Pirámides egipcias

Arquitectura del Antiguo Egipto. Civilizaciones antiguas. Necrópolis de Giza. Pirámide de Keops. Gran Pirámide. Pirámide de Kefren. Pirámide de Jafra. Pirámide de Menkaura. Gran Esfinge

  • Enviado por: Stuck
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Las Pirámides

'Pirámides egipcias'
Las pirámides de Egipto construidas hace mas de 4 000 años, son la maravilla más antigua y la única que se conserva. Sirvieron como tumba a los faraones egipcios, cuyos cuerpos momificados se rodeaban de tesoros y objetos personales. Erguidas sobre la arena del desierto, las pirámides de Egipto, esbeltas majestuosas, son algo más que un templo y una tumba. Ante ellas, y especialmente a la Gran Pirámide, se tiene la impresión de hallarse en presencia de un monumento que guarda en sus entrañas secretos trascendentales muy estrechamente relacionados con su estructura.

Como en Babilonia y en América, en Egipto las pirámides  eran templos erigidos a la gloria de un dios, templos para complejos rituales de muerte y de nacimiento, y al tiempo monumentos al conocimiento de un pueblo mucho menos ignorantes de lo que los historiadores creían. Hasta los arqueólogos más irracionalmente racionalistas se han rendido a la evidencia : en sus medidas esta reflejado el conocimiento matemático y astronómico de una ciencia incomprensible hace seis o siete mil años atrás.

Estamos, pues, frente a algo más que una tumba. En esa montaña formada por dos millones seiscientos mil bloques de piedra, acarreados y ensamblados quien sabe como, con un volumen total de más de dos millones y medio de metros cúbicos y un peso superior a los siete millones de toneladas, la Gran Pirámide es un templo religioso y científico y tal vez, sea también una tumba.

La pirámide fue pensada para tumba inviolable del soberano, destinada a la eterna preservación de su cuerpo, incorrupto por embalsamamiento, y de su ajuar funerario. Sólo de este modo se posibilitaba la residencia del alma en el cuerpo y su supervivencia en el mundo del más allá. Para proteger el cuerpo y el ajuar de eventuales saqueadores se multiplicaban las dificultades de acceso a la cámara, interponiendo toneladas de piedra, disponiendo puertas falsas, corredores ciegos, cámaras dobles, etc. Todo ello fue inútil: los saqueadores siempre consiguieron su objetivo y ya en la antigüedad las pirámides fueron violadas y robadas y pasaron a ser lo que son hoy, el símbolo de Egipto de su arte teocrático y de su sistema político. A pesar de los grandes progresos que ha experimentado la egiptología, particularmente en lo que va de siglo, es todavía mucho lo que se ignora acerca de cómo era construida una pirámide.

Para asegurar la vida en el más allá, el cuerpo del difunto debía ser conservado y habían de ser satisfechas las necesidades materiales que tuvo cuando vivía. Esta idea fue dominante y condicionó de modo decisivo la vida en todos los períodos del antiguo Egipto. Ya en la época predinástica se hacía lo posible por preservar adecuadamente el cadáver. Entonces se enterraba en hoyos rectangulares excavados en la arena, en los que a veces se disponían unas paredes de madera o de barro prensado. Junto al cadáver se disponían utensilios, armas y alimentos. Cerrada la tumba, ésta se cubría con un túmulo de arena y relleno.

Con el tiempo solía ocurrir que la arena era desplazada por el viento, desaparecía el túmulo y finalmente el cadáver quedaba expuesto a los elementos y se perdía. Para evitar este peligro, ya en la era dinástica las personas de elevada posición y los reyes se hacían construir encima del túmulo de arena, una estructura de adobe y ladrillo. La "mastaba", que debía imitar en su aspecto a las viviendas que el difunto habitó cuando vivía. Los reyes de la III Dinastía empezaron a usar la piedra para sus monumentos funerarios, pero su empleo no se generalizó en las tumbas de nobles y dignatarios hasta la IV Dinastía.

La Necrópolis de Giza

se encuentra en la meseta de Giza, en las cercanías de El Cairo, Egipto.

En esta necrópolis del antiguo Egipto se erigieron la pirámide de Jufu (Keops), también conocida como la Gran Pirámide, la pirámide de Jafra (Kefrén) y la relativamente pequeña pirámide de Menkaura (Micerino), junto con varias pirámides subsidiarias menores, templos funerarios y la Gran Esfinge de Giza. Asociados a estos monumentos reales se encuentran numerosas mastabas de cortesanos y algunos monumentos de épocas posteriores relacionados con el culto a los antepasados.

De las tres pirámides principales se conserva su núcleo, conformado por bloques de piedra caliza, pero de su revestimiento, de caliza pulida o granito rosado, solo quedan algunos restos, pues estos bloques fueron utilizados para construir edificios en la cercana ciudad de El Cairo.

Es interesante notar que la pirámide de Jafra parece la más alta, pero esto es debido a que fue construida sobre una zona más elevada de la meseta de Giza; en realidad es la que se adjudica a Jufu la de mayor altura y volumen, estando considerada en la antigüedad una de las Siete Maravillas del Mundo, la única que aun perdura.

