Perestroika

Unión Soviética. Partido Comunista de Stavropol. Mijael Gorbachov

  • Enviado por: La Rusa
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 11 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


Introducción

El presente trabajo se llama “La Perestroika de Mijael Gorbachov”, y es una recopilación de datos, generados por diferentes autores, quienes a veces coinciden y otras veces son totalmente opuestos.

Según la historia La Perestroika revolucionó no solo a Rusia, sino al mundo entero, abrió una ventana de aire fresco y permitió la irrupción del impetuoso torrente libertario que arrasó una de las construcciones más falaces que haya conocido la historia, con su filosofía oportunista. Pero la Perestroika no apareció sola, fue dirigida por un hombre capaz de enfrentar a sus aliados, ese hombre fue Mijael Gorbachov, el último líder del partido fundado por Lenin, quien vio la necesidad de un viraje radical en la economía y hacia la ciencia, y habló a su pueblo de la democratización.

LA PERESTOIKA DE MIJAEL GORBACHOV

Mijael Sergeyevich Gorbacho, Nació en Privolnoye (Stavropol) el 2 de marzo de 1931. Miembro de una familia campesina, tenía los orígenes humildes que favorecían la promoción de una figura política dentro del comunismo soviético. En 1953 viajó a Moscú para estudiar derecho en la Universidad, ingreso en el KOMSOMOL (la organización juvenil del Partido Comunista). Obtuvo su título de abogado y comenzó su fulgurante carrera política. En 1967 contrae matrimonio con Raisa Maximovna. Ocupó cargos diplomáticos, en 1970 fue designado primer secretario del Partido Comunista de Stavropol, escalando diferentes posiciones.

Hacia principio de la década de los 1980 el estancamiento de la URSS en todos los aspectos y su creciente retraso frente a Estados Unidos era evidente para todo aquel que lo quisiera ver. La figura del secretario general del PCUS, Leonid Brezhnev, era considerada principal responsable de esa situación, y se esperaban cambios radicales después de su muerte. Las cosas no iban a ser tan sencillas, sin embargo; en 1982 falleció Brezhnev, y la lucha por la sucesión fue durísima. El sucesor escogido fue Yuri Andropov. Luego vino la súbita muerte de este en 1983, y le sustituyo Konstantin Chernenko, viejo burócrata de 73 años, ya muy afectado de salud, cuyo reinado se suponía breve. Al producirse el deceso, el sector conservador del Partido se había quedado sin candidato claro y los renovadores impusieron a Mijail Gorbachov, que entonces tenía 54 años.

Fue como un terremoto. El nuevo secretario general se quitó de encima, drásticamente, a quienes habían constituido el equipo de gobierno desde tiempos de Brezhnev, y los sustituyó por hombres jóvenes de su conocimiento y su confianza. Reconoció la gravedad de la situación y proclamó la “PERESTROIKA”.

La Perestroika fue la política iniciada por el premier soviético Mijail Gorvachov en 1985, significa en Ruso “apertura” y en la práctica era el desmantelamiento de la “cortina de hierro” que había imperado en el bloque soviético desde 1945, y la “Glasnost” significa (transparencia).

En 1945 cuando terminó la segunda guerra mundial, Europa del este y la mitad de Alemania pasaron al control soviético para su reconstrucción, la Unión Soviética impuso el comunismo en todos esos países y cerró las fronteras, las noticias y el comercio con el resto del mundo formando un mundo comunista aparte agrupado económicamente bajo el “pacto de Varsovia”.

La Unión Soviética sostuvo una lucha indirecta y una competencia con Estados Unidos durante 40 años de la que salió perdedora porque perdió la carrera espacial, y su intervención militar en todo el mundo a favor del comunismo la desgastó.

Además el comunismo nunca generó riquezas en el bloque soviético, la burocracia era excesiva, no había incentivo para trabajar o producir mas que la muerte, y no había tecnología posible en una sociedad sin ideas libres.

En los últimos a los 70's el colapso se hizo evidente, la Unión soviética perdió la crisis del petróleo y el apoyo de los militantes islámicos que nunca aceptarían el comunismo ateo en vez del Islam, así que fue perdiendo influencia y menguando hasta que Gorvachov no tuvo otra alternativa que abrirse a occidente.

