Pensamiento de la ciudad

Sociología. Fénomeno urbano. Max Webber. Tipos de ciudades. Conflicto de clases. Burguesía y proletariado. Marx y Engels. Escuela de Chicago. Teoría ecológica

  • Enviado por: Eneko
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


SEGUNDA PARTE: SOCIOLOGÍA DE LO URBANO

  • Los orígenes del pensamiento de la ciudad.

  • Lo primero que hay que decir son los marcos teóricos de aproximación al fenómeno urbano. Existen tres enfoques distintos sobre la misma realidad. Son acentos distintos sobre la misma realidad.

    • MAX WEBER:

    Sus obras más importantes son: “La ciudad y Economía y Sociedad”; y “La ética protestante y el espíritu del capitalismo”

    Weber es uno de los padres fundadores de la sociología. Nace en la alemana Erhfurt en plena república de Weimar; se había descompuesto el imperio húngaro. Este autor empieza a analizar el impacto de la industrialización en Alemania.

    Académicamente es economista, abogado y sociólogo. Él se va a dedicar a las claves de las transformaciones de la sociedad de su tiempo. Entiende que hay que estudiar la ciudad desde claves sociológicas. En su segunda obra, analiza otra de las claves que afectan a la sociedad de su tiempo.

    En la teoría de la ciencia social se le contrapone a Marx. Weber se sitúa en una posición idealista mientras que Marx es más materialista. Para Weber las ideas mueven el mundo y las concepciones religiosas son factores de cambio.

    % ¿Cuáles son los antecedentes de la reflexión de Weber sobre la ciudad? ¿Por qué analiza las ciudades?

  • Weber está interesado por los factores de cambio de la sociedad moderna. A finales del XIX Weber ve que el capitalismo está derrumbando las viejas formas de sociedad; una sociedad nueva emerge. En esta nueva forma de sociedad, el capitalismo va a jugar un papel muy importante.

  • En estos factores de cambio, van a jugar un papel muy importante las ciudades. Éstas van a ser lugares de una forma de organización de la vida social y económica cualitativamente distinta a lo que habrá estado vigente hasta entonces. Él va a tomar como modelos las ciudades mercantiles europeas (del XVII en adelante: milán, Barcelona, colonia…) y va a analizar cómo en estas ciudades hay nuevos modos de actuar, nuevas formas de organizar la vida económica.

  • Weber plantea cómo en la sociedad moderna aparecen nuevas formas de actuar, nuevos modos de obrar y éstas pasean por una característica fundamental: es el que son modos de actuar basados en el concepto de acción racional; la sociedad moderna exige la racionalización de los comportamientos.

  • La acción racional es una acción orientada a unos objetivos determinados y par la consecución de estos despliega unos medios. Parte de unos motivos o motivaciones y el logro de los objetivos despliega unos medios para el logro de los objetivos.

    Una acción instrumental está orientada a fines; y la acción comunicativa es el propio desarrollo de la acción.

    Lo propio del capitalismo moderno lleva un despliegue de un tipo de racionalidad concreta; la instrumental. El capitalismo traduce de forma secular lo que tenía un carácter religioso.

  • Weber se da cuenta en el análisis comparado de las ciudades europeas y no europeas que las ciudades se convierten en el nicho en el que surge este tipo nuevo de racionalidad.

  • Se da cuenta cómo las ciudades van a gozar de una serie de privilegios (sistemas jurídicos) que va a favorecer un tipo de comportamiento distinto. Las ciudades se van a convertir desde sus orígenes, en sus orígenes modernos en una realidad política que va a aportar un fuerte sentido de integración ciudadana.

    Weber se propone analizar científicamente las ciudades modernas. Va a abordar cuatro apartados tipo resumen:

  • Abordar el concepto de ciudad desde el punto de vista sociológico.

  • Él dice que una ciudad es una realidad compleja compuesta por diferentes variables que actúan de forma conjunto en el cual hay que entender esas variables en su conjunto, no como realidades independientes. Esas variables son:

  • Conglomerado físico que tiene un grado de concentración.