Keops: (La Gran pirámide de Giza) la más antigua y la única que aún perdura de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo y la mayor de las pirámides, sirvió como tumba o cenotafio al faraón de la cuarta dinastía del antiguo Egipto Jufu,. La fecha estimada de terminación de la Gran Pirámide es en 2570 adC y fue la primera y mayor de las tres grandes pirámides de la Necrópolis de Giza en las afueras de El Cairo en Egipto y el edificio más alto del mundo hasta el siglo XIX.Herodoto, quien contempló la pirámide hacia el año 450 adC, comentó que su tiempo de construcción fue de 20 años. Erigida con unos 2.500.000 bloques de piedra cuyo peso medio es de dos toneladas por bloque, llegando a pesar algunos de ellos hasta las 60 toneladas. Originalmente recubierta por unos 25.000 bloques de piedra caliza blanca, pulidos, de varias toneladas cada uno; mantuvo este aspecto hasta principios del siglo XIV, cuando un terremoto desprendió parte del revestimiento calizo y posteriormente los turcos otomanos utilizaron dicho revestimiento para la construcción de edificaciones en El Cairo.

Kefren: (La pirámide de Jafra), fue erigida en la meseta de Giza, En épocas antiguas fue denominada la Gran Pirámide, debido a que parecía ser más alta que la pirámide de Keops. Este efecto es debido a que se encuentra situada en un nivel más alto de la meseta, y presenta un ángulo más inclinado en sus caras, el ángulo sagrado egipcio, utilizado en algunas pirámides posteriores.La estructura interna de la pirámide muestra mayor simplicidad que la de Keops, el techo de la cámara funeraria está conformada por grandes losas de granito inclinadas y el sarcófago se encuentra prácticamente al nivel del suelo. Tiene dos entradas, situadas en la cara norte, una a doce metros de altura, entre las hiladas de la pirámide, otra justo en la base, con un largo pasaje interior. Esta segunda entrada tardó en ser encontrada, solo fue descubierta en tiempos relativamente recientes.En el interior de la cámara funeraria se halla el sarcófago de granito negro, vacío desde hace mucho tiempo. Belzoni, cuando entró en 1818, solo encontró en el sarcófago unos huesos de vaca. El complejo de la pirámide cuenta con un templo funerario en lado Este y una calzada pavimentada que lo conecta con el templo del valle, situado junto a la Gran esfinge, presentando una planta y diseño que recuerda al Osireion, con patios y columnas desprovistas de jeroglíficos o cualquier tipo de adorno, realizado con enormes sillares y grandes losas de granito revistiendo los muros del templo.La pirámide de Jafra es fácilmente reconocible por los restos del recubrimiento de caliza que aún perduran en su cúspide. Esta caliza, procedente de las canteras de Tura, es de gran calidad y era utilizada en el recubrimiento de las pirámides, para otorgarles un acabado perfectamente liso, pulido y brillante. La primera hilada, parcialmente conservada, es de granito procedente de Asuán. Sin embargo, fue utilizada como cantera durante la dinastía XIX, se sugiere que por Ramsés II, para un templo en Heliópolis, y posteriormente en la época musulmana, para la construcción de la “mezquita de Hassan” y otros edificios de la ciudad de El Cairo.

Micerino: (La pirámide de Menkaura) es la pirámide más pequeña de las tres más famosas de la meseta de Giza.A Menkaura (o Micerino), faraón de la dinastía IV, se le atribuye ordenar construir la pirámide. Conocida en tiempos antiguos como "La Pirámide Divina" cuenta con tres pirámides satélites de reinas. En la antigüedad esta pirámide estaba revestida de granito rojo hasta escasa altura y el resto de recubrimiento era de caliza de Tura. En la actualidad la pirámide se halla desprovista de casi todo su recubrimiento, pudiendo observar las regulares hiladas que la forman. Cerca de la base, se encuentran algunas hiladas del recubrimiento de granito. La pirámide además, presenta en el exterior de una de sus caras, una gran brecha posiblemente realizada por los saqueadores, que no lograron por este método alcanzar la cámara funeraria.En las exploraciones arqueológicas realizadas en el Siglo XX se encontró un sarcófago de basalto intacto que contenía otro de madera antropomorfo con una momia en su interior. Sin embargo, el sarcófago interior de madera resulto ser de algún personaje importante de la época Saíta y no de Menkaura. El sarcógago de basalto, perdido bajo el mar frente a las costas de Cartagena (España) en un naufragio, posiblemente perteneció a Micerinos.

La Gran Esfinge de Giza: es un gran monumento situado en la ribera occidental del río Nilo. Fue construida posiblemente durante la dinastía IV de Egipto (a. siglo XXVI adC). La cabeza podría representar al faraón Kefrén, teniendo el cuerpo la forma de un león.La gran esfinge se realizó esculpiendo la roca caliza natural de la meseta de Giza que rodeaba al monumento. Los estratos inferiores se descomponen fácilmente con la humedad del ambiente pero la arena arrastrada por los vientos del desierto cubrió periódicamente su cuerpo, protegiéndola durante siglos.Gozó de veneración y culto por los egipcios desde la antigüedad, especialmente durante el Imperio Nuevo. Fue identificada con el dios extranjero Horum, y con el dios egipcio Horus como el Horizonte Hor-em-Ajet. En árabe la denominaron Abu el-Hol "Padre del Terror".

Vídeos relacionados