Petanca

Juegos provenzales. Deportes franceses. Educación Física. Reglamento. Lanzamiento de boliches. Petanca en España

  • Enviado por: Rustyjames
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 21 páginas
publicidad
publicidad

INTRODUCCIÓN Y ADAPTACIÓN

DEL JUEGO DE LA PETANCA EN

RESUMEN

Este trabajo trata de un amplio estudio del juego de la petanca. Es decir, empezaremos con un breve repaso por la historia de este juego y luego se tratará de exponer las distintas características del juego de competición, siempre profundizando en cada una de ellas. Además sabremos lo que piensan de este juego las personas que lo practican habitualmente y las que no lo han practicado nunca o muy poco.

INTRODUCCIÓN

Este trabajo surge de la curiosidad, de ver muchas veces un grupo de personas jugando con unas pelotas metálicas y decir: “Mira, allí están jugando a la petanca”; y uno piensa: “¿Cómo se jugará de verdad a ese juego?”. Mi curiosidad aumento más en las clases de Juegos Tradicionales y Populares, cuando llego el momento de conocer y practicar este juego. Me pareció un juego bastante divertido en el que no existía ninguna violencia, es más, me pareció un juego con un importante elemento socializador (muy abierto al diálogo, respeto de las normas, etc.). De esta manera decidí profundizar sobre los conocimientos adquiridos en dichas clases, mediante libros y artículos sobre la petanca y también con la observación de las personas que practican este juego habitualmente.

OBJETIVOS DEL TRABAJO

  • El primer objetivo de este trabajo es conocer este juego con detenimiento (en su forma competitiva y federada): historia, reglamento, prácticas, técnicas, etc.

  • El segundo objetivo de este juego es conocer la opinión de las personas acerca de este juego (tanto las que lo practican como las que no). Se trata de saber los beneficios que le aporta el juego de la petanca a la persona que practica dicho juego. Al mismo tiempo sabremos lo que la gente conoce de este juego.

HISTORIA

El juego de la petanca proviene del antiguo juego francés jeu provençal. La diferencia principal entre la petanca y el jeu provençal (o juego provenzal) se basa en que en la petanca se lanzan las bolas desde una posición fija mientras que en el juego provenzal está permitida una pequeña carrerilla de dos o tres pasos. Se cree que la petanca evolucionó del provenzal alrededor de 1910. En la década de 1980 se ha convertido en un juego nacional en Francia y es muy popular en muchos otros países. Este juego penetró por Cataluña y se extendió por toda España, jugándose hoy en día, sobretodo, en Madrid, Barcelona y la Zona de Levante. Una de sus grandes ventajas es que no necesita una superficie especialmente preparada y muy a menudo se juega en zonas de piedra o arena en las plazas de los pueblos o ciudades.

Los primeros campeonatos del mundo masculinos se celebraron en 1959 y los femeninos en 1988. Francia ha ganado la mayoría de los campeonatos masculinos, aunque Suiza, Italia, Marruecos y Túnez han obtenido varios éxitos. Tailandia ha conseguido ganar el campeonato femenino en dos ocasiones.

NORMAS GENERALES

Modalidades

La Petanca es un juego que se practica uno contra uno (mano a mano) o por equipos de igual numero de jugadores, que pueden ser:

  • De 3 jugadores (tripletas) con dos bolas cada uno.

  • De 2 jugadores (dupletas ) con tres bolas cada uno.

  • De 1 jugador (individual) con tres bolas.

Cualquier otra fórmula que utilicen los jugadores para oponerse entre sí, no está autorizada oficialmente.

Categorías

Los jugadores, según sus edades, se podrán clasificar en: Infantiles, Juveniles y Seniors; y según el sexo, en Masculinos y Femeninos.

  • Infantiles (menores de 13 años); el último año que un jugador es Infantil, es el año en que cumple 12 años. No podrá jugar en otra categoría que no sea la suya, no obstante, el que lo desee, podrá expedir licencia de Juvenil dejando de pertenecer a su Categoría.

