Pelota vasca. Traineras. Levantamiento de piedras

Deportes vascos. Estrategia. Técnicas. Jugadas: básicas, ataque, defensa

  • Enviado por: Marta Azpeitia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

PELOTA VASCA

ESTRATEGIA

La pelota es uno de los deportes en que más intervienen los factores externos, porque las características de los frontones varían muchísimo. El frontis tiene más o menos salida, la pared izquierda agarra mucho más, el suelo tira más o menos.

La pelota también es muy importante. Su material, al ser artesanal, tiene un grado de variabilidad amplísimo. Todas estas circunstancias condicionan enormemente la estrategia a emplear, y en multitud de ocasiones habrá que variar la estrategia sobre la marcha, e incluso en el partido.

De cualquier modo, y nivel general, la estrategia será el buscar, primero, dominar al contrario para que este efectúe devoluciones forzadas y poder coger la pelota lo más cerca posible del frontis y sin fuerza para poder ejecutar una jugada de tanto.

 

JUGADAS BÁSICAS

1. El saque

Es la puesta en juego del tanto y lo ejecuta el delantero de la pareja que ha conseguido el tanto anterior. En el primer tanto del partido es la chapa que lanza el juez la que decide quién hace el primer saque. Se compone de tres partes
principales: la carrera, el bote de la pelota y el golpeo.

Para realizar el saque se emplea el brazo dominante, y el objetivo que se persigue es el conseguir tanto directo o al menos conseguir una devolución forzada de la pelota. El saque puede ser: raso y corto, raso y largo (el más común), bombeado a la pasa, y a la derecha.

2. El resto del saque

Constituye una de las jugadas más meritorias de la pelota, por su grado de dificultad. El objetivo es devolver la pelota de saque al frontis sin entregarla al contrario, imposibilitando el gancho u otra situación ofensiva clara del oponente.

JUGADAS DE ATAQUE

1. La dejada de abajo

Consiste en hacer creer al contrario que se va a desplazar la pelota hacia atrás con la postura de sotamano, y a última hora se dirige la pelota lo más ajustada posible a la parte superior de la chapa, y procurando que el bote sea lo más corto y bajo posible.

2. La dejada de medio lado

Consiste igualmente en hacer creer al oponente que se va a hacer una cortada y, al final, sorprenderle lanzando la pelota encima de la chapa, pero de manera el bote se produzca muy cerca del frontis, es decir, lejos del contrario.

3. Las dos paredes

Consiste en lanzar la pelota primero a la pared izquierda para que, tocando después el frontis por encima de la chapa, se abra hacia el ancho lo más posible.

 

JUGADAS DE DEFENSA

Estas son la bolea, el sotamano y el besagain. También el bote pronto, que consiste en darle a la pelota nada más botar.

TRAINERAS

Las regatas de traineras surgen de un modo de vida concreto: el entorno de la pesca en mar abierto. Las embarcaciones precisaban de individuos fuertes y resistentes capaces de mantener la boga, durante horas, hasta llegar a los caladeros y, una vez recogida la pesca, tornar a puerto, cargados y a toda marcha, para efectuar la subasta.

Con el tiempo el motor sustituyó en las lanchas a la fuerza del hombre. Pero durante los años siguientes, el mundo de las regatas continuó vinculado a la pesca. Los profesionales del sector formaban en las mejores tripulaciones del litoral. Y aún hoy, con la incorporación de atletas de todo tipo, los remeros se encuadran en clubes formados en villas de larga tradición pesquera.

Las regatas de la Concha fueron organizadas por primera vez en el año 1879 como un elemento más del programa de festejos veraniego de San Sebastián. Se utilizaron para ello traineras de pesca que hasta entonces venían enfrentándose entre sí, en desafíos con dinero por medio, para dirimir su superioridad.

El éxito de público que acudió aquel domingo de septiembre a presenciar la victoria de la trainera "Avante" animó al Ayuntamiento donostiarra a incluir las regatas en los programas de los años siguientes. Con la excepción de algunos años de principio de siglo y durante la guerra civil las regatas han venido celebrándose ininterrumpidamente hasta nuestros días.

119 años de tradición han hecho de las Regatas traineras de la Concha el espectáculo del año deportivo en Euskal Herria. Ningún otro es capaz de atraer esa enorme multitud que se apiña en Urgull, Igeldo, el Paseo Nuevo, el Muelle y en la Isla, sobre las playas y en embarcaciones de todo tipo, cuando llegan los dos primeros domingos de septiembre, y ello aunque la televisión acerque las imágenes a todos los hogares retransmitiendo las pruebas.