  • Este conglomerado constituye el soporte que permite la vida. Este conglomerado está vinculado en unas características físicas o bien ha estado conformado a partir de otra serie de realidades sociales y económicas.

  • Es una realidad demográfica

  • No hay ciudades sin concentración de población. Es un fenómeno cuantitativo y cualitativo. Todas las ciudades necesitan un mínimo de tamaño, una densidad material.

    Hay una densidad material y otra moral. La densidad material es el concepto de densidad que utilizan los sociólogos (razón entre población y lugar). Todo crecimiento cuantitativo genera cambios cualitativos. Una densidad relativamente alta, genera una densidad de relaciones que lo conoce como densidad moral: intensificaciones de las relaciones sociales. A medida que crece el tamaño, crece el número de relaciones exponencialmente

    Si las ciudades suponen un incremento de la densidad material y moral esto ha provocado a lo largo de la historia un hecho singular: es que esta densidad moral que sólo se da en las ciudades ha roto definitivamente las relaciones de parentesco. En estas relaciones se hayan anclado el viejo mundo; el viejo orden industrial.

    Estos dos elementos no constituyen las ciudades; incorpora nuevas realidades.

    7 de abril

  • Es una realidad económica

  • No hay ciudades si no hay actividad económica y que la forma, tamaño y funciones de la ciudad están vinculadas a la naturaleza de la actividad económica. Unas emergen por el comercio, otras con actividades agrícolas, pero todas plantean una estrecha relación entre su fisonomía y la naturaleza y el tipo de actividades económicas que en ellas se desarrollan.

    En el mundo antiguo están las ciudades agrícolas, en el mundo medieval son de carácter mercantil, en el renacimiento serán vinculadas al artesanado y manufactura y a partir de la revolución industrial son ciudades industriales.

    En todos los casos existe una estrecha vinculación entre la naturaleza de la actividad económica y la forma, tamaño de la ciudad.

    Dice Weber que en toda esta evolución de las ciudades la expresión urbana de la importancia de las actividades económicas se ejemplifica en una institución fundamental: el mercado.

    Él habla cómo el mercado ha sido el espacio de máxima centralidad en la constitución de la sociedad moderna. Este mercado para Weber va evolucionando desde un mercado más localizado a un mercado de carácter más internacional y esta evolución corre paralela a la propia evolución de la ciudad. Weber atribuye al mercado dos funciones:

  • Es el lugar de transacción por excelencia. Lugar de transacción que inicialmente está vinculado a una relación personal pero que a medida que se va deslocalizando va perdiendo paulatinamente ese carácter personal y va adquiriendo un rango universal.

  • El desarrollo de ese mercado va vinculado al desarrollo de una economía monetaria que poco a poco va asentando las bases de un desdoblamiento entre el valor de cambio y el valor de uso de los bienes. De este modo el mercado se convierte en un requisito básico de una racionalidad moderna de alcance universal.

  • De acuerdo con esta importancia que Weber otorga al mercado y tratando de investigar cuál es el papel de las ciudades en relación a su posicionamiento en el mercado, Weber distingue tres tipos de ciudades:

  • ciudad de productores:

  • Ciudad de la producción en la que hay gran cantidad de mano de obra y de empresas. El principal problema es atender las necesidades de las empresas desde el punto de vista de la localización

  • Ciudad de consumidores:

  • Ciudades orientadas al consumo: la actividad de consumo es determinante en su fisonomía; se van a ir especializándose.

  • Ciudad de rentistas:

  • 11 de abril

  • Desde el punto de vista sociopolítico

  • Cuando se habla de política la cuidad es la expresión de la `polis', de una voluntad colectiva de ciudadanos expresada a través de sus instituciones urbanas, que dan a esta ciudad un carácter propio e irrepetible a lo largo de la historia.

    Weber dice que las ciudades occidentales han gozado de un grado de autonomía que ha permitido el desarrollo de las fuerzas productivas hasta extremos inigualables. Eran la sede la burguesía que trafica en las ciudades.