  • Juveniles (de 13 a 17 años); el último año que un jugador/a es Juvenil es el año que cumple 17 años; podrá jugar en Categorías superiores siempre que esté acompañado por un representante de esa Categoría. El /la Juvenil que lo desee, podrá expedir licencia en la Categoría superior dejando de pertenecer a su Categoría actual.

Tanto en la categoría Infantil como en la Juvenil, los equipos podrán ser Mixtos, Masculinos y Femeninos.

  • Seniors (Masculinos y Femeninos); cada equipo es responsable del control del adversario (licencias, categorías, terreno de juego, bolas, uniformidad, etc.).

La sustitución de jugadores será admitida mientras la competición no haya comenzado.

El uniforme

En toda competición es obligatorio que los equipos estén correctamente uniformados. De no ser así, el árbitro, después de una amonestación, tiene la facultad de excluir de la competición al equipo infractor.

La uniformidad comprende:

Chandal (chaqueta) todos del mismo genero y color, esta prenda de abrigo no es obligatorio que los jugadores de un mismo equipo la usen al mismo tiempo.

Camisa del mismo género y color, y en caso de ser nyky o polo, todos iguales. No se admitirán equipos que mezclen camisas, nykys o polos.

En ambas categorías, se admite también el pantalón corto deportivo, acompañado de calcetín y calzado deportivo, debiendo ser utilizado por todo el equipo. Queda excluido el pantalón ceñido (tipo ciclista o atletismo), pantalón vaquero y bermudas. En categoría femenina, queda excluido también el jugar con mallas.

La categoría femenina podrá jugar, excluyendo lo anteriormente expuesto, con la uniformidad que desee pero todo el equipo igual.

El escudo del Club, Federación o Delegación, forma parte del uniforme, tendrá que estar en lugar visible y no se podrá jugar sin él.

En lo referente al calzado, será los más parecido posible en cuanto a género y color. Queda prohibido el jugar descalzo, con sandalias, chancla y zapato de tacón.

El árbitro

Los árbitros designados por la Federación Nacional o Territorial para dirigir las competiciones, están encargados de vigilar la estricta aplicación de este Reglamento de juego, tanto desde el punto de vista técnico como moral. Están autorizados para expulsar de la competición a todo jugador o equipo que rehuse aceptar su decisión.

Todo caso no previsto en el presente Reglamento, será sometido al árbitro que podrá recurrir al Comité Organizador. El Comité se compondrá de tres miembros como mínimo y cinco como máximo, las decisiones que el Comité tome en la aplicación del presente párrafo serán inapelables. El presidente tendrá voto de calidad en caso de empate entre los miembros.

TERRENO DE JUEGO

Delimitación

El juego de la Petanca se practica sobre toda clase de terrenos, pero por decisión del Comité de Organización o del arbitró, los equipos pueden verse obligados a jugar sobre una pista delimitada. En este caso, la pista debe tener las dimensiones siguientes mínimas: 4 m de anchura y 15 m de longitud para los Campeonatos Nacionales y la Competiciones Internacionales.

No es reglamentario que existan pasillos entre las pistas

Cuando los terrenos de juego se cierran con barreras éstas deben colocarse por fuera de la línea de delimitadora y a una distancia de 1m como mínimo. La línea delimitadora circunscribirá los terrenos de juego a una distancia de 4 metros.

Estas disposiciones son desde luego aplicables a los cuadros de honor.

Designación

Tras haber sido designado el terreno de juego, está totalmente prohibido quitar, desplazar o pisar cualquier tipo de obstáculo (piedra, arena, hoja, etc.) situado en la pista. Igualmente, se prohibe el introducir cualquier tipo de obstáculo situado en el exterior de la pista. No obstante, cualquier compañero del jugador que va a efectuar su lanzamiento puede, si le conviene, tapar el agujero producido por la bola jugada anteriormente.

