Pensamiento geográfico

Geografía cuantitativa. Espacio. Neopositivista. Humanista. Wolpet

  • Enviado por: Eduardo Ibañez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 21 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

TEMA 1 : LA CONCEPCIÓN DEL ESPACIO GEOGRÁFICO. CORRIENTES ACTUALES DEL PENSAMIENTO GEOGRÁFICO.

EL ESPACIO GEOGRÁFICO

A) DEFINICIÓN

La definición de espacio geográfico es muy variada, dependiendo de las diferentes tendencias de la ciencia geográfica.

A pesar de ello, el espacio geográfico tiene unos elementos definidores comunes, y en general se puede afirmar que es el objeto de estudio de la geografía: Todas las acciones humanas y naturales tienen una plasmación espacial, de tal forma que el espacio se convierte en el espacio se convierte en el soporte o continente de las múltiples interacciones existentes entre los diversos elementos naturales y humanos. Estas interacciones intervienen en el espacio modificándolo o aportando características propias y, pero a su vez el espacio condiciona las interacciones elementales. El objeto de estudio de la geografía incluye tanto el espacio o continente como el contenido, es decir las interacciones de los elementos que conforman un sistema natural o social.

Aunque los espacios son muy variados y prácticamente únicos e irrepetibles, existen unas características comunes a todo espacio.

B)CARACTERISTICAS DEL ESPACIO GEOGRÁFICO.

1) Localización

Cualquier punto del espacio es localizable por un eje en relación con el espacio circundante.

2) Dinamismo

El espacio geográfico está sometido a continuos cambios. Estos cambios pueden tener una escala temporal muy variable. El espacio adopta una apariencia debido a los cambios que en él se realizan y a esta apariencia se la denomina paisaje. Un espacio adopta diferentes paisajes según la escala temporal. Estos cambios se derivan de la variación de las interacciones de los elementos que actúan en el paisaje. Por tanto, el espacio varía con el tiempo y el que hoy observamos es fruto de un pasado acumulativo de múltiples interacciones de elementos naturales y humanos. En un futuro el mismo espacio será diferente al actual y así sucesivamente en una progresión dinámica.

La geografía como ciencia espacial, describe y explica el espacio actual a través de su apariencia o fisionomía, es decir, a través del paisaje. Este estudio debe comprender el pasado y su hasta conformar el paisaje actual. Por lo tanto, el cambio es consustancial al espacio y su resultado es el paisaje , y de hecho, puede definirse a la geografía como la ciencia del paisaje.

3) Homogeneidad

El espacio se puede agrupar en unidades homogéneas, puesto que las relaciones que se dan entre los diferente elementos, dotan a ese espacio de una continuidad. Podemos decir que una variable puede homogeneizar o individualizar un espacio respecto a otro(por ejemplo, la altura, la latitud, el clima, etc.) Este hecho nos lleva a hablar de región. La región es un espacio individualizado respecto a otro espacio en función de una o más variables, que lo dotan de características propias y diferentes a los demás espacios. Esta definición implica que existan tantas regiones como criterios de individualización se quieran tomar, y por lo tanto, un espacio, puede quedar encuadrado en diferentes regiones. Uno de los criterios posibles es el de región o espacio natural y otro podría ser el de región administrativa, aunque dentro de cada uno de ellos cabe múltiples variantes.

4) Magnitud. Escala

El espacio posee una superficie finita y constante, pero en el análisis espacial interviene poderosamente la escala. Un elemento o variable geográfica tiene mayor o menor importancia dependiendo de la escala de estudio empleada, incluso puede desaparecer del análisis geográfico según la escala. Por ejemplo Xàtiva, siempre será Xàtiva, pero si se realiza un estudio del sistema urbano mundial, ni aparecerá, en cambio, si se estudian las grandes poblaciones del País Valencià tendrá un estudio detallado.

C) TIPOLOGÍA DE ESPACIOS GEOGRÁFICOS.

La preponderancia de una variable en la actuación sobre un espacio supone que éste quede caracterizado por la variable principal, sin que ello suponga una exclusividad, pues junto a la principal, intervienen innumerables variables que condicionan el espacio. A partir de ello puede hablarse de 4 tipos de espacios:

  • Espacios naturales: Los constituyen aquellas áreas en las que los elementos naturales y sus relaciones caracterizan y determinan el espacio, por encima de los elementos humanos que son escasos y en algunas ocasiones inexistentes. Ejemplo: Desiertos y altas cumbres. La geografía física se encarga de los espacios naturales, su evolución y paisajes que adoptan.

  • Espacios humanizados. Son aquellos en los que la actividad humana, pasada o actual, explica en gran medida la esencia del espacio. Este espacio humanizado se subdivide en múltiples espacios(rural, urbano, agrario, industrial...) en cada uno de los cuales prima un factor humano como elemento principal del espacio. La geografía humana estudia los diferentes espacios humanizados.