    La autonomía radica en que ha habido un conjunto de instituciones urbanas significativas. Weber destaca tres:

  • El papel del Ayuntamiento:

  • El ayuntamiento surge históricamente como un juramento de los habitantes de la cuidad para su defensa frente al poder real. Los reyes quieren controlar esas ciudades que no pueden controlar. Desde sus comienzos aparece como una institución democrática que representa el interés de los ciudadanos y en el cual están representados las distintas clases o estamentos de la cuidad.

  • El derecho urbano

  • La ciudad goza de privilegios especiales; privilegios, derechos y deberes vinculados al hecho de vivir dentro de la cuidad. Este derecho va a estar por encima de las relaciones de parentesco o religiosas.

  • El comercio

  • En unos casos llamado `consulado' o en otros la `longa de comerciantes'

    La ciudad es una realidad compleja donde se superponen distintos elementos que actúan a la vez. La cuidad es todos esos elementos que actúan conjuntamente.

    % Consecuencias que se derivan del Pensamiento de Max Weber:

    Estas ideas van a tener una importancia extraordinaria a la hora de definir la cuidad en tres aspectos fundamentales:

  • A partir del análisis de Weber se hará hincapié en la ciudad como realidad colectiva; es decir, la cuidad es la expresión de una realidad compleja integrada. No es por tanto un conjunto de personas consideradas de forma individualizada.

  • La cuidad es una realidad sociopolítica y como tal, más allá de los elementos visibles (casas, calles…) es la expresión de una participación activa de ciudadanos que constituyen conjuntamente esa realidad.

  • La ciudad está regida fundamentalmente por relaciones de cooperación que contribuyen a incrementar el grado de integración social entre los habitantes.

    • TEORÍA DEL CONFLICTO: K.MARX y F. ENGELS

    Vienen a ser los padres del marxismo. Estos autores van viendo cómo la evolución del desarrollo capitalista está ampliando el foro de la desigualdad. Esta desigualdad social entre unas clases obreras que andan en masa en las ciudades y una burguesía pujante capitalista que acapara la práctica totalidad de los medios de producción, va a dar lugar a tal nivel de revueltas que van a hacer de la cuidad el escenario de la lucha de clases. Escenario de dos sectores de la cuidad enfrentados entre sí.

    % ¿cuáles son los presupuestos de la teoría marxista?

            • Tanto Marx como Engels se alejan (a diferencia de Weber) de una visión idílica de la cuidad. Para ambos autores la ciudad es la expresión de un conflicto de clases. La desigualdad se adueña de la cuidad en froma de un conflicto de clases.

            • En la sociedad capitalista el problema de la propiedad se va a constituir en uno de los aspectos clave que tendrá enormes repercusiones a las condiciones de vida de la población. Esa propiedad vinculada a los medios de producción va a pasar a la propiedad del suelo.

            • Para estos autores, la ciudad va a ser la expresión de la lucha de clases. Esto supone que las diferencias sociales se van a plasmar en el espacio. Estas diferencias en ciertos momentos van a ser irreconciliables; van a tener un carácter antagónico hasta tal punto que llegarán en situaciones muy concretas al enfrentamiento social.

            • Con la sociedad capitalista se generaliza una división del espacio siguiendo un criterio doble:

            • El espacio va a ser absolutamente necesario para la reproducción de la vida social; es decir, el espacio va a ser un valor de uso; y

            • Al mismo tiempo, el espacio como recurso va a entrar en la lógica de acumulación de capital y va a venderse como un bien más. Aparece el espacio según la lógica del valor de cambio (el mercado inmobiliario).

            • % Rentas del suelo y Estructura Urbana

              La forma que tienen las ciudades modernas no son aleatorias sin que respondan a la lógica del valor de cambio; esto es: Marx afirma que la cuidad está conformada inevitablemente siguiendo un criterio de valorización que es directamente proporcional a una serie de atributos derivados de la propia realidad urbana.

              % ¿Cuáles son estos atributos?