ELECCIÓN DE LAS BOLAS

Características

La Petanca se juega con las bolas reconocidas por la F.I.P.Y.P., las cuales tienen que reunir las características siguientes:

  • Tienen que ser metálicas.

  • Su diámetro debe estar comprendido entre 7,05 cm como mínimo, y 8 cm como máximo.

  • Su peso debe estar comprendido entre 0,65 Kg y 0,8 Kg. Tanto la marca del fabricante como los dígitos que indican el peso, deberán estar grabados sobre la bola de forma indeleble.

  • Está prohibido mojar las bolas, el boliche y el paño.

    Bolas trucadas

    Las bolas no deben contener plomo ni arena y con carácter general no deberán estar trucadas ni deberán haber sufrido transformación alguna tras su fabricación por industrial reconocido por la Federación. Sin embargo, el jugador podrá grabar su nombre y apellidos o iniciales.

    Bolas trucadas: El jugador se expone a la retirada de su licencia por un período de 15 años, sin perjuicio de otras sanciones impuestas por el Comité Nacional de Competición.

    Bolas recocidas: El jugador se expone a la retirada de su licencia por un período de 5 años, y a la prohibición de participar en pruebas de calificación para Campeonatos Nacionales e Internacionales durante 5 a 10 años.

    El boliche

    Para que el boliche lanzado por un jugador sea válido, es necesario:

  • Que la distancia que le separa del borde más próximo de la circunferencia de lanzamiento sea de:

    • 5 metros mínimo y 8 m máximo para INFANTILES

    • 6 metros mínimo y 9 m máximo para JUVENILES.

    • 6 metros mínimo y 10 m máximo para SENIORS.

    Las distancias reglamentarias de lanzamiento del boliche se medirán:

    • Desde el borde más cercano de la circunferencia al borde más cercano del boliche, para la distancia mínima.

    • Desde el borde más cercano de la circunferencia al borde más distante del boliche, para la distancia máxima.

  • Que la circunferencia de lanzamiento esté a 1 metro como mínimo de cualquier obstáculo y del límite de cualquier terreno prohibido.

  • Que el boliche esté a 1 metro como mínimo de todo obstáculo y del límite más próximo de cualquier terreno prohibido.

  • Que sea visible por el jugador que colocado con los pies en los extremos interiores de la circunferencia, en línea paralela a la recta que se forma desde el centro de la circunferencia al boliche sin inclinar el cuerpo a la derecha o izquierda. En este caso de duda sobre este punto, el árbitro decidirá, sin posibilidad de apelación, si el boliche es visible.

  • En la jugada siguiente, el boliche se lanzará desde una circunferencia trazada alrededor del punto donde se encontraba en la jugada anterior, salvo en los casos siguientes:

    • Que la circunferencia estuviera situada a menos de 1 metro de un obstáculo o del límite de un terreno prohibido.

    • Que el lanzamiento del boliche no pudiera hacerse a la distancia reglamentaria.

    En el primer caso, el jugador trazará la circunferencia al límite reglamentario del obstáculo o del terreno prohibido.

    En el segundo caso, el jugador podrá retroceder siguiendo la línea sobre la que se situaba el boliche, hasta obtener la distancia de lanzamiento. Esta posibilidad se ofrece sólo si el boliche no puede ser lanzado en una dirección cualquiera.

    Si tras tres lanzamientos consecutivos del mismo equipo, el boliche no ha sido lanzado en las condiciones reglamentarias mencionadas, el turno de lanzamiento pasará al equipo contrario, que dispondrá igualmente de tres lanzamientos y que podrá retroceder la circunferencia en las ocasiones previstas en el apartado anterior. En este caso, y si este nuevo equipo tampoco acierta en sus tres lanzamientos, la circunferencia no podrá se nuevamente trasladada.

