Pisos de vegetación

Topografía. Macroclima. Sierra Nevada. Enebros. Piornales. Tundra. Riqueza faunística. Bioclima

  • Enviado por: Miruki
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

PISOS DE VEGETACIÓN DE SIERRA NEVADA

INTRODUCCION

Dependiendo de la región biogeográfica, los pisos bioclimáticos de la Península Ibérica toman distintas denominaciones. En la Región Eurosiberiana se distinguen de menor a mayor altitud, el colino, montano y alpino. En la Región Mediterránea aparecen de menor a mayor altitud un número más variado de pisos: el termo-, meso-, supra-, oro- y crioromediterráneo.

PISOS DE VEGETACION

  • El termomediterráneo es un piso eminentemente costero o de zonas de interior llanas, caracterizado por la escasez de heladas y temperaturas medias elevadas.

  • El mesomediterráneo alcanzan los hasta los 1000-1200 m de altitud y ocupa la mayor extensión del territorio.

  • El supramediterráneo se extiende desde una media de 1200 m hasta los 2000 m aproximadamente y ocupa las altiplanicies y piedemontes de los grandes sistemas montañosos. Se registran aquí inviernos rigurosos.

  • El oromediterráneo ocupa el territorio por encima de los 2000- 2200 m. Está restringido a los sistemas montañosos elevados, concentrados en la zona oriental de Andalucía, dentro de la Cordillera Bética.

  • El crioromediterráneo aparece tan sólo en las altas cumbres de Sierra Nevada. Las condiciones climáticas son extremas, con un período favorable muy corto para el desarrollo vegetal, que se limita a pastizales.

Pisos de vegetación

Pudiendo oscilar cada piso 100 o 200 metros en función de la posición topográfica.

En las cuencas altas de los ríos, los encinares ocuparon antiguamente laderas y vertientes comprendidas entre los 700 y 1.700 metros de altitud, constituyendo la formación vegetal más extendida y representativa. Pero, la necesidad de hacer bancales para uso agrícola, así como la roturación del monte para el nuevo aprovechamiento de los pastos de invierno y el carboneo, han hecho que la extensión del bosque de encinas se reduzca a las zonas más inaccesibles.

El encinar, a veces mezclado con pinar de repoblación, ocupa una franja sinuosa de extensión variable entre las cotas de 1.000 y 1.500 metros, estando su límite superior marcado ecológicamente por los factores del macroclima, aunque su límite inferior - muy por encima del teórico - debe tener origen humano, al coincidir curiosamente con la línea de asentamiento de los pueblos alpujarreños que se sitúan entre los 950 y 1.250 metros. Al ascender, el encinar se transforma en chaparral, respuesta ecológica ante condiciones adversas.

Por encima de los encinares no existieron en la zona almeriense bosques autóctonos de coníferas, estando sustituídos por formaciones arbustivas rastreras de enebros, sabinas y piornales, capaces de resistir la gran intensidad de los vientos por encima de los 2.000 metros en Sierra Nevada.

Actualmente el piso de los sabinales y enebrales ha sido invadido por extensos pinares de repoblación (Pinus sylvestris) que ocupan miles de hectáreas de las vertientes situadas entre los 1.800 y los 2.300 metros, constituyendo una de nuestras mayores reservas forestales, surcada hozontalmente por numerosas pistas de montaña.

Es posible que el bosque de frondosas, el robledal andaluz o melojar, muy condicionado por factores microclimáticos y situado teóricamente entre los 1.400 y los 1.800 metros, jamás haya ocupado los barrancos más umbríos de la Sierra Nevada almeriense.

En su lugar aparecen magníficos castañares adaptados y naturalizados desde el siglo XVI en la comarca. La formación vegetal más inconfundible, y que el visitante considera más genuina del paisaje, son los bosques de galería que flanquean los innumerables cursos de agua.

El álamo blanco y en menor medida sauce, olmo almez e incluso algunos fresnos y alisos, constituyen los elementos básicos de esta formación vegetal que ocupa los sotos fluviales, cuya forma y color evoluciona a lo largo del año, caracterizando mejor que cualquier otra el paisaje de la Alpujarra.

