Perlas. Patrañas, disparates y trapacerías en los Medios de Comunicación; Pascual Serrano

Literatura contemporánea. Comunicación Audiovisual. Medios de Comunicación. Radio. Prensa. Televisión. Patrañas. Disparates

  • Enviado por: Pace
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

Perlas. Patrañas, disparates y trapacerías en los Medios de comunicación,
de Pascual Serrano

El libro escrito por Pascual Serrano recoge las diferentes perlas, patrañas, disparates y trapacerías que cada día se puede encontrar uno en los medios de comunicación de masas (prensa, radio y televisión.) El objetivo por tanto no es otro que recolectar esos engaños y darlos a conocer, y de un modo más o menos irónico criticarlos severamente. El libro está dividido en un recorrido por diferentes focos temáticos como economía, educación, racismo, Empresas, conflictos laborales, y también otros que hacen alusión a zonas geográficas como: Yugoslavia, Cuba, Estados Unidos, Europa, Palestina, etc.

El “disfraz” de los dirigentes del mundo moderno a sus incongruencias o engaños que encontramos cuando abrimos un periódico, encendemos la televisión o escuchamos la radio, son causa de la semilla que plantó en la sociedad el capitalismo nacido en el siglo XVIII y que hoy en día rige la economía mundial. En este nuevo sistema que revolucionó la “forma de hacer dinero” el más poderoso y prestigioso y por tanto de clase social más alta es el propietario de los medios de producción ya que es el que está en disposición de generar más riquezas (su única preocupación) no les preocupa el medio ambiente, ni ideales, ni los derechos del hombre... para estos grandes “ricachones” el fin si que justifica los medios, por eso en muchas ocasiones se ven con la necesidad de limpiar su imagen o justificar acciones injustificables y lo hacen mediante los medios de comunicación. .

El chapapote, esa pasta resultante del hidrocarburo procedente del naufragio del petrolero Prestige, no cumple la normativa legal europea medioambiental para ser utilizado. No hay problema. “El País” informa que Repsol “espera encontrar un comprador en países con normativas menos exigentes, que tal vez pueda usarlo como combustible de uso naval”. Parece que el chapapote que contamina el medioambiente europeo no lo hace en el Tercer Mundo.

(página 67-68)

El viernes 26 de noviembre, descubrimos un titular y un subtitulo para una misma noticia muy complementarios en las páginas de economía de “El País”. El titular afirma que el beneficio de las empresas españolas sube un 18.6%, un récord desde 1983, mientras que el subtítulo señala que el Banco de España “alerta sobre el riesgo de aumento de los costes laborales”. Ya vemos que el Banco de España, funcionando con dinero público y presidente nombrado por el gobierno, lo que le preocupa es que el beneficio de los empresarios baje del 18.6% debido al sueldo de los trabajadores.

(página 26)

La imagen de estos grandes empresarios o políticos queda manchada, normalmente por lo perturbable que es el dinero para un individuo, ya que todos estos disparates y trapacerías suelen tener un trasfondo económico (sobornos, extorsión, etc) o en otros casos de control social, estos actualmente son menores por que la gran mayoría de países cumple los derechos del hombre y del ciudadano casi al 100% pero igualmente existen de un modo muy camuflado y débiles; aunque en otras zonas siguen existiendo dictaduras (ejemplo el de Cuba que tiene un apartado dedicado para él en el libro) donde este control de las masas es brutal.

CUBA

El disidente cubano Oswaldo Payá afirma en “EL País”semanal del 9 de marzo que en Cuba bajo la dictadura de Baptista había “una prensa increíblemente libre”. Esperemos que para el resto de las libertades y derechos que exige Payá en su proyecto Varela para las Islas no tenga el mismo modelo de referencia.

(página 87)

Unos ejemplos del libro de esos Países que presumen de libertad de expresión como los EEUU o el país de la revolución francesa, primero en acabar con el gobierno totalitarios o el nuestro, del que no nos cansaremos de presumir de su democracia y libertades.