    En todo caso, el equipo que ha perdido el boliche tras sus tres intentos, conserva la prioridad para el lanzamiento de la primera bola.

    Una vez lanzado el boliche y tras jugarse la primera bola, el adversario podrá todavía comprobar su posición reglamentaria. Si la reclamación es válida, el boliche será relanzado nuevamente y se jugará la bola.

    Si el adversario también hubiera jugado ya una bola, el lanzamiento del boliche será definitivamente considerado válido y no se admitirá ninguna reclamación.

    El lanzamiento o desplazamiento del boliche será nulo en los cinco siguientes casos:

    1º) Cuando tras haber sido lanzado, no se encuentre dentro de los límites descritos previamente.

    2º) Cuando en el transcurso de una jugada el boliche es desplazado a terreno prohibido. El boliche situado a caballo sobre el límite de un terreno prohibido es válido. Sólo será nulo cuando el punto de contacto haya sobrepasado completamente el límite del terreno prohibido o la línea delimitadora de la pista. Si este límite o línea es un hilo, cinta o cal, el boliche o la bola es nulo cuando el punto de contacto traspasa los mencionados límites. Se considera terreno prohibido toda zona de agua sobre la cual el boliche flota libremente.

    3º) Cuando encontrándose en terreno autorizado, el boliche es desplazado no siendo visible desde el interior de la circunferencia, según lo indicado anteriormente. Sin embargo, el boliche oculto por una bola, no es nulo. El árbitro está autorizado a levantar momentáneamente una bola para comprobar si el boliche es visible.

    4º) Cuando el boliche es desplazado a más de 30 m o a menos de 3m de la circunferencia de lanzamiento.

    5º) Cuando al ser desplazado, no pueda ser encontrado.

    Si en el transcurso de la jugada el boliche queda por casualidad escondido por una hoja o papel, éstos serán retirados.

    Si una vez parado el boliche, se desplaza como consecuencia del viento o de la inclinación del terreno, será colocado nuevamente en su lugar primitivo. Igualmente, si el boliche es desplazado accidentalmente por el árbitro, espectador, animal, bola o boliche procedente de otra partida, etc.

    Para evitar toda discusión, cualquier jugador del equipo que ha lanzado el boliche, tiene la obligación de marcar la posición del mismo una vez esté a la distancia reglamentaria.

    El boliche situado en zona de agua es válido siempre que no flote.

    Si durante una jugada el boliche es desplazado a otra pista de juego limitada o no, será válida a reserva de los cinco casos en los que el lanzamiento o desplazamiento del boliche es nulo.

    En este caso, los jugadores esperarán, si hubiera lugar, al fin de la jugada empezada por los jugadores que se encuentren en la otra pista. Los jugadores deberán tener paciencia y cortesía.

    Si durante una jugada el boliche queda nulo, según los 5 casos anteriores, pero no perdido, se pueden presentar 3 casos:

  • Quedan por jugar bolas a ambos equipos, la jugada es nula.

  • Quedan por jugar bolas a un solo equipo, este equipo se apunta tantos puntos como bolas le quedan por jugar.

  • No quedan bolas por jugar a ninguno de los equipos, la jugada es nula. Se considera como nulo el boliche perdido que no aparece en cinco minutos.

  • Si el boliche es golpeado y frenado por un espectador o por el árbitro, permanecerá en esa posición.

    Si el boliche es golpeado y frenado por un jugador, su adversario puede elegir entre:

  • Dejar el boliche en su nueva posición.

  • Colocarlo en su lugar primitivo.

  • Colocar el boliche en la prolongación de la línea que va desde su lugar primitivo al lugar donde se encontrara, pero únicamente en terreno de juego autorizado y de forma que la jugada pueda continuarse. Los apartados b) y c) sólo pueden aplicarse cuando el boliche ha sido marcado previamente. Si ése no fuera el caso, el boliche permanecerá donde se encuentra.

