Pintura Barroca

Historia del Arte. Barroco. Características. España. Diego Rodriguez de Silva y Velázquez. Etapas. Las Meninas. Las Hilanderas

  • Enviado por: Marta
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad

1.-Pintura Barroca

-Abarca todas las manifestaciones del espíritu y vida del siglo XVII, desde finales del siglo XVI, la sociedad atraviesa por una honda crisis que afecta la vida entera del hombre europeo, tiñéndola de angustia e inseguridad, se habla de una crisis económica, política, social y moral, hay mucha desigualdad social, intransigencia religiosa, guerras sucesivas. El siglo XVII es más racional y científico con respecto al siglo XVI, ya que durante el renacimiento se había centrado la actividad del hombre en su sensibilidad artística y en la unidad de una fe religiosa ardorosamente defendida (Reforma y Contrarreforma), y en el estudio y el pensamiento humanístico. Este entorno de crisis afecta y da un sello característico al Barroco.

-La acumulación de objetos es también una característica de ésta época, en la decoración y en cuanto a la pintura el claro - oscuro es el principal sello barroco.

-El artista que mejor representa este estilo es, Caravaggio, pintor italiano, quien utilizaba el naturalismo tenebrista, que se cultiva en el Barroco italiano. El Realismo era también muy utilizado por los artistas de la época.

-Existieron también otros maestros barrocos, como los Holandeses Rembrandt, Vermeer de Delf, Hals; así, es el momento del triunfo del bodegón, el paisaje y la pintura de género.

-En cuanto al retrato existen dos vertientes: la intimista, que recoge la labor cotidiana de un personaje de la casa, género muy cercano a la pintura de costumbres; éste es el caso de Vermeer de Delft, quién retrata siempre a mujeres haciendo algo dentro de una habitación, con un mapa y una silla comúnmente presentes en varias de sus obras. La otra vertiente es la del retrato de grupo, encargado por cofradías de profesionales o gremios, como sería el caso de la famosa Lección de Anatomía de Rembrandt. No puede omitirse al famoso pintor Pedro Pablo Rubens, quien con sus bodegones exuberantes, sus escenas picantes, su alegría de color en los cuadros religiosos, gustaron mucho en la Corte española.

-Existe otro estilo nombrado como final del Barroco, hablamos del Rococo.

-El Rococo se sitúa característicamente en Francia, en la corte francesa y en sus suntuosas y grandiosas fiestas en el palacio de Versalles, mientras el pueblo se moría de hambre. Es la época de la frivolidad, vanidad y trivialidad.

-Los temas utilizados mayormente son las escenas cortesanas, pastoriles, temas mitológicos y venus, donde todo es paz, amor y tranquilidad.

Son artistas de la época Fragonard, Bateau y Boucher, los tres franceses.

1.1-Características

-La pintura barroca tuvo unas técnicas comunes, pero las obras tienen unas características comunes:

-Se impuso el realismo, representar las cosas tal y como eran, incluso sus rasgos desagradables.

-Se usaron composiciones menos simétricas y personajes y actitudes poco serenas, para dar una mayor mobilidad y fuerza a las representaciones.

-Se utilizaba una técnica llamada claroscuro. Se basaba en generalizaron los fuertes efectos luminosos, es decir, que se mezclaban zonas de sombra con otras de intensa luz.

-Las representaciones tenían gran emotividad y los personajes mostraban los sentimientos muy intensamente.

-La pintura barroca se caracterizaba por los siguientes temas: escenas religiosas, retratos, mitología, escenas cortesanas e imágenes de la vida cotidiana, aunque empiezan a desarrollarse también los paisajes y los bodegones, que también recibe el nombre de “naturaleza muerta”.

2.-Pintura Barroca En España

-La temprana aparición del naturalismo barroco en España estuvo motivada por la influencia de Italia y, sobre todo, por la importancia política de la Iglesia católica.

-El florentino Vicente Carducho contribuyó materialmente al establecimiento en el centro de España del estilo pictórico antimanierista propugnado por la Contrarreforma. Juan Sánchez Cotán y Juan van der Hamen destacaron por el realismo de sus bodegones (naturalezas muertas) en los que combinan la influencia flamenca con la de Caravaggio.

