Petróleo

Química. Hidrocarburos. Derivados. Cracking. Refinación. Petroquímica. Efecto ecológico. Crudo. Yacimientos

  • Enviado por: Susy
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 20 páginas

publicidad

Introducción

Noche y día nos movemos en un mundo marcado por la huella petroquímica. Desde la cobija que abriga nuestro sueño hasta el disciplinado reloj que nos despierta cada mañana, muchos de los objetos que nos rodean son producto de esa rama de la industria, en la cual se sostiene gran parte de nuestro estilo y calidad de vida. La industria petroquímica está, presente en el mundo desde 1920 y en nuestra vida todos los días. En el cepillo de dientes, jabones y cosméticos que completan nuestra rutina de aseo; en las fibras textiles de la ropa que nos cubre y en la suela de los zapatos que completan el atuendo. En la producción de los alimentos que nos reúnen a la mesa y en los envases y vajillas plásticos que los conservan. En las ruedas del carro que nos lleva al trabajo, en su tablero y en la pintura con la cual le tapamos el último choque. En el vasito de plástico donde nos sirven el café y en el pitillo con el que removemos el dulce. En la bolsa donde botamos la basura antes de salir y en los zapatos de goma que nos pondremos al llegar. Porque la materia prima con la que se fabrican todos esos artículos, al igual que otros miles y miles que usamos en nuestra vida diaria, es producida por el petróleo.

Petróleo:

Líquido oleoso, más ligero que el agua, de color oscuro y olor característico. Aproximadamente contiene un 90% de alcanos (petróleo americanos), en los petróleos europeos predominan los ciclanos, en especial el ciclopentano, el metil ciclopentano y el ciclohexano.

Etimológicamente la palabra petróleo significa aceite de piedra; se deriva de los vocablos latinos: petra-piedra y oleum-aceite.

Con respecto a su formación se han formulado varias hipótesis.

Una de ellas consideran que el origen es químico, al reaccionar el agua con carburos metálicos incrustados en el magma fundido.

Otra hipótesis considera el origen animal, al transformarse las materias grasas de enormes cantidades de peces acumulados en el fondo, bajo grandes presiones producidas por el peso de sedimentos minerales marinos a altas temperaturas.

Las hipótesis anteriores han sido desechadas. En la actualidad se piensa que el petróleo se formó debido a un proceso de fermentación anaerobia (ausencia de oxígeno) de los restos vegetales y animales diversos acumulados en el fondo del mar a donde llegaron a causa de los cataclismos ocurridos en nuestro planeta en el curso de los siglos.

El petróleo no es una especie química, sino una mezcla de diversas especies químicas formadas por hidrocarburos de cadenas abiertas

(principalmente alcanos) y por cantidades variables de cicloalcanos

(cicloparafinas), los cuales son conocidos también como naftenos.

Se encuentra en el interior de la tierra. Elemento indispensable para la vida moderna, su utilización en gran escala es reciente, y ha crecido en forma paralela al desarrollo del motor de combustión interna. Sin embargo, el petróleo era ya conocido en épocas remotas. Herodoto dice que en Babilonia lo empleaban como mortero para construcciones, y Marco Polo lo menciona en el relato de su viaje a Oriente, efectuado en el siglo XIII.

Fue la invención de la lámpara de kerosene la que generalizó el petróleo en la primera mitad del siglo XIX.

El precursor fue un americano, Edwin L. Drake, quien en 1859 hizo perforaciones en una granja de Pensilvania, consiguiendo hallar una napa a los 21 metros de profundidad. Desde ese momento las tentativas para encontrar yacimientos se multiplicaron en todo el mundo.

El petróleo no se encuentra distribuido con uniformidad en las capas del subsuelo; es necesario que se presenten cuatro condiciones para dar lugar a un yacimiento donde se acumule petróleo y gas:

  • Deben existir rocas generadoras en que la materia orgánica contenida se haya transformado en petróleo debido al efecto de la presión y temperatura.

