Periquillo Sarniento; José Joaquín Fernández de Lizardi

Literatura hispanoamericana contemporánea. Siglo XIX. Narrativa. Novela mexicana. Realismo. Costumbrismo. Crítica social. Bandas de ladrones. Muerte. Argumento. Vida y Obra

  • Enviado por: Diana
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 10 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

UNIVERSIDAD AUTONOMA DEL ESTADO DE MEXICO

FACULTAD DE HUMANIDADES

LICENCIATURA EN LETRAS LATINOAMERICANAS

LITERATURA LATINOAMÉRICANA

DE LOS SIGLOS XIX HASTA ANTES

DEL MODERNISMO

EL PERIQUILLO SARNIENTO

TERCER SEMESTRE GRUPO 21

TITULO: “Periquillo Sarniento”

AUTOR: José Joaquín Fernández de Lizardi

NACIONALIDAD: Mexicana

GÉNERO LITERARIO: Narrativo

SUBGÉNERO: Novela

FORMA EXTERNA: Prosa

FORMA INTERNA: Común

CORRIENTE LITERARIA: Realismo (Costumbrismo)

Una pareja tuvo un niño al que llamaron Pedro Sarmiento igual que el padre.

La madre lo consintió demasiado y aso consentido pasan sus primeros seis años, asistió a la escuela en la cual había un niño llamado Januario, éste le pone a Pedro el apodo de Periquillo Sarniento ya que a Pedro tiempo atrás le había salido sarna e iba vestido de verde y amarillo. “Entre tantos padrinos no me podía yo quedar sin mi pronombre. Tenía cuando fui a la escuela una chupita verde y calzón amarillo. Estos colores, y el llamarme mi maestro algunas veces por cariño Pedrillo, facilitaron a mis amigos mi mal nombre, que fue Periquillo; pero me faltaba una adjetivo que mi distinguiera de otro Perico que había entre nosotros, y este adjetivo o apellido no tarde en lograrlo. Contraje una enfermedad de sarna, y apenas lo advirtieron, cuando acordándose de mi legítimo apellido me encajaron el retumbante título de Sarniento, y heme aquí ya conocido no solo en la escuela ni de muchacho, sino ya hombre y en todas partes, por Periquillo Sarniento” (Fernández de Lizardi, 1816: 21).

Así termina la educación básica y como la madre quiere que su hijo sea un hombre de letras el padre acepta que su hijo curse el bachillerato.

En ese tiempo es invitado a un herradero, ahí el protagonista (Pedro Sarmiento) se cree muy importante por ser un bachiller pero se encuentra a su compañero Januario quien lo deja en ridículo diciéndole: “mi amigo del alma, mi periquillo saniento” (Fernández de Lizardi, 1816: 47). Pero habiendo pasado esa vergüenza se entera de que Januario también es bachiller y los dos se sienten los importantes, pero a final de cuentas los dos quedan en ridículo por no saber contestar acerca de cometas y eclipses.

Al anochecer Januario le tiende una trampa a Periquillo con su prima Poncianita, éste dice a nuestro protagonista que ya se puso de acuerdo con su prima y que ella lo espera al anochecer, pero Januario le advierte a su tía (madre de Poncianita) y pasan a Poncianita a otro cuarto. Pedro confiando en la palabra de su “amigo” Januario se mete al cuarto de Poncianita pero para su sorpresa ahí se encuentran la madre de ella y una criada quienes golpearon a Periquillo dejándolo todo amoratado, mientras Januario se burlaba de él y a Poncianita su madre le dio una golpiza tremenda.

Al otro día Periquillo se fue a su casa y ahí su padre le dijo que tenía que decidir que carrera estudiar, Periquillo le fue a pedir consejo a su amigo Martín Pelayo, éste le dijo que ingresara al Clérigo porque así el tendrá que recibir mensualidades, las cuales tendría que compartir con el que le enseñara “las mejores cosas de la vida”, Pedro le dice a su padre lo que quiere estudiar y es mandado a la escuela.