-En Valencia, el naturalismo se puede apreciar en la obra del pintor Francisco Ribalta, conocedor del arte italiano del renacimiento, de la pintura de Tiziano, de Caravaggio y de su paisano José de Ribera, que desarrolló su actividad artística en Nápoles. Sevilla y Madrid se convirtieron en los dos centros principales del arte barroco español. Así, a comienzos del siglo XVII las características típicas del barroco se aprecian ya en los cuadros de Juan de las Roelas, Francisco Pacheco y Francisco de Herrera el Viejo.

-Francisco de Zurbarán, afincado en Sevilla desde 1629, fue el pintor monástico por antonomasia; nadie como él supo representar con más sencillez el fervor religioso de la vida monástica contrarreformista. Los volúmenes simples, la sencillez compositiva y el tenebrismo, caracterizado por los fuertes contrastes de luz y sombra, definen el estilo que no cambiará hasta los últimos años de su vida, cuando la influencia de Bartolomé Esteban Murillo le lleve a experimentar con una pincelada más suelta y ligera y un uso más vaporoso de los colores.

-Diego Velázquez, el pintor más importante del barroco español, se moverá entre el naturalismo de la primera mitad del siglo XVII y el barroquismo de la segunda. De su etapa juvenil en Sevilla sobresalen obras como la Vieja friendo huevos y la Adoración de los Magos.

-En 1623 se trasladó a Madrid como pintor de corte de Felipe IV, cargo que ocupará ya toda su vida. Sus series de retratos reales culminaron con Las Meninas, retrato colectivo de las infantas, las meninas y otros personajes de la corte, en el que aparece también el propio pintor. Maestro en el tratamiento de los volúmenes, la forma y el color, y pionero de la perspectiva aérea y las grandes pinceladas, Velázquez destacó también por sus cuadros de tema histórico, como La rendición de Breda , y mitológico, con obras como La fragua de Vulcano y la Venus del espejo.

-Contemporáneo de Velázquez fue el granadino Alonso Cano, escultor, arquitecto y pintor célebre por sus delicadas representaciones del cuerpo humano, como muestra el Descenso al limbo, uno de los pocos ejemplos de desnudo en el barroco español.

-Murillo, pintor sevillano algo más joven que Velázquez, fue el maestro de la gracia y delicadeza femenina, encarnando un tipo de devoción plenamente sentimental que evidencian sus representaciones del Niño Jesús y la Inmaculada Concepción.

-La última fase del barroco sevillano tiene en Juan de Valdés Leal a su mejor representante. Entre sus obras destacan los dos Jeroglíficos de las postrimerías (1672, Finis gloria mundi e In ictu oculi, representaciones de la caducidad de la vida y las postrimerías del hombre) del hospital de la Caridad de Sevilla, escalofriantes pinturas de esqueletos y cuerpos putrefactos plenas de morbidez y exacerbado realismo.

-En Madrid, la última generación de pintores barrocos incluye a artistas como Francisco Rizzi, Juan Carreño de Miranda y Claudio Coello, cultivadores de un estilo decorativo de clara influencia italiana.

2.1-Características

-El siglo XVII es el siglo de oro de la pintura española.

Características generales:

-Temática: predominantemente religiosa. Como otros géneros únicamente pueden citarse el bodegón y el retrato. Se da una carencia casi absoluta de pintura profana y mitológica ya que la clientela era religiosa en su mayor parte. Los prejuicios morales son extremados. La corte y la nobleza adquirirán los cuadros de esta temática en Italia y Flandes y la burguesía del XVII no es potente ni ilustrada. Solo Velázquez cultivará estos géneros.

-Estilo: frente a lo heroico y triunfal predomina una cierta intimidad y una humanidad poco teatral. Ausencia de sensualidad.

-Ausencia de rasgos, que fueron habituales y definidores, especialmente en Italia, durante el Renacimiento: lo heroico, los tamaños superiores al natural, las glorias corales de los fresquistas italianos. Predomina una cierta intimidad y un sabor de humanidad poco o nada teatral. En resumen, se prefiere un equilibrado naturalismo y se opta por la composición sencilla.