  • Una roca almacenadora, que debe ser permeable de manera que bajo presión el petróleo pueda moverse a través de sus poros de tamaño microscópico.

  • Una roca impermeable que evite que el petróleo escape hacia la superficie.

  • El yacimiento debe tener forma de “trampa”, es decir, con rocas dispuestas de tal manera que el petróleo no pueda moverse hacia los lados.

  • El petróleo es el punto de partida para numerosos productos de uso actual.

    Productos derivados del petróleo y gas natural:

    Propeno. Butano. Etileno. Propileno. Butadieno. Isoperno. Benceno. Toluen. Xilenos. Estireno. Naftenos. Acetona. Alcohol metílico. Alcohol etílico. Fenol. Alcohol isopropílico. Ácidos nafténicos. Acetato de etilo.

    Nylon, polietileno y otros plásticos. Aspirina. Celofán. Cosméticos. Fungicidas. Anestésicos. Detergentes. Productos farmacéuticos. Cauchos. Fibras sintéticas. Perfumes. Herbicidas. Insecticidas. Sacarina. Combustibles. Lacas y pinturas.

    Solventes y resinas. Productos para fotografía. Explosivos. Anticongelantes.

    El Cracking: Llamado también desintegración térmica o pirólisis, consiste en fraccionar las grandes moléculas de los hidrocarburos de peso molecular elevado en otras de menor peso molecular empleando únicamente calor y presión.

    El cracking catalítico: Consiste en adicionara el petróleo destilable un catalizador lo que permite disminuir la presión o la duración de la operación y orientar la descomposición para obtener productos más deseables. Estos métodos de cracking (craqueo) han aumentado a más del doble el rendimiento en gasolina del petróleo crudo.

    La isomerización tiene gran importancia comercial. Consiste en la transformación de una molécula de cadena recta en otra ramificada y por este procedimiento se obtienen gasolinas de alta calidad (alto índice de octano u alto octanaje) para aviones y automóviles con motores de lata compresión.

    Refinación: La refinación es el proceso mediante el cual se separa el petróleo en sus diversos componentes, lo cual se realiza por destilación.

    La refinación del petróleo se realiza en columnas de fraccionamiento llamadas así porque de ellas salen, a diferentes alturas las fracciones que lo forman según sus puntos de ebullición. Este fraccionamiento se lleva a cabo cerca de los campos petrolíficos o bien una vez transportado el aceite crudo por buques tanques, oleoductos y gasoductos

    Las refinerías han llegado a ser tan complejas que requieren un gran terreno y adecuaciones ecológicas, además de vastos recursos humanos y enorme capital.

    Las fracciones obtenidas por la refinación del petróleo satisfacen una gran parte de los requerimientos de combustible de nuestra economía.

    La gasolina por supuesto se usa como combustible en todos los motores de nuestros automóviles y las fracciones más bajas se mezclan con ella.

    El queroseno se emplea como combustible de motores de tractores y aviones a reacción, mientras que el Gas-Oil lo queman los motores diesel y la calefacción doméstica. A partir de ciertos tipos de petróleo, se puede obtener por enfriamiento cera de parafina y vaselina. Para eliminar los constituyentes indeseables de cada fracción se emplea la purificación química, así como la destilación y se usan también aditivos para mejorar las características específicas de lubricantes o combustibles. Los residuos asfálticos se usan en la construcción de carreteras y en la impermeabilización de techos.

    La refinación industrial del petróleo comienza en 1836 para obtener un líquido llamado queroseno muy usado en lámparas.

    Además de la gasolina que es la fracción más importante, otras fracciones de uso generalizado son:

    • El éter de petróleo o ligroína, se emplea como disolvente y para el lavado en seco.

    • El queroseno, que hoy se usa como combustible para calentadores.

    • El diesel, que emplea como combustible en motores diesel.

    • Los aceites lubricantes y la vaselina, se usan como lubricantes.

    • Las ceras de parafina, para elaborar velas, cerillos e impermeabilizantes.

