Plan de operaciones de Mariano Moreno

Historia Hispanoamericana. Argentina. Revoluciones. Sistema político. Economía. Sociedad

  • Enviado por: Santa Felicitas
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Introducción:

La Junta de Mayo de 1810, encomienda a Mariano Moreno la tarea de elaborar un proyecto con el fin de sostener y afianzar la Revolución. El terror hacia los enemigos internos, la persuasión, las intrigas, la conquista y la dominación de pueblos vecinos, la consolidación de un Estado fuerte y proteccionista. En el Plan de Operaciones, Moreno propuso promover una insurrección en la Banda Oriental y el Sur del Brasil, seguir fingiendo lealtad a Fernando VII para ganar tiempo, y garantizar la neutralidad o el apoyo de Inglaterra y Portugal, expropiar las riquezas de los españoles y destinar esos fondos a crear ingenios y fábricas, y fortalecer la navegación. Recomendaba seguir "la conducta más cruel y sanguinaria con los enemigos" para lograr el objetivo final: la independencia absoluta.

Desarrollo

 En el principio del Plan, Moreno deja en claro que se debe imponer rigor y terror para lograr el objetivo.

"...las historias antiguas y modernas de las revoluciones nos instruyen muy completamente de sus hechos, y debemos seguirlos para consolidar nuestra sistema (...), pero temo, a la verdad, que si no dirigimos el orden de los sucesos con la energía que es propio se nos desplome el edificio; pues el hombre en ciertos casos es hijo del rigor, y nada hemos de conseguir con la benevolencia y la moderación; éstos son buenas, pero no para cimentar los principios de nuestra obra; conozco al hombre, le observo sus pasiones, y combinando sus circunstancias, sus talentos, sus principios y su clima, deduzco por sus antecedentes, que no conviene sino atemorizarle y oscurecerle aquellas luces que en otros tiempo sería lícito iluminarle."

Luego Moreno deja sentado un segundo principio: la Revolución es tiempo de excepción. Todo aquello es bueno y lícito en períodos convencionales de la historia de los pueblos, resulta nocivo y perjudicial cuando se intenta fundar, mediante una transformación revolucionaria, un orden nuevo. Por ello, a medida que Moreno profundiza sus razonamientos, aparecen expresiones cada vez más revulsivas: es necesario derramar la sangre de quienes osen expresar la mínima oposición al nuevo orden.

"La moderación fuera de tiempo no es cordura, ni es una verdad; al contrario, es una debilidad cuando se adopta un sistema que sus circunstancias no lo requieren; jamás en ningún tiempo de revolución, se vio adoptada por los gobernantes la moderación ni la tolerancia; el menor pensamiento de un hombre que sea contrario a un nuevo sistema es un delito por la influencia y por el estrago que puede causar con su ejemplo, y su castigo es irremediable.
Los cimientos de una nueva república nunca se han cimentada sino con el rigor y el castigo, mezclado con la sangre derramada de todos aquellos miembros que pudieran impedir sus progresos."

Ya que este documento era secreto, le permitía a Moreno decir sus opiniones sobre la familia real española y el monarca cautivo. La ruptura con España debía considerarse ya definitiva.

"La filosofía que reina en este siglo demuestra la ridiculez de la grandeza y las contingencias a que está expuesta. La insubsistencia perpetua y continuada de la corona de España, lo está evidenciando; la familia real envilecida había ya dejado de serlo y perdido sus derechos; el 25 de mayo de 1810, que hará célebre la memoria de los anales de América, nos ha demostrado esto, pues hace veinte años que los delitos y las tramas de sus inicuos mandones y favoritas iban ya preparando este vuelco (...).
La familia de los Borbones estaba en el suelo, y ninguno de sus cobardes amigos acudió a tiempo a darle la mano; no era menester más que dejarla dormir y olvidarla."