Con la Perestroika buscaba inversiones capitalistas en la Unión Soviética y transferencias de tecnología (sin desmantelar el comunismo).

Levanto las sanciones contra los disidentes, permitió la restauración de los cultos religiosos, anuló todas las formas de censura, habilitó los viajes al extranjero y democratizó el sistema político con la creación de la Asamblea de Diputados del Pueblo. Incluso se supieron todas las atrocidades cometidas en la Unión Soviética (los archivos de la KGB están abiertos a investigadores internacionales). La apertura de los archivos permitió encontrar la tumba de los Romanov (la última monarquía de Rusia, asesinados por los soviéticos en 1918), reivindicados y enterrarlos en la catedral de San Basilio (la iglesia ortodoxa los declaró santos y mártires).

La sinceridad de sus intenciones se hizo evidente con el accidente nuclear de Chernovil en Ucrania en 1986, la Unión Sovietica no ocultó información a occidente sobre el siniestro, sus causas y las victimas, e indemnizó a Europa por las cosechas que se perdieron por la nube radiactiva que baño al continente ese año, a cambio eso sí de que lo ayudaran a solucionar el problema de la planta nuclear.

Eso llevó al acercamiento de los antiguos enemigos y el fin de la guerra fría entre las potencias en 1988. Llegó a importantes acuerdos con Ronald Reagan Presidente de USA quien fue a Moscú y Gorvachov fue a Washington, firmaron un acuerdo de desarme nuclear, de cooperación económica y tecnología y de cese de las hostilidades. El sucesor de Reagan, George H. Bush (padre del actual presidente) ratificó los tratados. Cooperó con el esfuerzo dirigido por Estados Unidos para expulsar a Irak de Kuwait durante la guerra del Golfo Pérsico. Con la Perestroika , Gorvachov se propuso no intervenir en la política de los países satélites de la Unión Soviética. Modificó la política respecto a Cuba, anulando las ventajas de comercio de que disfrutaba la isla y retirando a los técnicos y asesores soviéticos. A los movimientos en pro de la democracia en Checoslovaquia y Polonia que en otras décadas habían sido sangrientamente reprimidos por el ejército soviético, se dejaron en paz. En tres años (1985-1988) el dinamismo y la valentía de Gorbachov cambiaron la faz del mundo; de pronto, todos debieron comprender que la “guerra fría” había terminado.

Así en 1989 en Berlín, la población tiró abajo el muro que dividía la ciudad y el mundo entero. Y las 2 Alemanias firmaron la paz, también Polonia consiguió derrocar el comunismo y la seguirían Yugoslavia, Checoslovaquia, Bulgaria y Rumania.

En 1990 las 2 Alemanias se reunificaron en la Alemania actual y Gorvachov estaba incluso feliz, pues los auxilios financieros le llegaban. Pero la Perestroika fue el propio fin de la Unión Soviética, sin cortina de hierros, los habitantes pudieron comparar sus miseria con la prosperidad de occidente, pudieron conocer la democracia y comenzaron a conspirar.

Por su colaboración en la conclusión de la Guerra fría en Occidente a Gorbachov le fue concedido el Premio Nobel de la Paz en octubre de 1990. En marzo de ese mismo año, el Congreso de los Diputados del Pueblo le nombró presidente de la URSS.