  • Espacios regionales. La región es el elemento de estudio, es un espacio predefinido por una determinada variable escogida por múltiples criterios (históricos, demográficos, climáticos, económicos, etc). Una vez delimitada la región., ésta es estudiada en profundidad con el análisis geográfico, consistente en el análisis de las variables que intervienen en la región, tanto naturales como humanas.

  • 4.Espacio percibido. Es un espacio plenamente antropocéntrico, pues se basa en la percepción que el hombre posee del espacio circundante y conocido, e incluso del lejano y desconocido en el que el nivel de información es menor.

    El espacio percibido es único en cada persona de pendiendo de su edad, nivel cultural, económico, experiencias vividas etc. Cada persona delimita el espacio y éste es estudiado desde la persona y no intrínsecamente desde el propio espacio. Esta rama de la geografía entronca directamente con la psicología y la sociología.

    El espacio geográfico es la base y soporte de las relaciones energéticas y de materia que se experimentan en la naturaleza, así como de la acción humana sobre el medio. La evolución de este espacio geográfico es constante y está sometida a cambios continuos, por lo que el espacio adopta fisonomías o aspectos cambiantes, es decir , paisajes.

    En definitiva podemos decir que la Geografía es la ciencia espacial por antonomasia, que se encarga de estudiar el espacio y las relaciones que en él se dan.

    CORRIENTES ACTUALES DEL PENSAMIENTO GEOGRÁFICO

    A) EL PENSAMIENTO GEOGRÁFICO CLÁSICO

    En el periodo de transición comprendido entre fines del XIX y comienzos del XX, percibimos un cambio en los planteamientos del conocimiento geográfico.

    A partir de 1870,la geografía se encontraba en crisis, pues existía una seria amenaza en la integración global del conocimiento geográfico dentro de otras ciencias.

    La geografía del siglo XX intentará dar soluciones a la reformulación del conocimiento geográfico de tal forma que se consolide, impidiendo que la geografía sea absorbida por otras ciencias.

    Dentro de esta Geografía clásica podemos distinguir varios enfoques:

  • El determinismo positivista

  • Existen dos focos fundamentales, uno en Alemania con Ratzel y otro en Norteamérica con William Morris Davis.

    Respecto a Ratzel, cabe decir que fue la figura más destacada de la escuela alemana. En Alemania la Geografía existía en casi todas las universidades como especialidad independiente, gracias a una larga tradición geográfica en éste área del continente europeo.

    Ratzel quiso fusionar el enfoque positivista con la necesidad de una geografía(física y humana) que le permitiera al pensamiento geográfico tener una unidad dentro del campo de la ciencia, donde desempeñaría un papel de ciencia puente entre las ciencias de la naturaleza y el estudio del hombre..

    Hay que destacar a este respecto la influencia que desempeñó la aparición en 1858 de la obra de Darwin, “ El origen de las Especies” en los estudios de geografía; hasta el punto que se dudaba del carácter científico de la Geografía Humana, ya que no permitía aplicar la metodología de las Ciencias Naturales y era incompatible con el evolucionismo darwinista. De ahí que la mayoría de los estudios que se realizan sean de Geografía Física. Rompiendo con esta tónica Ratzel realizará estudios que combinen la geografía física con la humana. De hecho, la gran obra de este autor alemán es Antropogeografía, que fue publicada en dos tomos entre 1822 y 1891. Ha sido reconocida como el primer estudio científico de Geografía Humana.

    Destaca por su carácter determinista, es decir, que supone que los factores del medio físico influyen directamente en el hombre(marcan su modo de ser y actuar); y estos resultados se verán también en Norteamérica, donde influyó a investigadores como Hutttington, que propone un determinismo de tipo climatico, Semple, defensor de un determinismo ambiental o el mismo William Morris Davis, la figura más destacada. Es un geomorfólogo que utiliza el método deductivo, pues parte de unas premisas para llegar desde ellas a unas conclusiones deterministas..

    Ratzel pretendía hacer una ciencia de las sociedades humanas en relación con el medio, es decir una Geografía Ecológica.

    Para ello utilizó la teoría Darwiniana dentro de la Geografía Humana, considerando que el hombre es una pieza más dentro del “organismo ecológico vivo” regulado por las leyes de la naturaleza, sin olvidar, a la hora de realizar el análisis, el papel del legado cultural de los pueblos. La metodología Ratzeliana parte . de un primer estudio de ámbitos amplios(el Ekumene y sus divisiones) para llegar a otros más pequeños(“espacio vivido); es en este último donde se sostiene “la lucha por el espacio”, ya que no todos los pueblos tienen las mismas necesidades de expansión, pues éstas dependen de su forma de vida, de su grado de civilización...

    En su obra Geografía Política, publicada en 1895, mantiene y refuerza esta idea y da una gran importancia al área ocupada por el Estado, estableciendo una jerarquía de Estados. Incorpora aquí las ideas de Darwin, de tal forma que ve el Estado como un organismo vivo en relación con el espacio que ocupa, como los seres vivos. Su noción de espacio vital(lebensraum) de un pueblo, se convirtió en una máxima de la geopolítica NAZI.