  • Si en el transcurso de una jugada el boliche es desplazado fuera de la pista, será relanzado en la jugada siguiente desde el punto en el que se encontraba cuando fue desplazado siempre que:

  • La circunferencia pueda ser trazada a 1 m de todo obstáculo y del límite de un terreno prohibido.

  • El lanzamiento del boliche pueda hacerse a la distancia reglamentaria.

  • ORGANIZACIÓN DE LA PARTIDA

  • La primera bola de una jugada será lanzada por un jugador del equipo que ha ganado el sorteo o la jugada precedente. Si dicha bola pasara a terreno prohibido, le corresponderá jugar al equipo contrario y así alternativamente hasta que quede una bola en terreno autorizado. Esta norma se aplicará durante toda la competición sea cual sea el orden de las bolas.

  • Si un jugador durante una jugada desplazara a terreno prohibido su bola junto con la del contrario no quedando ninguna en terreno autorizado, le tocará jugar al mismo jugador o equipo, aplicando la norma del párrafo anterior. Si no quedaran bolas a ningún equipo, la jugada sería nula.

  • El jugador que suelte una bola estando en el interior de la circunferencia, se considerará jugada.

  • Las bolas que no hayan sido jugadas, no podrán estar en el terreno de juego, ya que se consideran nulas. Toda bola nula debe ser retirada del campo.

  • El jugador no deber ayudarse con ningún objeto, ni trazar ninguna línea sobre el suelo para señalar la zona de bombeo de su bola ni para forzar la trayectoria de la misma. Cuando juegue su última bola, está prohibido que disponga de una bola adicional en la otra mano.

    Una vez tirada, ninguna bola podrá volverse a jugar. Sin embargo, las bolas paradas desviadas involuntariamente por una bola o boliche procedente de otro juego, por un animal y por cualquier objeto móvil (balón, etc.) deberán ser relanzadas.

    Toda bola jugada al punto y en movimiento que sea parada por un espectador o árbitro, deberá ser jugada nuevamente.

    Toda bola tirada o golpeada y en movimiento que sea parada por un espectador o por el árbitro, permanecerá en el punto de inmovilización.

    En ambos casos, si es parada por un jugador del equipo a que pertenece, será nula.

    Toda bola en movimiento, parada por un adversario, podrá a elección del jugador, ser relanzada o dejada en su punto de inmovilización.

    Cuando una bola golpeada sea parada involuntariamente por un jugador, su adversario podrá:

  • Dejar la bola en su lugar de inmovilización.

  • Colocarla en la prolongación de la línea que irá desde el lugar donde se encontraba el objeto (bola o boliche) al sitio donde ha sido parada, siempre que sea en terreno autorizado y a condición de que aquel objeto hubiera sido marcado.

  • PRÁCTICA DEL JUEGO

    Antes de la partida

    Las bolas no trucadas pero excesivamente usadas, o de fabricación defectuosa, que no fueran aprobadas en los exámenes de control, o que no respondieran a las normas señaladas en los apartados a), b), c) (apartado referido a Elección de bolas; Características), deberán ser sustituidas. Las reclamaciones relativas a los apartados a), b), c), realizadas por los jugadores de los equipos, sólo se admitirán antes del inicio de la partida. Por lo tanto, los jugadores se asegurarán de que tanto sus bolas como las de sus adversarios responden a las normas señaladas.

    El inicio

    Los jugadores deben acudir al terreno de juego designado y sortear el que tirará el boliche. Cualquier jugador del equipo que lanza el boliche escogerá el punto de partida y trazará sobre el suelo una circunferencia de 0,35 m a 0,50 m de diámetro en la que podrá posarse totalmente en su interior los pies de los jugadores y que estará a una distancia mínima de 1 m de todo obstáculo o del límite del terreno prohibido.

