Personalidad. Desarrollo

Psicología. Personalidad. Perspectiva evolutiva. Interacción familiar. Adolescencia. Identidad personal. Autoestima

  • Enviado por: Personal Laboral
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

TEMA 6

DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD

  • INTRODUCCION: LA PERSPECTIVA EVOLUTIVA

  • 1.1 Cambio y continuidad en el desarrollo de la Personalidad

    • Del Estudio Longitudinal de Nueva York en el que se investigaron nueve categorías de temperamento, se desprende una progresiva pérdida de estabilidad en las calificaciones temperamentales a medida que pasa el tiempo, no siendo el primer año de evaluación predictivo de la conducta a los cinco años en ninguna de las nueve categorías.

    • Por otro lado, el temperamento infantil puede determinar también el tipo de comportamiento por parte de los padres y cuidadores: un niño difícil provoca en sus cuidadores más fácilmente conductas de impaciencia e irritación que un niño fácil.

    • Otro estudio longitudinal cuyo propósito fue evaluar la convergencia entre factores ambientales y biológicos a la hora de determinar la conducta infantil, dio como resultados que.

    • ambos factores contribuyen a la evolución de la conducta, en algunos casos como una combinación más o menos equilibrada y en otros pareciendo unos de los dos hegemónicos.

    • en los primeros años de la vida, parece que las influencias biológicas son más predictivas para los niños y las ambientales para las niñas.

    • Las predisposiciones temperamentales parecían tener mayor estabilidad para los niños y las propiedades que reflejan responsividad social hacia estímulos ambientales explicaban mejor la conducta de las niñas.

    Conclusión: la conducta en la primera infancia es especialmente plástica y los bebés no están necesariamente atados a determinadas pautas de conducta.

    • Otra alternativa procede de aquéllas teorías que ponen el acento en las experiencias tempranas del recién nacido, como determinantes de la conducta futura del sujeto, p.ej.: el psicoanálisis.

    • Una crítica a esta idea procede de Kagan con su “teoría del magnetófono” sobre el desarrollo, quien considera que los datos que existen no apoyan la idea de que las características psicológicas a los dos años estén relacionadas de manera clara con las que presenten los sujetos 10 años más tarde, si se controla la clase social. Kagan sostiene que la influencia del ambiente familiar es muy grande pero su estabilidad tiende a desaparecer en dos o tres años debido a la influencia de nuevas experiencias.

    • Hay autores, como Sroufé, que piensan que la continuidad o estabilidad en el desarrollo afectivo no puede entenderse desde el estudio de una misma conducta a través del tiempo, sino buscando semejanzas cualitativas en las pautas de conducta. Para Sroufé una vez que el temperamento y la experiencia temprana han interactuado para producir la personalidad del niño, ésta se convierte en un protagonista activo de su propio desarrollo, difiriendo con Kagan en que el proceso de constitución de personalidad se alcanza antes por lo que las experiencias tempranas tendrían mucha más importancia, resaltando especialmente la calidad y el tipo de apego elaborado por el niño en interacción con su madre el primer año de vida.

  • Etapas de desarrollo: la Teoría de E. Erikson

    • Es un desarrollo de las teorías psicoanalíticas, especialmente del psicoanálisis del yo, con la introducción de la perspectiva cultural y social.

    • Consta de 8 estadios diferentes caracterizados cada uno de ellos por la aparición de una crisis, fruto de la interacción de factores biológicos y sociales. De la resolución de estas crisis surge un sujeto que ha incorporado a su yo una nueva “virtud” psicosocial.

    Estadios o fases del desarrollo psicosocial según Erikson

    Estadio Periodo Crisis Virtud adquirida

    I (Oral) Primera infancia Confianza contra desconfianza Esperanza

    II (Anal) Niñez temprana Autonomía contra vergüenza, duda Voluntad

    III (Genital) Edad preescolar Iniciativa contra culpabilidad Intencionalidad

    IV ( Latencia) Edad escolar Industriosidad contra inferioridad Competencia

    V (Pubertad) Adolescencia Identidad contra confusión de Identidad Fidelidad

    VI (Genitalidad) Adulto joven Intimidad contra aislamiento Amor

    VII Adulto medio Generatividad contra estancamiento Cuidado

    VIII Edad madura Integridad contra desesperación Sabiduría

  • INTERACCION FAMILIAR Y DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD

  • 2.1. Proceso de socialización

    • Mediante el cual, en interacción con las disposiciones temperamentales, se configurará la personalidad del sujeto.