-Ausencia de sensualidad, por obra de una implacable vigilancia que no se ablanda en España.

-Tenebrismo, que expresa muy bien esos valores, por lo que se comprende mejor su éxito entre nosotros y no es posible reducirlo a un recurso o técnica meramente importada de Italia.

-División de los pintores barrocos en función de la ubicación geográfica de sus centros de trabajo, y así se habla de la escuela valenciana o sevillana o madrileña. Sin embargo tal clasificación es insuficiente fundamentalmente por dos motivos: no puede dar razón de las grandes diferencias que se observan entre pintores de la misma escuela y no explica tampoco de modo satisfactorio la evolución pictórica que va desde el Manierismo hasta la decadencia del propio barroco.

Diego Rodríguez de Silva y Velázquez, nació en Sevilla en 1599. Por parte paterna de origen portugués y es posible que pudiesen tener algún remoto vinculo hebreo,y por parte materna (los Velázquez ) son de origen sevillano, sus antepasados fueron quizás hidalgos, pero sin especial significación ni económica ni social. El joven Velázquez, bien dotado desde la infancia para la pintura, inicia su formación hacia 1609, pasando algunos meses en el taller de de Herrera el Viejo , pintor prestigioso en la ciudad y conocido por su mal carácter. Al parecer el joven no pudo soportarlo y en 1610 formaliza contrato de aprendizaje con el pintor sevillano Francisco Pacheco. Pacheco, ha pasado a la historia del arte mas como maestro de Velázquez y escritor , que como pintor, habiendo sido un ejemplo muy singular de artista letrado, erudito y conocedor de la literatura clásica. Represento un gran papel en la vida cultural y artística sevillana , gozando de gran prestigio en los círculos eclesiásticos, participando de forma muy influyente en las tertulias literarias de la ciudad, en las que se reunían , al modo de las academias italianas, los miembros de la nobleza local, clérigos cultos y artistas de la pluma o pincel. En este ambiente culto se forma el joven Velázquez, hasta que en 1617 , se examina ante el gremio de pintores de la ciudad de Sevilla, quedando inscrito como uno mas de ellos, pudiendo ejercer ya libremente su oficio y abrir tienda de pintura y tener oficiales y aprendices, tal como eran los usos de la época. Un año mas tarde , a la edad de 19 años se casa con la hija de su maestro Pacheco. En estos años el joven Velazquez, como otros pintores de su generación, Zurbaran, recibió encargos de temas religiosos.

 'Pintura Barroca'
En esta etapa inicial procura y lo consigue con gran maestría , dominar el natural, lograr la representación del relieve y de las calidades lográndolo sirviéndose del tenebrismo, de la fuerte luz que dirigida acentúa los relieves y singulariza mágicamente las cosas mas vulgares al colocarlas en un primer plano de luz y significación. De esta etapa es El Aguador de Sevilla y los Dos jóvenes comiendo, que el conserva y lleva a Madrid consigo , quizás para mostrar su maestría. En 1621 muere en Madrid el rey Felipe III, su sucesor FelipeIV favorece a un noble de familia sevillana , aunque nació en Roma, don Gaspar de Guzmán que se convertiría de inmediato en el todo poderoso valido Duque de Olivares. Parece ser que por mediación de su suegro Pacheco , en 1622 hace un viaje a Madrid , que no parece que produjese efectos inmediatos , pero si le permitió a Velázquez conocer a personas importantes en la Corte, ver por primera vez las colecciones reales de pintura y retratar a Gongora.

 'Pintura Barroca'
En 1623, logra su suegro Pacheco por mediación de un capellán real -don Juan de Fonseca- ,que el Conde-duque de Olivares le haga venir a Madrid a realizar un retrato ecuestre del joven rey, el cual es celebrado por la corte y desde este momento se inicia el proceso de transformación humana y artística del pintor sevillano. En la Corte , rápidamente se granjea el afecto del rey, ello le conduce a la obtención de de altos puestos en la vida palatina y la obtención del titulo de Caballero de Santiago, que se reservaba solo a los mas altos grados de nobleza de sangre , con ello , logra disipar toda duda sobre sus posibles antepasados judíos. Ya establecido en la corte se instala en Madrid , trae consigo a su mujer-Juana Pacheco con su hija Ignacia, nacida en 1621, había tenido en 1619 otra hija Francisca que murió a los pocos días del nacimiento. El matrimonio toma casa en la calle de Concepción Jerónima, en el mismo cogollo de la capital .

