Pensamiento ambientalista

Medio ambiente. Ecología. Naturaleza. Sociedad

  • Enviado por: Lizanix
  • Idioma: castellano
  • País: Costa Rica Costa Rica
  • 2 páginas
publicidad

Las humanidades y el pensamiento ambientalista

En la lectura se nos presentan diversas definiciones o postulados sobre humanismo las cuales se proponen desde la perspectiva del que las define, por esta razón es que hay diversidad de pensamientos, lo que si nos queda claro es que el pensamiento humanista o el humanismo no es una filosofía, si no una actitud ante la vida, una actitud que lleva a los humanistas a luchar contra las injusticias o desigualdades del mundo.

Con respecto a esto creemos que el término de humanista se relaciona con el de ecologista, ya que un ecologista es la persona que lucha o tiene una actitud en contra de la destrucción de la naturaleza, lo cual es una destrucción del ser humano.

En el texto se nos presentan varias definiciones de naturaleza, la primera en la que se incluye al ser humano y con ello sus actividades que realiza. En la tercera definición y creo que la mas común divide o separa dos términos lo bueno y lo malo, cuando hace referencia a lo bueno significa que es la naturaleza lo que el hombre no ha modificado y lo malo son todas las modificaciones y acciones humanas.

Luego se unen estos dos términos y se habla acerca del pensamiento ambientalista el cual une los dos mundos y se centra en la idea del biocentrismo, el cual creemos que es la base de todo el texto, ya que el ambientalismo o la protección de la naturaleza se fundamenta en este termino, ya que toda esta idea o todas estas acciones se realizan entorno o siguiendo la idea de la naturaleza como centro de la tierra y por ende de todo.

Con este término o mas bien en otro sentido se encuentra la sociedad humana la cual por ser la única especie capas de modificar su entorno, es la única capas de preservar la naturaleza; esto se opone a lo que vemos todos los días y lo que ha venido viviendo el planeta Tierra a lo largo de toda la historia del ser humano, ya que desde sus inicios comenzó a hacer estrago con la naturaleza hasta llegar a los tiempos contemporáneos donde ya estamos viendo y viviendo las consecuencias del constante deterioro de lo que llamamos naturaleza.

Basados en todo lo anterior, en el texto se comienza hablar sobre las distintas posiciones ecocentristas.

Estas posiciones ecocentristas están marcadas por un criterio ético que esta fuera de la sociedad humana; es decir impone un comportamiento a la sociedad, sin embargo esto no significa que no sean creadas por el ser humano si no que son construidos a partir de valores que están fuera de la sociedad humana.

Dentro de la ideología ambientalista contemporánea existen muchos puntos de vista, todo depende del criterio que se tome, en el caso de este texto se parte de dos criterios o entradas simultaneas: el punto de partida ético, que distingue ecocentristas de antropocentristas; y el que considera a la sociedad humana como un bloque que se enfrenta a la naturaleza, o bien dividido en clases distingue a ecocentristas y tecnocentristas de marxistas.

Dentro de lo que cabe destacar están las diferentes concepciones de lo que es la naturaleza, ya que para muchos la naturaleza es el conjunto de todas las cosas existentes y por tanto aquí se incluye al ser humano (marxistas), y para otros la naturaleza es el conjunto de las cosas que existen sin intervención humana (tecnocentristas), y esta ultima es la de mayor manifestación en la sociedad; pero como excluir al ser humano de lo que es natural si en todo su sentido el ser humano es naturaleza en si.

No es fácil hablar o discutir sobre el medio ambiente y el curso de la humanidad ya que es un tema muy amplio, muy complejo y sobre todo con muchas posiciones sobre las cusas del problema y sus soluciones, sin embargo en este texto se nos presenta una tipología de las principales posiciones, lo que nos facilita ver las bases en que cada postura se apoya.

Es muy importante ver la distinción de las posiciones para con la naturaleza y el texto nos las divide en tres diferentes posturas que son:

  • Comienza separando a la naturaleza de la sociedad humana, y todo lo que esta produce, creando una brecha entre lo natural y lo artificial.

  • Adjudica valores buenos a la naturaleza y perjudiciales a todo lo que el hombre hace.

  • Toma algunos comportamientos humanos y los convierte en resultados naturales y algunos en sociales.

Retomando lo que ya se menciono anteriormente podemos partir de un criterio ético para encontrar dos grandes grupos o posicionamientos; que son los ecocentristas que se guían por una ética natural que es ajena a lo relacionado con la naturaleza humana y los antropocentristas que tienen una posición de relación con la naturaleza pero partiendo de intereses humanos.

Sin embargo estas posiciones pueden agruparse en una sola visión: ecocentristas y tecnocentristas, que en el texto se nos presenta de una manera más detallada.

En uno de los lados tenemos deep ecology o ecología profunda (esta es una de las más ecocentristas) y a los preservacionistas; y en el otro extremo están los tecnocentristas, las cornucopianas defensoras de la invulnerabilidad humana, pero también entre estas posiciones surgen otras como “verdes” (ecocentristas) y ambientalismo moderado (tecnocentristas).

Y por ultimo en el texto se analiza el caso del marxismo, que se diferencia de las demás por su concepto de naturaleza en la práctica humana, esta clase destaca la relación entre la sociedad humana y su entorno, es por esto que se dice que cada transformación de la naturaleza se manifiesta en una modificación en la sociedad humana, dejando de lado los limites producidos por los actos humanos lo que permite que la problemática sea asumida con intereses diferentes según la clase social.

Todo esto de las clases y las posiciones nos lleva a concluir que todos tienen diferentes formas de concebir la realidad, todo depende de los intereses con los que se mire al problema, ya que no todos tienen los mismas nesecidades ante su entorno y no todos representan el problema con los mismos enfoques.

Y esto es de gran preocupación ya que cada vez que se discute un problema ambiental de manera global, por ejemplo el derretimiento de los polos a causa del calentamiento global o la acelerada dependencia por los combustibles fósiles, nunca se llega a un acuerdo muto para hacerle frente al problema.