    El determinismo Ratzeliano repercutió de forma importante en EEUU, donde fue introducido por Huttington, Semple y Morris Davis.

    Respecto a este último, cabe decir que fue le líder de los primeros años de consolidación de la Geografía Norteamericana y europea(excepto la alemana). Sus estudios se centrarán en la geografía física y más en concreto en la geomorfología. Influido por las ideas de Gilbert y por las teorías de la evolución orgánica de las formas del relieve, desarrolla la teoría del ciclo de erosión diferencial, que propone por vez primera una hipótesis deductiva, partiendo de unas premisas para llegar a una conclusión de carácter determinista. En esta teoría considera que las formas del relieve pasan por una serie de fases o edades al igual que los seres vivos y por ello considera las fases de juventud, madurez y senectud de las formas de este relieve. Las fuerzas erosivas, principalmente la fluvial, son las constantes de la evolución del relieve, lo que da lugar a un proceso de penillanurización, en la que puede quedar algún monte-isla. Esta fase de madurez tiene carácter cíclico, de tal forma que un levantamiento tectónico puede dar lugar al restablecimiento de la situación inicial y al desarrollo del ciclo.

    La teoría del Ciclo de Davis, fue muy polémica en su momento, de tal forma que se abrió un público debate dentro del campo de la geografía física a escala internacional. La teoría fue criticada por la Escuela de Geografía Alemana, en concreto por Alberth y Walter Penck, afirmando que el ciclo estaba delimitado por la geodinámica. Se abrirá una brecha entre las dos teorías, lo que no impedirá la expansión y consolidación de la teoría de Morris Davis.

  • El posibilismo o regionalismo.

  • La corriente filosófica del posibilismo afirma que el medio natural da al hombre una amplia gama de posibilidades(no lo determina, no marca una única posibilidad en su forma de ser y actuar), de las que puede o no, lograr beneficios, según el grupo social en el que se encuentre. Se trata de un enfoque historicista, en el que el hombre es un agente activo del paisaje, que ha modelado y modificado la naturaleza a lo largo del tiempo.

    El principal impulsor de estas teorías fue Paul Vidal de la Blache Este investigador ha sido calificado como el fundador de la geografía Moderna, en su sentido corporativista; a la que llegó por vías indirectas, ya que inicialmente era historiador. Su formación le permitió replantear la geografía de tal forma que reconciliaba a los geógrafos con los historiadores, pues según sus puntos de vista, el hombre establece relaciones con el medio a través del legado histórico y de los objetivos fijados por el grupo al que pertenece ,dentro de un marco regional.

    Fue profesor de la universidad de la Sorbona.

    Su primer ensayo regional es de 1889, sobre los estados y naciones en torno a Europa: État et nations autour l´Europe.

    Se convirtió en líder geográfico en 1891, cuando fundó la revista “ Annales de Geographie”, en la que expondrá sus planteamientos metodológicos y epistemológicos. Desde el punto de vista de la metodología hay que decir que la geografía vidaliana utiliza un método inductivo historicista(es decir para comprender la relación actual hombre-medio parte de la observación y el estudio de las relaciones históricas entre la humanidad y su entorno natural). Ve la geografía como una ciencia de observaciones, ya que es una ciencia del territorio, y por lo tanto ha de hacerse desde el terreno. A partir de las observaciones deben elaborarse teorías que nos permitan explicar la realidad. Por tanto para Vidal de la Blache, la geografía debería estudiar la combinación de los fenómenos en la superficie terrestre.

    La Región, es para Vidal de la Blache la escala privilegiada para estudiar estas combinaciones. El espacio general está constituido por una serie de unidades espaciales con autonomía funcional. Estas unidades son las regiones. Será por tanto la observación y descripción de estas individualidades el objeto principal del conocimiento geográfico. Aparece el Paisaje, como resultado de las sucesivas modificaciones que el hombre ha realizado sobre el medio físico. De tal forma que el análisis histórico es la dinámica de las respuestas que cada grupo humano ha dado a lo largo del tiempo y será sus análisis lo que nos permita estudiar la región.

    Otro concepto importantísimo en la obra vidaliana fue el de “género de vida”, que se ha ido consolidando a través del paso del tiempo. Según este concepto, no existe una evolución unilateral de toda la humanidad, sino funcionamientos fraccionados, separados, que se reflejarían en los distintos géneros(modos) de vida de los distintos individuos y en las diferentes comunidades humanas, pues cada individuo pero sobre todo cada grupo social en cada comunidad humana diferente, dará respuestas distintas al medio geográfico en el que se inserta. El estudio regional, por tanto, considera el análisis de las relaciones hombre-medio, como el objetivo fundamental de su estudio.

    Vidal de la Blache creó escuela dentro de las fronteras francesas influyendo considerablemente sobre los países de la Europa Mediterránea, como es el caso español.

    Los principales seguidores fueron Emmanuelle de Martonne, J. Brunhe, A. Demangeon y más tardíamente Max Sorre y C. Vallaux

    Otras sistematizaciones de la corriente posibilista las encontramos en Alemania, donde se adopta una concepción corológica, es decir, se analizan las conexiones y relaciones de los fenómenos geográficos dentro de cada unidad geográfica regional.