 De sus bienes de Sevilla, que parece ser no son cortos, principalmente casas, se encargara de bien administrarlos su excelente suegro,Velázquez totalmente entregado a su arte no se preocupa de semejantes minucias, lo que realmente le interesa es afianzarse en su nueva situación , ya buena en Palacio y en el mundillo artístico, donde debió tener numerosos enemigos, según se deduce de fuentes contemporáneas.Sus enemigos, ante su gran maestría , hacían correr el bulo de que toda su habilidad consistía en saber pintar una cabeza.

 'Pintura Barroca'
De esta época se han perdido sus pinturas, por el desgraciado incendio de Alcázar en 1734, la obra quizás mas importante desaparecida fue la Expulsión de los moriscos, pintada en 1627, con la que logro demostrar que sabia hacer algo mas que cabezas, pues era un lienzo muy complejo, fundiendo en el alegoría y relato histórico, al modo de las composiciones flamencas. La obra mas importante conservada de estos años es sin duda Los borrachos ,cuadro en el que representa el tema clásico de la Bacanal, de forma muy personal afronta el asunto de forma directa, elemental y casi ruda, nos ofrece una reunión de pobres gentes , soldados de los Tercios, que en la adoración de Baco-Dionisos (un joven vulgar picaruelo) encuentran consuelo a sus desgracias y desventuradas vidas, la alegría y consuelo del vino se comunica con gran vivacidad y realismo. Su técnica esta mas perfeccionada y se nota la experiencia de la pintura veneciana.
Primer viaje a Italia
En Agosto de 1628 aparece en Madrid Rubens, con cartas para la archiduquesa Isabel Clara Eugenia y ocho grandes cuadros para el rey. Rubens , es un hombre que ya trae una gran fama internacional un gran bagaje artístico y político y es 22 años mayor que nuestro Velázquez., causa una gran impresión a nuestro pintor y juntos hacen un viaje a El Escorial y capta toda la sabiduría que el gran pintor del barroco-Rubens- le transmitió en esta estancia que se prolonga hasta el 29 de Abril de 1629, se piensa que también fue quien le indico la conveniencia de hacer un viaje a Italia, viaje que planea y obtiene licencia del rey el 28 de Junio de 1629. El 10 de Agosto de 1629 , sale del Puerto de Barcelona , teniendo de compañero de viaje, nada menos que al famoso general Ambrosio de Spinola. En Italia permaneció un año y medio , tenemos constancia de su itinerario, porque su buen suegro Pacheco dejo reseñadas las etapas de su yerno, paro en Venecia , en casa del embajador de España, que le hizo grandes honores, paso a la ciudad de Ferrara, donde le hizo los mismos honores el cardenal Sachetti, luego marcho a Cento y de allí a Roma , siendo muy favorecido en esta ciudad por el Cardenal Barberini, sobrino del Pontífice, dejándole vivir allí y permitiéndole recorrer sus estancias y hacer copias de sus pinturas. Pero a temperamento tan independiente no le contento tal hospedaje -El Vaticano, pidiendo licencia para trasladarse a la Villa Medicis, allí permaneció dos meses, hasta que enfermo de terciarias y marcho a vivir a casa de Monterrey, quien ayudo al paciente y corrió con los gastos que ocasionaron su enfermedad. Al sanar marcho a Nápoles , donde realizo un retrato de doña María de Austria , reina de Hungría , que trajo a España y entrego a su hermano , nuestro rey. Volvió a Madrid después de un año y medio, siendo muy bien recibido por el Rey y por el Conde-Duque. De Roma conservamos La Fragua de Vulcano , hoy en el Museo del Prado y la Túnica de José de el Escorial, sabemos que copio atentamente obras de Miguel Angel y Leonardo. Su educación ha sido la mas completa que ningún artista español ha podido recibir y su sensibilidad recatada y secreta , se ha nutrido de ricas experiencias y su técnica ha alcanzado ya el punto de severa perfección.