  

TEMPERATURAS SEGÚN LA ALTURA

Temperaturas

PISO

T.MEDIA

MAX.

MIN.

Crioromediterráneo

(1)2 a 4(5)

(-5)-3 a 1(3)

(-11)-9 a -6(-4)

Oromediterráneo

(3)4 a 8(9)

(-1)1 a 3(5)

(-8)-6 a -4(-2)

Supramediterráneo

(7)8 a 13(14)

(1)3 a 9(11)

(-6)-4 a -1(1)

Mesomediterráneo

(12)13 a 16(17)

(7)9 a 14(17)

(-3)-1 a 5(7)

Termomediterráneo

(15)16 a 18(19)

(12)14 a 18(20)

(3)5 a 9(10)

Los pisos bioclimáticos en Sierra Nevada

PISOS BIOCLIMATICOS

PISOS BIOCLIMATICOS

DESCRIPCIÓN

ALTURA
cara Norte (cara Sur)

1.

ciroromediterráneo 

T < 4 °C, m < - 8 °C, M < 0 °C, It < - 30
VEGETACIÓN: 
pastizales psicroxerófilos crioromediterráneos

por encima de 
2.800 m (3.000 m) 

2.

oromediterráneo

T 4 a 8 °C, m < - 7 a - 4 °C, M 0 a 2 °C, It - 30 a 60
VEGETACIÓN: 
pinares, enebrales y piornales silícolas oromediterráneos
pinares, enebrales y piornales calcícolas oromediterráneos

entre los
1.800 m (2.000 m) 
y los
2.800 m (3.000 m)  

3.

supramediterráneo

T 8 a 13 °C, m < - 4 a - 1 °C, M 2 a 9 °C, It 60 a 210
VEGETACIÓN: 
hayedos supramediterráneos
melojares supramediterráneos
albares meso-supramediterráneos
sabinares albares meso-supramediterráneos.

entre los
1.300 m (1.400 m) 
y los
1.800 m (2.000 m)  

4.

mesomediterráneo

T 13 a 17 °C, m < - 1 a 4 °C, M 9 a 14 °C, It 210 a 350
VEGETACIÓN: 
melojares y quejigares mesomediterráneos
alcornales mesomediterráneos

entre los
600 m (700 m) 
y los
1.300 m (1.400 m)  

T = temperatura media anual, m = temperatura media de las mínimas del mes más frio, 
M = temperatura media de las máximas del mes más frio, It - índice de termicidad = T + m + M

OTROS TIPOS DE VEGETACIÓN EN SIERRA MORENA

La Tundra

 

La tundra se puede considerar como un desierto frío. La palabra tundra deriva de la voz finesa tunturi que significa llanura sin árboles. En estos desiertos fríos las plantas también sufren escasez de agua debido a que ésta está en forma de hielo. Se puede localizar geográficamente a la tundra en aquellos lugares que limitan por arriba con los hielos perpetuos y por debajo con formaciones arbóreas o arbustivas de coníferas, es decir, en Sierra Nevada, por encima de los 2.900 metros.

Durante ocho o nueve largos meses la tundra nevadense, está cubierta de hielo o nieve; los lagos y lagunas están helados, los ríos no corren y la ventisca azota lo que emerge de la nieve.

LA FAUNA

La riqueza faunística de Sierra Nevada es manifiesta. Destaca por su singularidad la cabra hispánica, que ocupa los borreguiles entre el Almirez y el Puerto de la Ragua. Los rebaños descienden por umbrías y solanas hasta los 1.500 metros, estando su caza controlada.

El jabalí, de excepcional vigor colonizador, en la actualidad invade encinares y chaparrales, constituyendo, en ocasiones, un peligro para la agricultura de montaña, por lo que se hace necesario su ordenamiento cinegético. Significativa es la presencia del gato montés. A las especies tradicionales como conejo, liebre, perdiz, paloma, etc., debemos añadir: roquero rojo y oropéndola. Las grandes rapaces nidificantes: buho real, gavilán, águila perdicera, águila real, etc., se sitúan en la cumbre de la pirámide ecológica.