivel de agregación, el plan financiero requerirá de insumos de información bajo a forma de grupos de supuestos alternativos sobre las variables importantes. Por ejemplo, supongamos que una compañía tiene dos divisiones

    por separado : una de productos de consumo y otra de motores de turbina de gas. El proceso de planeación financiera tal vez requiera que cada una de las divisiones prepare tres planes de negocios alternativos para los próximos tres años.

    1.- Un caso pesimista. Este plan exigiría considerar los supuestos más desfavorables posibles sobre los productos de la compañía y la situación de la economía. Esta clase de planeación de desastres enfatizaría en la capacidad de la división para soportar una fuerte adversidad económica y requeriría considerar detalles relacionados con reducciones de costos y considerar incluso ventas de activos y la disolución de la empresa.

    2.- El caso normal. Para este plan sería necesario considerar los supuestos más probables sobre la compañía y la economía.

    3.- El caso optimista. Se requeriría a cada división que preparara un caso basado en los supuestos más optimistas. Pudiera incluir nuevos productos y ampliaciones y posteriormente, detallaría el financiamiento requerido para desarrolla la expansión.

    En este ejemplo, las actividades del negocio se agregan siguiendo las líneas divisionales, el horizonte de planeación es de tres años.

    ¿QUÉ PUEDE LOGRAR LA PLANEACIÓN?

    Dada la posibilidad de que la empresa dedique mucho tiempo a examinar los diferentes escenarios que se convertirán en la base para el plan financiero de la compañía, parece razonable preguntar qué logrará el proceso de planeación.

    INTERACCIONES. Como veremos con mayor detalle a continuación, el plan financiero tiene que mostrar explícitamente los vínculos entre las propuestas de inversión para diferentes actividades operativas de la empresa y las opciones de financiamiento disponibles. En otras palabras, si la empresa está planeando crecer y realizar nuevas inversiones y proyectos, ¿dónde se obtendrá el financiamiento para pagar ese crecimiento?

    OPCIONES. El plan financiero proporciona la oportunidad para que la empresa desarrolle, analice y compare múltiples escenarios diferentes de una forma consistente. Puede explorarse distintas opciones de inversión y de financiamiento y se puede evaluar su pacto sobre los accionistas de la empresa. Se plantean interrogantes relacionadas con futuras líneas de negocios de la empresa y se cuestionan los convenios óptimos de financiamiento. Podrían evaluarse opciones como la comercialización de nuevos productos el cierre de plantas.

    PREVENCIÓN DE SORPRESAS. La planeación financiera debe identificar lo que le puede suceder a la empresa si se producen diferentes acontecimientos. En particular, debe señalar las acciones que tomará la empresa si las cosas alcanzan un punto grave en extremo o de una forma más general, si los supuestos que se establecen hoy sobre el futuro resultan ser muy equivocados. Por consiguiente, uno de los propósitos de la planeación financiera es evitar sorpresas y preparar planes de contingencia.

    FACTIBILIDAD Y CONSISTENCIA INTERNA. Más allá del objetivo general de crear valor, la empresa tendrá normalmente una gran variedad de metas específicas. Estas metas podrían expresarse en términos de participación de mercado, rendimiento sobre el capital, apalancamiento financiero, etc. En ocasiones, resulta difícil visualizar los vínculos entre los distintos objetivos y los diferentes aspectos operativos de una empresa. El plan financiero no sólo muestra de forma explícita estos vínculos, sino que también impone una estructura unificada para conciliar las diferentes metas y objetivos. En otras palabras, la planeación financiera es una forma de verificar que los objetivos y los planes elaborados para áreas operativas específicas de una empresa sean factibles y consistentes internamente. Con frecuencia existirán objetivos incompatibles, de forma que para elaborar un plan coherente, deberán modificarse las metas y los objetivos y establecer prioridades.