  Afianzamiento en la corte
Al regresar Velázquez a Madrid , en enero de 1631, retoma de nuevo sus actividades palaciegas y recibe el reconocimiento y afecto de Felipe IV, que ha visto en el sus extraordinarias condiciones y va a ser ya para siempre su pintor. En esta década su actividad en palacio va ser muy intensa , se esta construyendo en Madrid el Palacio del Buen Retiro, iniciativa del Conde Duque de Olivares, y para su decoración se hacen encargos a muy importantes pintores . Velázquez va a realizar una serie de soberbios retratos ecuestres de los reyes FelipeIII, FelipeIV, de sus respectivas esposas y del principe heredero, para decorar los testeros del salón de Reinos, para estos muros, también se pintan cuadros de batallas mostrando los triunfos de la monarquía, nuestro pintor sevillano contribuye con la Rendición de Breda o cuadro de Las Lanzas. Junto a las obras del buen Retiro , trabaja también para la Torre de Parada , palacete de caza próximo al Pardo, donde FelipeIV, formo una excelente 'Pintura Barroca'
colección de pinturas. Para este lugar , realiza una serie de retratos de miembros de la familia real en traje de caza, en un tono discreto y sencillo, en escenario de montañas representando actividades cinegéticas.

 Para la Torre de Parada,pinto tambien,ciertas figuras de caracter mitológico o literario,'Pintura Barroca'
como el Marte, Mesipo y Esopo.En estas figuras , hay una enseñanza moral de signo entre estoico y cínico, que hace ver como depositarios de la verdadera sabiduría a los que han renunciado a las ataduras y las engañosas apariencias del mundo. De esta época también es El Cristo Crucificado , realizado por encargo real y destinado al convento de San Placido.La plenitud del cuerpo,la morbidez del desnudo sereno como una estatua clásica, a la vez que palpitante, hacen que este cuadro sea apreciado por el publico en general como la representación del Cristo por excelencia. También pinto para el oratorio de la reina La coronación de la Virgen y para una de las ermitas del jardín del Buen Retiro ,el gran lienzo de San Antonio Abad y San Pablo ermitaño. Entre los años treinta y los cuarenta , también corresponden una serie de retratos de enanos y bufones de la corte, personajes singulares que pululaban en torno al rey,al que divertían y advertían de la realidad, con un grado de sinceridad y familiaridad sorprendente.

 'Pintura Barroca'
SEGUNDO VIAJE A ITALIA
En esta ocasión parte a Italia con el duque de Maqueda y Najera , que iba a Trento para acompañar y recoger a doña Marina de Austria, archiduquesa de Austria y prometida de FelipeIV . Salió la comitiva de Madrid en octubre de 1648, se dirigió a Málaga, donde embarco en enero de 1649. Velázquez era un hombre de 50 años, ya maduro, tenia el encargo del monarca de adquirir obras de arte para la colección real y contratar decoradores al fresco. En Roma permaneció todo el año de 1650 , se le abren las puertas del Vaticano, dado su condición de pintor real, y se le encarga el retrato del Pontífice Inocencio X. El lienzo sorprendió a los romanos y se le abren las puertas de la Academia de San Lucas y la de Virtuosi al Panttheon. En esta obra , refleja la personalidad cruel, recelosa y vulgar , del papa, e impone su gran técnica con un acorde de rojos deslumbrantes y novedosos en su época. Esta obra ha de decirse que junto con Las Meninas, es su obra maestra y quizás de toda la historia de la pintura. Antes de pintar al Papa, en Roma, hace un retrato de su criado-esclavo , Juan de Pareja, que le acompañaba en el viaje, posteriormente le concede la absoluta libertad ,no obstante permaneció con Velázquez como ayudante y fiel servidor hasta su defunción. Los dos cuadros de la Villa Medicis, del Prado, parece ser que también fueron pintados en este segundo viaje , aunque algunos estudiosos de Velázquez , estiman que fueron realizados en su primer viaje italiano. Lo nuevo , es la técnica de los mismos y su enfoque visual´. Hay noticias de otros cuadros pintados en Roma por Velázquez, pero solo se ha conservado con seguridad el del cardenal Camillo Astalli .