EEUU: Prohibiciones

Van a editar un libro sobre textos y películas prohibidas en Cuba. Es bueno saber que la última película sobre Cuba donde todavía no a podido emitirse es en EEUU por presiones políticas. Se trata del documental “Comandante”, de Oliver Stone.

(página 88)

En España.

En el parque del Retiro de Madrid, durante la Feria del Libro, la policía municipal se lleva a un hombre que portaba una pequeña pancarta a modo de sandwinch quejándose de un medio de comunicación. Todos los días en el centro de Madrid hay personas que anuncian con un sistema parecido ventas de discos o compra de oro. Parece que la libertad existente no es la de expresión sino la de comercio.

(página 31)

En Francia.

Tiene gracia, pero el recién nombrado primer ministro francés, Dominique de Villepin, por lo que nos enteramos en los medios el 31 de mayo, no se ha presentado nunca a unas elecciones. Nadie en Francia votó a la persona que es su primer ministro. Igual que el jefe de Estado en España. Estas democracias nuestras cada vez son más paradójicas.

Se apoyan en los medios de comunicación por que tienen una influencia desmesurada en la población, tanto que son capaces de remplazar los lazos culturales que unen a un pueblo o incluso instaurar una cultura totalmente diferente, siempre ayudados por la publicidad que está presente en estos momentos en cualquier, o casi cualquier, manifestación de comunicación de masas. Digamos que la publicidad es el “disfraz” que oculta el verdadero sentido de lo que se dice. Los medios de comunicación se han convertido en “los manipuladores de cerebros, la industria de la conciencia” (Noam Chomsky).

Busco un libro sobre medios de comunicación en la librería de El Corte Inglés. Pregunto por la sección de Comunicación y m dice el dependiente que no existe, que busque en la de Publicidad. Al menos son sinceros para definir el modelo de comunicación vigente en nuestra sociedad.

(página 34)

La vida en siglo XXI se ha convertido es una constante transacción económica, todo es susceptible de compra y venta, nada puede escaparse de la lógica capitalista. Esta idea de ver el mundo esta en la mente de todos nosotros aunque no nos damos cuenta y a veces inconscientemente utilizamos expresiones que lo dejan manifiesto, como la que podemos descubrir en el libro.

El 1 de marzo, con motivo de una excepcional nevada en Granada, un ciudadano, encantado con el magnífico espectáculo, señala ante las cámaras: “esto es precioso, habría que pagar por esto”. La psicología de este hombre ha sido ocupada por una mentalidad que ya no concibe que cosa, como una bella imagen nevada, puedan ser disfrutadas al margen del mercado.

(página 26)

Es del todo lógica la actitud de este hombre ya que está en una época que algo es mejor o de más calidad cuanto más caro es. Para el esa nevada era increíble, impresionante, bellísima y no podía entender como estaba disfrutando de tal espectáculo sin pagar un céntimo. Por eso deberíamos preguntarnos ¿quién esta detrás de todo esto? Como ya dijimos el capitalismo, que da un valor económico a todo, pero ¿cómo a logrado penetrar en la mente de este hombre para que vea la realidad como compra-venta? Sin duda alguna y sin temor a equivocarnos podemos afirmar que la publicidad tiene mucho que ver. Se creó con el propósito de vender los productos que comenzó a generar la revolución industrial y poco a poco ha ido creando nuevas costumbres para impulsar a las personas a comprar, por eso para la publicidad no existen ciudadanos o personas o hombres o mujeres o niños.... existen compradores clasificados en diferentes públicos objetivo. La publicidad es el mecanismo de penetrar en las mentes de un modo oculto con el fin de dar sentido económico a lo que nos rodea y nos vemos con la imperturbable necesidad del consumo que solo es saciada si consumimos.