    Por ejemplo, la meta que podría tener una empresa es un crecimiento del 12 % anual en las ventas por unidades. Otra meta podría ser reducir la razón de deuda total de la empresa del 40 % al 20 % ¿son compatibles ambas metas? ¿se pueden lograr de forma simultánea? Tal vez si o tal vez no. Como veremos a continuación, la planeación financiera es una forma de determinar lo que es posible y, como consecuencia, lo que no lo es.

    Es probable que el resultado más importante del proceso sea que la planeación obligue a la administración a pensar en objetivos y a establecer prioridades. De hecho, la sabiduría convencional de los negocios afirma que los planes financieros no funcionan, pero que la planeación financiera si lo hace. El futuro es intrínsecamente desconocido y lo que se puede hacer es establecer la dirección que se desea seguir y realizar algunas conjeturas informadas sobre lo que se encontrará a lo largo del camino. Si se hace un buen trabajo, no se estará desprevenido cuando el futuro se haga partícipe.

    MODELO DE PLANEACION FINANCIERA: PRIMERA APROXIMACIÓN.

    Del mismo modo que las compañías difieren de tamaño y en productos, el proceso de planeación financiera será diferente de una empresa a otras. En esta sección se estudian algunos elementos comunes de los planes financieros y se desarrolla un modelo básico como ejemplo de estos elementos.

    UN MODELO DE PLANEACIÓN FINANCIERA: LOS ELEMENTOS.

    La mayor parte de los modelos de planeación financiera exigen que el usuario especifique algunos supuestos sobre el futuro. Teniendo como base estos supuestos, el modelo proporciona valores estimados para un gran número de otras variables. Los modelos pueden variar significativamente en su complejidad, pero casi todos tendrán los elementos que se estudian a continuación.

    PRONÓSTICO DE VENTAS.

    Casi todos los planes financieros requieren un pronóstico de ventas obtenido externamente. Por ejemplo, en los modelos que se presentan a continuación, el pronóstico de ventas será el “conductor”, lo que significa que el usuario del modelo de planeación proporcionará dicho valor y la mayoría de los otros valores se calcularán con base a dicho pronóstico. Este arreglo sería habitual para muchos tipos de negocios. La planeación se centrará en las ventas futuras proyectadas, así como en los activos y el financiamiento necesarios para respaldar las ventas.

    El pronóstico de ventas se proporcionará frecuentemente como la tasa de crecimiento de las ventas, en vez de cómo un monto monetario explícito de ventas. Estos dos enfoques son esencialmente iguales, dado que se pueden calcular las ventas proyectadas una vez que se conoce su tasa de crecimiento. Cierto es que no es posible tener pronósticos de ventas perfectos, ya que las ventas dependen del estado futuro, incierto, de la economía. Para ayudar a una empresa a realizar este tipo de proyecciones, existen empresas que se especializan en la elaboración de proyecciones macroeconómicas y de industrias.

    Como se estudió previamente, se suele estar interesado en evaluar escenarios alternativos, por lo que no es necesariamente crucial que el pronóstico de ventas sea exacto. En requerimientos de financiamiento para diferentes niveles de ventas posibles. No es la exactitud lo que se espera que ocurra.

    ESTADOS PROFORMA. Un plan financiero tendrá un balance general, un estado de resultados y un estado de flujos de efectivo pronosticados. A estos se les conoce como estados pro forma o, de forma breve, como proformas. La palabra pro forma significa literalmente “ como un asunto de forma”. En nuestro caso, significa que los estados

    financiero son la forma que utiliza para condensar los diferentes eventos que se proyectan para el futuro. Como mínimo, un modelo de planeación financiera proporcionará estos estados sobre la base de proyecciones de partidas claves, como son las ventas.

    En los modelos de planeación que se describen a continuación, los proformas son el resultado que se obtiene del modelo de planeación financiera. El usuario proporcionará una cifra de ventas y el modelo elaborará el estado de resultados y el balance general resultantes.