              • Centralidad

              • Accesibilidad

              • Localización estratégica

              • El paisaje

              De acuerdo con esos atributos y otros, K.Marx establece que el espacio de la cuidad genera rentas diferenciales del suelo. Estas rentas son determinantes a la hora de comprender la localización de la población en el espacio. Básicamente de acuerdo con este modelo definen dos tipos de ciudades:

            • la ciudad estratificada:

            • Es una cuidad cuyas unidades (barrios) forman estratos. Se diferencian unos de otros.

            • la cuidad dual:

            • Es la cuidad del conflicto, las diferencias son de tal calibre que presenta más desigualdades.

              Para Marx las diferencias en términos de rentas del suelo es la variable que obviamente contribuye a generar las situaciones de desigualdad y es el análisis de esta variable la que nos da el indicador del conflicto latente en términos urbanos.

              % Clases y Estratificación Social:

              Marx establece que el conflicto de clases se diferencia en dos clases:

              A. Una burguesía que detenta los medios de producción; tiene la propiedad de los medios de producción.

              B. El proletariado que supone la mano de obra de carácter asalariado que tiene que vender su fuerza de trabajo al servicio de los intereses del capital. Acude en masa a la cuidad.

              Marx dice que los intereses de la burguesía están al servicio de la acumulación del capital y por el contrario y que por el contrario, los intereses del proletariado como clase tienden a reproducir las condiciones de vida en unas condiciones históricamente dadas.

              Si bien Marx entiende que el conflicto de clases básicamente contrapone a estas dos clases sociales; burguesía y proletariado, la burguesía tiende a controlar las propiedades del suelo y el proletariado tiende a buscar condiciones de vida dignas.

              Marx entiende que la burguesía está atravesada por múltiples conflictos internos no tiene los mismos intereses sobre la ciudad según cuál sea su papel en el proceso económico.

              Marx distingue grupos que dentro de la burguesía entran en conflicto; a este fenómeno lo llama `la fracción de clase'.

              Marx dice que en la cúspide hay una burguesía industrial que está interesada básicamente por el desarrollo de industrias productivas y por lo tanto necesita suelo abundante y barato.

              Tras estos está la burguesía vinculada a la propiedad del suelo. Esta burguesía a diferencia de la anterior tiene un carácter marcadamente especulativo y va a apoyar básicamente una revalorización del precio del suelo; va a intentar obtener grandes beneficios con la renta del suelo.

              Luego está la burguesía vinculada a la promoción inmobiliaria; la burguesía que construye. Esta burguesía es la que va a acaparar la actividad constructiva; es decir, los que están interesados sobre todo en la construcción masiva de viviendas obreras.

              Dice Marx para esta fracción de clase, que la lógica de la especulación urbana tiene el tope de la capacidad adquisitiva de la clase trabajadora. Consecuentemente están interesados en la revalorización urbana, lo mismo que la burguesía vinculada a la propiedad del suelo pero siempre que esa revalorización no exceda los límites que vienen definidos por la capacidad económica de la demanda; es decir, los límites adquisitivos de la clase trabajadora.

              En el último escalón Marx introduce la burguesía mercantil, orientada a la actividad comercial y que para marx es una burguesía en retroceso y que está representado por los pequeños comerciantes y según el autor, muy vinculado a los cascos viejos. Esta burguesía está en conflicto con las anteriores en la medida en que las anteriores pretenden expandir la ciudad a costa de los cascos viejos.

              Lo mismo que la burguesía está dividida, Marx dice que esto mismo le pasa al proletariado; distingue dos tipos:

              • el más vinculado al trabajo intelectual que tiene una capacidad adquisitiva superior y que va a representar los cuadros superiores en el modelo capitalista; y

              • el proletariado normal, el operario; vinculado a la actividad productiva y que tiene un menos poder adquisitivo.

              18 de abril

              % La naturaleza política del hecho urbano:

              Marx se da cuenta que los conflictos de clase se expresan en la apropiación del territorio en temas como vivienda, servicios o equipamientos. Todos ellos están mediatizados por el papel que juega en ese momento el Estado en sus diferentes niveles en la creación de condiciones de igualdad/desigualdad.