    Los pies deben estar en el interior de la circunferencia sin pisarla y no deben salir de ella ni separarse totalmente del suelo, hasta que la bola lanzada haya tocado el terreno. Ninguna parte del cuerpo podrá tocar el suelo del exterior de la circunferencia.

    El lanzamiento del boliche por un jugador, no implica que necesariamente tenga que jugar primero.

    En una Competición en que haya pistas marcadas y numeradas, si por cualquier circunstancia una pista es asignada para jugar dos partidas al mismo tiempo, ningún contendiente puede irse a jugar a otra pista sin autorización del árbitro.

    Durante la jugada, las bolas que salgan de las pistas señaladas son válidas excepto de que entre en terreno prohibido, aunque sea proyectada hacia él, y si la bola retorna al terreno de juego, ya sea debido a la pendiente del terreno, ya sea devuelta por un objeto móvil o inmóvil. A la jugada siguiente, los equipos continuarán la partida sobre la pista que les fue asignada.

    Una jugada se considera iniciada en el momento en que el boliche se coloca sobre el terreno de juego de forma reglamentaria.

    La posición de las bolas

    Si una bola parada se desplazara como consecuencia del viento o de la inclinación del terreno, por ejemplo, será colocada nuevamente en su lugar original. Se hará lo mismo se la bola es desplazada accidentalmente por un jugador, el árbitro, un espectador, un animal o cualquier otro objeto móvil. Para evitar toda discusión, conviene que se haga una marca como hemos dicho en apartados anteriores.

    ¿Cuándo una bola es nula?

    Toda bola es considerada nula en el momento en que entra en terreno prohibido, aunque sea proyectada hacia él.

    Si la bola retorna después al terreno de juego, ya sea devuelta por un objeto móvil o inmóvil será inmediatamente retirada del juego y todo aquello que hubiera podido desplazar tras pasar a terreno prohibido, será devuelto a su lugar si hubiese sido marcado previamente.

    El jugador que jugara una bola distinta a la suya será amonestado, la bola será válida pero deberá ser inmediatamente sustituida.

    En caso de reincidencia en el transcurso de una partida, la bola será anulada y todo lo que hubiera desplazado será devuelto a su lugar original.

    Toda bola lanzada en condiciones no reglamentarias será nula, y todo lo que hubiera desplazado en su trayectoria será devuelto a su lugar original. Igualmente ocurrirá para toda bola jugada desde una circunferencia distinta a aquélla desde la cual se lanzó el boliche.

    Sin embargo, el contrario tiene derecho a hacer aplicar la ley de la ventaja y declarará que es válida, y todo lo que hubiera desplazado, permanecerá en su nueva posición.

    Al finalizar una jugada, toda bola retirada antes de proceder al recuento de puntos y no marcada será nula.

    Cuando dos bolas pertenecientes a equipos distintos se encuentran equidistantes del boliche, o la tocan ambas, no quedando más bolas por jugar, el resultado de la jugada será nulo y el boliche quedará a disposición del equipo que se apuntó la jugada anterior.

    La conclusión

    En caso de lluvia, se terminará la jugada ya iniciada, excepto decisión contraria del árbitro.

    MEDICIÓN

    Una vez lanzado el boliche, todo jugador dispondrá de un minuto para lanzar su bola. Este lapso de tiempo empezará a contarse desde el momento que se detiene el boliche, la bola jugada anteriormente o una vez finalizada la medición, si ésta hubiera sido necesaria.

    Estas normas rigen para el lanzamiento del boliche, tras cada jugada.

    Para poder efectuar la medición de un tanto, se autoriza a desplazar momentáneamente, tras marcarlas, las bolas y los obstáculos situados entre el boliche y la bola a medir. Una vez efectuada la medición, las bolas y los obstáculos retirados serán nuevamente colocados en sus lugares. Si los obstáculos no pudieran ser retirados, la medición se efectuará con un compás.

    La medición de un tanto será realizada por el jugador que ha intervenido en último lugar o cualquiera de sus compañeros de equipo.