    Destaca Hettner, que considera que la dimensión temporal sólo tiene importancia a la hora de explicar la situación de una región en un momento concreto.

  • El Anarquismo: un enfoque marginado.

  • Los geógrafos anarquistas proponen un nuevo modelo social integral, que esté en armonía con el medio natural. En la mayoría de sus concepciones son deterministas, aunque, en ocasiones, recurren al llamado “darwinismo social”, es decir aplicar las teorías de Darwin sobre la evolución y organización de las especies naturales a la humanidad. Proponen un estudio geográfico mediante un método inductivo, es decir partiendo de la observación desde la cual se puede llegar a principios generales.

    Por otro lado tienen una firme fe en la voluntad de solidaridad y sociabilidad entre los hombres.

    Se preocuparon por la didáctica de la Geografía y por los temas concretos del momento histórico en que vivieron; en este sentido, fueron sensibles a los efectos medioambientales y ecológicos del desarrollo industrial e, incluso, llegaron a realizar propuestas de ordenación territorial.

    Como figuras más representativas encontramos a:

    Kropotkin. Su enfoque geográfico incluye una dura crítica social. De tal forma que basa sus postulados en la existencia de una coordinación ideal en la naturaleza que permite la “armonía” hombre-medio, alejándonos de las influencias del autoritarismo político, y de las organizaciones territoriales centralistas.

    Kropotkin, piensa en la “comuna” como en la unidad de organización que permite la libertad personal, y que promueve la justicia y la igualdad. Se trataría de realizar unidades más pequeñas, autogestionadas y descentralizadas del aparato Estatal.

    En este sentido, no existiría especialización funcional del espacio y, por tanto, tampoco existiría el sometimiento y jerarquización de unas unidades a otras; esto permitiría a su vez aminorar las grandes diferencias existentes entre el suelo industrial y el agrícola, al tiempo que evitaría las grandes concentraciones de población. No se queda aquí Kropotkin, pues piensa que es necesario dar el paso hacia “la revolución social”.

    Elisée Reclus. Busca el equilibrio entre el hombre y el medio natural, equilibrio en el que el pensamiento Roussoniano sobre la naturaleza y la necesidad de que el hombre obedezca a las Leyes de la Naturaleza es muy importante. Reconoce la influencia del medio, con el que hay que armonizarse por medio de la ayuda mutua. En su estudio de Geografía Social destacan conceptos como la lucha de clases y el arbitraje soberano del individuo.

    B) LA GEOGRAFÍA CUANTITATIVA.

    En el origen y desarrollo de la geografía cuantitativa, tuvieron gran importancia las ideas provinientes del neopositivismo. Estas ideas se caracterizan por una tendencia al empirismo junto a un gran interés por la lógica y las matemáticas. Se diferencia del positivismo decimonónico por su rechazo a la interpretación determinista y casual entre la relación de los fenómenos.

    Este movimiento filosófico se inició en Centroeuropa, en los años 20, en dos focos concretos:

    El círculo de Viena, alrededor de Schlick y de la Sociedad Filosófica de Ernst Mach, cuyos objetivos se centraron en la búsqueda de una ciencia unificada a través de un sistema ”central” de fórmulas y conceptos.

    Por otro lado el Grupo de Berlín, en torno a Reichenbach y Hempel. El avance que se logró en Física, permitió modificar los conceptos dos de tiempo y espacio; de tal forma que ahora existirá un espacio relativo y aparecerá la “probabilidad” como elemento esencial para explicar las partículas elementales.

    Este adelanto en la Física de la época influirá directamente en el pensamiento social contemporáneo.

    La subida al poder de los nazis obligó a los integrantes del Círculo de Viena y al Grupo de Berlín a exiliarse por otros países de Europa y Norteamérica, debido a su conocida oposición al régimen nacionalsocialista.

    Est permitió difundir las ideas neopositivistas dentro del mundo anglosajón, ideas que se consolidarán en la década de los cincuenta, cuando encuentran su máximo desarrollo.

    El resultado fundamental de la extensión de estas ideas fue el rechazo de los métodos cualitativos en el mundo de la ciencia, generalizándose en todas las ramas del saber las cuantitativas, que se ven respaldadas por el gran avance y desarrollo que experimentaron los distintos tratamientos de la información(computadoras); así como por la aparición de los nuevos marcos teóricos conceptuales; la teoría general de sistemas, la Teoría de la Información y de la Comunicación, la Teoría de la Decisión, la Teoría Heurística...

    Después de la Segunda guerra Mundial, la difusión de esta corriente analítica estará presente en todas las disciplinas, alcanzándose un gran esplendor en los años 50, cuando todas las ciencias sociales vieron en estos métodos el mejor instrumental para la solución de sus problemas.