En ese lapso de tiempo Periquillo aprende lo peor del mundo, pero su padre se entera gracias a una visita que hizo a la escuela. Don Pedro le dice a su hijo que le hable claro y le diga que es en verdad lo que quiere estudiar, y este de nuevo va con su amigo Martín a pedir nuevamente su consejo, éste le insiste que se meta de Clérigo y que además él tiene un padrino sacerdote. Como pudo hizo que Periquillo ingresara al seminario, durante su estancia ahí, Periquillo se la paso maldiciendo todo, poco tiempo después le dicen “tu padre ha muerto” (Fernández de Lizardi, 1816: 92). Él fingiendo tristeza y con la excusa de que se siente mal por la muerte de su padre se sale del seminario con la ayuda de su madre.

Ya fuera, Periquillo juega y gasta el dinero a su vil antojo hasta perderlo todo. Su madre se enferma y la que tiene que pagar todos los gastos es su tía, una semana después la madre muere. Periquillo se entera y desaparece tres días para ahorrarse los gastos funerales. Regresa y al ver que solo va a vestirse y a comer todos los días, su tía lo abandona.

Al ya no tener que comer ni donde vivir, busca a su amigo Juan Largo y juntos se dedican al juego y con el poco dinero que logran ganar se compran ropa usada y un poco de comida.

Un día hace que un hombre pierda todo en el juego Periquillo descubre que se trata de Januario, éste ultimo fingiendo bondad lo lleva a un cuartucho donde lo golpea hasta dejarlo casi muerto, Pedro es llevado al hospital donde pasa un tiempo espantoso.

Cuando sale se vuelve a encontrar a Januario quien le propone un trato, van a asaltar una casa y Periquillo servirá para vigilar que no venga nadie, y él acepta. Januario le cuenta que ya se ha hecho novio de la criada, y que en dicha casa solo vivían la criada y la señora.

Cuando estaban dando el golpe paso por la calle el sereno quien se puso a platicar con Periquillo que estaba en la esquina. En tanto, dentro de la casa Januario con otro colega, matan a la señora porque ésta puso resistencia, y la criada comenzó a gritar.

Periquillo haciéndose pasar del lado de los buenos avisa y ayuda a fugarse a su amigo Januario, pero a Periquillo lo descubren porque el abrigo y el rosario que lleva puesto, se lo había regalado la criada a Januario.

En la cárcel conoce a un hombre llamado Don Antonio quien estaba ahí injustamente porque un hombre que se enamoro de su esposa lo acuso de traficante. Al salir de la cárcel aquel hombre de dice a Periquillo que le guarde un cofre que tenía, diciéndole que al día siguiente ira a recogerlo. Periquillo apuesta aquel cofre y lo pierde, al otro día Don Antonio se presenta y le dice que le regala el cofre, que dentro de él hay ropa y otras cosillas y además le regala una canasta con fruta.

Don Antonio, como era una persona muy buena le dice al Licenciado Chanfaina, que deje libre y de trabajo a Periquillo, y para que lo haga le da cien pesos. Así sucede, el Licenciado Chanfaina, deja libre a Periquillo y le da trabajo.

El Licenciado, tenía en su casa como empleada de servicio a su amante, de nombre Luisa, también vivía con él una sobrina llanada Lorenza, la cual se enamora de Periquillo, pero éste tiene amoríos con Luisa y un día son descubiertos por Lorenza y los delata con su tío (el Licenciado Chanfaina), quien los corre.

Tiempo después Periquillo se fue a trabajar con un barbero, en donde se hace amigo de una muchacho llamado Andrés, ahí comienza a hablar mal de la esposa del barbero, éste último se entera y corre tanto a Periquillo como a Andrés, quienes se van a trabajar con el boticario del cual aprenden algunos remedios. Con estos conocimientos se atreve Periquillo intentar curar a un paciente, quien muere.