    • El asfalto, para pavimentación y recubrimientos.

    • El coque de petróleo con el que se elaboran electrodos de carbón.

    En cuanto a las gasolinas, se observó que cuando están formadas por hidrocarburos normales (cadenas continuas sin ramificaciones) se inflaman con demasiada rapidez con perdida de potencia y daños al motor.

    Las pruebas efectuosas con hidrocarburos puros en un motor diseñado especialmente para este propósito revelaron que estos hidrocarburos de cadenas normales “detonan mucho”, mientras que los hidrocarburos de cadenas ramificadas eran relativamente “no detonantes”. Particularmente “detonantes” es el n heptano por lo que se le asignó un índice o valor de 0 (cero) mientras que el 2,2,4 trimetil pentano incorrectamente llamado Isooctano, tiene altas cualidades antidetonantes y se le asignó un índice o valor de 100.

    Posteriormente, con diferentes mezclas de estos hidrocarburos, se construyó una escala contra la cual se compara el poder antidetonante de las gasolinas. A este poder se le llama octanaje o índice de octano. Así por ejemplo, si una gasolina tiene octanaje o índice de octano de 85 (85 octano) significa que tiene la misma calidad antidetonante que una mezcla de 85% de isooctano y 15% de n heptano.

    La Petroquímica:

    Es una rama de la química que estudia la elaboración de infinidad de productos empleando como materia prima el petróleo y el gas natural.

    Con la aplicación de la petroquímica algunos países han entrado en forma definitiva al manejo de tecnologías complejas y de técnicas productivas más completas, lo que permite diversificar ampliamente la producción petrolera.

    La industria petroquímica se ha extendido de modo considerable, el campo de acción de los derivados de petróleo.

    Posteriormente surgieron centenares de nuevos productos petroquímicos, entre los que se encuentran compuestos aromáticos, plásticos, fibras sintéticas, hules artificiales, fertilizantes, insecticidas, productos farmaceúticos, colorantes, detergentes y muchos más.

    Importancia del petróleo:

    El petróleo es un recurso natural finito, limitado,es decir no renovable, de importancia indiscutible en la vida del hombre actual.

    De tiempos remotos el petróleo ha tenido diversos usos. Los asirios y los fenicios usaron el petróleo bruto para impermeabilizar la madera de sus embarcaciones, los egipcios para embalsamar cadáveres.

    La importancia del petróleo estriba, en su valor como fuente de energía y como materia prima de innumerables productos.

    Casi la mitad de la reserva de crudo se localizan en el Medio Oriente, Africa, Estados Unidos y la Unión Soviética. Estas reservas probadas solo alcanzan para 25 años de seguir los hábitos de consumo su curso actual. En términos de energía, el carbón alcanzaría para 250 años y el gas natural para unos 50 años más.

    Efecto ecológico:

    Desafortunadamente existen algunos factores que hacen que la explotación y usos del petróleo ocasionen daños al medio ambiente. Por ejemplo, es inevitable que ocurra derrames de petróleo en el mar, lo que forma una película lustrosa flotante que impide el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono entre el aire y el agua, lo que ocasiona que mueran muchos peces y otros seres acuáticos.

    Cuando el combustible derivado del petróleo se quema se produce una mezcla de gases que contienen dióxido de carbono, monóxido de carbono, hidrocarburos cíclicos y otros.

    Aunque el dióxido de carbono es un componente normal del aire e indispensable para la fotosíntesis, su exceso depositado en la atmósfera durante largos períodos puede causar un intenso efecto de invernadero que altera los factores que regulan la temperatura sobre la tierra.

    Otro impacto negativo asociado a la quema de petróleo y gas natural es la lluvia ácida, en este caso no tanto por la producción de óxidos de azufre, como en el caso del carbón, sino sobre todo por la producción de óxidos de nitrógeno. Los daños derivados de la producción y el transporte se producen sobre todo por los vertidos de petróleo, accidentales o no, y por el trabajo en las refinerías.