Después habla de los hombres “buenos”, los hombres con actitudes moderadas, que no estaban de acuerdo con el uso de la violencia, que no son aptos para llevar adelante la conducción de la revolución. Moreno propone apartarlos, pero de manera delicada ya que estos iban a ser necesarios en un futuro

"Hay hombres de bien que detestan verdaderamente todas las ideas de los gobiernos monárquicos, cuyo carácter se les hace terrible y que quisieran, sin derramamientos de sangre, sancionar las verdaderas libertadas de la patria; no profesan los principios abominables de los turbulentos, pero como tienen talento, algunas virtudes políticas y buen crédito, son otro tanto más de temer; y a éstos sin agraviarles (porque algún día serán útiles) debe separárseles; porque (...) porque no son propios por su carácter para realizar la grande obra de la libertad americana, en los primeros pasos de su infancia."

Moreno empieza ya a proponer a sus colegas de la Junta medidas concretas de acción. Consciente de la dureza de las mismas, dice que había que hacer cualquier cosa para lograr la independencia absoluta, poniendo el ejemplo del capitán, que para salvar su barco en medio de una tormenta debe hacer cualquier cosa que esté a su alcance.

"No se me podrá negar que en la tormenta se maniobra fuera de regla, y que el piloto que salva el bajel, sea como fuese, es acreedor a las alabanzas y a los premios (...). Las máximas que realizan este plan y hago presentes son, no digo las únicas practicables, sino las mejores y las más admisibles

Luego Moreno habla de los enemigos de la revolución, propone la máxima crueldad para ellos.

"Con los enemigos declarados y conocidos debe observar el Gobierno una conducta muy distinta, y es la más cruel y sanguinaria (...).

Moreno habla de la igualdad con los indígenas y de la liberación de esclavos, dice que hay que fomentar esto lo antes posible

"El Gobierno debe tratar, y hacer públicas con la mayor brevedad posible, el reglamento de igualdad y libertad entre las distintas castas que tiene el Estado (…)”

Finalmente Moreno reconoce la utilidad de la llamada “mascara de Fernando VI”. Aún cuando la ruptura con España estuviera ya establecida

"El misterio de Fernando es una circunstancia de las más importantes para llevarla siempre por delante, tanto en la boca como en los papeles públicos y decretos, pues es un ayudante a nuestra causa el más soberbio; porque aun cuando nuestras obras y conducta desmientan esta apariencia en muchas provincias, nos es muy del caso para con las extranjeras, (...)

Conclusión

El Plan de Operaciones de Mariano Moreno constituyó el primer proyecto auténticamente nacional que reafirmaba la voluntad de establecer un nuevo sistema de gobierno soberano, en él se vislumbraba claramente el pensamiento del autor. Una a una fue delineando sus ideas para trasmitirlas a sus pares, demostrando que eran una consecuencia directa de un conocimiento acabado de la realidad de su país. Transmitía su deseo de concluir con la injusticia del sistema colonial y mostraba la influencia que sobre él habían ejercido los acontecimientos europeos, en especial la revolución española y la lucha heroica contra el invasor francés.

En el Plan se defendía el concepto de soberanía popular, que había sido levantado por los revolucionarios franceses y que estaba siendo puesto en práctica por el pueblo español, que por un momento había logrado despojarse de la pesada carga de la nobleza, cortesanos y curas reaccionarios que durante siglos impidieron su expresión y que dieron suficientes muestras de ineptitud y cobardía en el momento de defender la nación.

En el plano económico apoyaba el papel del Estado como forma de neutralizar la injerencia de potencias extranjeras. También consideraba que en las naciones en formación, el Estado constituía la única garantía de empujar un desarrollo industrial sostenido. Junto a esto vislumbraba la necesidad de impedir el enriquecimiento ilimitado de una minoría que conspiraba contra los intereses de la maría del pueblo americano.

Bibliografia:

http://www.literatura.org/25Mayo/plan.html

http://www.elforjista.unlugar.com/Moreno-25.htm