 'Pintura Barroca'
Se cree con gran fundamento que de Roma se trajese pintada , una pieza excepcional. La Venus del Espejo. Es el único desnudo del siglo XVII, sobre el se plantean varios enigmas ,como en todas las obras velazqueñas, uno es la fecha en que lo pinto; lugar , dicen que lo realizo en España mientras sostienen otros que lo hizo en Italia , impregnado por clima de libertad que había en aquel país muy diferente al que se respiraba en el inquisitorial territorio español. Se sabe que fue un encargo que le realizo el Marques de Heliche, sobrino del Conde Duque de Olivares y en ese momento favorito de Felipe IV. Velázquez demoro su vuelta a España , porque mantuvo una aventura de la cual tuvo un hijo Antonio, al que de vuelta a Madrid envío dinero. El rey le ordeno regresar e incluso , cuando solicita permiso mas tarde para hacer un tercer viaje , le será denegado. Este viaje , como ocurrió con el primero, hacen evolucionar su pintura dando las características que marcan su tercera etapa madrileña

 'Pintura Barroca'
ULTIMOS AÑOS:
Ya en España, las pinturas y esculturas que había traído de Italia , complacen extraordinariamente al rey , quien le nombra aposentador mayor de palacio , y la amistad y cariño que siempre le había manifestado , se refuerza y permanece hasta la muerte del pintor. Este cargo es de máxima responsabilidad palaciega , y le inserta aun mas en la vida cortesana, ha de ocuparse a modo de mayordomo o intendente de toda la vida palaciega , de los desplazamientos del rey, decoración de ceremonias...... Se le encomienda la decoración del Alcázar, para ello pinta cuatro lienzos mitológicos , de los que solo hoy se conserva Mercurio y Ergos. Formando parte , quizás , de sus obligaciones palaciegas se le encarga en 1656 la instalación en el Escorial de algunos de los cuadros traídos de Italia y de los comprados a Cromwell que habían pertenecido al decapitado rey Carlos I de Inglaterra. Además de la decoración , parece ser que redacto una cuidadosa memoria descriptiva , por desgracia hoy perdida . En estos años , retrata a los miembros de la familia real , quizás , la mas retratada sea la Infanta Margarita, que la recoge desde sus tres años a los ocho, la infanta María Teresa y el infante Felipe Prospero ,al que realiza un magnifico retrato vestido de azul acompañado de su perrito y las Meninas o La Familia, como se la llamo en su época . En las Meninas , hay un misterio respecto a la composición. si se atiende solo al pintor que pinta y el espejo que hay en el fondo, se puede pensar que su pensamiento inicial era el de retratar tan solo a los reyes, esto hace que ellos ocupen el mismo lugar que nosotros cuando estamos contemplando la obra, ello dota a la tela de una profundidad y tratamiento del espacio , totalmente novedoso. En un primer termino pinta a la infanta Margarita, rodeada de sus bufones y meninas-damas jóvenes de la nobleza que la atienden-, en el fondo en una puerta esta la silueta a contraluz de un caballero , don José Nieto, y el pintor de frente al espectador con sus pinceles en mano que parece estar interrogando y recogiendo lo que ocurre ante su mirada vigilante, todo ello nos mete en el aire, el espacio con una verdad deslumbradora.

 'Pintura Barroca'
Después de 15 años de intensas investigaciones, Matías Díaz Padrón, conservador jefe del Museo del Prado , ha llegado a la conclusión de que Velázquez pinto dos retratos de Las Meninas, ello ha sido fuente de grandes discrepancias dentro de las personas especializadas en la obra de Velázquez , habiendo incluso saltado a la prensa y opinión publica , las criticas a la investigación de don Matías Díaz Padrón. Se trata de un cuadro que hasta la fecha estaba atribuido a su yerno Martínez del Mazo, que se exhibe en un pequeño museo británico del condado de Dorest , conocido como Kingston House, Díaz Padrón sostiene que el motivo de su duplicidad, pudo haber sido un modelo a prueba previo o bien que hizo una copia para disfrutar de ella en su intimidad, hipótesis mas verosímil , ya que se trata de un cuadro acabado.Con ello una obra , que hasta la fecha estaba valorada en unos cuarenta millones de pesetas , pudiera ir a una subasta y valer miles de millones.