    Efecto energético:

    La energía solar pasa a través de la atmósfera como luz, pero el calor resultante no puede escapar. Además del dióxido de carbono, el vapor de agua y las nubes contribuyen al efecto de invernadero. Debido a que el dióxido de carbono es un producto de la combustión, su concentración en la atmósfera puede aumentar volviéndola más caliente, con resultados muy peligrosos.

    El monóxido de carbono es altamente tóxico, ya que al combinarse con la hemoglobina de la sangre produce un compuesto llamado carboxihemoglobina, que impide que el oxígeno llegue a las células.

    Otro efecto de los hidrocarburos cíclicos en el ser humano es que pueden producir cáncer.

    La mezcla de los gases que se desprenden durante la combustión y el humo producen esmog (humo-niebla)que contienen aproximadamente cincuenta compuestos diferentes, los que reaccionan entre sí en presencia de la luz solar, e irritan los ojos y pulmones.

    Distribución geográfica:

    El continente más rico de este minetal es América, que lo posee desde Alaska hasta la Patagonia.

    Los dos países que producen mayor cantidad son los Estados Unidos y Venezuela. En el primero, los estados de mayor producción son Texas, California, Luisiana, Oklahoma, Kansas, Wyoming y Nuevo México. Las zona más afectada en el segundo se halla en el golfo de Maracaibo. México tiene también importantes yacimientos como los de Poza Rica, Cerro Azul, Tuxpan y Pánuco. En Colombia se explota de preferencia el curso superior del río Magdalena; en el Ecuador, Santa Elena, y en el Perú, la región del Titicaca y la de Negritos. Hay petróleo en Bolivia desde el Pilcomayo hasta Santa Cruz de la Sierra. En Argentina se encuentra en Jujuy, Salta y Mendoza, pero los depósitos más ricos están en la Patagonia. Chile ha intensificado a partir de 1950 la explotación petrolífera de Magallanes. El país europeo más rico en petróleo es la Unión Soviética, y el 80% de su producción proviene del Cáucaso. Las formaciones petrolíferas prosiguen por debajo del Mar Caspio. Rumania es el segundo productor europeo: sus yacimientos están en las vertientes de los Cárpatos. La siguen Austria, Alemania y Holanda, pero las otras naciones europeas carecen de yacimientos importantes.

    En Asia los países grandes productores son Kuwait, Arabia Saudita, Irak, Irán, Indonesia, Brunei y Sarawak en Borneo. También se encuentra petróleo en el Japón, así como en China, Birmania, India y Pakistán. En el continente africano sólo se explotan formaciones de importancia secundaria en Egipto, Argelia y Marruecos.

    Formaciones petrolífetas:

    Se da este nombre a un complejo de rocas se sedimentarias, generalmente esponjosas, que tienen sus poros impregnados de hidrocarburos. Estas capas de roca se han deformado durante los cataclismos geológicos, y forman algo así como cúpulas invertidas o domos, separados de la superficie por otras rocas impermeables. En estas colosales trampas quedan atrapados gases, petróleo y agua.

    Explotación y medio de transporte:

    En algunas naciones como, por ejemplo, la Unión Soviética, la explotación del petróleo está a cargo del Estado, y en otras se efectúa por consorcios o por empresas privadas. Los dos consorcios petroleros más importantes del mundo son las compañías Standard Oil de New Jersey, de capital americano, y la Royal Dutch-Shell, anglo-holandesa, que a su vez poseen numerosas empresas subsidiarias. Debido al hecho de que los yacimientos se hayan casi siempre alejados de los centros urbanos y de las zonas industriales, ha sido necesario buscar los medios de transporte más eficientes y económicos. Buques tanques, vagones de ferrocarril y camiones permiten abolir los costosos barriles, pero el método más práctico para el transporte terrestre es el de los oleoductos, tuberías que miden 15 a 80 centímetros de diámetro. La red de oleoductos, en los Estados Unidos solamente, alcanza 300.000 kilómetros de extensión. El que va desde Mosul, en el Irak, hasta Jaifa, en Palestina tiene 965 kilómetros de largo. Los tubos se unen por medio de soldaduras eléctricas, y el petróleo circulas por ellos. Cada 60 ó 100 kilómetros se instalan equipos de bombeo que van impulsando la masa líquida hasta el punto terminal.