El Centro de Atracción y Turismo, organizador de las Regatas de San Sebastián, ha enarbolado los principios tradicionales por lo que se ha regido la competición más antigua y más importante del litoral y que puede resumirse así: Regata a celebrar a las doce del mediodía, en los dos primeros domingos de septiembre; dos tandas con las ocho mejores traineras, pasando los cuatro mejores tiempos del primer día a formar la tanda de honor; y por último, la distancia clásica de 3 millas se divide en dos largos con una sola ciaboga.

Hay otras normas, las accesorias, que se han ido adaptando a la realidad. Así, dejaron de usarse aquellas magníficas traineras de Icaceta, de más de 300 Kg. de peso, en parte por el gran costo que suponía su renovación. Desapareció también el sistema de cuencas como último recurso para vincular al remero con la población que sacaba trainera.

LEVANTAMIENTO DE PIEDRAS

Su práctica consiste en el levantamiento de piedras de diferentes formas y tamaños, hasta ser cargadas sobre los hombros, sólo en cuyo momento se considera realizada la alzada.

Las modalidades de alzada son dos:

1. Mayor número de alzadas.

2. Mayor número de kilos en una alzada.

Las piedras que actualmente conocemos como reglamentarias son: cilíndrica, cúbica, esférica y rectangular, todas ellas de material de granito.

En la actualidad las piedras con las que se concursa se labran específicamente para la práctica deportiva y se procura que las mismas se configuren regularmente estudiadas para una buena relación peso-volumen y se doten de muescas que permiten que el levantador pueda sujetarlas firmemente con sus manos. Sin embargo, a veces las competiciones se conciertan sobre el levantamiento de piedras naturales, de forma irregular y sin muescas artificiales que ayuden a su manejo.

Bajo estas características es una prueba no sólo de fuerza, sino que la habilidad y la destreza, son necesarias para regular y dosificar el esfuerzo así como el dominio de una técnica muy específica. El deportista, además de fuerza y habilidad, debe poseer otras características atléticas como agilidad, flexibilidad y velocidad.

El deportista pone en juego las masas musculares más selectivas del cuerpo humano, además de las abdominales, pectorales, lumbares y córtico-vertebrales, en movimientos científicamente estudiados que le permiten una preparación adecuada de su musculatura.

Secuencia del levantamiento. El primer tiempo se divide en dos fases:

a. Dispone la piedra adecuadamente, apoyada sobre sus rodillas, con las muescas de sujeción hacia abajo, inclinando su cuerpo y combando su columna vertebral, agarrando firmemente la misma. Con todo su cuerpo en juego, levanta unos centímetros la piedra, justo lo suficiente para que esta deje de tocar el suelo.

b. Así dominada la piedra hace que esta gire sobre un eje imaginario de manera que la parte de la misma que estaba antes en posición inferior, quede ahora en posición superior, al mismo tiempo que traslada el peso de la misma a la parte superior de sus muslos y en contacto con su abdomen. Para guardar el equilibrio el levantador permanece en cuclillas durante toda esta fase.

El segundo tiempo comprende, igualmente, dos fases:

a. En esta primera fase el levantador suelta, alternativamente, sus manos de las muescas de agarre por donde tenía sujeta la piedra hasta ahora y pasa a sujetarla por su zona inferior, de manera que el peso de la misma se traslade de sus extremidades inferiores a las superiores.

b. Una vez liberadas sus extremidades inferiores del peso de la piedra puede utilizar éstas para ayudarse a cambiar radicalmente su postura corporal, enderezando su cuerpo y adquiriendo una ligera posición convexa, de manera que la piedra descanse parcialmente sobre sus músculos abdominales. En el tercer y último tiempo tiene que subir la piedra hasta el hombro y para ello inclinar su cuerpo todo lo posible a fin de que su pecho se convierta en una rampa de ascensión lo menos inclinada posible. Empujar la piedra hacia el hombro en breves movimientos ascendentes y acompañar cada uno de esos movimientos con un balanceo de su cuerpo que ayude al deslizamiento de la piedra. Como se puede comprobar el levantamiento de piedra es un deporte muy duro y completo que exige una depurada técnica como complemento a unas dotes físicas excepcionales.

El actual record del mundo está en 327 Kg.