    REQUERIMIENTOS DE ACTIVO. El plan describirá el gasto de capital proyectado. Como mínimo, el balance general proyectado contendrá los cambios de los activos fijos totales y en el capital de trabajo neto. Estos cambios son efectivamente el presupuesto de capital total de la empresa. Por tanto, el gasto de capital propuesto en las diferentes áreas debe conciliarse con los aumentos globales contenidos en el plan a largo plazo.

    REQUERIMIENTOS FINANCIEROS. El plan incluirá una sección sobre los arreglos financieros necesarios. Esta parte del plan debe estudiar la política de dividendos y la de endeudamiento. En ocasiones, las empresas esperarán obtener efectivo mediante la venta de nuevas acciones o concertando préstamos. En este caso, el plan deberá tener en cuenta las clases de instrumentos financieros que tendrán que venderse y cuáles son los métodos de emisión más apropiados.

    LA VARIABLE DE AJUSTE FINANCIERO. Una vez que la empresa tiene un pronóstico de ventas y un estimado del gasto necesario en activos, suele ser necesaria cierta cantidad de nuevos financiamientos porque el total de los activos proyectados excederá en total de los pasivos y el capital proyectados. En otras palabras, el balance general no cuadrará.

    UN MODELO SIMPLE DE PLANEACIÓN FINANCIERA.

    El estudio de los modelos de la planeación a largo plazo puede iniciarse con un modelo relativamente sencillo.

    Los análisis de la planeación financiera suponen que todas las variables están directamente vinculadas con las ventas y con las relaciones actuales óptimas. Ello significa que todas las partes crecerán exactamente a la misma tasa que las ventas.

    LA PLANEACION FINANCIERA NO ES SOLO PREDICCIÓN.

    La predicción es el resultado más probable del futuro. Los planificadores financieros no están interesados solo en la predicción, necesitan preocuparse de procesos poco probables tanto como de los más probables. Si piensa en que podría ir mal en adelante, es menos probable que ignore las señales de peligro y pueda reaccionar más rápido ante los problemas. También la planeación financiera no intenta minimizar riesgos. En su lugar es un proceso de decidir que riesgos tomar y cuáles son innecesarios o no merecen la pena asumir.

    Las empresas han desarrollado varias formas de mirar a esas preguntas de “qué pasa si”. Algunas van sobre la consecuencia del plan bajo el conjunto de circunstancias más probables y entonces emplear análisis de sensibilidad para variar todos los supuestos al mismo tiempo. Por ejemplo, podrían mirar lo mal que podría irle a la empresa si una política de crecimiento agresiva coincidiera con una recesión. Otras empresas podrían mirar a las consecuencias de cada plan de negocio bajo un plan de escenarios posibles. Por ejemplo, un escenario podría considerar altos tipos de interés que llevan a un enfriamiento con el crecimiento económico mundial y unos precios menores de los bienes. El segundo escenario podría implicar una economía doméstica boyante, inflación alta y una moneda débil.

    ENCONTRAR EL PLAN FINANCIERO ÓPTIMO. Al final el director financiero tiene que juzgar qué plan es el mejor. Nos gustaría presentar un modelo o teoría que le explicase el directivo como adoptar esa decisión de un modo exacto, pero no podemos. No existe un modelo o procedimiento que incluya toda la complejidad y elementos intangibles que uno se encuentra en la planificación financiera, de hecho no existirá ninguno.

    Los planificadores financieros deben hacer frente a los asuntos sin resolver y arreglárselas lo mejor que puedan, basándose en su criterio. Piensen en la política de dividendos.

    LA PLANEACION FINANCIERA SE CENTRA EN LA VISIÓN GLOBAL.

    Mucho de los gastos de capital de la empresa son propuestos por los directores de planta.

    Pero las decisiones de gasto deben reflejar también planes estratégicos diseñados por la

    alta dirección. Estos planes estratégicos tratan de identificar los negocios en los que la empresa tiene una ventaja competitiva real y cuáles de ellos deberían ser ampliados. Procuran también identificar los negocios que se deben vender o liquidar, así como aquellos en los que es necesario ir desinvirtiendo paulatinamente.