    Características del petróleo:

    Su peso cuando se extrae oscila entre los 700 y los 950 gramos por litro. Su color varía. Su poder calorífero oscila entre las10.000 y 11.000 calorías superiores por kilogramos. El petróleo está formado esencialmente por carbono e hidrógeno, pero contiene además pequeñas proporciones de azufre, oxígeno y nitrógeno (82 a 87 % de carbono, 11 a 15 % de hidrógeno y 0,5 a 4,5 % de azufre, oxígeno y nitrógeno). Las combinaciones formadas por el carbono y el hidrógeno toman el nombre de hidrocarburos; su estructura y composición molecular es muy variable y compleja, y por ello da lugar a que se puedan obtener del petróleo gran números de productos diferentes de gran aplicación práctica. Hay diversas clases de petróleos crudos, y mientras unos se presentan para la elaboración de aceites lubricantes de gran viscosidad, otros son más apropiados para la obtención de nafta y kerosene, o gasolina de graduación octánica.

    El Gas Licuado de Petróleo:

    El Gas Licuado de Petróleo (GLP) es una mezcla de hidrocarburos de petróleo los cuales son gaseosos a la temperatura y presión ambientales normales. Esta mezcla de gases pueden ser licuada aplicándole una presión moderada para facilitar su transporte y almacenaje. El GLP en forma líquida es 250 veces mas denso que en la forma gaseosa. El GLP se deriva principalmente del gas natural o de los gases de la refinación de petróleo. La composición del GLP puede ser marcadamente diferente dependiendo de donde provenga. El GLP comercial contiene una mezcla de gases principalmente propano y butano o sus derivados. Adicionalmente, ambos productos pueden contener algunos componentes livianos (etanos) y pesados (pentanos).

    El GLP puede ser comercializado como propano comercial (como se hace en los USA) o como butano comercial, o como una mezcla de propano comercial y butano comercial como es el caso en la República Dominicana. La calidad del GLP para los clientes de este producto está asegurada especificaciones de calidad que en la República Dominicana están reguladas por un organismo estatal que es la Dirección General de Normas y Sistemas de Calidad (DIGENOR).

    Consumo de petróleo:

    El consumo mundial de petróleo fue creciendo hasta alcanzar su máximo en 1978 año en el que se explotaron algo más de 3000 millones de toneladas. Después el consumo disminuyó hasta el año 1982 y desde entonces ha ido aumentando pero todavía sin llegar a las cifras de 1978. El consumo medio en el mundo, por habitante y año en 1993 era de unas 0,6 toneladas.

    Este descenso se ha debido a la disminución del consumo en los países desarrollados. Por ejemplo, en Norteamérica el consumo por habitante y año era de unas 4 toneladas en 1978, con mucho el más alto del mundo, y en cambio en 1993 fue de unas 3 toneladas. El consumo en los países desarrollados, excepto Norteamérica es de unos 1,4 toneladas por habitante y año, mientras que en los países no desarrollados el consumo es de menos de 0,5 toneladas, aunque el consumo total de estos países, por motivos demográficos y de desarrollo se está manteniendo en crecimiento continuo.

    Tipos de crudo:

    La palabra crudo es típica para designar al petróleo antes de su refinado. La composición de los crudos es muy variable dependiendo del lugar en el que se han formado. No solo se distinguen unos crudos de otros por sus diferentes proporciones en las distintas fracciones de hidrocarburos, sino también porque tienen distintas proporciones de azufre, nitrógeno y de las pequeñas cantidades de diversos metales, que tienen mucha importancia desde el punto de vista de la contaminación.