              En esa etapa Marx se da cuenta que los poderes públicos en general toman partido defendiendo los intereses de la clase burguesa y presentando estos proyectos como si fueran de interés general. Esto va a l levar a una famosa definición de Marx diciendo que el Estado es la correa de transmisión de los intereses de clase. Sólo cuando los conflictos territoriales superen un umbral determinado el Estado intervendrá tratando de amortiguar en la medida de lo posible esos conflictos y defendiendo los intereses de la clase trabajadora. Lo urbano siempre se presentará en aras del interés general.

              % Conclusión: ¿Qué se desprende del enfoque de Marx para el urbanismo moderno?

            • La ciudad aparece como una encrucijada de intereses encontrados en oposición detrás de los cuales existen distintos agentes que presionana tratando de maximizar los beneficios en función de las posibilidades abiertas por el modelo económico.

            • La forma de la ciudad está en estrecha relación con el modelo económico que lo sustenta.

            • Los intereses urbanísticos no se expresan de forma directa, sino que lo político interviene mediatizando en una dirección y en otra los proyectos concretos. Esto plantea una relación muy estrecha entre los grupos de presión y su capacidad de mediatización del poder político.

              • SIMMEL: “Metrópolis y personalidad”

              Este alemán es uno de los padres de la sociología. De principios de siglo, ha sido discípulo de la escuela de Weber y Marx pero que al mismo tiempo va a tratar de analizar los procesos urbanos en esa mitad del siglo XX (1900-1950) en los cuales las transformaciones urbanas son de tal calibre que se están produciendo una serie de hechos que están transformando la ciudad de arriba a abajo.

              Simmel va a ver el fenómeno de la creación de metrópolis: el proceso de migración masiva a EEUU y va a ver cómo estas metrópolis transforman la vida social de una forma distinta. Él ve cómo el individuo en las grandes metrópolis es un ser anónimo, impersonal donde se debilitan fortísimamente las relaciones con la familia y al mismo tiempo es un ser que tiene una estructura de la personalidad muy dividida internamente.

              Esta personalidad un tanto débil, responde al modelo metropolitano de vida que para Simmel tiene un problema fundamental: debilita las bases sobre las cuales se sustenta la sociedad; debilita el nivel de integración y de cohesión social de esa sociedad emergente que en ese momento viene representada por esa sociedad americana que está analizando.

              % Individuo y sociedad:

              ¿Cómo es posible concebir al individuo en la nueva ciudad, en el nuevo espacio? ¿Qué efectos produce en la personalidad de ese individuo esa gran ciudad?

              Simmel empieza planteando cómo el individuo por definición es un ser sometido a estímulos que van desarrollando una personalidad cada vez más activa en la medida en que se aumenta el número y la intensidad de las estimulaciones nerviosas.

              Esto plantea en Simmel que cuanto más es el número e intensidad de estimulaciones del exterior, mayor es su capacidad de adaptación. Simmel termina diciendo que no es extraño que la gran ciudad, la metrópolis con su infinidad de escenarios incentiva al sistema nervioso de los individuos en la medida en que tiene que desarrollar una capacidad de respuesta rápida.

              Esto hace según Simmel que la personalidad de los individuos de la gran ciudad se adapten mucho mejor a las situaciones de cambio que la de los individuos que viven en un pequeño enclave (aldea). Este es el punto de partida de concepción simmeliana.

              Con esto, Simmel entiende que la gran ciudad al mismo tiempo plantea un enorme desafío al sistema de creencias. Valores básicamente anclados en la tradición. Es tal la velocidad de la vida urbana de la gran ciudad que el individuo se ve inerme (desvalido) para dar una respuesta satisfactoria a los desafíos planteados por la propia ciudad.

              Simmel ve que esta capacidad de adaptación que el individuo tiene en la gran ciudad tiene un coste personal. Este coste no es otro que el hecho de que el individuo en la gran ciudad está sujeto a unas dosis muy altas de soledad, anonimato; que por otra parte hace que el individuo se sienta en ocasiones desorientado por el hecho de no tener un sistema de creencias compartido dado que este sistema se ha diluido (desaparecido) en la medida en que la gran ciudad es un conjunto de razas, religiones… en definitiva es un mosaico urbano diferenciado.