    Este neopositivismo rechaza el estudio de los hechos humanos, pues consideraba que era necesario lograr un análisis “neutro”. Esta perspectiva encuentra su marco político ideal dentro de posturas totalmente conservadoras y será éste uno de los elementos que impulse, en momentos posteriores, la reacción y el cambio de rumbo hacia posiciones más progresistas.

    En este marco nace la nueva geografía, es decir, la geografía cuantitativa. Puede decirse que nace con la publicación del artículo de Shaefer, “Exceptionalism” in Geography”, en 1953, en la revista “Annales” de la Asociación de geógrafos Americanos, ligada directamente con el Círculo de Viena.

    En primer lugar, se pone en cuestión la idea comúnmente aceptada ,hasta la fecha, dentro de la comunidad científica de geógrafos sobre el concepto de “región”. Negándose la región como objeto de la geografía, y afirmando que no sirve para formular leyes con carácter general.

    Los modelos cuantitativistas irán evolucionando, aplicando el concepto de probabilidad para el desarrollo de los mismos, debido a que los modelos no se cumplen tal y como se definieron en un principio.

    Las ideas cuantitativas fueron calando poco a poco en las diferentes Universidades de Geografía estadounidenses.

    Otro hito imprescindible en la implantación de la geografía cuantitativa, lo constituyó la obra de Mario Bunge,” Theoretical Geography”, según la cual, la Geografía era la matemática del espacio.

    A partir de la segunda mitad de los sesenta, se puede afirmar que la “Nueva Geografía”, se había impuesto en EEUU, lo que permitirá que se difunda posteriormente por Europa, implantándose primeramente en los países anglosajones. Así en Gran Bretaña, destaca el grupo de Bristol. En la obra de Peter Hagget” locational in Human Geography(1965), se exponen los temas fundamentales de la Geografía cuantitativa, desde el punto de vista de este grupo de investigadores.

    Si bien estas ideas cuajaron fácilmente entre la comunidad científica anglosajona, encontraron serias dificultades para implantarse en otros países europeos. Ése es el caso de Francia, donde el punto de vista regional vidaliano dominó el panorama de la Geografía hasta finales de los años sesenta, cuando incitados por el ambiente general en la sociedad francesa y en el seno de la Universidad(Mayo del 68), se comenzaron a criticar las posturas del viejo maestro, Vidal de la Blache

    Como fundamentos teóricos de la geografía cuantitativista hay que destacar el hecho de que los cuantitativistas rechazan la Geografía Regional por considerar que no es científica, ya que los planteamientos analíticos tratan de encontrar leyes con carácter general, que no afecten sólo a espacios individuales y concretos, y que nos permitan acceder a las Teorías que son en definitiva la clave de la realidad.

    La vía inductiva es la base metodológica que utilizan estos geógrafos, si bien, se distingue de los planteamientos positivistas decimonónicos en que parten de las teorías ,formulando hipótesis, que pueden ser verificadas mediante la investigación empírica(análitica,neutra, imparcial), mientras que en el siglo XIX se partía de las observaciones, para posteriormente compararlas, clasificarlas y finalmente poder llegar a constituir una teoría explicativa.

    Para los Geógrafos cuantitativistas, la Teoría General( sobre cualquier elemento digno de análisis geográfico) les permitiría seleccionar los diferentes fenómenos objeto de análisis dentro de la realidad. Para lograrlo, se hace uso de las teorías procedentes de la Física que explican las situaciones similares de una manera científica.

    Este es el caso de la teoría general de sistemas.

    En este sentido, Ackerman, en 1963 decía que la teoría de Sistemas permitía encontrar la comprensión de las interacciones de la Humanidad con su medio ambiente natural sobre la superficie terrestre.

    Estss transferencias de las teorías y de los conceptos de un campo a otro de la ciencia fueron positivas, de tal forma que es posible que con una base matemática común, se logre encontrar una teoría común que permita dar soluciones también comunes; en este sentido se acepta que la Geometría es el lenguaje matemático del espacio.

    En ese este ambiente cientifista, es lógico que el concepto de región sufra un replanteamiento. Shaefer afirma que la Geografía Regional solo tiene sentido cuando se aplican los principios analíticos al área objeto de estudio, pues solo así se podrán establecer leyes con carácter general. Los geógrafos cuantitativistas buscan de esta forma encontrar un orden espacial, semejante al que existe en la naturaleza; de tal manera que hacen desaparecer los conceptos espacio-temporales.

    C) LA GEOGRAFÍA DEL COMPORTAMIENTO Y LA PERCEPCIÓN

    A partir de la década de los años sesenta, nuevas tendencias surgieron entre los investigadores sociales anglosajones. Empiezan a difundirse métodos innovadores como la “observación participativa”, que ayudó a divulgar la preocupación sobre la cotidianeidad y las relaciones hombre-existencia/mundo, dando una revalorización al papel desempeñado por la experiencia humana, con carácter individual.

    La Geografía del comportamiento está también relacionada con la anterior “Geografía cultural, y con el concepto de región de Vidal de la Blache, así como los trabajos de Sauer.