    • Dentro de todas los agentes implicados en este proceso socializador (los compañeros, la escuela, los medios de comunicación, etc) es la familia la que ejerce la más temprana y la mayor influencia:

    • La mayor parte de las adquisiciones infantiles no se producirán mediante reforzamiento directo sino más bien mediante reforzamiento vicario, es decir, mediante la observación e imitación de la conducta de determinados modelos.

    • La adquisición de actitudes, creencias y valores exigirá un proceso de identificación, es decir, el establecimiento de vínculos afectivos con el modelo.

    • Los estudios de Ainsworth han mostrado que las madres de niños con apego seguro eran más sensibles y responsivas a las señales infantiles que las de los grupos de apego con ansiedad. La responsividad capacitaría ala bebé para formar expectativas, primitivas al principio, que moderan sus respuestas ante los acontecimientos. Poco a poco, el bebé construye una representación interna de su madre como accesible y esto produce seguridad. Por el contrario, las madres que no han atendido suficientemente las señales infantiles o no han respondido adecuadamente, no permiten la construcción de esta representación interna y los niños se convierten en ansiosos al no saber qué esperar de ellas.

    • Algunos resultados derivados de los estudios de Baumrind:

    • Los padres permisivos son afectuosos y razonan con sus hijos, pero son excesivamente condescendientes, no controlando ni exigiendo demasiado de ellos. Éstos tienden a ser menos competentes, menos seguros de sí mismos y más dependientes.

    • Los padres autoritarios ejercen un alto control, exigen obediencia y no muestran mucho apego. Los hijos de estos padres suelen ser hostiles, descontentos, retraídos y desconfiados.

    • Los padres autoritativos combinan el control y la exigencia con las muestras de afecto y la comunicación. Los hijos tienden a ser seguros de sí mismos, controlados y autónomos.

    • La crítica más frecuente que se les hace a este tipo de estudios es su enfoque unidireccional de los efectos de los padres hacia los hijos, sin tener en cuenta el carácter activo que desde el nacimiento tiene el bebé en su propio desarrollo.

    • Los estudios recientes ponen el acento en las relaciones entre el sistema familiar y el de los iguale, comprobándose que:

    • no existen diferencias cualitativas ni en la actitud ni en la conducta entre padres y madres respecto a sus hijos.

    • Quizá las diferencias más importantes se manifiesten en la conducta de los padres en relación con el sexo del hijo, prefiriéndose en gran cantidad de culturas el sexo varón.

    • Los padres tienden a abrazar más a las hijas y observar a los varones, mientras que en las madres se da el patrón opuesto.

    • Deficiencias que puede provocar la ausencia paterna:

  • desarrollo desviado o deficiente en la adquisición de roles sexuales en los niños.

  • Insatisfacción y mal ajuste a su rol femenino en el caso de las niñas.

  • Las relaciones maritales hostiles pueden afectar más negativamente al desarrollo sano de la personalidad, que la ausencia del padre.

  • Influencia del contexto sociohistórico

    • La familia a su vez se ve afectada por acontecimientos sociales e históricos.

    • Estudio de Rockwell y Elder sobre las influencias en el desarrollo infantil de las privaciones económicas producidas por la Gran Depresión; algunos resultados:

  • Efectos más pronunciados entre los chicos que entre las chicas

  • Fortalecimiento de los lazos madre-hija, no de los lazos madre-hijo.

  • Debilitamiento de los lazos padre-hijo/a.

  • Rechazo del padre como modelo de conducta en hijos adolescentes.

  • DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD EN LA ADOLESCENCIA

  • 3.1. Etapas y cambios relevantes: identidad personal

    • Aspecto psicológico: determinado por la tarea de adquirir y consolidar la identidad personal y procesos asociados a ésta: autoimagen, autoestima y tipificación sexual.

    • Aspecto social: progresiva separación del grupo familiar, mayor influencia del grupo de iguales y la elección vocacional.

    • Aspecto fisiológico: son los cambios característicos de la pubertad.