              % Gran ciudad y la libertad individual:

              Simmel se da cuenta que la gran ciudad aparentemente es el reino de la libertad, es el lugar donde uno escapa del control social, el lugar donde se pierden las referencias de parentesco y donde uno puede hacer lo que le da la gana. Simmel da un paso más y se pregunta cómo es y cuáles son sus características.

              Simmel dice que la gran ciudad se sustenta sobre una realidad económica que está caracterizada por una expansión sin límites de la economía monetaria. La gran ciudad es la expresión del mercado y del valor de cambio donde las diferencias personales se diluyen en un sistema relativamente homogéneo que viene impuesto por la dictadura del valor de cambio. Simmel asimila el concepto de la libertad al de la libertad de mercado.

              Si la libertad está asociada al papel de la gran ciudad desde el punto de vista económico, la vida urbana está orientada necesariamente a desarrollarse sobre las bases de una homogeneización creciente (nos anticipa a una sociedad de masas) que están impuestos por el desarrollo de la economía monetaria, por la lógica del valor de cambio. En la gran ciudad importa más el tener que el ser; no es una realidad caótica, está sustentada por las reglas de la economía del mercado y esa libertad, por tanto, se asimila a la libertad de mercado.

              En este contexto de creciente homogeneización no es extraño que los individuos para sobrevivir en la gran ciudad desarrollen actitudes o comportamientos singulares. Uno de estos es lo que él denomina actitud basse.

              Es un neologismo. El individuo en la gran ciudad tiene que desarrollar una actitud de indiferencia ética hacia determinados acontecimientos a fín de no poner en peligro la propia estructura de la personalidad. Nos está poniendo en guardia del grado de pasotismo, de indiferencia de las persona; de no identificación con problemas que cuestionarían su propia personalidad.

              Es inevitable que la vida urbana en las grandes ciudades reduzca sensiblemente el nivel de participación y de implicación de los asuntos de naturaleza pública. Al mismo tiempo termina Simmel diciendo que la personalidad del individuo metropolitano es una personalidad internamente escindida en la medida en que está necesariamente obligado a desarrollar y a compaginar normas y roles contradictorio por naturaleza.

              % Qué consecuencias se derivan del pensamiento de Simmel?:

            • Con Simmel se adopta un punto de vista distinto a la hora de ver la ciudad. Con él se recupera el concepto de cultura urbana, cultura de la ciudad y sobre todo, la relación entre la cultura y los tipos de personalidad en los que de lugar. Es una visión psicosociológica de la ciudad.

            • Con Simmel nos encontramos con una tensión muy fuerte entre, por una parte los sistemas de creencias, valores que comprenden la cultura de un lugar y su inevitable transformación a medida que ese lugar va cambiando en función de su incremento de tamaño o por su naturaleza. Plantea la relación entre cultura y cambio. Cuanto mayor es el cambio en un lugar, mayor es la necesidad de sustitución de unas creencias por otras.

            • Plantea como el precio de la libertad exige un coste y ese coste está en estrecha relación con el incremento del tamaño de la ciudad. Si bien, el hecho de vivir en una gran ciudad tiene el atractivo de aumentar el grado de libertad personal, también tiene el coste paralelo de aumentar el grado de despersonalización y anonimato.

            • 25 de abril

            • La integración en la gran ciudad: Simmel en su lectura “El individuo en la gran ciudad” plantea como la ciudad afecta a la personalidad de los habitantes y como los efectos de vivir en una gran ciudad nos sitúa en un horizonte en el que las viejas pautas de solidaridad y de relación social, de formas de cooperación propias de pequeños municipios, no sirven. Esto nos va a situar en un nuevo escenario, la necesidad de establecer nuevas pautas de integración social.

            • % ¿Cómo es posible la integración en la gran ciudad en un gran agregado urbano, se pregunta Simmel?