    Se puede decir que en el desarrollo de esta corriente geográfica tuvieron gran influencia los planteamientos de la escuela de Chicago sobre urbanismo. Concretamente es la obra de Kevin Lynch “The image of City”, en el año 1960, la que utilizarán en sus conceptos y métodos los geógrafos del comportamiento.

    La Geografía de la percepción critica los presupuestos positivistas y cientifistas, demostrando la pobreza de los modelos teóricos de la geografía analítica. Para los investigadores de esta corriente, ha llegado la hora de analizar el comportamiento del hombre individual en el espacio.

    A finales de la década de los 50, ya comenzaron a ser duramente atacados los planteamientos de las corrientes cuantitativas..

    Fue en 1960 cuando Wolpet, señaló la gran diferencia existente entre comportamiento esperado y comportamiento real, sobre todo a la hora de analizar temas como la movilidad, en su acepción más amplia: residencial, migratoria, diaria, etc..., ya que es un concepto sujeto a elementos de carácter personal. De este modo Wolpet denunció la falta de sentido de los modelos aplicados por los representantes de la Geografía cuantitativista(la llamada Nueva Geografía), debiéndose tener siempre presente que los comportamientos humanos son individuales, y nunca se pueden considerar desde unas perspectiva con carácter racional. En el año 1970, la Geografía, se replantea la temática a estudiar de tal forma que ahora aparecerán mayores preocupaciones por el medio que rodea al hombre y los problemas sociales que en él se generan. Esto es un paso muy importante dentro de la comunidad de geógrafos, ya que permite reconocer al investigador de la Geografía como observador de juicios de valor, y en este sentido la geografía se orientará cada vez hacia temáticas relacionadas con la ordenación y la planificación territorial.

    El planteamiento teórico de la Geografía de la Percepción y el comportamiento, se basa en admitir que el hombre acumula una serie de imágenes del medio en su mente, existiendo una posibilidad de medirlas.

    Asimismo, supone que existe una relación entre la imagen mental del medio y el comportamiento del mundo real; de tal manera que la imagen actúa como filtro mediatizador entre mente y realidad.

    Las percepciones permiten formar los estímulos sensoriales en una experiencia concreta y organizada, es decir, a partir de la la percepción de la realidad, el ser humano actua sobre el medio de una forma u otra.

    Las imágenes son las que ayudan a confeccionar el mapa mental a cada individuo. Estas imágenes nos vienen de fuentes muy diversas. Desde las que recogemos de los espacios a los que accedemos normalmente, a aquellas que nos llegan desde los espacios que visitamos con carácter ocasional, pasando por las que recibimos a través de los medios de comunicación de masas.

    Esta idea de mapa Mental fue confeccionada por el psicólogo Tolman, que calificaba el mapa mental como el filtro existente entre el mundo real y la conducta humana.

    Existen mapas mentales individuales y también de grupo, ya que suele ocurrir que individuos diferentes perciban la realidad de forma similar, desde una misma perspectiva. De ahí que se generalizase el uso del análisis factorial en el estudio de los mapas mentales, ya que permite reducir el número de variables a un solo factor, facilitando una mayor agilidad en la investigación.

    En este sentido, los geógrafos de la de la percepción consideran al Paisaje como una parte de la composición mental, resultando de la selección de imágenes a partir de la información emitida por el entorno.

    .

    Hay que destacar en esta línea de investigación la labor desarrollada por Lowenthal, que estudió la influencia sociocultural en la formación de las diferentes geografías personales, y las relaciones con los distintos comportamientos.

    Aparecen también dentro de la Geografía de la Percepción, investigaciones sobre las preferencias residenciales de los individuos, y de y del atractivo de cada zona sobre la imagen mental personal.

    La Geografía del Comportamiento y la Percepción tendrá como temas de análisis preferentes todos aquellos que estén relacionados con el espacio vivido; es el caso de las catástrofes naturales, de las condiciones climáticas del medio donde se habita, la evaluación de los recursos, el paisaje, el comportamiento espacial en la ciudad, el atractivo residencial de los distintos países y de los diferentes barrios dentro de una misma ciudad, etc...

    Por esto, podemos afirmar que la geografía de la Percepción desempeñará un papel fundamental, como apertura a los planteamientos de la Geografía Radical y dela Geografía Humanista.

    D) LA GEOGRAFÍA RADICAL

    En el último tercio de la década de los años sesenta, los acontecimientos internacionales preparan el escenario ideológico de las diferentes posturas del pensamiento científico.

    La guerra Fría, los primeros síntomas de crisis dentro del sistema capitalista, el resurgir del Tercer Mundo, etc., son nuevos planteamientos al orden anterior existente.

    En este contexto cobran importancia los fundamentos teóricos de la Escuela de Frankfort, que buscaba ya entre los años 1920 y 1930 una Ciencia Social integradora, para lo cual era necesario empaparse de la disciplina marxista.

    En el campo de la Geografía en estos momentos se proponen posturas antipositivistas, buscando la elaboración de teorías desde el análisis de la realidad histórica concreta.