    Los adversarios tendrán siempre el derecho a repetir esa medición.

    Cualquiera que sea el orden de las bolas a medir y el momento de la jugada, el árbitro podrá ser consultado y su decisión será inapelable.

    Si al efectuar la medición el jugador desplaza el boliche o una de las bolas en litigio perderá el punto.

    Todo cuerpo extraño adherido a la bola o boliche debe ser retirado de la misma antes de efectuar la medición del tanto.

    PUNTUACIÓN

    Las partidas se juegan a 13 puntos con posibilidad de desempate y ajuste a 11 puntos, a excepción de la final que se jugará a 15 puntos.

    Al finalizar una jugada, toda bola retirada antes de proceder al recuento de puntos y no marcada, será nula. No se admiten reclamaciones sobres este punto.

    Si uno de los equipos tuviera todavía bolas por jugar, las lanzaría y se anotaría tantos puntos como bolas consiguiera finalmente colocar cerca del boliche.

    Si los dos equipos dispusieran de bolas, correspondería jugar primero al último que efectuó el lanzamiento, y después al equipo contrario y así sucesivamente hasta que el punto sea ganado por uno de los equipos.

    Desempate

    El Presidente tendrá voto de calidad en caso de empate entre los miembros.

  • APUNTADOR: 2 bolas para el apuntador. El apunte se hará sobre el boliche colocado a 8 m de distancia en el centro de una circunferencia de 50 cm de diámetro. La circunferencia de lanzamiento será de igualmente de 50 cm de diámetro (Pista 1, del dibujo).

  • Toda bola o boliche a caballo o encima de la raya de la circunferencia, se consideran válidos (Pista 2).

    Toda bola pegada al boliche dentro de la circunferencia desplazándola de su posición original, se coloca de nuevo en ésta y se efectúa la medición correspondiente (Pista 3).

    Boliche desplazado de su posición original sin pegar a la bola, se actúa como en el apartado anterior (Pista 4).

    Toda bola que traspase la circunferencia y por cualquier motivo vuelva a la misma, se considera nula (Pista 5).

    Toda bola que entre en la circunferencia por cualquier sitio quedándose en ella, se considera válida (Pista 6).

    Toda bola pegada al boliche por cualquier parte sin ser desplazado de su posición original, se le otorgará tres puntos (Pista 7).

    Las bolas que salgan de la circunferencia se consideran nulas, aun cuando la bola quede en su interior (Pista 8).

    El boliche que salga de la circunferencia, se considera nulo, aun cuando la bola se quede en su interior (Pista 9).

  • MEDIO: 2 bolas para el medio, una como tirador y otra como apuntador.

  • Nota: El otorgamiento de los puntos para las bolas de puntos, se efectuará como sigue_

    • Bola a más de 10 cm del boliche, en el interior de la circunferencia, un punto.

    • Bola a menos de 10 cm del boliche, en el interior de la circunferencia, dos puntos.

    • Bola pegada al boliche, tres puntos.

  • TIRADOR: 2 bolas para el tirador. El tiro se hará sobre una bola colocada a 8 cm de distancia en el centro de una circunferencia de 50 cm de diámetro.

  • El impacto será obligatorio para ser bola válida, en el interior de la circunferencia. Si el mencionado impacto lo hace encima de la raya o a caballo, se considera igualmente bola válida.

    Bola golpeada que no sale de la circunferencia, se le otorga un punto. Igualmente ocurrirá si la bola lanzada se que queda o sale de la misma.

    Bola golpeada que sale de la circunferencia, se le otorga dos puntos. Igualmente ocurrirá si la bola lanzada se queda o sale de la misma.

    A toda bola lanzada que ocupe el sitio exacto de la bola a golpear (carreau) se le otorgarán tres puntos. Igualmente ocurrirá si la bola lanzada toca antes el suelo dentro de la circunferencia. En ambos casos, no es necesario que la bola golpeada salga del interior de la misma.