              Simmel responde diciendo que este nivel de integración solo será posible en las grandes ciudades si se desarrollan nuevos elementos que hagan de la gran ciudad un sistema complejo de subunidades urbanas, que gocen de un cierto grado de autonomía y de una capacidad de gestión efectiva. Simmel esta planteando la división funcional del espacio de la ciudad.

              ¿Esta división Simmeliana qué presupone?

              Que el individuo pertenece a un enclave determinado y la vinculación a ese espacio vendrá dado, en la medida en el que el individuo percibe que desde ese espacio se le proporciona los servicios necesarios que le permiten desarrollar una vida urbana en unas condiciones razonables, históricamente dadas.Se abandona la vinculación al lugar en función de valores de adscripción y se apuesta por una vinculación instrumental.

              Estas subunidades urbanas tienen que tener capacidad de gestión efectiva en la medida que canaliza la participación ciudadana.Ser habitante de, significa participar en. Es esa participación la que permite mantener el tono y el nivel de integración urbana.

            • La Escuela de Chicago: Robert Park, Ernest W. Burgess y Roderick Mc. Kenzie

            • % Punto de Partida: LA ECOLOGÍA URBANA

              • ROBERT PARK

              Park fue catedrático de sociología en la Escuela de Chicago. Es un hombre comprometido en la lucha por los derechos civiles de las minorías en EE.UU. En ese proceso personal de defensa de esos derechos va a empezar a sentir los efectos desintegradotes de la ciudad.

              Va viendo cómo todas las ciudades norteamericanas están desarrollando guetos y donde todas las minorías étnicas van amenazando y cuestionando la integración de esas ciudades, en la medida en que la desigualdad social se va apoderando de partes cada vez más importantes en las grandes metrópolis. Park va viendo que el problema de la desintegración es cada vez más importante en las ciudades, va viendo cómo cada minoría étnica va defendiendo su propio espacio y como cada una de ellas, desarrolla una conducta territorial distinta. Además de esto, Park va viendo como cada grupo, cada minoría tiene un comportamiento territorial diferenciado y como éste sigue más o menos una serie de leyes o procesos que se pueden generalizar al resto.

              Estos procesos generales pasan primero por un proceso de apropiación del espacio y este se va extendiendo poco a poco a áreas extensas; y al mismo tiempo, por el establecimiento de límites más o menos visibles que intentan mostrar la diferenciación existente entre unas zonas y otras.

              Park quiere dar a todo esto un sentido y quiere explicar por qué estos procesos se producen en la práctica totalidad de ciudades de forma más o menos generalizada.

              Para obtener esta explicación, Park echa mano de la Teoría ecológica, que hasta ese momento esta básicamente orientada al análisis del comportamiento territorial de especies interiores; animales y plantas, pero que lo va a extrapolar al ámbito de la sociedad humana.

              Park va a tratar de dar una explicación de los conflictos territoriales existentes sobre una nueva base: la Teoría Ecológica. Esta teoría se apoya en un darwinismo social: sólo los mejores adaptados sobreviven y así explicar el porqué de las diferencias de unos grupos sociales y otros.

              Lo que la Teoría Ecológica utilizada por Park persigue, es lo mismo que la Teoría marxista: explicar el conflicto territorial sólo que sobre nuevas bases. La teoría marxista lo explica desde la lucha de clases, la teoría ecológica desde las diferencias genéticas que hace que unos grupos dominen a otros. Pero ambas son una teoría del conflicto.

              % Comunidad simbiótica como base del análisis ecológico:

              Park empieza afirmando que los individuos forman una comunidad simbiótica con el medio en el que viven y que de este medio obtienen los recursos para su propia existencia.

              Esta relación entre el individuo y el medio es una relación normalmente en equilibrio pero que en determinadas situaciones y circunstancias se ve alterado, lo cual proporciona enormes dosis de inestabilidad. Por tanto, estabilidad y cambio son dos caras de un mismo proceso de ajuste del individuo con los recursos proporcionados por el medio territorial. De tal forma que cuando o bien la población o bien la obtención de recursos se ven alterados por la razón que sea esto lleva inevitablemente a profundos desequilibrios y conflictos que exigen volver a replantear esta relación sobre nuevas bases.