Periquillo y Andrés se van a un pueblecito llamado Tula llevándose consigo el maletín del Doctor. En donde se hacen famosos por curar, pero una vez mas se muere un paciente y salen huyendo de ese lugar, van a vender el maletín, el que lo compra reconoce el maletín y las cosas del Doctor y llama a la policía, pero acusa a un pobre indio de habérselos vendido.

Pasado mucho tiempo Periquillo compra un billete de lotería que sale premiado, le deja la mitad a un señor. Con esto se dio una vida de lujos y compró una casa, viviendo en sociedad conoció a Mariana y se caso con ella, pero como Periquillo no era muy bueno de sentimientos se fastidio de ella, la golpeó estando embarazada y la mató.

Por ese motivo fue arrestado y llevado a una islas (Manila) donde a los presos los hacen trabajar. Ahí un coronel le iba ahorrando el dinero de su trabajo y al cabo de siete años ya contaba con mucho dinero. Al cumplir su condena y de regreso a su país la embarcación se hundió y con ella su dinero, milagrosamente el se salvo ayudado por un oriental quien de dice que en su tierra él es una persona con mucho dinero y bienes.

Ahí en la tierra del orientar, Periquillo pasa un largo tiempo de buena vida al dado del importante oriental. Hasta que él le dice a Periquillo que quiere conoce su tierra, entonces viajan a la tierra de Pedro, donde sus amigos lo reconocen y el oriental por la clase de amigos se dio cuenta del tipo de persona que era, en esas tierras el orientar se casó.

Después de esto, Periquillo andaba solo cerca del río, ahí vio venir unos hombres montados a caballo, estos se lo llevaron y vio entre ellos a su amigo Januario, esa su banda de asaltantes que venían de hacer un robo. De esta manera, Periquillo se incorpora al grupo. Como todos sabían de esta banda, comenzaron a tomar precauciones en caso de un asalto. Desde ese momento su vida fue de una incertidumbre terrible.

La banda tuvo que separarse, y de esta manera Periquillo quedo solo. Un día vio a un hombre colgado de un árbol, que era Januario que lo habían colgado.

Con esto, Periquillo, decide llevar una vida honrada y comienza a buscar trabajo, y un día caminando por la calle, encuentra al hombre que le había regalado la mitad de su dinero cuando se saco la lotería.

Una vez vio a una niña que corría afligida, gritando y pidiendo auxilio porque unos bandidos habían asaltado su carreta en el camino y ella había escapado dejando ahí a sus padres. Periquillo corrió hacia donde había ocurrido el suceso, la gran sorpresa fue al ver que el señor que estaba ahí era Don Antonio con su esposa, como Periquillo sabia algo de medicina los ayudo y en agradecimiento de dio trabajo decente.

Periquillo se enamora de la hija de Don Antonio y se casa con ella. Tiempo después Don Antonio muere dejando a cargo de su fortuna, su esposa e hija a Periquillo.

Estando en la vejes, Periquillo decide escribir su vida para que sus hijos no sigan la vida que el llevó.

Algo muy importante y no hay que pasar desapercibido, son las palabras de Periquillo a sus hijos la cual dice así:

“Últimamente, os mando y encargo, que estos cuadernos no salgan de vuestras manos, porque no se hagan el objeto de la maledicencia de los necios o de los inmorales; pero si tenéis la debilidad de prestarlos alguna vez, os suplico no los prestéis a esos señores, ni a las viejas hipócritas, ni a los curas interesables y que saben hacer negocio con sus feligreses vivos y muertos, ni a los médicos y abogados chapuceros, ni a los escribanos, agentes relatores y procuradores ladrones, ni a los comerciantes usureros, ni a los albaceas herederos, ni a los padres y madres indolentes en la educación de su familia, ni a los jueces venales, ni a los corchetes pícaros, ni a los alcaldes tiranos, ni a los poetas y escritores remendones como yo, ni a los oficiales de la guerra y soldados fanfarrones hazañeros, ni a los ricos avaros, necios, soberbios y tiranos de los hombres, ni a los pobres que lo son por flojera, inutilidad o mala conducta, ni a los mendigos fingidos, ni los prestéis tampoco a las muchachas que se alquilan, ni a las mozas que se corren, ni a las viejas que se afeitan, ni... pero va larga esta lista. Basta deciros que no los prestéis ni por minuto a ninguno de cuantos advirtiereis que les tocan las generales en lo que leyeren;.....” (Fernández de Lizardi, 1816: 11-12).