    Formación del petróleo:

    El petróleo y el gas natural se forman cuando grandes cantidades de microorganismos acuáticos mueren y son enterrados entre los sedimentos del fondo de estuarios y pantanos, en un ambiente muy pobre en oxígeno. Cuando estos sedimentos son cubiertos por otros que van formando estratos rocosos que los recubren, aumenta la presión y la temperatura y, en un proceso poco conocido, se forman el petróleo y el gas natural. Este último se forma en mayor cantidad cuando las temperaturas de formación son más altas.

    El petróleo y el gas, al ser menos densos que la roca, tienden a ascender hasta quedar atrapados debajo de rocas impermeables, formando grandes depósitos. La mayor parte de estos combustibles se encuentran en rocas de unos 200 millones de años de antigüedad como máximo.

    Propiedades del Petróleo:

    El petróleo es una mezcla de hidrocarburos e impurezas, entre las cuales se encuentran compuestos orgánicos de azufre, oxígeno y nitrógeno.

    La composición elemental del petróleo:

    Carbono de 83 a 87 % (masa/masa)
    Hidrógeno de 1,4 al 4 % (masa/masa)
    Impurezas de 0,5 a 5,0 % (masa/masa)

    Se han encontrado en el petróleo hidrocarburos desde C1 (molécula de un átomo de carbono) a C80 (molécula de ochenta átomos de carbono).

    Comúnmente en la industria petrolera, al petróleo se le denomina "Crudo". Los crudos por lo general no presentan reactividad química, pero sin embargo, en algunos casos son salados o ácidos (agrios) por la presencia de las impurezas de sal, o compuestos de azufre, oxígeno o nitrógeno.

    Bases de crudos:

    Las series de hidrocarburos presentes en el petróleo, le dan a cada uno de ellos características especiales para la producción de determinados productos, de tal manera que se dice que los crudos se pueden clasificar por la calidad predominante que le confiere, cada sede de hidrocarburos, en la forma siguiente:

    - Crudos de base parafínica (alcanos)
    - Crudos de base nafténica (alquenos)
    - Crudos de base aromática (cíclicos)
    - Crudos de base asfáltica (heterocíclicos)
    - Crudos de base intermedia (mezcla de las bases anteriores, sin predominio de ninguna de ellas).

    Densidad:

    Por lo general los crudos son más livianos que el agua (crudos livianos y medianos) y algunos son más "pesados" que el agua (crudos pesados y extrapesados). En términos numéricos se habla de un intervalo de densidad desde 0,75 a 1,1 Kgl, lo cual equivale en grados API a un intervalo de 57,2 a 3,0 grados.

    La gravedad API no es aditiva, para calcular su valor en una mezcla es necesario convertir los grados API de los componentes de la mezcla en gravedades específicas, las cuales sí se pueden sumar y el resultado convertirlo de nuevo en grados API. Hay tablas de conversión que facilitan la operación.

    La viscosidad de un crudo es su resistencia a deslizarse sobre sí mismo; ella da una idea de la capacidad de fluir a través de un espacio confinado (oleoducto), y la de formar una película lubricante para el deslizamiento de partes metálicas entro sí. La unidad en el sistema internacional es el poise (p), que es la fuerza en dinas que hay que suministrar a una lámina de líquido de 1 CM2 para que se desplace un cm sobre una lámina igual del mismo líquido, a una velocidad de 1 cm por seg. El submúltiplo más utilizado es el centipoise 0,01 poise (cp).

    Contenido de azufre:


    La cantidad de azufre contenida en un crudo es importante porque es responsable del efecto corrosivo de los crudos y sus productos, en equipos de refinería y sistemas. Así, la presencia del azufre en las naftas (producto intermedio para la producción de gasolinas) que alimentan las plantas de reformación, es perjudicial porque inactiva a los catalizadores.

    La gasolina sulfuroso además de atacar el sistema de combustión de los automóviles y al motor, contamina la atmósfera con los productos de la combustión ("Lluvia ácida").