              Park plantea cómo la sociedad humana desde el punto de vista de su dinámica territorial no se diferencia exageradamente de las sociedades inferiores. Todas las sociedades tienden a la estabilidad y las instituciones a través de sus normas, valores, sistemas de sanción… Tienden a reforzar esta estabilidad pero cuando estas sociedades se ven alteradas por una u otra razón, la estabilidad se ve sustituido por procesos de cambio en los cuales los conflictos surgen inevitablemente entre unos grupos sociales y otros.

              Termina Park diciendo que todos los grupos intentar sojuzgar a los grupos rivales. Todos los grupos tienden a controlar estos procesos de cambio. Park dice que en la comunidad actúan dos principios opuestos:

            • Principio de cooperación: fortalece las relaciones en situación de estabilidad.

            • Principio de competencia: actúa en situaciones de cambio.

            • 28 de abril

              % El crecimiento de la ciudad:

              Park y con él los enólogos, están convencidos que es posible estudiar las leyes generales del comportamiento territorial en la medida en que este comportamiento se produce de una manera más o menos fija, predecible y que prácticamente la misma para todas las sociedades humanas en todos los contextos. Ellos están convencidos de que estudiando la naturaleza del crecimiento urbano de las grandes ciudades norteamericanas será posible extrapolar este modelo al resto de ciudades siguiendo una ley más o menos fija, predeterminada.

              De acuerdo con esta idea y en relación al análisis del crecimiento urbano, Park y sobre todo después E. Burgess, van a desarrollar un modelo empírico (demostrable, lo observable) de crecimiento urbano en el cual van a tratar de establecer esas leyes que más o menos va a llamar el `modelo de círculos concéntricos de crecimiento urbano' de Burgess.

              ¿Cuáles son estas leyes?

              Burgess dice que todas las ciudades están sometidas a dos fuerzas contradictorias:

            • Fuerza centrípeta

            • Tiende a atraer a la población, a las actividades, a posiciones centrales de tal forma que la ciudad ejerce de imán de las actividades de la población.

              Esta posición más o menos central de acercamiento al centro, corre paralelamente con la posición dominante de los grupos sociales. Los grupos dominantes tienden a ocupar el centro.

              Esta fuerza se descompone a su vez en dos:

            • Fuerza de centralidad

            • Es un proceso de especialización funcional (área terciaria) que a su vez se ve reforzada por otros procesos que pueden ser culturales, políticos etc. que terminan otorgando a ese lugar un valor superior al resto.

              Hay tantas centralidades como funciones existen y esas funciones dependen del grado de especialización y todo el mundo tiene que pasar por aquí.

              La centralidad se refuerza con dos atributos complementarios: accesibilidad y áreas de mayor valor económico. Es la expresión del grado de centralidad y ésta es la especialización funcional.

            • Fuerza de concentración: (=Se reserva en el centro las ciudades las funciones más pioneras que van cambiando con el tiempo)

            • La concentración hace regencia a la existencia de un número grande de personas en un espacio relativamente denso. La concentración refuerza la centralidad pero no necesariamente. No donde existe mayor número de personas hay mayor centralidad. Pude pero no necesariamente

            • La fuerza centrífuga:

            • Es la fuerza que tiende a la dispersión. Más concretamente a la sustitución de unas actividades y de poblaciones por otras. Burgess en este sentido adopta el punto de vista de Park y observa cómo se produce este proceso de sustitución de actividades.

              Burgess vincula este proceso de sustitución a la pérdida de importancia bien de las actividades, bien de los grupos de personas en la estructura de poder tanto económica como política en el conjunto de la ciudad. A medida que van perdiendo poder, se ven obligados a abandonar su lugar.

              Burgess descompone esta fuerza en tres momentos importantes:

            • Invasión

            • Dominación

            • Sucesión