Estas palabras son un mensaje subliminal, si nos damos cuenta, menciona a todas las personas, por lo tanto esto quiere decir que se lo preste a todos, para que por medio de sus experiencias no cometamos los mismos errores.

Esta obra es una burla a la sociedad, el personaje es un pícaro que vive la vida sin remordimientos y no le importa nada, ya que ene ese tiempo el autor vive una etapa de guerra y como se dice, el autor plasma en sus obras lo que esta viviendo o sintiendo en ese momento.

La obra también comienza como la de “Memorias Póstumas”, es decir por el final, ya que en “Memorias Póstumas” nos narra un muerto, en cambio en esta obra, la escribe un moribundo.

Ambas nos dan una gran enseñanza para aprender de los errores de los demás, pero como dicen, “nadie experimenta en cabeza ajena”, va a ver personas que probablemente cometan alguno de los errores que causo nuestro personaje. Mientras tanto hay que aprender un poco de los errores tanto de nosotros como de los demás para que nuestra vida sea mejor día con día.

José Joaquín Fernández de Lizardi

(1776-1827)

Escritor autodidacta mexicano, conocido como El Pensador Mexicano, nombre del periódico que fundó, cuando se instituyó la libertad de imprenta en las Cortes de Cádiz; sus críticas lo condujeron a la cárcel y a la excomunión. Después de la Independencia (1821) continuó su labor periodística en El hermano del perico y Las conversaciones del Payo y el Sacristán (1824), y finalmente, en 1826, en el Correo Semanario de México.

Fernández de Lizardi es uno de los autores que está en las raíces del romanticismo latinoamericano. Si este movimiento se caracterizaba por el ansia de libertad, el gusto por el pasado, lo legendario y lo exótico, la exaltación del yo y la sentmentalidad, en Latinoamérica se acentuaron las notas del patriotismo, la tendencia historicista y las actitudes humanitaristas de corte social.

Así, a las formas literarias de la poesía, el teatro, el ensayo y la leyenda se une la novela, que se afianzaría gracias a escritores como Lizardi, considerado el autor de la primera novela mexicana moderna, El Periquillo Sarniento (1816), publicada por entregas; de corte picaresco, aunque neoclásico y de intención didáctica. En esta obra se narran las andanzas desventuradas de un joven mimado en su niñez y, que huérfano muy pronto, queda sin armas para sobrevivir en la feroz sociedad novohispana y se ve reducido a vivir de trampas y hurtos convirtiéndose en objeto ridículo. Como su modelo el Lazarillo de Tormes, experimenta varios tipos de aprendizaje, en un rancho, en un monasterio, en una barbería, en una farmacia, en una plaza de toros, lo que le permite mal aprender una serie de oficios que le obligan a recorrer varios territorios y varias clases sociales de Nueva España, a punto de independizarse. Es un libro a la vez político y didáctico, cuyas grandes parrafadas moralizantes hacen farragosa la lectura; es también una crítica a la anacrónica forma de educación de los hidalgos que aún sobrevivía en los albores de la Independencia.

Escribió también otras novelas: La quijotita y su prima (1819) y La vida y hechos del famoso caballero D. Catrín de la Fachenda (1832). (Enciclopedia Encarta, 1998: José Joaquín Fernández de Lizardi)

FERIA EN UNA HACIENDA QUE DURA TRES O CUATRO DÍAS.

SEMINARIO. PERSONA QUE HA RECIBIDO LAS ORDENES SAGRADAS. EL QUE TIENE LA PRIMERA TONSURA. HOMBRE LETRADO Y DE ESTUDIOS ESCOLÁSTICOS, AUNQUE NO TUVIESE ORDEN ALGUNA.