    Se critica la Geografía Cuantitativa por acumular de forma desproporcionada información y explicaciones mecanicistas de la realidad socioeconómica, por limitarse a formulaciones de teorías de carácter primario, y sobre todo, por ignorar la función política de la economía y de los conflictos de clase en la configuración del espacio.

    Aparece así un movimiento crítico dentro de la geografía institucionalizada, que va dar lugar a dos corrientes, la Geografía Radical, que se empapa de los planteamientos de la metodología marxista, y la Geografía Humanista, con planteamientos más heterogéneos basados en la participación de la filosofía fenomenológica.

    Respecto a la Geografía Radical hay que decir que dentro de este planteamiento crítico encontramos también diferencias en cuanto a posiciones, siendo unas más radicales que las otras.

    También debemos señalar que algunos investigadores que en otros momentos habían ocupado las filas de la Geografía Cuantitativa ahora renuncian a ella; los casos más llamativos los tenemos en Mario Bunge y en Harvey, que se convertirán en seguidores acérrimos de la corriente crítica al neopositivismo geográfico.

    El descontento sobre los planteamientos cuantitativos está apoyado por los problemas reales existentes en Norteamérica, donde surge esta corriente. Así los geógrafos radicales norteamericanos empiezan por plantearse problemas como el deterioro ecológico, la segregación racial en las ciudades, la guerra del Vietnam, el descubrimiento de la miseria y de la injusticia social en la sociedad norteamericana, y toman plena conciencia de pertenecer a un país imperialista, caracterizado por ser el mayor explotador a nivel mundial..

    Serán estas problemáticas los temas preferentes de investigación de los Geógrafos Radicales.

    El movimiento Radical crítico empezará a darse a conocer entre la comunidad científica norteamericana, a través de la realización de revistas de divulgación científica como “Radical Journal of Geography” y sobre todo, la revista “Antipode”, como órgano fundamental del movimiento radical en Geografía. Además en 1969 ya se había configurado la “Association of American Geographers” de Ann Arbor, que desarrolló una importante función.

    Poco a poco los movimientos radicales van tomando posiciones en la sociedad, hasta el punto de llegar a participar en el asesoramiento de movimientos políticos y ciudadanos.

    Por su parte Mario Bunge inicia sus famosas “Expediciones Geográficas”, en las áreas urbanas marginales. Tienen un carácter muy original e innovador, y además le permiten llegar a integrarse en la problemática que va a analizar, buscando la participación de los individuos objeto de estudio, y comprendiendo de este modo y no de otro, los verdaderos problemas de la realidad.

    Todos estos planteamientos de la corriente geográfica radical cristalizarán en dos destacadas organizaciones norteamericanas, a mediados de los años setenta. Se trata de la Union of socialist Geographers, y de la Socially and Ecologically Responsible Geographers.

    Todos los investigadores coinciden en indicar que esta Geografía Radical, es una geografía de izquierdas, que busca entre sus objetivos, una sociedad equitativa, donde desaparezcan de una vez por todas la miseria y la injusticia en sus diversas formas, que permita conseguir en general, una sociedad más libre.

    Así rompe con la visión convencional propia de la Geografía academicista. En este sentido la Geografía puede dar vías de solución con carácter alternativo dentro de la planificación espacial. Así según Morril: los geógrafos pueden sugerir ordenaciones espaciales que reflejen las necesidades y los deseos, de los que ocupan las áreas de la sociedad en su conjunto, no sólo de aquellos que buscan el beneficio económico para su propio interés.

    Por todo esto, es necesario plantear nuevos marcos teóricos de análisis. Será el marxismo, el que se muestre como el soporte más adecuado a las necesidades del geógrafo radical, permitiendo tratar las diferentes problemáticas de manera global, en toda su complejidad, y no dar visiones parciales, pudiendo llegar a encontrar una Ciencia Social integrada. Los investigadores de las corrientes radicales piensan que el marxismo es la metodología más adecuada.

    En Europa, los movimientos de Geografía Radical se difunden por varios países, pero fundamentalmente por Francia. Los acontecimientos socio-políticos europeos colaborarán, en gran medida, a dar mayor empuje y desarrollo a estas ideas.

    Se producía por aquella época el final de la etapa de la sociedad del bienestar, se recrudecían los movimientos sociales, que culminaron en la crisis universitaria de Mayo de 1968; es también el momento en que se detecta de forma visible el deterioro ecológico del planeta, como consecuencia de la aceleración de los acontecimientos industriales y armamentísticos. Estas problemáticas se verán recogidas en las diversas investigaciones del movimiento geográfico radical.

    Además se producía en esos momentos el agotamiento general de las distintas disciplinas científicas, que ven gastados todos sus recursos teóricos. Aparece una reconsideración de la Geografía como práctica profesional, y del nivel que los investigadores estaban adquiriendo en los diferentes estudios. La máxima figura dentro de la Geografía Radical francesa es Yves Lacoste, que critica la noción de región de Vidal de la Blache, a pesar de haber sido considerada como un instrumento útil en los ámbitos geográficos radicales anglosajones, que la consideran esencial en el análisis geográfico y con la transformación de la sociedad.