    COMPETICIÓN

    Cada jugador debe presentar su licencia antes del comienzo de una competición. También deberá presentarla cuando la solicite el árbitro, y al comienzo de una partida si la solicita el contrario.

    La licencia Nacional debe estar firmada por el Presidente de la Federación Española de Petanca y por el titular de la misma, debiendo llevar también el sello de la Federación que la expidió. En la licencia se hará constar la Categoría, el nombre y apellidos del titular, Club y Federación a la que pertenece, fecha de nacimiento, D.N.I y fecha de expedición de la licencia. Todo jugador cuya licencia no se encuentre en regla, de acuerdo a las prescripciones anteriores, será excluido de la Competición.

    Se prohibe a los jugadores cambiar de bolas o de boliche en el transcurso de la partida, excepto en los casos siguiente:

  • Pérdida de la bola.

  • Pérdida del boliche.

  • Rotura de una bola en dos o más trozos, en cuyo caso sólo el más grande contará a efectos de puntuación cuando no haya más bolas que jugar. La sustitución de la bola rota por otra idéntica o por otro juego de bolas, será obligatoria a partir da la jugada siguiente.

  • Si hubiera otras bolas que jugar, el trozo más grande será inmediatamente sustituido, tras efectuar la medición por otra de diámetro análogo o inmediato o inferior a la que se ha roto.

  • Las mismas reglas se aplicarán para el boliche.

  • Sanciones

    El jugador que incurra en cualquiera de las infracciones previstas en el apartado: Elección de las bolas; Bolas trucadas, será inmediatamente excluido de la competición, así como sus compañeros de equipo.

    Podrán presentarse los siguientes casos:

  • Bolas trucadas: el jugador se expone a la retirada de su licencia por un periodo mínimo de 15 años, sin perjuicio de otras sanciones impuestas por el Comité Nacional de Competición.

  • Bolas “recocidas”: el jugador se expone a retirada de su licencia por un período de 5 años, y a la prohibición de participar en pruebas de calificación para Campeonatos Nacionales e Internacionales durante 5 a 10 años.

  • En ambos casos, y si las bolas hubieran sido prestadas por personas cuya identidad se conociera, se impondrá una sanción de 5 años al propietario de las mismas.

    Tras haber designado el terreno de juego, está totalmente prohibido quitar, desplazar o pisar cualquier tipo de obstáculo (piedra, arena, hoja, etc.) situado en la pista. Igualmente, se prohibe el introducir cualquier tipo de obstáculo situado en el exterior de la pista.

    Los jugadores que no observen estas normas, incurrirán en las siguientes sanciones:

  • Amonestación.

  • Anulación de la bola jugada o a jugar.

  • Una jugada de expulsión.

  • Descalificación del equipo.

  • Descalificación de los dos equipos en caso de acuerdo entre ellos.

  • El jugador que voluntariamente pare una bola en movimiento, será excluido inmediatamente de la partida en juego, al igual que su equipo, y dicha partida se le da por perdida con el resultado de 13 a 0 en todos los casos.

    Todo jugador que no respete el lapso de tiempo de que dispone (un minuto en este caso), incurrirá en las penalizaciones arriba citadas.

    Los equipos que disputaran las partidas finales, o cualquier otra partida, haciendo prueba de falta de deportividad o respeto hacia el público, dirigentes o árbitros, serán excluidos de la competición. Esta expulsión puede llevar a cabo la no homologación de los resultados eventualmente obtenidos, así como la aplicación de las sanciones previas más abajo.

    El jugador culpable de incorrecciones y con mayor razón el que fuera culpable de violencia verbal o física, un árbitro, otro jugador o un espectador, incurrir en una o varias de las sanciones siguientes, según la gravedad de la falta cometida:

  • Exclusión de la competición.

  • Retirada de la licencia.

  • Confiscación o restitución de indemnizaciones y recompensas.