    Contenido de agua y sedimento:

    Es un indicador del grado de suciedad por la presencia de agua y otros materiales. Contenido de sal no se limita solamente a la presencia de NaCl, sino de todas las sales, pero que se interpreta en términos de NaCl.

    Es indeseable la presencia de sales por su tendencia a cristalizar y obstruir los tubos conductores de líquidos, además al calentarse se descomponen haciéndose corrosivas.

    La crisis del petróleo:

    Fue en la década de los 70 cuando el mundo tomó conciencia de su dependencia hacia al petróleo, en un momento en que se extraían más de 2.800 millones de tanques crudos anuales, se produjo por primera vez una situación en la que el petróleo era utilizado como arma política, ya que fue el detonante de la Guerra del Yom Kippur. Mientras se desarrollaba la guerra, los países árabes de la OPEP exigieron doblar el precio de 3 a 6 dólares el barril.

    La ayuda estadounidense a Israel provocó un embargo de crudo árabe, con un recorte de la producción de un 5% mensual. No sólo supuso un incremento en los precios de los combustibles y por tanto de la mayor parte de los productos y servicios en Occidente, sino que llevó al ciudadano normal a entender que la energía realmente no le pertenecía; se vio, de esta forma, enfrentado a la evidencia de la primera crisis moderna de energía. El precio llegó a dispararse hasta los 18 dólares el barril. A pesar del fin del embargo en 1974, los precios ya no bajarían a los niveles anteriores a la crisis, quedando estabilizados en los 12 dólares.

    Los gobiernos occidentales aplicaron medidas hasta entonces reservadas a los períodos de guerra, como la limitación en el uso de coches, limitación de velocidad de carreteras, etc. Pero con todo, esto no fue lo peor, ya que pasado el primer momento de pánico la situación se estabilizó: la consecuencia más dura fue la crisis económica que se desató tras la subida de los precios de los combustibles.

    La repercusión del consumo masivo de petróleo no es tan sólo industrial y económica, sino también política. Desde que el petróleo se volvió indispensable, el peso político y económico de los países productores crece en la misma proporción que sus reservas. Occidente intenta por todos los medios conseguir estabilidad en dichos países para garantizar el suministro fluido. Esto se puede apreciar claramente en los países como Arabia Saudita, el mayor productor mundial, en el que los EE.UU. tienen un aliado impagable en una zona tan complicada como Oriente Próximo.

    Precisamente la alta inestabilidad política está provocada, en último término, por la condición de esos países de proveedores de petróleo. Así, Irán fue durante mucho tiempo un aliado especialmente interesante de Occidente, a pesar de los problemas internos. Pero el triunfo de la revolución trajo un sistema totalmente contrario, enfrentado a EE.UU., de forma que se desencadenó otro pánico en el mercado mundial del petróleo. La caída de Sha dio lugar a otra escalada de precios de barril que llegó a costar 23 dólares, desde los iniciales 13. Además, las malas noticias no venían solas y la convulsión llegó al mundo de la energía cuando se produjo al accidente de la central nuclear norteamericana de Three Mile Island, el primero de este tipo en la instalación civil, despertando serias dudas entre la población sobre la seguridad de la energía nuclear. Para complicar aún más la situación, se desató la guerra entre Irak e Irán, que convulsionó aún mas a los mercados internacionales.

    Ante el intento de controlar los precios se establecieron sistemas de cuotas para los productores. Desde esa época han sido incumplidas constantemente, arrastrando el precio del barril, que llegó a los niveles muy bajos a mediados de los 80. A partir de ese momento los precios se han estabilizado a pesar de períodos se aumento de precios puntuales como los que siguieron a la Guerra del Golfo y al embargo de exportaciones a las que se sometió a Irak. Además, la industria ve el futuro con cierto optimismo, ante unas reservas de crudos probadas de casi un billón de barriles en 1990.

    Petróleo, arma política:

    Las primeras de las convulsiones llegó en 1956 con la Crisis de Suez, aviso de lo que podía suceder más tarde. Por el Canal de Suez circulaban en 1956 dos tercera partes de petróleo que consumía Europa, obra controlada por los británicos.