    Lacoste, en cambio, afirma que la región Vidaliana ha impedido considerar la representación diferenciada de los distintos comportamientos espaciales.

    Hay que resaltar la importante labor de la revista “Herodote” dentro de la escuela francesa, en la búsqueda de un saber geográfico operativo, ya que intenta clarificar los contenidos ideologicos de la Geografía en su relación con el poder, al tiempo que intenta denunciar la ciencia que colabora de forma indiscriminada en el desarrollo del poder sobre el espacio, enmascarando las estrategias de los detentadores de poder.

    El método marxista encuentra importantes críticas dentro de los geógrafos en general. Muchos son los autores que demandan una teoría espacial marxista, por la atención que Marx dedicó a las relaciones de producción y a la lucha de clases.

    El geógrafo francés Paul Claval ha negado el marxismo como una alternativa válida, debido a que fue el propio Marx el que eliminó el espacio de los contenidos de sus obras. Otros autores juzgan arbitraria la forma de adscribirse los fenómenos de la tesis y la antítesis.

    Asimismo, los críticos de la Geografía Radical piensan que son insuficientes las teorías para evaluar la creciente burocratización y desarrollo de ciertos temas dentro del capitalismo avanzado, como son los ya aludidos referentes a la problemática racial, a la diferenciación del género, a los fenómenos de la contaminación y de la ordenación de los recursos naturales.. Se alude en general, a la falta de sólidos estudios teóricos dentro de los planteamientos de la Geografía Radical.

    E) LA GEOGRAFÍA HUMANISTA

    Respecto a la Geografía humanista, cabe decir que esta corriente del pensamiento actual de la geografía tiene su máximo esplendor en la década de los setenta, siendo hoy en día una de las tendencias con más fuerza en Europa. Al igual que la geografía Radical, esta corriente supone una reformulación teórica y metodológica a los planteamientos de la geografía neopositivista de corte conservador(la nueva geografia cuantitativista).

    Esta geografía Humanista o Humanística como también la califican sus representantes, se apoya en la filosofía fenomenológica, así como en el existencialismo y en algunos escritos de Marx y los neomarxistas como Lukass y Marcuse. Pero también influyen en la concepción del movimiento humanista geográfico, las ideas y las posiciones procedentes de los movimientos socialcristianos.

    Todos estos planteamientos filosóficos influirán en el pensamiento general del mundo, llegando incluso a impregnar posturas ante los acontecimientos globales, con un marcado carácter humanista, es decir defendiendo al ser humano, su derecho a la alimentación , a una vivienda digna, a la educación, a la libertad, al trabajo, a la no discriminación por ningún motivo, etc

    En este sentido , se generalizan los conceptos de globalidad, justicia social y horror a la violencia, al igual que lo hacían los planteamientos de la geografía radical. Como antecedentes geográficos directos podemos mirar al pasado de la Escuela de Geografía francesa, con los enfoques de Vidal de la Blache. Asimismo, la obra de Hardy,” La geographie psichologique” del año 1939, y los trabajos de Wright, de Sauer y de Lowenthal.

    Dentro del movimiento humanista podemos destacar dos enfoques: Por un lado el enfoque fenomenológico-existencialista, cuyos máximos representantes son Relph , Yi Fu Tuan , Buttimer Mercel y Powell. Todos ellos se inspiran en la Teoría de la Apariencia, como fundamento de todo el saber científico, formulada por Husserl.

    Este método está muy ligado a la observación del mundo vivido. Subraya las individualidades del hombre, la noción de subjetividad y de libertad en el hombre.

    El otro enfoque, se denomina idealista y se basa en que el mundo real sólo se puede conocer a través de las ideas, del estudio de la mente humana. En esta perspectiva destacan geógrafos como Ley, Guelke o Harris.

    La Geografía Humanística critica los planteamientos neopositivistas proponiendo alternativas válidas, ligadas más directamente al carácter de Ciencia Social de la Geografía. Pues el cuantitativismo tenía un carácter dogmático y dictatorial, dando una visión muy restrictiva del ser humano.

    Ahora se trata de trasladar el “espacio” al “lugar”, que es donde se desarrolla la experiencia real vivida. Todo consiste en encontrar el sentimiento de pertenencia al “espacio vivido”. Se hace uso del enfoque metodológico inductivo, en el que se parte de la observación participativa, para elaborar a partir de ésta principios o teorías generales o al menos que abarquen un ámbito amplio. Pero este Humanismo geográfico también critica a la Geografía radical de corte marxista, por considerar que en ella el hombre, como individuo, desempeña un papel nulo, pues la importancia, en los estudios queda reservada a las estructuras económico-sociales.

    Se puede afirmar que los planteamientos humanistas vuelven a interesarse por la Geografía Regional francesa de Vidal de la Blache, en el sentido en que muchos de estos autores de la Geografía Humanista intentarán conocer la evolución de los fenómenos, que nos permiten conocer el mundo real

    2

    17