Las Hilanderas o Fábula de Aragne, pertenece también a este periodo , siendo también una de las pocas grandes obras maestras de la historia de la pintura. En un primer plano se observa a unas trabajadoras , bonitas con una extraordinaria composición de actitudes y movimientos especialmente la que hace girar la rueda del torno, con ello se adelanta sensiblemente a los problemas de la pintura de su tiempo, el movimiento quesera la bandera de los impresionistas. En el fondo , tratado con una técnica que hoy día no ha podido ser igualada , se aprecia a unas damas, posibles clientes de la casa, ante las que se exhibe un hermoso tapiz, este reproduce a un maravilloso cuadro de Tiziano El rapto de Europa.

Como aposentador mayor , se le encomienda una tarea de gran altura social, la participación en la entrega de la hija mayor del rey, infanta María Teresa , a su prometido el rey Luis XIV de Francia, en la Isla de Los Faisanes, ceremonia que ha pasado la historia como la jornada de Fuenterrabia.Toda la ceremonia , decoración.. fue realizada por Velázquez , quizás por el excesivo esfuerzo realizado en tal alta tarea, llega a Madrid enfermo, los médicos dijeron en principio que sufría de terciana sincopal, sufrió grandes fatigas en el estomago y corazón , a decir de los galenos que le atendieron. Murió rápidamente el día 6 de Agosto de 1660. Fue enterrado en la la Iglesia de San Juan Bautista, lugar que fue arrasado en la Guerra de la Independencia y nadie se preocupo de salvar los restos de Velázquez. En 1961, en el lugar que ocupaba la antigua iglesia, se alzo una modesta columna, que señala la morada eterna del ilustre pintor, hoy plaza Ramales, siete días después murió su esposa, la hija de Pacheco, que tan silenciosamente le acompaño en vida. Su descendencia, procedente de su hija Francisca casada con el pintor Martínez del Mazo, fue realizando diferentes enlaces, hasta llegar a hoy día que se dice que el príncipe Bernardo de Holanda , el rey Balduino de Bélgica, el príncipe de Liechtenstein y la princesa de Luxemburgo, son descendientes por línea directa de Diego Velázquez. Actualmente ,se acaban de iniciar unas, polémicas excavaciones en la Plaza de Ramales de Madrid, donde al parecer han aparecido dos esqueletos , de los que se va a estudiar el ADN del cabello de Velázquez a fin de determinar ,si estos restos son los del el pintor y su esposa.

LAS MENINAS

'Pintura Barroca'

Las Meninas fue pintado en 1656 y en todo el mundo es celebrada como la obra maestra de Velázquez. El cuadro se presenta a primera vista como si se tratara de una escena casual: Velázquez está pintando un enorme lienzo en uno de los salones de palacio, y allí irrumpe la Infanta Margarita, acompañada por sus dos Meninas (damas de compañía), por dos enanos, un perro y otros dos personajes. Al fondo se abre una puerta por la que José Nieto, un funcionario palaciego, contempla la escena.

Esa verdad inmediata de lo que se ve, sin embargo, esconde una profunda cadena de enigmas, el primero de los cuales es la indeferenciación absoluta entre el espacio del cuadro y del espectador, introduciendo a éste de lleno en el espacio de la ilusión.

Velázquez, Margarita, la enana Maribárbola y el personaje masculino que tiene detrás miran fijamente a los espectadores, pero el espejo que se encuentra al lado de la puerta del fondo muestra el reflejo de la efigie de los dos reyes. Así pues, éstos se encuentran indudablemente en el lugar al que todos miran, el lugar en el que, de hecho, está el espectador. Por eso Velázquez los mira también: parece estar pintándolos. Pero en el espejo, el rey aparece con una cortina por arriba, como era tradicional en los retratos reales. Por eso no se sabe a ciencia cierta si lo que el espejo refleja es a los reyes o al retrato que de ellos está pintando.

El cuadro entero es un prodigio pictórico en el que desde cada detalle, en los que Velázquez se complace creando maravillosos efectos de color, hasta la captación de la luz ambiente y la concepción compositiva global, pasando por todos los enigmas intelectuales que suscita, lo convierten en una de las obras maestras mas grandes de todos los tiempos.