    Cuando el presidente egipcio Nasser decide la nacionalización del Canal, se produce un auténtico terremoto internacional, que desembocó en una intervención militar conjunta de los dueños de la obra, británicos y franceses, aliados al enemigo tradicional de Egipcio, Israel, en octubre de ese año. El Canal quedó inutilizado por el hundimiento de barcos en todo su curso. El resultado de la intervención fue un fracaso, tanto político como militar, para franceses y británicos que provocó, a su vez, un descenso alarmante de las reservas de crudo en Europa, por lo que EE.UU. tuvo que crear un operativo de transporte de emergencia para suministrar petróleo a Europa. Finalmente, en 1957, se abrió el Canal, pero quedaba demostrada la vulnerabilidad de Occidente ante sus necesidades energéticas. También quedaba patente el nuevo poder de los países del tercer mundo, capaces de cerrar el grifo del petróleo.

    Desde ese momento, el crecimiento de las reservas no hacía más que aumentar. Se descubrieron nuevos yacimientos, lo que dio lugar a precios realmente bajos. El mercado estaba sobreabastecido, situación agravada por las frecuentes ventas de petróleo ruso que contribuyeron a saturar aún más los mercados. Los grandes perjudicados fueron los países exportadores de crudo a los que las compañías occidentales obligaron a rebajar los precios. Éste fue el detonante de la creación de la OPEP, Organización de Países Exportadores de Petróleo, fundada en 1960.

    Los cinco miembros fundadores, Arabia Saudita, Venezuela, Kuwait, Irak e Irán, controlaban el 80% de las exportaciones mundiales de petróleo. Se trataba de un fuerte grupo de presión que obligó a las compañías petroleras a evitar recortes en el precio del petróleo, gran fuente de ingreso de estos países.

    Durante estos años estaba ocurriendo algo increíble. Se estima que desde 1949 hasta 1972 el consumo mundial de energía se triplicó, pero el consumo de petróleo aumentó mucho más. En Europa, en ese mismo período, el consumo de petróleo se multiplicó por 15, de casi un millón de barriles al día a 14,1. El caso japonés fue extremo, ya que su consumo se multiplicó por 37.

    Este desarrollo del petróleo fue paralelo al boom económico de la década de los 60. Un ejemplo ilustrativo es el crecimiento del parque automovilístico fuera de EE.UU., que pasó de los 19 millones de automóviles en 1949, a los 161 millones en 1972.

    Las refinerías producían cada vez mayores cantidades de productos útiles, y aumentaron del 50% al 90% la capacidad de producir gasolina, queroseno, gasoil y fuel-oil. Los modernos aviones a reacción pasaron a utilizar grandes cantidades de queroseno, lo que no era un inconveniente dado su bajo precio.

    Conclusión

    Si logramos imaginar cómo sería nuestra vida si no existieran los fertilizantes, los detergentes, las inyectadoras, los envases plásticos, las pinturas, los solventes, el nylon, las mangueras y pare usted de contar, habremos entendido el significado y valor del petróleo. Por muchos que sean los metros que separan al petróleo bajo tierra de nuestra vista su presencia, procesada y transformada, nos acompaña en cada día y espacio de nuestra vida, gracias al petróleo, por cuya obra los hidrocarburos derivan en artículos tan útiles al escolar como al astronauta, al ama de casa como al médico, al constructor y al agricultor, a la industria y al comercio. El petróleo forma parte de la naturaleza que se ofrece al hombre para ser transformada en su beneficio y la petroquímica es un gran invento del ser humano, por el cual éste pone la naturaleza a su servicio. Un invento que a cada paso marca una huella de bienestar y progreso. Como la que hace 29 años dejó el primer hombre en la Luna, con un zapato hecho con productos derivados del petróleo.

    Bibliografía

    • Buscadores en el Internet.

    • Química 2000, Susaeta.

    • Enciclopedia Dominicana.

    • Enciclopedia Encarta 2000.