    La planificación estratégica implica presupuestación de capital a gran escala. Los planificadores financieros tratan de mirar hacia la inversión agregada por cada línea del negocio y evitar hundirse en los detalles. Por supuesto, algunos proyectos solo suficientes grandes para tener un impacto individual importante.

    Al comienzo del proceso de planificación el personal de dirección de la empresa puede pedir a cada división que presente tres planes de negocios alternativos que cubran los próximos 5 años:

    1.- Un plan de crecimiento agresivo con fuertes inversiones de capital y nuevos productos, mayor cuota de participación en los mercados existentes o entrada en nuevos mercados.

    2.- Un plan de crecimiento normal en el que la división crece con sus mercados pero no significativamente a expensa de los competidores.

    3.- Un plan de reducción y especialización de diseños para minimizar los desembolsos de capital requeridos. Esto es, planificación para tiempos de recesión económica.

    Por supuesto, los planificadores pueden examinar también las oportunidades y costes de trasladarse de una nueva área en la que la compañía sea capaz de explotar su capacidad actual. A menudo recomiendan el acceso a un mercado por razones “estratégicas”, esto es, no porque la inversión inmediata tenga un valor actual neto positivo, sino porque estabiliza a la empresa en el mercado y crea opciones para posteriores inversiones positivas. En otras palabras, hay una decisión en dos etapas. En la segunda etapa (la de seguimiento de proyecto), el directivo financiero se enfrenta a un problema de

    presupuestación de capital estándar. Pero en la primera etapa los proyectos pueden ser valiosos primordialmente por las opciones que traen consigo. Un directivo financiero podría valorar el valor estratégico de un proyecto de primera etapa, usando la teoría de valoración de opciones.

    A veces, hay tres o más etapas. Piensa en el progreso de una innovación tecnológica desde su comienzo en la investigación básica de desarrollo de producto, a la producción piloto y prueba de mercado y finalmente la producción comercial a gran escala. La decisión de producir a escala comercial es un problema de presupuestación de capital estándar.

    La decisión de comenzar con la producción piloto y la prueba de mercado resulta similar a la compra de una opción para producir a escala comercial. El comprometer fondos para el desarrollo es como comprar una opción de producción piloto y de prueba de mercado. La empresa adquiere una opción de comprar una opción. De este modo, la inversión en investigación en una primera fase se puede comprar con adquisición de una opción de compra sobre una opción para comprar otra opción.

    Llegando a este punto, arriesgaremos con la predicción del aumento del uso de la teoría de valoración de opciones para análisis formales de esta decisión de inversión secuenciales. La planeación financiera finalmente será considerada no como una búsqueda de un único plan de inversión sino como la gestión de una cartera de opciones poseída por la empresa. Esta cartera consiste no en opciones de compra y venta negociadas, sino en opciones reales (opción de compra de activos reales en términos posiblemente favorables) o en opciones de compra de otras opciones reales como el futuro a largo plazo de la empresa es probable que dependa de las acciones que adquiere hoy, esperemos que los planificadores se tomen un especial interés en esta opciones.

    CONCLUCION

    La plantación financiera, debe formularse con una visión hacia el futuro y tener bien claro a donde se desea llevar a la empresa, es un plan complicado que lleva consigo una gran responsabilidad es por eso que lo elabora la dirección general, con toda la información que le proporcionan las demás áreas, aunado a esto la información debe ser clara y concisa tanto general como particular para que todo el personal lo entienda y así poder llegar al objetivo planeado.

    BLIBLOGRAFIA

    Pincipios de finanzas corporativas

    Richard A. Brealey

    Stewart C. Myers

    Fundamentos de Administración Financiera

    J. Fred Weston

    Eugene F. Brigham

    Fundamentos de Administración Financiera

    Jaime C. Van Horne

    John M. Wachowicz, Jr.

    Fundamentos de mercadotecnia

    Phil Kotler

    Gary Armstrong

    2