En 1991, a medida que se deterioraba la economía soviética Gorbachov comenzó a dar señales claras de desorientación. Por un lado siguió enfrentándose al ala dura del Partido Comunista y mantuvo las reformas aprobadas; por otro lado reprimió duramente las tendencias reformistas radicales que expresaba Boris Yeltsin, y algunos de sus colaboradores de la primera hora dimitieron. Gorbachov parecía superado por la situación y la posibilidad de un golpe de Estado promovido por los comunistas ortodoxos y apoyado por el Ejercito Rojo. Así en agosto de 1991. Cuando el Politburó decidió la destitución del Gorbachov, hubo un intento de golpe de estado, este fue aprisionado mientras se encontraba de vacaciones. La experiencia de la Perestroika parecía liquidada. Aquel tórrido verano de 1991 señaló un punto central en la evolución del mundo contemporáneo. La posibilidad de un retorno al pasado fue un hecho tangible durante unas breves y dramáticas horas. Pero la libertad sabe defenderse, y el pueblo de Moscú salió a la calle a demostrarlo. Liderados por un brillante Boris Yeltsin, que vivió entonces su hora de esplendor. Los manifestantes consiguieron abortar el golpe, rescatar a Gorvachov y forzar la huida de los responsables de la aventura. Con ellos cayó también el comunismo. El PCUS fue ilegalizado y se decretó oficialmente el final de la experiencia socialista iniciada en 1917. Las estatuas de Lenin fueron derribadas en todo el inmenso territorio y se abrió, esperanzado, el tiempo de la libertad. Gorvachov recuperó nominalmente el poder, pero su prestigio estaba carcomido y poco después renunció y se retiró a la privacidad. En septiembre de 1992 Gorbachov se negó a comparecer ante el Tribunal Constitucional de Rusia para tratar sobre la prohibición del PCUS impuesta por el presidente Borís Yeltsin. El gobieno de éste prohibió que Gorbachov viajara al extranjero hasta que compareciera ante el Tribunal. Pero esta restricción se levantó después de provocar una amplia protesta internacional. En junio de 1992 Gorvachov fue expulsado oficialmente del PCUS acusado de haber contribuido a su caída.

La URSS se disolvió y se crearon numerosas repúblicas independientes, cada una de las cuales siguió su propio y difícil proceso de democratización, que incluyó guerras civiles en Georgia, Azerbaiján y Armenia. El autor de aquella formidable revolución no salía, paradójicamente, prestigiado entre los suyos. En Occidente se le miraba como un héroe, pero en lo que fue la URSS se le evocaba, según diferentes puntos de vista, como un indeciso al que fue necesario desplazar para consolidad los cambios, como un traidor que había acuchillado al socialismo por la espalda o como el responsable de los años más duros que la gente debió padecer desde el final del estalinismo.

Cuando en 1996, Gorbachov presentó su candidatura a la presidencia de la Federación Rusa, obtuvo una votación testimonial (sin respaldo).

Mijael Gorbachov, fue el último líder del partido fundado por Lenin y el último jefe de Estado de la antigua Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas.

No cabe duda de que las cosas fueron mucho más allá de lo que se había propuesto, y que ello en cierto modo lo hizo vacilar sobre la pertinencia del camino emprendido.

Aunque hoy a sus 70 años y viudo ya, Mijael Gorbachov declara sentir no haber podido llevar más lejos la Perestroika en Rusia, y piensa dedicar los últimos días de su vida a derribar otro muro, el que separa a los ricos de los necesitados. Viniendo de quien viene, el propósito merece tomarse en serio.

Conclusión

Definitivamente si alguien pasará a la historia, como un emprendedor o como un héroe, ese debe ser Mijael Gorbachov, quien revolucionó al mundo más profundamente que nadie.

A pesar de que se dice que su pueblo lo llama traidor, sabemos que la juventud rusa no, ya que gracias a él hoy es libre, incluso es posible que por internet hoy mantengamos comunicación con estos.

Prueba de que todo no ha sido negativo para ese pueblo, fue la demostración de cariño expresada a Gorbachov, con la muerte de su esposa Raisa Gorbachov, quien murió en Alemania, y fue la primera dama rusa en salir en público junto a su esposo, cosa que alteraba al Partido Comunista.

Gorbachov hoy transformado en leyenda, declara su optimismo sobre el furtuo de la antigua Rusia y del mundo. A este hombre ya nadie puede discutirle su lugar de privilegio en la historia.

La Perestoika contribuyo a que los nacionalismos poco a poco se vayan quedando de lado y nos sintamos más seres humanos de la Tierra, que respiremos el mismo aire y nos bañemos en el mismo mar.

Bibliografía

GOOGLEE

Por: Lincoln Maiztegui Casas

Nueva Sociedad de la Perestroika

Por: Fernando Claudin

Rincondelvago.com

Biografia de Gorbachov en ArteHistoria.com

Old Soviet Times

Suplemento El Observador

11

Vídeos relacionados