La mayoría de los medios de comunicación no son públicos sino privados, por lo cual se mueven hacia unos intereses u otros según los ideales o intenciones de su dirigente o que es lo que deseen conseguir de las masas sociales. Con esto no queremos más que reiterar la importancia de esos “ricachones” y políticos y sus intereses, como se dice líneas más arriba y queda patente en el libro de Pascual serrano, algunos ejemplo:

¿Creen ustedes que un diario español aceptaría publicar gratis un artículo del cantante Manu Chaos?, ¿y del secretario general de la Asociación de Escritores Andrés Sorel?, ¿y del dramaturgo Alfonso Sastre?, ¿y del juez Joaquín Navarro?, ¿y del sociólogo James Petras?, ¿y de todos ellos juntos con decenas de intelectuales agrupados en la Alianza de Interlocutores Antiimperrialistas? Pues el diario “ El Mundo” no lo quiso publicar ni pagándole porque el texto defeníía a Cuba y eso estaba “en contra de las línea editorial del periódico”.

(página 88)

Una noticia en la COPE del 20 de junio dice que el jurado designado por la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social ha fallado los “Premios ¡Bravo! 2005”. Entre los galardonados está “la programación socio-religiosa de la Cadena COPE”, propiedad de esa misma Conferencia Episcopal. Ellos mismos convocan un premio de comunicación, se lo conceden a su propia emisora e informan de él en la misma. Ellos se lo guisan y ellos se lo comen.

(página 43)

Los políticos no se han querido quedar anticuados y se han dado cuenta de que es lo que realmente funciona por tanto han comenzado a difundir sus discursos apoyándose en métodos publicitarios para que sean más eficaces. Se cuidan las actitudes y la imagen de los líderes, por ello contratan a expertos en publicidad que realizan verdaderas campañas de marketing para los diferentes partidos. Ya no se trata de convencer al ciudadano para que vote por tu partido convenciéndolo con ideales y compromisos sino hay que vender tu “discurso-producto” envolviéndolo lo mejor posible. “En política ya no se busca el encantamiento profético, sino el embaucamiento de los shows personalizados y la vedetización de los líderes” (Gulles Lopovetsky). Todo esto se consigue mediante eslóganes emotivos y emocionales; hay que decir la verdad pero sin aburrir ya que aburrir es mala publicidad; un recurso muy utilizado es la tira cómica con asuntos políticos que seduce, es directo, no aburre, es gracioso, es llamativo, creativo, convence, etc. podríamos decir que es la máxima expresión de la política-producto. Resumiendo, cuando vemos en la actualidad a un político dar un discurso electoral lo que esta haciendo es publicidad de su partido e ideales, como ya apuntamos anteriormente las principal herramienta de la publicidad es la seducción por tanto la intención de los discursos electorales es el de seducir. Ahora un político lo que intenta es mostrarse como una persona amable, agradable, simpática, con sentido del humor... y de este modo ganar votos, el discurso político a perdido peso de divulgación de ideales e intenciones por discursos que seduzcan y “compren votos”.

Todo a quedado expuesto a la desvirtuación económica, entendiendo algo más barato como de más bajo estatus o peor. La educación esta experimentado cada ves más fracasos escolares leyendo la “perla” Jugar al fútbol o leer se evidencia y no necesita de explicación.

El primer mes del año me entero de que un equipo de fútbol español ha pagado a un joven de 18 años 300.000 euros el día que jugó su primer partido como titular. Una editorial ofrece 3.000 euros, cien veces menos, a un Premio Novel de Literatura como adelanto por la publicación de un libro. En una sociedad con esos criterios de reconocimiento no puede extrañar que sus jóvenes quieran jugar al fútbol en lugar de lleer.

(página 49)

En conclusión los medios de comunicación se han convertido en medios publicitarios por culpa de esa influencia de el sistema capitalista que busca de nosotros el consumo por el consumo para que unos pocos a los que hemos llamado durante las 5 paginas anteriores “ricachones” (grandes empresarios) sean cada ves más “ricachones”. Al introducirse la lógica capitalista (todo susceptible de compra y venta unido a consumo por consumo) en la sociedad se ha creado una mentalidad masiva de cuanto más valor económico mejor valorado. Por tanto las clases sociales se agrupan en quien gana más dinero y quien gana menos. El control social en la actualidad es muy sofisticado y lo han ocultado pero solo hay que ver la prensa de un modo crítico como Pascual Serrano para darnos cuenta.