    • 2 Etapas:

    • Pubertad

    • Adolescencia

    Pubertad:

    • Periodo de maduración del sistema reproductor.

    • Mayor interés por las cuestiones relacionadas con el cuerpo

    • Mayor interés por la apariencia física.

    • Mayor insatisfacción con sus cuerpos en las chicas.

    • Relación positiva entre el atractivo físico y la aceptación social.

    Adolescencia:

    • Adquisición de la identidad del yo.

    Definición del Yo: estructura cognitiva, sistema de inferencias derivadas de la experiencia, utilizado por el sujeto para organizar e interpretar tanto su conducta como sus interacciones con los demás.

    Psicoanalítica: Erikson

    • 2 Teorías sobre la psicología del yo:

    Cognitiva: Lewis y Brooks-Gunn

    • T. Cognitiva del yo (Lewis y Brooks-Gunn)

    • La tarea del yo infantil es desarrollar la conciencia de que existe como entidad diferenciada de los demás individuos.

    • El “yo categorial” o “yo-objeto” es que el niño ha de desarrollar en forma de categorías con las que se define a sí mismo frente al mundo que le rodea.

    • Harter propone un modelo evolutivo del desarrollo del yo: los niños más pequeños se centran aspectos muy concretos de yo, tales como atributos físicos y conductas. Los niños un poco más mayores ya emplean rasgos y al llega a la adolescencia se diferencian dos niveles:

    • 1er Nivel: el adolescente empieza a integrar o combinar los nombres de rasgos que manejaba en la etapa anterior. Se define por la aparición de las primeras abstracciones simples.

    • 2º Nivel: capacidad para combinar abstracciones particulares en otras de índole superior que le van a permitir percibirse de modo homogéneo.

    • T. Psicoanalítica del yo (Erikson)

    • La adquisición de identidad tiene tres componentes:

  • Unidad entre las autoconcepciones;

  • Continuidad a través del tiempo de estos atributos propios

  • Correspondencia mutua entre las concepciones sostenidas por el individuo sobre si mimo y sobre las personas significativas de su entorno.

    • Erikson sitúa la adquisición de la identidad en la quinta de sus etapas evolutivas: “Identidad frente a confusión de identidad”.

    • El objetivo a alcanzar en esta etapa es integrar, por medio de la experiencia acumulada, las vicisitudes de la líbido, las aptitudes desarrolladas a partir de lo congénito y las oportunidades que se le ofrecen de adoptar diversos papeles sociales.

    • En esta etapa puede producirse la “confusión de rol”, lo cual puede implicar problemas de identidad sexual y/o de indecisión ocupacional.

    • La solución para enfrentar la “confusión de rol” suele ser la sobreidentificación con alguna figura importante de su entorno, líder del grupo, etc.

    • Otro mecanismo de refuerzo de identidad es el exclusivismo que se observa en los grupos jóvenes en torno a rasgos externos, tales como la gustos estéticos y ciertas formas de conducta.

    • Marcia ( en esta línea) ha evaluado los niveles de crisis y compromiso con valores sociales, ocupacionales, religiosos e ideológicos en estudiantes universitarios. Sugiere cuatro desarrollos el proceso de adquisición de identidad:

  • Logro de identidad: sujetos que tras atravesar una crisis, han desarrollado compromisos y vínculos sociales firmes, estabilizando su posición. Parece existir una relación entre este tipo de adquisición de identidad y una alta autoestima.

  • Moratoria: Sujetos con estado de crisis permanente que buscan activamente elegir.

  • Cierre de identidad: Sujetos que no han experimentado crisis alguna pero se hallan firmemente comprometidos y cuenta con un sistema de creencias establecido. Intensa influencia de los padres, cuyos valores han adoptado sin crítica.

  • Difusión de la identidad: Sujetos que no se hallan comprometidos con ningún sistema de valores ni buscan establecerlo.

  • Autoestima

    • W. James: proporción entre los logros realizados y las metas propuestas.

    • Coopersmith: la autoestima se compone de los juicios personales realizados sobre nuestros propios méritos, juicios que se expresan por medio de las actitudes que mantenemos sobre nosotros mismos.

    • Hay estudios que verifican un descenso de la autoestima con el paso de la infancia a la adolescencia temperana.