Cuando lo pintó, Velázquez no era todavía caballero de la Orden de Santiago, por lo que la cruz roja que lleva en el pecho fue añadida posteriormente quizás después de su muerte.

A los 61 años de edad, como aposentador real, tiene que acompañar a la comitiva del rey hasta la frontera de Francia, donde, en una isla de Bidasoa, debe celebrarse la ceremonia de entrega, como esposa, al rey francés Luis XIV de la infanta Maria Teresa, hija de Felipe IV. La ceremonia se celebra el 7 de Junio de 1660; vuelve del viaje, llegando a Madrid el 26 de Junio, “cansado de caminar de noche y trabajar de día”. Un mes después, el 31 de Julio, tras haber puesto y quitado la mesa en la que el rey comía en público -una de las obligaciones de su cargo - , siente nauseas y fiebre. El rey le envía sus propios médicos, que dictaminan una grave enfermedad. Muere el 6 de Agosto de 1660.

LAS HILANDERAS o "LA FABULA DE ARACNE"


Diego Velázquez (1599-1660)
Oleo sobre lienzo: 2,20 x 2,89
Pintura Española (Siglo XVII)
Fecha de la obra: hacia 1657

Aunque durante mucho tiempo se consideró a estas "Hilanderas" como un cuadro de género en el que se mostraba a unas mujeres trabajando en el taller de la fábrica de tapices de Santa Isabel, hoy ya está probado que se trata de un tema mitológico.



Uno de los problemas que dificultaba la identificación del asunto que el pintor representa en esta obra radicaba en el hecho de que no perteneció a las colecciones reales, y no se tenía noticia documental alguna sobre la misma.

Mediados los años cuarenta de nuestro siglo, hubo autores que, basán- dose en la propia entidad del cuadro y en esa complejidad y “ambigüedad”

de significados que nos ofrecen algunos de los lienzos más significativos de Velázquez, se resistieron a interpretarlo como una sencilla escena cotidiana. Sus dudas se despejaron poco después, cuando la investigadora Mª Luisa Caturla halló un inventario de las pinturas que poseía el montero del rey Felipe IV, Don Pedro de Arce, en el que figuraba una "Fábula de Aracne, de Velázquez", no conocida hasta el momento.

Si bien la identificación de esta fábula con el tema del cuadro que nos ocupa ha sido admitida por la totalidad de los historiadores del arte, hay quienes van aún más lejos buscando en él significados ocultos y simbó-

licos. El que fuera una Apología de las Bellas Artes dirigida a demostrar la superioridad del arte de la pintura sobre la artesanía manual, es otra de las tantas lecturas que, en opinión de estos especialistas, pueden extraerse de esta obra tan rica en sugerencias.

La "Fábula de Aracne", recogida de "Las Metamorfosis" de Ovidio", narra la contienda entre Minerva, diosa de las artes y de la guerra, y la orgullosa Aracne, famosa tejedora de la ciudad de Lidia, acerca de quién haría un tapiz mejor. La osadía de la joven no tuvo límites al representar en su obra una de las aventuras amorosas del padre de la diosa, Júpiter, por lo que ésta la convirtió en araña.

Se pueden apreciar detalles finos que nos muestran la gran soltura con la que ya contaba , como podemos apreciar en el movimiento de la rueca.

El lienzo pudo resultar dañado en el incendio del Alcázar, en 1734, por lo que sufrió unas adiciones. Hay detalles que se pueden apreciar como el "arrepentimiento" visible en la cabeza de la muchacha de perfil de la derecha.



Tanto este cuadro de las Hilanderas como Las Meninas son grandes obras maestras y son consideradas por los críticos como prodigios pictóricos, sin olvidarnos de otras muchas obras de Velázquez que fueron creadas a lo largo de su vida y como resultado de distintas influencias de otros artistas contemporáneos y que en la actualidad se encuentran repartidas por los principales museos de todo el mundo

'Pintura Barroca'

La rendición de Breda o Las lanzas

Retrato ecuestre del príncipe Baltasar Carlos